¿Mamá yo? No sé… tendría que pensarlo

Guatemala es un país que me hace cuestionar mi propia maternidad. Cuando pienso en la sociedad que le voy a mostrar a mis hijos, me doy cuenta que vivimos en un país que no cuida de la niñez.

Cotidianidad Opinión P258
Esta es una opinión

Ejercer la maternidad es una decisión.

Foto: Flickr, Jessica Pankratz

La sociedad actual no les procura a los niños y las niñas una educación más acorde a lo que es realmente importante. Aquí, la cantidad de tareas escolares es sinónimo de buena educación, y se ha llegado a creer que mientras más temprano se inician los estudios, más asegurado estará el éxito en el futuro. Sin embargo, algunos jóvenes no tienen más opción que sentarse en el suelo para aprender y cada día se construyen más parqueos que parques donde puedan correr y jugar libremente.

Vivimos en una sociedad donde se cree que un juguete caro trae más diversión que uno barato, en una sociedad donde un desastre natural te puede hacer perder tu vivienda de un día para otro, donde viajar en el transporte público puede llegar a ser algo traumático y donde los médicos y el personal de salud carecen de insumos suficientes para trabajar.

Esta sociedad tiene otras prioridades, y me temo que los niños y las niñas no son una de ellas. Aquí que nos presenta cotidianamente imágenes de violencia sin censura; se prohíbe y condena el aborto, pero lo que menos se hace es brindar las herramientas de educación integral para una sexualidad más responsable, en donde al menos se respete el consentimiento de la otra persona.

Así que si algún día decido ser madre tendré que estar consciente respecto a qué estoy dispuesta a renunciar y qué consecuencias tendré que asumir. Creo que ejercer la maternidad es una decisión, y si algún día decido tener hijos enfrentaré desafíos muy grandes, como enseñarle a no ser indiferente ante el dolor ajeno; enseñarle a valorar sus raíces, y al mismo tiempo darle alas para que descubra el mundo; enseñarle a prepararse para construir un mundo mejor, sin dejar de priorizar su propio bienestar y su valor como persona; enseñarle a pensar, más que a obedecer; enseñarle que las princesas son ficción y que los soldados también tienen corazón; enseñarle que la violencia no soluciona los conflictos, pero que sí puede empeorarlos; enseñarle lo que quiera enseñarle: primero con mi ejemplo, luego con mi inspiración.

Si algún día decido ser madre también tendré otros desafíos importantes, como no robarle su infancia al pretender que actúe como adulto cuando no lo es; no adelantarle su desarrollo para competir con la vecina de enfrente, y ponerle un nombre que ella o él mismo sepa pronunciar.

Me gustaría vivir en una sociedad donde las mujeres tengamos la opción de elegir si deseamos ser madres o no, y no que lo seamos por inercia, por costumbre, por religión, porque “es el siguiente paso” o por ser víctimas de una violación.

Las mujeres jóvenes –y las no tan jóvenes– debemos cuestionarnos muchísimas cosas respecto a la maternidad, y eso es extensivo a los hombres en cuanto a la paternidad. Así, tal vez habría más adultos solitarios, pero menos niñas y niños infelices.

Angelina González A.
/

Indignada que aún conserva su optimismo. Adepta del yoga y del tango. Irreverente, de mente abierta, de espíritu libre y amante de la soledad. Disfruta apreciar una puesta de sol, la luna y las estrellas. Poeta, cuando la poesía decide visitarla.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

12

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Alex /

    12/05/2016 8:04 PM

    No podria estar más de acuerdo con este blog

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Maria /

    12/05/2016 4:29 PM

    Gracias por este artículo repleto de sentido común. ¡Bravo!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Moises Avila /

    12/05/2016 11:37 AM

    Me encantan estos artículos, alebrestan los ánimos de cualquiera por lo que sea. Pienso que cualquier persona es libre de elegir lo que más le convenga para su vida, pero no cualquiera tiene el carácter para enfrentar a la sociedad. Lo único constante es el cambio, por lo que la autora tiene una vida por delante para decidir lo que ella quiere para sí misma y lo que piense la sociedad, parientes, vecinos, conocidos, extraños y demás viene de más.
    La maternidad es un privilegio de las mujeres, criar un hijo responsablemente es un valor no todos tienen (luego viene la opción de hacerlo en pareja o individualmente).
    NO hay que darle tantas vueltas al asunto, es opción personal que se debe respetar y las mujeres son encargadas de descubrir ó declinar la vocación a la maternidad.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    GEORGE LUCAS /

    12/05/2016 11:30 AM

    La sexualidad es sinónimo de responsabilidad y respeto. Me opongo al aborto, porque matando a otro ser humano no se soluciona el problema, como tampoco la pena de muerte nos hace una mejor sociedad. Estoy a favor de la educación, no solo la formal que precariamente se imparte en las escasas escuelas de nuestro país, sino también en la de casa, la formación en igualdad.
    El ejemplo, queramos o no, es determinante en la educación de nuestros hijos e hijas, y no solo el nuestro, sino el de otros adultos con quienes conviven o interactúan.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    libertadby respeto /

    12/05/2016 8:19 AM

    Les molesta que se condene el aborto y que no se tengan mejores herramientas para enseñar sexualidad. Que tiene de malo condenar el aborto? No deberiamos condenar el asesinato del más indefenso? No es esto lo primero? Y si hay que velar por la niñez y falta, pero por eso hay que dejar de condenar el aborto? Siempre se habla de educar la sexualidad cuando el problema es mas profundo, no solo enseñar como como protegerse al tener sexo. Se vive una crisis de formacion de responsabilidadny honradez y eso no arregla con un condón. Realmemte ser madre requiere mucho y lo bueno de esto es el llamado a la reflexion. La maternidad no es para egoistas no haraganes. Y el sexo siempre tiene por riesgo la maternidad, quien se mete a eso se mete a ese riesgo y deberia twner la conciencia y reponsabilidad. Que de al pelo que el no nacido pague con su vida la ligereza de otros.

    ¡Ay no!

    6

    ¡Nítido!

    D. Mazariegos. /

    11/05/2016 11:40 AM

    Hubieron 3 artículos referentes a "El dia de las madres" y estoy en total acuerdo con este.

    uno de ellos muy personal y se le guarda el respeto a su opinión, con este da la problemática clara de una sociedad, en sus medios de economía, moral y desarrollo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    HOYPORHOY /

    11/05/2016 10:24 AM

    Concuerdo con tus argumentos y tu punto central, pero creo que te has quedado en la superficie. Dejas de lado aspectos culturales, sociales y de poder que están detrás de estas prácticas irreflexivas (cuando debieran ser las más reflexionadas) que a veces tenemos los seres humanos. Esta vez la poesía no te ha visitado.
    Suerte!

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Moises Avila /

      12/05/2016 11:41 AM

      ??....

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Byron /

    10/05/2016 10:43 PM

    Excelente. Si así pensáramos todos, la sociedad cambiaría para bien.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    P. Choy /

    10/05/2016 12:47 PM

    Que tremendo todos los artículos de Nomada en torno a este día son de miedo y temor a las Madres, es como un sentido malo y un sentimiento de espanto....

    A caso no tienen ustedes mama? A caso ella nos los alimento? Los cuido? Los educó? Les dio calor?

    Hoy me decepciono Nomada, esa como moda de ser liberal termina siendo una postura egoísta individualista y para nada humana y ni de consciencia social, como apoyando el aborto el crimen más detestable y grotesco del ser humano.

    Siempre pasa esto los famosos liberales y de consciencia social terminan siendo los egoístas individualistas y Anti-Humanos...

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    G /

    10/05/2016 11:56 AM

    Me agrada que se centre en el problema real: nuestra sociedad y cultura no valora a los niños, ni a los jóvenes ni a los adultos ni a los humanos en general. Es por eso que es más fácil despenalizar el aborto que crear políticas que protejan a la niñes y a las madres.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones