¿Qué habría pensado Putin sobre el beso de Maradona?

La policía rusa ya detuvo a un activista gay que protestaba en la Plaza Roja. La propaganda gay está prohibida. El mundo del fútbol fuera de Rusia tampoco es muy tolerante, pero una vez El Diego besó a otro hombre.

11 Pasos Mundial 2018 P258

El beso más famoso de la historia del fútbol lo protagonizaron, en 1996, Diego Maradona y Claudio Caniggia. Lo hicieron para festejar un gol, pero fue la machista comidilla de la prensa rosa. Lee la historia en #11Pasos

Ilustración: Diego Orellana

Sucedió la noche del 14 de julio de 1996, bajo el cielo estrellado de Buenos Aires y las luces del estadio La Bombonera. Claudio Caniggia fue el compañero ideal de Diego Maradona en los últimos años de su carrera. Aquella noche, con la camisola de Boca Juniors, salieron para enfrentarse al River Plate, el eterno rival.

La cosa fue así. Cuando el primer tiempo terminaba, Maradona bajó la pelota y con delicadeza hiló la jugada. El balón terminó a los pies de Caniggia que, tras girarse, levantó un centro rematado de cabeza por José Basualdo. Maradona corrió a festejar con la hinchada que reventaba las gradas. Cani lo buscó y Diego lo recibió de rodillas, con los brazos abiertos. Se abrazaron, se tomaron la cabeza y se dieron el pico¿: el beso más famoso de la historia del fútbol.

Aquella noche terminó con tres goles de Caniggia. Para la dupla siempre fue un gesto de amistad y un resultado de la euforia del partido. Para la prensa rosa deportiva, fue comidilla de una semana en la que se cuestionaba la virilidad de ambos.

El caso tampoco exculpa al Maradona que alguna vez cargó contra Pelé, aprovechando que el brasileño reconoció haber tenido una relación gay durante su juventud.

Macho futbolero

La policía rusa ya detuvo a un activista gay que protestaba en la Plaza Roja. Bajo el gobierno de Vladimir Putin la propaganda gay está prohibida. En general, desde los principios de los tiempos de este deporte como industria, el fútbol está posicionado, como casi todos los deportes de contacto, como una cosa de hombres. Baluarte del prototipo de macho que los domingos se desparrama en el sillón mientras le pide a su pareja, que le lleve otra cerveza. Espacio para el ideal de una hombría en la que no encaja el jugador rival que se tira al suelo para fingir una falta. “Maricón”, se le grita desde la grada. Para muestra también sobran los detractores de Cristiano Ronaldo que no lo atacan por su mal juego sino por el depilado de sus cejas o su último cambio de peinado.

Sin embargo, creer que la homosexualidad no existe dentro de la cancha es tan ingenuo como creer que nunca se pactó un resultado a cambio de una maleta de billetes.

El asunto es que rara vez un jugador sale del camerino. El belga Radja Nainggolan, estrella de la liga italiana, es heterosexual pero la prensa siempre lo acosa para cuestionarlo por su hermana, Riania, futbolista y lesbiana. Para zanjar el tema declaró en una entrevista que muchos de sus colegas también son gays pero no lo aceptan por miedo.

Exseleccionadores nacionales como Carlos Alberto Parreira y Jorge Fossatti, públicamente admitieron que nunca convocarían a las selecciones de Brasil y Uruguay, respectivamente, a un jugador homosexualEn 2005, al paraguayo Bernardo Gabriel Caballero, que jugaba en segunda división, se le acabó la carrera cuando se publicaron fotografías de su relación con el dueño del club. El dirigente salió en un video rompiendo el contrato y amenazando de muerte al jugador. Lo acusó de chantaje y ambos terminaron suspendidos de cualquier actividad deportiva.

 

El significado de una renuncia

Algunos jugadores no han tenido otra opción que renunciar al futbol. Fue el caso del alemán Marcus Urban: “Soy un jugador de fútbol, así que no puedo ser gay, solía repetirme… Luché tratando de controlar cada gesto, y no tenía vida fuera del fútbol. Al final, tuve que decidir. La elección fue el fútbol o mi vida. Yo elegí la vida”, apuntó el ahora asesor de una organización que aboga por la diversidad en el deporte.

También está el caso de Wilson Oliver Elías. Con 20 años ya era campeón y estrella en el Nacional de Uruguay y gracias a su fama también era reconocido cuando iba a las discotecas gay de Montevideo. El club prefirió venderlo a sabiendas que salían perdiendo dinero. Después de eso terminó jugando en equipos de bajo perfil de Centroamérica. Fue hasta su retiro, en 2005, que reconoció la homosexualidad por la que lo persiguieron toda su carrera.

Sin embargo, aunque a paso lento, las cosas han ido cambiando. En Alemania tres grandes clubes firmaron un acuerdo de no discriminación hacia la comunidad homosexual y en Brasil, un amplio grupo de jugadores que no encontraron cabida en el mundo del fútbol profesional, crearon una LiGay, para seguir practicando el deporte.

Liam Davis, juega en la segunda división inglesa y reconoce que el “futbol se ha portado de forma brillante con él”. Esperaba que más de una veintena de futbolistas reconocieran su homosexualidad públicamente como una protesta contra la persecución que impone el gobierno ruso.

En el día de la inauguración del Mundial de Rusia, la policía detuvo a un inglés que protestaba contra la tortura de homosexuales en Chechenia. “No puede haber relaciones deportivas normales con un régimen anormal como el de Vladimir Putin”, dijo antes de ser arrestado.

¿Qué haría Putin si aquel beso maradoniano se repitiera en el Mundial de Rusia?

Gabriel Woltke
/

Guatemala / Xibalbá 1988. Ingresó al seminario queriendo ser sacerdote, salió a estudiar literatura y luego hizo carrera como periodista. Avanza sobre el río. Desea ser escritor, corrector, carpintero, programador, diseñador, monje, mago, árbol, pájaro, ballena.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    PAPAZOPAPAZ /

    26/06/2018 11:43 PM

    creo que no tendrá problemas por lo gay, sino por el daño cerebral que le causo tanta droga, para muestra el show denigrante que dio hoy en el partido argentina nigeria.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones