Por qué no soy vegana

No soy vegana. Ni siquiera vegetariana. Y hay demasiado que discutir sobre este tema: si alguien cambia su dieta por salud, por ética, por religión, por preferencia, por motivos ambientales.

Cotidianidad Opinión P369
Esta es una opinión

Comamos hamburguesas. Foto tomada de happypeoplebarcelona.com

 

En algún momento lo consideré, pero tengo razones propias por las cuales nunca terminé de sentirme convencida de hacerlo y el no sentir consecuencia entre lo que pensaba y lo que hacía me mantuvo (y mantiene) con una dieta en la cual sí consumo carnes. Aunque, vamos, ya lo he dicho antes: es difícil o prácticamente imposible ser 100% consecuentes con nuestros hábitos en la sociedad en la que vivimos.

Pero bueno, mi objetivo al escribir esto no es únicamente dar mi opinión o contar alguna experiencia… ¿De qué se trata entonces? Se trata de que, sean cuales sean nuestros hábitos, seamos personas informadas. Que nuestras decisiones y acciones diarias no queden trivializadas simplemente por ser algo “recurrente”. Al contrario, por ser algo recurrente es importante cuestionarlas y estar seguros que estamos conscientes de lo que hacemos. Conozco gente vegana y vegetariana, algunos son personas cercanas a las que aprecio mucho e incluso admiro sus convicciones y las razones por las cuales han optado por este tipo de dieta (principalmente porque son motivos éticos y/o ambientales y eso me parece loable). Sin embargo, también conozco y/o he leído a personas que al tratar el tema utilizan únicamente sentimentalismos para fundamentarlo. Y no está del todo mal, si consideramos que estos sentimientos buscan apelar al lado ético o de empatía hacia los demás seres vivos (no sé qué tan acostumbrados o indiferentes somos todos al ver al ganado, a los pollos, a los cerdos encerrados en los vehículos que los transportan hacia su muerte, por ejemplo. Si apelamos al lado de la ética y empatía también nos toca cuestionarnos respecto a productos de salud y de belleza, los cuales se experimentan en animales –https://www.crueltyfreeinternational.org/LeapingBunny-) pero creo que podemos hacer más: recurrir a la evidencia.

Existen varios estudios publicados respecto a temas comparativos de distintos tipos de dietas, desde la perspectiva ética hasta la del impacto ambiental. Yo me enfocaré en la perspectiva ambiental. Algunos estudios han evidenciado que, en efecto, la carne de res y todo el proceso mediante el cual la obtenemos, la hacen el recurso alimenticio con mayor impacto ambiental negativo, en comparación a otras carnes (pollo, cerdo, pescado). Sin embargo, también existe evidencia importante sobre el impacto que tiene la expansión de cultivos para consumo humano en el ambiente (tomemos en cuenta las áreas que deben utilizarse, el uso de agroquímicos, etc.), así como que requiere un alto consumo energético. Otros autores respaldan que dietas “balanceadas” como el consumo de productos denominados orgánicos (término también discutible, pero en este contexto suele referirse a productos que se obtienen bajo ciertos procedimientos que evitan el uso de herbicidas, fertilizantes y otros productos sintéticos), o un consumo predominante de huevos, lácteos, pollo y pescado por encima de carnes como la de res, tienen un menor impacto en el ambiente.

Entonces, aunque a muchos puede parecerles que está “de moda” ser vegetariano o comer “orgánico” (y sí, seguramente para muchos lo está), más allá de eso sería interesante tomar consciencia informándonos sobre alternativas a lo que consumimos. En efecto, podríamos impactar menos al ambiente cambiando ciertos hábitos y, de nuevo, aquí no toqué el tema de la salud ni de religión y hablé poco sobre la parte ética, pero igual los invito a cuestionarse. Es rico y cómodo mantenernos en nuestra zona de confort, darnos nuestros gustos, no voy a negarlo… Pero también es sano (en todos los sentidos) que cada cierto tiempo nos detengamos a cuestionarnos y reflexionar sobre lo que hacemos. Si querés comer carne, hacelo; si querés volverte vegetariano, dale; si querés ser vegano, ¡adelante! ¿Querés comer productos “orgánicos”? Es tu decisión. Pero sea lo que sea que decidamos hacer, es más consciente y responsable (claro, si te importa) cuando lo hacemos informados así que seamos más analíticos, críticos, investiguemos de fuentes confiables para fortalecer nuestras decisiones y nuestros argumentos, no sólo respecto a si comer carne o no, sino en general.

Bárbara I. Escobar Anleu
/

Bióloga guatemalteca de sueños locos, que se rehúsa a despertar. Enamorada de la vida, la música, la cerveza, la naturaleza y el amor (no en orden de prioridad). Soy un bicho raro y se siente genial.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    alfonso villacorta /

    24/05/2017 1:53 PM

    además de babosos censuradores. chapucearon el artículo inutilmente con el cambio de título y eliminaron mi comentario que fue el primero señalando lo pobre y estúpido del carnívoro artículo

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alln /

    24/05/2017 5:12 AM

    Es un artículo sin un "análisis" como dice por ahí, que no aporta nada y solo me ha quitado el tiempo de leer tanta basofia que se escribe, pero eso es lo que ahora cualquiera escribe y se siente escritor, bienvemidoa a las redes sociales que lo aguantan todo

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    JUAN FRANCISC /

    23/05/2017 7:47 PM

    excelentes columnistas los de nómada, sigan así, de repente a la picota y esto sea lo mejor que les pase para dejar de hablar fantasías sexuales, hedonismo, aborto, homosexualismo. todo un disparate inmoral.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Javier Bonilla /

    23/05/2017 10:50 AM

    Que artículo más vago. En realidad no aporta nada, no fundamenta su punto de vista, no explica porque el comer carne le hace cuidar el ambiente. Por cierto, es totalmente erróneo su única fundamento "Sin embargo, también existe evidencia importante sobre el impacto que tiene la expansión de cultivos para consumo humano en el ambiente (tomemos en cuenta las áreas que deben utilizarse, el uso de agroquímicos, etc.), así como que requiere un alto consumo energético.". Si ese es sur argumento para comer carne, le invito que investigue como el mantener el pasto para el ganado ha acabado con bosques (tenemos el ejemplo de Petén). También las grandes extensiones de plantaciones de maíz (monocultivo) que sirven para alimentar a las vacas.

    Por cierto, yo no soy vegetariano y estoy consciente del impacto que tiene comer carne, específicamente de res, por lo que he reducido su consumo a una vez cada 15 días. La invito a investigar con mayor profundidad antes de hacer una afirmación como el título de su artículo, ya que, según sus argumentos, usted come carne no por cuidar el ambiente, sino porque simplemente le gusta.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Ana Santizo /

      23/05/2017 12:05 PM

      Muy de acuerdo contigo. Esta muy mal redactado y fundamentado el articulo y al final no se logra concluir porque es malo el consumo de carne para el medio ambiente.

      Además el titulo para la gente que ni siquiera lo lee da una idea totalmente errónea de los hechos.

      Lo leí para ver si cambiaba de opinión con respecto a este articulo pero sigue siendo muy vago.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    23/05/2017 7:29 AM

    a mi me hace reflexionar pero si estaba mejor el arti-culo de la masturbación que estaba en lugar de esta composición escolar que no aporta nada a nadie

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    María /

    23/05/2017 12:02 PM

    LOL
    quise decir "se habla de hechos, no de opiniones"
    *demostrable

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones