¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Sobre Vicente y la necesidad de decirle adiós a la masculinidad tóxica

Es más probable que un hombre reciba daño en un accidente de tráfico, que porque una mujer lo agreda. El feminismo no nos hará ningún daño, pero el machismo nos ha hecho daño desde que nacimos.      

Blogs masculinidad toxica Opinión P369 vicente fernandez
Esta es una opinión

Foto: Líder 91.9

La vez pasada reflexioné un poco sobre la colérica violencia contra las mujeres que quedó demostrada en el informe presentado por el Grupo Guatemalteco de Mujeres (GGM) en junio de 2018.

Según GGM, la violencia mortal contra mujeres en Guatemala se caracteriza por que busca hacer sufrir a las víctimas y plasma de la manera más vulgar la dominación del hombre sobre la mujer. La exagerada cantidad de feminicidios en Guatemala es espantosa, pero hay que entender esa violencia por lo que es. Son ejemplos brutales y puntuales de una realidad más amplia y profunda de la que formamos parte todas y todos. Es la reproducción diaria de ideas sobre qué significa ser hombre, mujer o vivir en pareja.

Detrás de la violencia que tantas vidas destruye, se esconde un enemigo que es difícil de identificar. Uno que esconde su verdadera naturaleza y se presenta como amigo y aliado: la masculinidad destructiva, tóxica y violenta. Es decir, el conjunto de ideas y comportamientos que definen qué es ser hombre y que se imponen sobre nosotros como una deprimente manta fría y mojada, forzando nuestras personalidades a reducirse y encerrarse en camisas de fuerza muy pequeñas, promoviendo la violencia y aislándonos de posibles aliados y amigos en nuestras comunidades.

Los hombres no solo están detrás de la violencia contra las mujeres, también son perpetradores de la mayor parte de violencia contra niñas, niños, personas de la diversidad sexual e incluso contra otros hombres, además de ser víctimas de la mayoría de suicidios en el mundo. Como si fuera necesario otro ejemplo más de cómo la masculinidad destructiva atenta contra la vida, recientemente se supo que el celebrado cantante mexicano Vicente Fernández rechazó un trasplante de hígado exhibiendo su prejuicio a que el órgano fuera de un donante homosexual.

La noticia de Vicente Fernández es infinitamente triste. Que una persona que es padre y abuelo, que protagonizó durante décadas una carrera exitosa en música y cine, que se hizo multimillonario, que es celebrado como un ícono cultural en su país y hasta en todo el mundo hispanohablante, literalmente prefirió ponerse a sí mismo en riesgo de morir y abandonar a su familia y amistades, antes de aceptar un trasplante de hígado de una persona fallecida por que quizás fue homosexual en vida. Se reveló una vez más que los prejuicios y la masculinidad tóxica son capaces de matarnos.

A veces se presenta la lucha contra la violencia basada en género como un compromiso de mujeres, o como una lucha donde los hombres deberían de involucrarse por cariño o por hacerles un favor a las mujeres. Creo que es hora de ver la lucha contra la violencia basada en género también como una lucha por la salud y supervivencia de nosotros los hombres.

Siendo hombre, es más probable que te hagas daño en un accidente de tráfico o por intento de suicidio, a que una niña o una mujer te agreda. Parafraseando al filósofo Thomas Hobbes, el machismo nos lleva a una vida solitaria, pobre, asquerosa, bruta, y corta. El feminismo no nos hará ningún daño, pero el machismo nos ha hecho daño desde que nacimos.

Mientras tanto, nuestras sociedades siguen reproduciendo los mismos patrones que nos llevaron hasta aquí, militarizando las cárceles y buscando legalizar la discriminación de personas de la diversidad sexual, buscando poner fin a la violencia y la conflictividad sembrando más violencia y opresión.

El camino hacia la liberación será muy largo, quizás interminable, pero se empieza por permitirnos como hombres a ser débiles y frágiles, a llorar y reír de manera honesta y genuina, acompañarnos entre hombres y liderar con ejemplo, dejando atrás la masculinidad tóxica que tanto daño hace a nosotros y las personas que nos rodean. Nuestros privilegios se han transformado en cadenas y no tenemos nada que perder, solamente un mundo por conocer.

 

PS: Aparte espero que un día se acabe con la corrupción y la impunidad en Guatemala.

Aron Lindblom
/

Soy inmigrante.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis Paraiso /

    05/06/2019 12:45 AM

    Es una cultura que no tiene contrapeso y si lo hay .... Es cuestionable tambien.
    Piensa en mi. Piensa en mí cuando sufras, cuando llores, también piensa en mí, cuando quieras quitarme la vida, no ma quiero para nada, para nada me sirve sin tí.

    La Martina. llévatela tu mi yerno la iglesia te la entrego y si ella te ah traicionado la culpa no tengo yo
    la criaron mañosa salió mañosa cuatrera alborotadora pobre, pobre viejo incadita de rodillas nomas sies tiros le dio el amigo del caballo ni por la silla volvió

    Sonaron 4 balazos se me embado la pistola te salvaste de la muerte todavía no te tocaba o fue tu noche de suerte

    El Corrido de Santa Amalia. El mal hermano sacó el revolver Y en el instante le disparó Dándole un tiro en los sentidos Que todo el craneo le destrozó

    Gabino Barrera Gabino Barrera dejaba mujeres con hijos por donde quiera por eso en los pueblos donde se paseaba se la tenían sentenciada.

    Juan Charrasqueado Juan se llamaba y lo apodaban charrasqueado era valiente y arriesgado en el amor a las mujeres más bonitas se llevaba que aquellos campos no quedaba ni una flor.

    El preso numero 9 Dice así al confesar los maté si señor y si vuelvo a nacer yo los vuelvo a matar

    Señor abogado Ella me engañaba con otro querer Muy desesperado saque del ropero Un arma de fuego, los acribille Ella era mi vida, ella era mi todo Y ahora que esta muerta para que vivir

    Bala perdida Cuatro despedidas las tengo para tí escritas. Y ahí te las dejo pa' que llores Cuando te diga bala perdida Bala perdida y a mano estamosY aquí murió, y aquí murió Y adiós, adiós, y adiós, adiós Que tengas suerte en tu vida.

    El 24 de junio el mero dia de san juan Micaila desde tempra,p sonriendo le dice a juan Cuando un tiro de pistola dos cuerpos atravezo

    El asesino
    Mate de manera legal la que burlo mi querer en un atento de celos mate

    Llego borracho el borracho Los dos sacaron pistola se cruzaron los balazos la gente corrio hecha bola
    seguian sonando plomazos de pronto los dos cayeron haciendo cruz con sus brazos

    Amarga navidad Acaba de una vez De un solo golpe ¿Por qué quieres matarme poco a poco?
    Si va a llegar el día en que me abandones Prefiero corazón que sea esta noche

    Que se me acabe la vida Que se me acabe la vida Frente a una copa de vino Y que te dijo el destino Que vas a vivir sin mi

    La tierra sin nombre Voy a cantarles la historia, de una mujer que murió Quiso adorar a dos hombres, y la vida le costo Su corazón supo amarlos, porque ese fue su destino Aunque sabia que adorarlos, era placer y martirio Sucedió lejos de aquí, en una tierra sin nombre
    Donde la ley nada puede, contra el cariño de un hombre

    El perro negro Un día que no estaba el perro Llegó buscando al rival; Gilberto estaba dormido …
    Ya no volvió a despertar.

    Canción para una esposa triste. Cuídate abrígate al salir porque hace frió Y ahora vete, vete porque la piedad duele mas que la soledad Llego el momento del adiós ya no hay mas nada que agregar, no tengas pena si te vas La vida tiene que seguir No te despidas al partir los niños pueden despertar

    Rosita no me desaires la gente lo va a notar Pues que digan lo que digan … Tres tiros le dio

    El corrido de juanito Ese hombre con el que yo bailaba Por el que mas herido es mi hermano mayor

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    31/05/2019 8:06 PM

    No, el homosexualismo , la corrupción , ni la impunidad se acabarán , lo que podemos hacer es concientizar a la gente de esos peligros... Conque disminuya es suficiente ... Que se acaben esos males es imposible ...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      - /

      01/06/2019 10:08 PM

      Vos cantimplora desde que te expulsaron de prensa libre.....vos comentas todo .....puchica mano.....ponete hacer algún oficio...de vago te la pasas todo el día.....te vas a quedar choco por pasar todo el día en la computadora...chusema escuintleco.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones