Los voluntarios rescatan los restos de 60 víctimas del volcán de Fuego

Guatemala rural

Foto: Gabriela Ríos

Para los voluntarios no les es extraño el olor, el vapor y el clima de San Miguel Los Lotes. Llevan una semana trabajando en la comunidad que el gobierno prefirió dejar enterrada. En ese tiempo han tenido que encargase de arrendar maquinaria, organizar a los antiguos vecinos y lugar contra las autoridades para poder realizar los trabajos de excavación.

Sofía Letona es la encargada de coordinar los esfuerzos. Es parte de la organización Antigua al Rescate que estima que la cantidad de víctimas podría acercarse a 3 mil. Su día transcurre haciendo llamadas para conseguir permisos, canalizando donaciones y poniendo de acuerdo a rescatistas y vecinos.

Los trabajos de excavación iniciaron el jueves 5 de julio y una semana después, gracias a la energía y los esfuerzos de los voluntarios, ya se logró retirar la arena que tenía cubierta completamente la entrada principal a San Miguel Los Lotes. Aunque aún falta trabajo por hacer para desenterrar por completo el camino que llega hasta la antigua escuela, ya se han logrado rescatar los restos de 60 víctimas de la tragedia. Algunas de ellas incluso ya han podido ser identificadas por los mismos familiares que, pese a la descomposición de los cuerpos, recuerdan las ropas que las víctimas tenían puestas aquel trágico día.

Los cálculos de los voluntarios es que cuando terminen de retirar la arena, logren recuperar los restos de 300 personas.

***

Así fue, una semana atrás, el primer día de excavación

A las 10 de la mañana, mientras el presidente Jimmy Morales develaba un monumento en honor a las víctimas en el lugar dónde se construirá el nuevo complejo de viviendas, a 10 kilómetros, una patrulla llegaba a San Miguel Los Lotes con la orden de desalojar a los voluntarios.

El comisario Saúl Hernández argumentaba que por el Estado de Calamidad el área había quedado clausurada. Un argumento totalmente falso. Los voluntarios le pidieron, un papel, un documento legal, una orden de juez que respaldara la orden de desalojo, pero la policía no la tenía.

Los agentes bajaban la mirada cuando los voluntarios les decían que allí había restos de personas, que allí había cuerpos que merecían un entierro digno. Tanto los voluntarios como la prensa intentaron hablar con el gobernador de Escuintla, Guillermo Domínguez. No atendió las llamadas, su asistente dijo que estaba en reunión y que contestaría después. Luego apagó el celular.

Pese a que los policías tenían la orden de no dejar pasar a nadie, ese 5 de julio los voluntarios pudieron trabajar porque ingresaron la maquinaria en la madrugada, antes que los agentes montaran su puesto de control.

Conforme pasaba la mañana, los ánimos se frustraban. No se había encontrado un solo resto. Apenas se había podido despejar el ingreso a la iglesia y a la primera puerta de la tienda de la vecindad. Desde un techo, una joven lloraba viendo como la excavadora se habría paso.

Desde enfrente del callejón una veintena de hombres estaba parados esperando alguna orden, alguna instrucción para ayudar. También llegaron familias que como pudieron fueron entrando en las casas menos afectadas para sacar algún mueble, algún poco de ropa, unos cuántos juguetes que todavía se pudieran rescatar.

Los voluntarios lograron ganar tiempo para trabajar hasta las 12 del día, cuando la lluvia amenazaba y ya se acababa el tiempo por el que habían rentado la maquina excavadora. La jornada iba a terminar con saldo cero cuando se escuchó un pequeño grito.

Sofía Letona, de Antigua al Rescate, estaba hablando por celular cuando vio algo extraño, lo recogió y resultó ser un pedazo de carne. La maquinaría paró, todos intentaron escarbar en el área, en la entrada principal del callejón, para encontrar más restos. Fue en vano, resultaban ser pedazos de madera o solo tirones de tela pero aquel sí era un pedazo de carne. El olor, el color verduzco y los tendones eran suficiente evidencia.

Un resto humano puede ser suficiente para que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) o la Fundación de Antropología Forense de Guatemala identifiquen el ADN y haya un desaparecido menos.

Ese pequeño fragmento era la motivación para continuar las labores. A las 12 del medio día ya eran dos las patrullas esperando el momento del desalojo. Los voluntarios empacaron para retirarse, pero advertidos de que la fuerza policial se redoblaría para impedir que volvieran a entrar.

La carne fue colocada en una bolsa para ser llevada al Inacif. En una etiqueta apuntaron: Callejón principal San Miguel Los Lotes, fragmento 1.

 

Corrección: El 11 de julio a las 12:18 horas se omitió este sumario: Treinta voluntarios están haciendo lo que todo un gobierno, por falta de interés, se negó a hacer. Una semana después de haber llegado a San Miguel Los Lotes han logrado recuperar 60 restos de víctimas de la tragedia del volcán de Fuego. Así trabajan para que los sobrevivientes puedan darle un entierro digno a sus familiares.

En su lugar, se publicó este:

Una semana después de haber llegado a San Miguel Los Lotes, 30 voluntarios han logrado recuperar los restos de aproximadamente 60 víctimas de la tragedia del volcán de Fuego. Así trabajan para que los sobrevivientes puedan darle un entierro digno a sus familiares.

*La cantidad de las víctimas a las que pertenecen los restos encontrados aún no es oficial.

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Elmer Romero /

    11/07/2018 11:45 AM

    La gente estupida, obtusa e inepta que esta en el gobierno tiene que hacer cagadales, desperdiciar la mitad de los recursos y hueviarse resto, antes de permitir que gente con sentido comun llegue a comenzar la Buena labor, entonces lo que queda para el gobierno es obstaculizar, porque el que estos voluntaries obtengan resultados con minimos recursos pone en evidencia la carencia de cerebros rampante. Era mas que evidente que el rio que pasaba al lado de los lotes era el drenaje del volcan y que por depositos evidentes, al final de los lotes ya antes se habia acumulado material en el pasado, ya habia in indicio que al crecer la descarga la curva del rio era el lugar de desborde. De alli coincidentemente empieza o termina(segun punto de vista) la calle que divide en dos los lotes y esta calle se convirtio en la avenida principal del material. Por sentido comun, se podia deducir dos cosas, La gente que salio corriendo salio hacia la calle principal en ruta a la carrtera(ruta acostumbrada) y fue sepultada en la huida; y La gente que no salio de sus casas quedo con puertas bloqueadas porque las puertas de las casas dan por supuesto hacia la calle principal. La maquinaria fue solo para la carretera, como se pudo escuchar de sobrevivientes que regresaban a cavar a mano. Las que raramente entraron, era haciendo pushitos aca y alla. No habia ningun uso de maquinaria en equipo ni tampoco in puesto de comando en el lugar, ni maestro de orquesta, ni plan de ataque que orquestara un movimiento de pinza para limpiar esta calle principal. No cabeza pensante que dedujera que habia bastante gente sepultada y atrapada en la calle principal , alli donde los acanzo el flujo pyroclastico. No existion en el gobierno in ser pensante que viera que se actuaba contra el tiempo que que si bien busqueda tipo hormiga era heroica, era lenta y se trabajaba contra el tiempo. Hubo al menos un payloader con cabina, que daba hasta la comodidad de aire acondicionado al operador, si la queja era que estaba caliente; pero no. Otra vez a Guatemala le toca lo peor. Otra vez las cuatrimotos estaban en uso por los hijos del presi, de los hijueputados, de los narco alcaldes; y los bomberos sin botas quemandose los pies caminando tomando hasta 8 de ellos para acarreo de cuerpos cuando pudo haber una cuatrimoto que usara dos elementos y liberara a los otros 6 para ahorrar tiempo. La policia el ejercito, todos a pie, todos a mano, pero eso si todos los buitres saboreandose que venia ya el estado de emergencia; a huevear ahora que no hay licitacion. Y para tiro de gracia se declaro el final de las operaciones, y fue TODO UN EXITO. Hoy Rescate Antigua les tapo la trompa, hoy se despeja la calle principal y al ver esa foto de alguien haciendo el trabajo correctamente, no queda mas que preguntarse, porque el gobierno major no se hace un lado, no es decilto ser decerebrado, lo que si es delito es ser un estorbo a la gente que puede y quiere hacer el trabajo. Apunten los nombres de quien hizo buentrabajo en el rescate y exijan que ellos manejen emergencias en el futuro.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alfredo /

    10/07/2018 10:12 PM

    Al menos a mí la lectura la atrajo. Que más pasó? Cómo fue que fueron encontrando los demás restos? Y qué reacción tuvo la policías los siguientes días? Es obvio que los dejaron trabajar, o al menos no interfirieron. Cómo se financian en esta labor humanitaria
    Espero las siguientes entregas, que si deben haber ...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones