¿Qué está pasando en Texas? Eso es lo que sabemos de los niños migrantes que están siendo separados de sus familias

Bajo la política de “cero tolerancia” del gobierno de Donald Trump, por lo menos 2,000 niños han sido separados de sus padres en la frontera.

Actualidad Guatemala rural Centroamericanos crisis migrantes nazi niños P258 política Trump

La 'ciudad de toldos' para niños separados de sus padres en Tornillo cerca de El Pao el 16 de junio de 2018.

Foto: Ivan Pierre, Texas Tribune

Este texto original es de Marilyn Haigh, Texas Tribune, que cuenta con Creative Commons, como Nómada.
Traducción libre por Pía Flores.

La atención de Estados Unidos y Centroamérica se dirige hacia Texas y su frontera con México después de que el gobierno de Trump promulgó una política que provoca la separación de niños no documentados de sus padres. Esto es lo que sabemos:

¿Qué está pasando en la frontera?

El gobierno estadounidense anunció una política de inmigración de “cero tolerancia” que implica que todos los adultos que cruzan la frontera de manera ilegal (indocumentada) serán procesados penalmente. Como no se puede enviar niños a una prisión federal, entonces se les separa a los niños de sus padres y madres detenidos. Mientras sus padres pasan por el sistema legal, los niños son entregados a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

El viernes se abrió un centro provisional en el puerto de entrada en Tornillo. Esa ciudad de toldos detendrá a 360 menores de edad y podría llegar a ampliarse, reporta The Texas Tribune.

¿Por qué lo hace el gobierno de Trump?

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, anunció la política de “cero tolerancia” en abril.

“Si cruzan la frontera ilegalmente, los procesaremos”, dijo el siguiente mes. “Es simple. …  si estás traficando un niño te procesaremos y este niño será separado de tí como establece la ley”.

(Es decir, el fiscal de Trump está considerando a los padres como traficantes de sus propios hijos.)

Con la política, el fiscal pretende disuadir a migrantes de intentar cruzar la frontera de manera ilegal (indocumentada). Sessions dijo que el presidente Trump en parte ganó las elecciones en 2016 gracias a su postura dura contra la inmigración.

“Si quieren cambiar nuestras leyes, entonces aprueben un proyecto de ley en el Congreso”, dijo. “Convenzan a sus conciudadanos de su punto de vista”.

Mientras tanto, Trump está echando la culpa a los Demócratas y acusa a los centroamericanos de ser peligrosos.

“Los niños están siendo utilizados de algunos de los peores delincuentes del planeta como medio para entrar a nuestro país. Alguien está viendo la delincuencia ocurriendo al sur de la frontera. Es histórico, con algunos países siendo los más peligrosos en el mundo. Eso no pasará en los EEUU”.

¿Cuántos niños han sido separados de sus padres?

Cifras oficiales indican que alrededor de 2,000 niños han sido separados de sus padres en la frontera, pero la cifra real probablemente es más alta.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos indicó que 1,995 niños fueron separados de 1,940 adultos entre el 19 de abril y el 31 de mayo. Estos números no incluyen las separaciones de junio o las que ocurrieron antes del 19 de abril.

El gobierno de Trump puso a prueba la política de “cero tolerancia” desde octubre. The New York Times reportó que entre octubre y abril más que 700 niños fueron separados de adultos que aseguraron ser sus padres. Este reporteo se basaba en datos de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados.

¿Qué pasa con los niños cuando los separan?

Algunos padres dijeron a abogados defensores públicos que sus hijos les fueron arrebatados inmediatamente en la frontera; otros dijeron que fueron separados en las instalaciones de proceso legal.

La mayoría de los niños no acompañados e indocumentados son llevados a centros de detención, según la Oficina de Reasentamiento de Refugiados. La oficina intenta ubicar los niños en hogares de acogida o con familiares que ya viven en Estados Unidos.

Periodistas visitaron a un centro para niños en Brownsville, donde más que 1,400 niños varones están alojados y que antes era un Walmart. CNN reportó que los niños van a la escuela en turnos de seis horas y que cada día tienen dos horas al aire libre.

Trabajadores sociales, jueces y agentes de la policía fronteriza no saben cuándo las familias serán reunificadas, según indica The Boston Globe. Algunas familias indican estar separados durante más de seis meses. The Houston Chronicle reportó que erróneamente el gobierno dio el número de teléfono de una línea para entregar información al ICE (la agencia de control de inmigración y aduanas) a padres buscando a sus hijos, en vez de un número del Departamento de Seguridad Nacional.

¿En qué condiciones viven los niños?

Algunos defensores están preocupados que los centros no tienen la capacidad de cuidar a niños que han sido separados de sus padres, según The Washington Post.

La cantidad de niños en el centro, llamado Casa Padre, se duplicó entre abril y mayo este año. El centro aloja alrededor de 1,500 niños varones, quienes van a la escuela seis horas cada día y pasan dos horas afuera. Los niños pueden realizar dos llamadas telefónicas por semana. Los funcionarios que dirigen el centro dicen que la estadía promedio es de 49 días.

Funcionarios también permitieron que reporteros visitaran un centro de proceso penal en McAllen. La agencia de control de inmigración y aduanas publicó un video del Centro de Procesamiento Central.


La semana pasada legisladores visitaron el centro provisional en Tornillo, una ciudad fronteriza que queda a unos 40 millas de El Paso. Después de la visita, Mary González, congresista estatal demócrata, dijo que hay doctores y trabajadores sociales en el centro.

Will Hurd, congresista estatal republicano, también visitó el centro y dijo al medio Texas-Monthly que el centro parece ser seguro y bien dirigido.

“Reciben tres comidas diarias y refacciones, es la misma comida que come el personal”, dijo Hurd a Texas-Monthly. “Hay 50 trabajadores sociales trabajando para ubicarlos con otros miembros de su familia”.

¿Cómo manejó el gobierno de Obama casos similares?

El gobierno de Barack Obama (demócrata) fue criticado por defensores de migrantes por su política de 2015 de detener a madres con sus hijos, pero las familias eran deportadas o liberadas juntas.

Durante un aumento de inmigración indocumentada de Centroamérica en 2014, el juez federal Jolly Gee ordenó al gobierno de Obama que liberara que las familias vivían bajo condiciones “deplorables” en los centros de detención de Dilley y Karnes City en Texas, según reportes anteriores de Texas Tribune.

Oficiales de Seguridad Nacional dijeron que estaban deteniendo a las familias para disuadir migrantes de cruzar la frontera de manera ilegal, según The New York Times. En febrero 2015 una corte federal ordenó que los niños tenían que ser liberados. En 2016 un juez dictaminó que el límite de detención de 20 días para niños aplicaba para familias también. En este entonces, autoridades federales liberaron a muchas de estas familias y pidió que regresaran para sus audiencias.

¿Cómo están reaccionando los legisladores de Texas?

Muchos demócratas están indignados. En el Día del Padre, Beto O’Rourke, congresista estatal y candidato para el Senado de Estados Unidos, y Verónica Escobar, jueza y candidata al Congreso, organizaron una manifestación en la ciudad de toldos en Tornillo. Seis miembros demócratas de la legislatura de Texas enviaron una carta a dos agencias federales en la que llaman “aberrantes y posiblemente ilegales” a estas ‘ciudades de toldos’.

El partido republicano está dividido.

Will Hurd, congresista estatal republicano, culpó al gobierno de Trump por la política. “Claramente esto es algo que el gobierno podría cambiar”, dijo Hurd a CNN. “Ellos no necesitan legislación para cambiarla. No necesitan Demócratas para cambiarla. Es una política del Departamento de Justicia y es algo que está siendo promulgado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos”.

El presidente de la Cámara de Representantes del estado de Texas, el republicano Joe Straus, redactó una carta para el presidente Trump, pidiéndole que acabe con la política de “cero tolerancia”.

Laura Bush, anteriormente la Primera Dama de Estados Unidos y de Texas, llamó la política de “cero tolerancia” “cruel” en una columna de opinión publicada en The Washington Post.

Pero otros republicanos están apoyando a Trump, como el gobernador texano Greg Abbot. Texas, por cierto, fue uno de los estados que votó mayoritariamente por Trump en 2016.

“Mire, si los demócratas llegaran a un acuerdo con él (Trump) ahora mismo (para construir un muro), podrían pasar una nueva ley hoy que acabaría con destrozar a estas familias y que dejaría las fronteras seguras”, dijo Abbott el domingo a NBC en Dallas-Fort Worth.

¿Qué están haciendo los legisladores para abordar esa política?

El senador Ted Cruz anunció una legislación de emergencia dirigida a mantener unidas las familias migrantes. Un comunicado de prensa emitido de su oficina indica que la legislación duplicaría el número de jueces federales de inmigración de unos 375 a 750, y acelerar la revisión de los casos de asilo. Para mientras, se autorizaría los centros provisionales para mantener las familias unidas.

“Podemos arreglar eso”, se dice en el comunicado. “Si mis colegas demócratas me acompañan, no para juegos políticos pero para trabajar y resolver el problema, podemos comenzar a acabar con la separación de familias esta semana”.

La senadora Dianne Feinstein, demócrata de California, propuso una Ley para Mantener a Las Familia Unidas, que podría prohibir que el gobierno separe de sus padres a un niño sin estatus permanente de inmigración. De los 100 senadores que existen, todos los 49 demócratas firmaron la ley, pero no cuentan con los votos que necesitan de los republicanos, según el diario USA Today.

¿Qué pasa con las personas que están pidiendo asilo?

El fiscal general Jeff Sessions dijo lunes que los migrantes que entran para pedir asilo no serán procesados, pero durante las últimas semanas las personas que solicitan asilo han sido rechazadas en los puertos de entrada por agentes de la policía fronteriza, según AZ Central.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirsten Nielsen, dijo en una sesión informativa en la Casa Blanca el lunes, que la agencia de control de inmigración y aduanas está pidiendo que la gente regrese en otro momento por recursos limitados. “No es negarles asilo”, dijo.

“No les estamos rechanzando”, dijo Nielsen. “Estamos diciendo: Queremos atenderles bien. Ahora en este momento en particular no tenemos los recursos. Regresen”.

El fiscal Sessions anunció la semana pasada que la mayoría de las víctimas de violencia intrafamiliar o de pandillas ya no serán idóneos para asilo. Desautorizó el dictamen de 2014 del Consejo de Apelaciones de Inmigración de dar asilo a mujeres guatemaltecas atrapadas en relaciones violentas. Este dictamen estableció jurisprudencia para solicitantes de asilo.

***

¿Qué están haciendo los gobiernos centroamericanos?

De manera tibia, Honduras y El Salvador pidieron a Estados Unidos poner fin a esta política. En Guatemala, el vocero presidencial, Heinz Heimann, respondió en una conferencia de prensa ayer que Guatemala respetaba la política migratoria de Donald Trump. A pesar de ser uno de los únicos integrantes del gabinete de Jimmy Morales que se había mantenido desde enero de 2016, fue despedido. El gobierno pidió por medio de un comunicado que Estados Unidos deje de separar a las familias de migrantes.

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones