¿Por qué Facebook está en crisis y todos deberíamos tomar precauciones en Guatemala?

En dos días, el gigante de las redes sociales, Facebook, perdió US$50 billones en su cotización en las bolsas de valores, el 10 por ciento de su valor. Datos de 50 millones de usuarios estadounidenses fueron robados para ser manipulados psicológica y electoralmente y todos sus usuarios deberían estar tomando precauciones antes que su información sea vendida en la siguiente campaña electoral o en las siguientes campañas publicitarias.

Guatemala urbana P147

Zuckerberg, en una foto de archivo.

Foto: Wikimedia Commons

El nerviosismo parecía cundir en Facebook desde hace meses por investigaciones relacionadas a la manipulación de los usuarios por medio de noticias falsas hechas por páginas rusas (una versión sofisticada de netcenters) para lograr la elección de Donald Trump como presidente estadounidense en 2016. Por eso exprimentó desde octubre hasta febrero en seis países (Guatemala incluida) la función de Explore para sacar a las noticias del newsfeed y por eso anunció el 1 de enero de 2018 que reduciría la cantidad de noticias en los newsfeed de todo el mundo ‘por el bien de la humanidad, para que los usuarios compartan más información de familiares y menos de noticias’.

Pero esto parece un tsunami.

La clave del gran éxito de Facebook ahora le está pasando la factura. La red social creada por Mark Zuckerberg en 2004 creció vertiginosamente presentándose como una plataforma gratuita para que los usuarios compartieran información.

El problema es que esa gratuidad no existía. O al menos eso era lo que advertían algunos activistas desde hace una década. Entre ellos estaba Jaron Lanier, autor del libro “Contra el rebaño digital” y creador del término realidad virtual: “Todas nuestras publicaciones, enlaces, fotos no cuestan nada por separado. Pero siendo combinados, crean un flujo masivo de información más popular que el producto de los medios más famosos y de un valor colosal”. Lanier reclamaba que los gigantes como Google y Facebook deberían pagarnos porque estaban lucrando con nuestro trabajo.

El activista Edward Snowden, responsable de la mayor filtración de las agencias de espionajes estadounidenses, de la NSA, acusó a Facebook de no ser una víctima sino un cómplice por favorecer este robo de información: “Las empresas que ganan dinero mediante la recolección y venta de registros detallados de vidas privadas fueron descritas una vez claramente como ‘compañías de vigilancia’. Su reinvención como ‘social media’ es el engaño más exitoso desde que el Departamento de Guerra se convirtió en el Departamento de Defensa”.

En efecto, no solo gracias a los contenidos que creamos sino a los datos que entregan sus usuarios, Facebook tiene un valor de US$500 billones de dólares y es la quinta empresa en las bolsas de valores. Sólo es superada por otros gigantes tecnológicos: Amazon, Microsoft, Google y Apple.

¿Cómo perdió Facebook el 10% de su valor en un solo día y podría enfrentar consecuencias penales?

Otra clave del éxito de Facebook es que permitió crear aplicaciones como Candy Crush o todo tipo de tests, para que los usuarios permanecieran más tiempo conectados. Entre esas aplicaciones en teoría inofensivas, en 2013 apareció una llamada ThisIsMyDigitalLife.

La aplicación se presentaba ante los usuarios como parte de un experimento científico y bajo esa apariencia pedía autorización para tomar no solo sus datos personales sino también los de sus contactos. Pero de 270 mil usuarios que accedieron a dar su información, lograron captar datos de 50 millones de usuarios.

Detrás de la app estaba el experto en data, Christopher Wylie y la consultora en comunicación Cambridge Analytica. Una investigación realizada por The New York Times y The Guardian, gracias al testimonio de Wylie y de decenas de miembros de la compañía, demostró que la compañía utilizó esos datos para influir en las elecciones presidenciales estadounidenses en favor de Donald Trump y en la votación británica sobre la salida del país de la Unión Europea, el Brexit.

De parte del comando de campaña de Donald Trump, la empresa recibió US$15 millones como pago por sus servicios para “cambiar la conducta” de los usuarios.

Gracias a todos los datos recabados, la compañía pudo elaborar un perfil de cada uno de los potenciales votantes y mostrarles información adecuada a sus intereses. Por ejemplo, para un usuario interesado en temas médicos, podían mostrar mensajes de Trump enfocados en sus propuestas para el sector salud.

Pero esos datos eran casi inofensivos. La herramienta aseguraba que podía succionar data mucho más delicada

La herramienta, según un correo entre el ‘investigador’ ruso Aleksandr Kogan y Wylie, mostraba cómo la herramienta podría captar información sobre apertura, conciencia, extroversión, cuánto puede estar de acuerdo con lo que dicen otros, si las personas son neuróticas, si están satisfechas con su vida, IQ, género, edad, preferencias políticas, religión, trabajo, universidad, desconfianza, si cambia de personalidad dependiendo de con quién se encuentra. O sus intereseses, si se está interesado en armas, artes marciales, drogas, actividades intelectuales, si se es crédito o si se cree en las estrellas.

Cambridge Analytica robó los datos de 50 millones de usuarios para manipularlos. Para ser electo, Donald Trump necesitó de 62 millones de votos. Aumentó en 2 millones los votos de su antecesor republicano y con eso logró rebasar a su rival demócrata, que tuvo 4 millones de votos menos que los de su partido en 2008. Cuántos de estos votos más para el republicano y menos para la democráta fueron producto de Cambridge Analítica es una de las cuestiones en este debate.

 

¿Y por qué la culpa es de Facebook?

Desde su creación Facebook ha sido acusado en repetidas ocasiones de darle mal uso a los datos que los usuarios comparten. El caso más reciente ocurrió en enero de este año, en Alemania, donde la empresa fue sancionada luego que un tribunal fallara que: “Facebook oculta ajustes predeterminados que no protegen mucho la intimidad en su centro de privacidad y no proporciona suficiente información cuando los usuarios se registran”.

El fallo completo está disponible en este enlace (en alemán).

El problema es que en 2014, Facebook permitía a las APIs no sólo obtener la información privada de los usuarios que las descargaran, sino de todas sus amistades. Facebook aseguró haber cambiado estos permisos después.

El mismo Christopher Wylie, de Cambridge Analytica, aceptó que en 2013 recibió una solicitud de parte de Facebook para que borrara todos los datos, pero no lo hizo. Sólo acusó de recibido la carta y la red social nunca hizo el mínimo esfuerzo por verificar que los datos de sus usuarios estuvieran a salvo.

Facebook se ha defendido aduciendo que toda la información proporcionada fue autorizada por los usuarios, sin embargo una comisión del parlamento británico cree que tienen una responsabilidad más grande y ya anunciaron que citarán al mismo Mark Zuckerberg para que de explicaciones.

Motherboard de VICE apuntó otro detalle contra la historia que quiere contarse sobre este escándalo. No es exactaente una filtración de datos de usuarios: es el modelo mismo de negocios de Facebook y de Sillicon Valley.

Zeynep Tufekci, la autora de Twitter y Gas Lacrimógeno y profesora del impacto social de la tecnología en la Universidad de Carolina del Norte, lo resumió así para VICE:

– Si tu negocio es construir una maquinaria masiva de vigilencia, los datos van a ser al final de cuentas usados y malusados. No hay un consentimiento informado (de entregar los datos de los usuarios) porque no es posible informar o consentir de manera razonable.

¿Qué más vendrá? ¿Se puede hacer algo para proteger la privacidad?

Cambridge Analytica asegura haber trabajado en campañas de más de cien países y al momento se han podido vincular relaciones en México, España y Argentina. Cabe aclarar que no es la única empresa en el mundo que ofrece este tipo de servicios y que otras compañías podrían estar incurriendo en las mismas prácticas de robo de datos aprovechando las debilidades de Facebook y de descuido de los usuarios.

Tras el escándalo los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido han exigido a la compañía no sólo que investigue lo sucedido sino que tome medidas para evitar que vuelva a ocurrir. Ello apuntaría a ser más restrictivo con los datos que toma y comparte con terceros.

Los usuarios de países como Guatemala, uno de que tiene mayor porcentaje de uso de Facebook, podrían informarse desde plataformas independientes sobre manejo de la privacidad. Expertos en tecnología describen con frecuencia a Guatemala como un país que se conecta y se relaciona con internet mayoritariamente a través de Facebook.

Una de estas es la Electronic Frontier Foundation, probablemente el líder global en la defensa de la privacidad digital, la libre expresión y la innovación.

Tiene herramientas en inglés y en español sobre medidas que se pueden tomar para mejorar la privacidad en Facebook contra APIs como Cambridge Analytica o en WhatsApp. Aquí, varios artículos, en inglés y español.

1. How To Change Your Facebook Settings To Opt Out of Platform API Sharing

2. Cómo cambiar los ajustes de Facebook para no compartir datos con APIs (traducido de Google)

Casi todas las compañías de información tuvieron una mala semana en la bolsa

El medio digital Quartz (qz.com) reportó que aunque está siendo una semana negra para Facebook, que perdió US$50 billones o 10% de su valor en bolsa, también han tenido pérdidas cuatro de los cinco gigantes. Google Alphabet perdió US$26 billones, Apple US$15 billones y Microsoft US$11.8 billones. Quartz considera que se debe a las previsiones que el escándalo de Facebook tendrá repercusiones en mayores regulaciones en el sector.

Este interés de los parlamentos británico y estadounidense por evitar la manipulación desde compañías como Cambridge Analítica o netcenters también podría tener repercusiones en los netcenters guatemaltecos que tienen relaciones con el Gobierno de Jimmy Morales o con la municipalidad de Álvaro Arzú. Este mes fue acusada la directora de Canal 13 de contratar personal para un netcenter del Gobierno y anoche fue publicada desde una cuenta de la Municipalidad un meme contra el PDH y un magistrado de la Corte de Constitucionalidad. Además, podría dar más elementos al Tribunal Supremo Electoral para hacer eco a la demanda que hizo la periodista Dina Fernández, presidenta de Soy502.com, de controlar a los netcenters durante la próxima campaña electoral de 2019.

Lea: Acusan a directora de Canal 13 de contratar personal para netcenters del Gobierno

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

6

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Daniel Granados /

    22/03/2018 10:36 AM

    Muy bien investigado pero se les olvidó mencionar que al registrarse en Facebook hay una serie de políticas de uso de datos que se acepta en el cual específica que se usa tanto los datos personales como los datos de tus contactos o alguna otra información sincronizada a la cuenta con el fin de analizar tu comportamiento, gustos y otras cosas para diferentes finalidades.

    Así que desde que nosotros empezamos a usar Facebook estábamos aceptando todo el uso de datos, la diferencia esque nadie lee esos contratos y luego todo termina mal por no haber leído las condiciones de uso de Facebook.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Sebastian Charchalac /

    21/03/2018 12:48 PM

    Cuando recibes algo "gratis", el producto eres tu.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    jose contreras /

    21/03/2018 12:38 PM

    El afán de culpar a las empresas.

    A nadie lo obligan a meterse a FB, publicar, aceptar y compartir. Culpa nuestra.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Cesar A. /

    21/03/2018 7:46 AM

    Cualquier red social hace eso, no hay nada gratis, y al final seguro casi nadie lee los acuerdos al momento de suscribirse, ¿Cómo pueden esperar que alguien como Zuckerberg trate su información personal? Es como si yo estuviera dispuesto a darles a ustedes la mía, sabiendo que se venden al mejor postor, al final tendría gran culpa.
    Dejen de vender humo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      - /

      24/04/2018 6:30 AM

      Pues yo se la tuya....tremendo CORRUPTO...vos junto a tu muuuujer la Ana Maria robo varios cheques al TSE en 2005...este tipito fue funcionario del gobierno del presidente payaso pero lo echaron por quedarse el con la parte que le correspondía al payasin por concepto de corrupcion....en resumen la identidad de este "CESAR A" es: CESAR OSVELI AGUIRRE GOMEZ...exfuncionario publico ladron y mafioso......vos OSVELI....enfermito....o queres que te diga "Cesar Rodriguez" EmpreSAURIO, generador de empleo"......si pues manito.....

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      ernesto garay /

      21/03/2018 3:08 PM

      cybernautas compulsivos y sumisos a sus amos

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones