Hogar Seguro: Esto le piden los familiares al juez

Si el caso de las 41 adolescentes que murieron quemadas en un hogar seguro conmocionó a un país, fue todavía más devastador para las familias de las niñas. Y no están conformes con el desempeño del juez Carlos Guerra, que ha reducido los delitos por los que se va a juzgar el caso y separó del proceso judicial a la subsecretaria de bienestar Anahy Keller. Esta semana, que debería ser la última de la primera fase, las mamás de las niñas han pedido al juez que se separe del caso, aunque esto signifique volver a empezar las audiencias de cero.

Blogs Niñas del hogar seguro Nos duelen 56 P147
Esta es una opinión

Familiares y organizaciones convocaron a una conferencia para protestar por las decisiones del juez Carlos Guerra.

Fotos: Carlos Sebastián

– Si no nos hemos caído y derrumbado por la muerte violenta y el asesinato que cometieron con nuestras hijas, el que no los juzguen y que las leyes no les caigan a ellos como tiene que ser, nos va a terminar de consumir. Lo único que nos queda es que se haga justicia, dijo con fuerza Dacia Ramírez, madre de una de las víctimas del incendio del pasado 8 de marzo.

En un salón de Casa Qanil se reunió un grupo de familiares y los abogados de las organizaciones que los apoyan en el proceso judicial. Madres, abuelas y tíos de las adolescentes pedían justicia mientras sostenían cuadros con ilustraciones y pinturas de los rostros de sus hijas. El fondo del salón fue una manta de vinil con los nombres e imágenes de las menores fallecidas.

Allí los familiares y querellantes presentaron su postura ante las últimas resoluciones judiciales. Si bien el juez Carlos Guerra envió a juicio a Carlos Rodas y Santos Torres, el secretario de Bienestar Social y el director del Hogar Virgen de la Asunción, dejó fuera del caso a Anahy Keller, subsecretaria y amiga del presidente Jimmy Morales.

Las madres de las niñas se quejan no solo por los argumentos del juez sino también por el trato hacia los familiares de las 41 víctimas que se han presentado a las audiencias, donde se decide quiénes serán juzgados y por qué delitos.

Dudas en las resoluciones

El Ministerio Público apeló para que otra instancia judicial revise la decisión y argumentos de Carlos Guerra para no enviar a juicio a Anahy Keller, subsecretaria de Bienestar Social hasta marzo, que fue señalada por el Ministerio Público de homicidio culposo, maltrato contra personas menores de edad, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes. El juez Guerra cerró su caso tomando como base un acuerdo gubernamental en el que se establecían las funciones y cargos en la Secretaría de Bienestar Social, pero la Fiscalía recordó que ese acuerdo está derogado y no tiene validez.

No es la primera vez que se cuestiona una de las decisiones del juez.

 

El juez Guerra, a veces en toga y a veces en mangas de camisa, en un momento de las audiencias.

El juez Guerra, a veces en toga y a veces en mangas de camisa, en un momento de las audiencias.

El juez Guerra decidió que no se demandara a la Procuraduría General de la Nación (PGN) por su responsabilidad. También que dejara en arresto domiciliario a Harold Flores y Gloria Castro, Procurador de la Niñez y Defensora de la Niñez de la PDH.

Paula Barrios, abogada de Mujeres Transformando el Mundo (MTM), una de las organizaciones querellantes que defienden a las familiares, anunció que piden que el juez deje de conocer el expediente porque dudan de su imparcialidad para resolver.

– Nos preocupa la forma en que interpeló al fiscal en la audiencia de la semana pasada cuando le llama la atención y menciona que fue una ‘deslealtad procesal’ que diera declaraciones a los medios de comunicación. Creemos que él no puede ir en contra de la libre expresión.

MTM también cuestiona el papel de la Fiscalía.

– Lamentamos que el Ministerio Público esté fraccionando el proceso: los hechos que ocurrieron el 7 y el 8 de marzo se deben ver en el marco de un contexto (de violaciones sexuales continuadas), explica Barrios, y recuerda que los hechos iniciaron porque las adolescentes protestaban por los malos tratos que recibían en el hogar estatal.

– Por eso nosotras presentamos una demanda por el delito de tortura, consideramos que se les está juzgado por delitos menores y que no se le está dando un enfoque integral al proceso (…) Se debe garantizar el enfoque de género. Las niñas fueron encerradas por el hecho de ser mujeres, ese encierro tiene que ver con una sanción o un castigo por la revuelta donde se expresaron y manifestaron en día 7 de marzo.

Los familiares acuerpan estas demandas. Emilio Marroquín pasó ocho días buscando a su sobrina, Yoselin Yamileth Barahona Beltrán, una de las últimas víctimas en ser identificada.

– Perdone que le diga esto, pero la palabra dice que la ley del hombre se puede cambiar pero que la ley de Dios nadie, nadie la puede cambiar. Lamentablemente vivimos en un país donde el que tiene dinero es el que hace y deshace. La justicia se deja manipular.

Lea: Cómo se viven 8 días buscando a una niña en Guatemala

La religión es su fuerza. Marroquín habló de la justicia divina porque le preocupa que el juicio sea manipulado para llegar a sanciones menores y absoluciones de los poderosos.

Después de cinco meses de encontrar el tiempo y los recursos para ir a las audiencias, Emilio Marroquín espera que el Ministerio Público demuestre sus capacidades.

– Con que les den cárcel a ellos es algo, pero no vamos a decir que eso va a revivir a nuestros familiares; lo que queremos es que quede en la historia de Guatemala que se hizo justicia contra las personas que propiciaron la masacre, porque eso fue una masacre.

“Una buena chapina”

Los familiares Dacia Ramírez y Emilio Marroquín hablaron durante la conferencia y compartieron la indignación no solo por el fallo de Carlos Guerra, sino por una expresión que utilizó durante las audiencias para referirse a Anahy Keller en comparación con las expresiones para referirse a los familiares de las 41 niñas.

En una de las audiencias, cuando se presentaron fotografías de cómo había quedado el aula en la que fueron encerradas las niñas y de la que no las dejaron salir cuando se estaban quemando, una de las madres empezó a llorar y estaba a punto de convulsionar. El juez Guerra interrumpió la audiencia para decirle que si no estaba preparada para ver esas evidencias, que se retirara.

– Nosotros no podemos sacar ni una lágrima porque el juez ya nos están sacando (de la sala de la audiencia). Tenemos todo el derecho de llorar, de estar allí, dijo Decia Ramírez, madre de una de las niñas.

Las formas del juez Guerra con la acusada Anahy Keller, entonces subsecretaria de Bienestar Social, han sido radicalmente distintas.

Mientras resolvía el futuro judicial de la Keller, la llamó “buena chapina” (buena guatemalteca) por las actividades en las que estaba involucrada en temas a favor de la niñez y adolescencia y por su interés de ayudar ese día, el 7 y 8 de marzo. Eso despertó la risa entre los simpatizantes de Keller, denunciaron los familiares de las víctimas, que al escuchar eso se llenaron de indignación.

 

En el primer plano, familiares de las niñas lamentan la decisión del juez de separar del proceso a la exsubsecretaria de Bienestar Social. Al fondo, los medios fotografían a los familiares de Anahy Keller, que celebran la decisión del juez.

En el primer plano, familiares de las niñas lamentan la decisión del juez de separar del proceso a la exsubsecretaria de Bienestar Social. Al fondo, los medios fotografían a los familiares de Anahy Keller, que celebran la decisión del juez.

– Cuando dio la resolución, los simpatizantes (de Keller) aplaudieron, rieron, cantaron y por supuesto ustedes (los medios de comunicación) detrás de ellos, y nosotros en las bancas con el dolor de una persona que estuvo allí. Como madre yo estoy dolida por la situación, yo no sé, a cómo está Guatemala, no sé si hay algo debajo de su manga (del juez Guerra) porque es indignante lo que hizo, de dejar libre a Anahy Keller. Somos gente pobre y humilde pero con sed de justicia. Y no vamos a parar hasta que no se haga, concluyó Decia Ramírez.

Este martes Carlos Guerra retomará las audiencias del caso. El Ministerio Público presentará las pruebas que llevará al juicio contra los primeros funcionarios capturados por la tragedia en el hogar estatal. El viernes se espera que adolescentes que sobrevivieron al incendio declaren en la audiencia.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Marcos Alvarez /

    22/08/2017 7:03 PM

    Ese idiota del juecicito Guerra, debería dejar el caso y la CICIG-MP, pedirle que le quiten su inmunidad y perseguirlo penalmente, eso huele a podrido, ese señor es casi seguro que ya estan engordando sus cuentas, y los ha de tener en algunas caletas, SEÑOR GUERRA, yo tambien conozco de DERECHO y el derecho debería ser justo, sirva a la clase a la que pertenece porque que yo sepa usted no pertenece a la clase alta de este pais, sino renuncie de su cargo le ha quedado MUY GRANDE

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jose Contreras /

    22/08/2017 9:49 AM

    A juicio deberian ir los padres y madres por irresponsables!

    Y esto no atenta contra la independecia judicial?

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones