El hermoso nacimiento de la ciencia en Guatemala

Se acabó noviembre y con él terminan las actividades académicas del segundo semestre en la Universidad de San Carlos. Este ha sido un año especial. Único, podríamos decir. Por primera vez percibo que la investigación científica en física y matemática se encamina a un futuro prometedor, con influencia y presencia en nuestra sociedad.

Cotidianidad Opinión P258
Esta es una opinión

Que nuestra insignia sea la investigación, y que de ahí parta la buena docencia.

Foto: Flickr, Gabriel González

Me es difícil concebir una universidad de vanguardia que no tenga una facultad de ciencias exactas. Ese es el caso de la Universidad de San Carlos. Existen las carreras, pero incrustadas en otras facultades. En el caso de las licenciaturas en física y matemática, éstas se encontraban en la Facultad de Ingeniería. Pero ya no. Ahora se encuentran en una unidad académica independiente.

“Escuela no facultativa” le llama la USAC a algo que es como una facultad pero que no tiene representación en el Consejo Superior Universitario. Es el caso de las escuelas de Ciencias de la Comunicación, Ciencia Política, EFPEM, Historia, Arte y Trabajo Social. A partir de 2015 entró a funcionar una escuela no facultativa más, la de Ciencias Físicas y Matemáticas.

Hace unos meses les contaba la emoción que me daba este nuevo inicio. Ahora que ha transcurrido el primer semestre de actividades, les puedo contar algo más.

Las universidades en Guatemala son como un colegión. Se dedican a la docencia, a maquilar profesionales. La investigación es una actividad secundaria y de baja calidad. Claro, hay excepciones. Pero no deberían ser excepciones sino la norma.

En la Escuela de Ciencias Físicas y Matemáticas queremos que nuestra insignia sea la investigación y que de allí parta la buena docencia. Eso no se logra de la noche a la mañana, requiere tiempo y trabajo.

Una de nuestras líneas de investigación es la física del clima, la cual es de mi particular interés porque es lo que quiero desarrollar de ahora en adelante. Hace dos semanas les contaba lo mucho que me gusta la teoría de la relatividad general y que pasé varios años trabajando y estudiando el tema, pero no es lo único que me interesa. Superficialmente, la física del clima no tiene nada que ver con la relatividad. Sin embargo, todo lo que aprendí en gravitación sirve de igual forma para estudiar el clima.

Las leyes de la física se formulan con matemáticas. Para estudiar el clima uno debe entender cómo fluye el aire en la atmósfera y el agua en el océano (entre otras cosas). En otras palabras, uno tiene que aplicar las ecuaciones de la dinámica de fluidos a un gas y un líquido, respectivamente. Las matemáticas son tan universales y aplicables que si uno sabe cómo resolver una ecuación (las de la relatividad), uno puede aplicar las mismas técnicas con otra ecuación (las de los fluidos).

Pero eso no es todo. Las ecuaciones de los fluidos son tan versátiles y de amplio alcance que se usan en situaciones totalmente diferentes. Por ejemplo, para estudiar cómo explota una supernova se considera que dicha estrella es un fluido. Un disco de material orbitando y cayendo a un agujero negro también es un fluido. Una estrella de neutrones se puede tratar de igual forma. Fuera de las aplicaciones astrofísicas tenemos que las mismas ecuaciones se pueden usar en aerodinámica, geofísica, acústica, meteorología y otros campos más.

Esta es una de las razones por las cuales las ciencias exactas son tan poderosas. La naturaleza exhibe comportamientos similares a diferentes escalas, los cuales se pueden capturar en un único modelo matemático. El hecho de que podamos estudiar estrellas, gas interestelar, la atmósfera, el océano y la circulación sanguínea con los mismos principios físicos y matemáticos, es simplemente hermoso. Una forma más de ver el orden subyacente del universo.

Estudiar el clima a nivel local es importante, sobre todo ahora que existe la constante amenaza de los efectos de un cambio climático global. Citando la World Meteorological Organization: “Estudiar el cambio climático a nivel regional y nacional es esencial para la formulación de políticas. Únicamente evaluando cuál será el impacto real en diferentes países será posible justificar duras políticas económicas y sociales para revertir el deterioro del clima global”.

Es hora que la ciencia tenga un impacto y una presencia real en nuestra sociedad, más allá de importar tecnología de otros países. Tengo la confianza de que éste es un buen comienzo y espero poder contar buenas noticias en un futuro cercano.

Enrique Pazos
/

Enrique Pazos. Físico, protector de la verdad y viajero del tiempo. Profesor de física y matemática en la Universidad de San Carlos. Montañista de a ratos, curioso de tiempo completo. @enriquepazos


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

11

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Humberto Estrada /

    07/12/2015 2:36 PM

    Enrique, felicitaciones por el inicio de esta Escuela, espero con el tiempo se convierta en una Facultad de Ciencias Básicas y Naturales, que además de la Física (con áreas de especialización en Meteorología y Geología) y las Matemáticas, integren otras áreas de la investigación frontera como la Biología y la Química, todos con sus respectivos centros de investigación, sus equipos y sus infraestructuras dando soluciones para desarrollar nuestro país y a la Humanidad en general. Saludos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    06/12/2015 12:56 AM

    Es un gran comienzo, y felicitaciones, ustedes ahora tienen una gran responsabilidad Dr. Pazos porque ustedes están abriendo el camino para nuevos profesionales en estas ramas (física y matemática), les deseo lo mejor.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Peter Lim /

    02/12/2015 6:21 PM

    Mi más sinceras felicitaciones por este pequeño gran paso y ojalá se consoliden en una Escuela que brinde importantes aportes para Guatemala. Sin embargo, será mi percepción, noto mucha arrogancia en el título de tu columna. Las ciencias exactas no son la única ciencia y me parece absurdo discutir en pleno 2015 (ya casi 2016) entre positivismo y constructivismo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    anonimo /

    01/12/2015 4:34 PM

    Mucho ánimo y siga adelante. Hay que tener a personas que puedan y tengan capacidad de gestión, que consigan financiación interna y externa. A veces los equipos de investigación no tienen estas competencias. Recursos, aunque escasos, existen.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Hernández /

    01/12/2015 1:24 PM

    Me alegro por las licenciaturas en fisica y matemáticas, saludos al Lic Pazos, yo recibí matemática aplicada 2 con usted en la facultad de ingeniería hace ya algunos años

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jorge Rosales /

    01/12/2015 1:21 PM

    Vos Pazos deberías publicar en el Bulevar Liberación algo como: "La vez que chimé con mi ego... y no alcancé un orgasmo" Sería otro post igual de relevante que este.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mercedes Escoto /

    01/12/2015 12:59 PM

    ¡¡Muchas Felicitaciones y sobre todo mucho ánimo para seguir adelante!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Gonzalo /

    01/12/2015 12:14 PM

    Felicitaciones Ing. Pazos, creo que es un gran paso en la Usac, la investigación es un gran reto, pero hay que hacer, creo que hay personas bien preparadas en el pais para poder hacerlo..

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alejandro /

    01/12/2015 10:43 AM

    Es un gran avance para los estudiantes. Soy graduado de ingeniería de la USAC en el año 2009 y siempre discutíamos que la desventaja con las otras universidades es que nosotros no teníamos un lugar para comprobar físicamente lo que habíamos aprendido y es por eso que en muchos casos todo se hace empíricamente y no se tecnifica la mano de obra en el país, por eso no se diseña o innova en Guatemala. Buena iniciativa!! Sigan con esto y espero que llegue a ser algo que forme parte del currículum no solo de la USAC sino de todas las universidades del país.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    José /

    30/11/2015 5:47 PM

    En la escuela de Química de la USAC, se hace monitoreo del aire, sobre varios parámetros, desde principios de los años 90 y cada año se entrega un informe, aparte que la misma escuela y facultad ha estado trabajando, desde hace un tiempo en una normativa para la misma, en cuanto a emisiones, creo que eso es ciencia aplicada para el bien de nuestra ciudad en este caso, lo hago notar, por que mencionas lo tuyo como si no se hiciera nada de nada... en lugar de trabajar desde cero por tu cuenta, únete a estos otros esfuerzos de la misma casa de estudios no crees?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones