Un Juez quiere devolver a los jóvenes a una vida de maltratos y torturas

Hace poco tiempo el Centro Juvenil de Detención conocido como Gaviotas, era conocido por sus condiciones de hacinamiento y castigos que rayaban en la tortura. Un grupo de madres logró presionar para mejorar las instalaciones. Ahora un juez quiere deshacerse de sus hijos.

Guatemala urbana Correccional de Menores Gaviotas Jóvenes Detenidos Juez Pérez Cheguen P258 SBS

Foto: Carlos Sebastián

A partir de las 8 de la mañana del jueves, unas doce mujeres comenzaron a reunirse afuera del Juzgado de la Niñez y Adolescencia en la zona 9 de la Ciudad de Guatemala. Sus carteles eran sencillos, papel blanco con lemas cortos escrito a mano, pero el mensaje era claro: ¡No al traslado!

Las mujeres, que por temor a repercusiones, prefirieron hablar desde el anonimato, son mamás y tías de menores en conflicto con la ley penal, recluidos en el Centro Juvenil de Detención Provisional, mejor conocido como Gaviotas, en la zona 13. Algunos ya sancionados, otros esperando su audiencia para determinar su caso.

Se oponen a un supuesto traslado masivo planificado por el Juez de niñez y adolescencia, Carlos Arsenio Pérez Cheguén, de 200 menores que saldrían de Gaviotas rumbo al Centro Juvenil de Privación de Libertad, Etapa II, en San José Pinula.

El traslado implicaría la interrupción del ciclo escolar de los jóvenes que han tenido oportunidad de estudiar en Gaviotas, y les indigna que el Juez Pérez Cheguén no toma en cuenta los expedientes de los jóvenes que vienen con recomendaciones de medidas sustitutivas o libertad asistida de parte de la dirección.

Organizaron la manifestación afuera del juzgado para exigir un dialogo con Pérez Cheguén.

– Es injusto porque lo que él quiere es deshacer de los muchachos de Gaviotas, porque no quiere seguir trabajando con las audiencias de revisión de casos. Quiere quitarles el derecho que tienen de una revisión de su caso cada tres meses para ver el comportamiento de ellos y si se puede dar una oportunidad de criterio o una libertad asistida. Por eso queremos hablarle hoy, para exigir que no haga este traslado, explica una de las manifestantes.

Durante 2017 los motines eran frecuentes en Gaviotas, donde los jóvenes reclamaban por el maltrato y las condiciones de hacinamiento. Sus familiares presentaron varias denuncias a la Procuraduría de Derechos Humanos y organizaron una manifestación el 27 de noviembre 2017 para exigir que se acabaran los abusos. Una denuncia en particular menciona los diferentes métodos de castigo que más parecen tortura, como brincos, baños de cloro, descargas eléctricas y uso de gas pimienta.

Francisco Molina, el subsecretario de adolescentes en conflicto con la ley penal de la Secretaría de Bienestar Social quien lleva apenas un año en el puesto, destituyó el director y subdirector anteriores de Gaviotas, e implementó nueva estrategia que se enfoca en el dialogo y la reinserción, no la represión.

El esfuerzo de las mamás y el cambio de metodología de la SBS, generaron cambios positivos en Gaviotas y han reducido los motines en el centro. Pero con el traslado masivo a Etapa II, las mamás temen que tendrán que empezar desde cero.

Una señora preocupada que las condiciones actuales en Etapa II, explicó que hay un ambiente tenso, denuncias de castigos físicos de los monitores y motines seguidos, se parecen a como era la situación anteriormente en Gaviotas.

Respecto al traslado masivo Molina no pudo dar ninguna declaración. Únicamente enfatizó las solicitudes que la SBS ha hecho a la defensa publica.

-Las órdenes que el juez pueda emitir a través de resoluciones nosotros sólo las acatamos aunque no estemos en algún momento de acuerdo con la misma. Como subsecretaría hemos pedido que la defensa pública penal le pida a los jueces de ejecución la revisión de la medida de los bien portados. Lo han hecho, pero lo podrían hacerlo con más velocidad. Y es a criterio del juez si los saca de privación de libertad y les da una medida socioeducativa. Eso tiene dos funciones; deshacinar los centros, y a los bien portados darles una oportunidad de reinserción más adecuada, que no es estar privado de libertad sino a través de una medida socioeducativa.

Las mujeres solicitaron el acompañamiento de la PDH en la manifestación para pedir una mesa de dialogo con Pérez Cheguén. Pero el representante de chaleco azul llegó con el mensaje de que esa institución no puede mediar con un juez. La única opción para las mujeres es presentar una denuncia en la PDH para que se pueda iniciar una investigación, sobre las condiciones en Etapa II –como ya hicieron en Gaviotas- pero cuestionar la orden de un juez, es imposible.

La manifestación silenciosa duró cuatro horas y terminó en desilusión para las mamás. La única jueza que vieron ese día fue Verónica Galicia, quien al llegar al juzgado se acercó para preguntar si la manifestación tiene que ver con ella. En tal caso, para invitar a las manifestantes a que entraran a dialogar.

Pérez Cheguén nunca se presentó.

 

Lea más: La casa de tortura en la zona 13 puede reformarse gracias a diez mamás.

Lea más: Así fue el primer motín de pandilleros que llamó la atención de un país

Pia Flores
/

Buscadora de las historias invisibles y experiencias con sentido. Antropóloga irreverente y amante de la diversidad, la noche, las auroras coloridas y los cuentos que tardan.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    juan cifuentes /

    24/08/2018 9:16 AM

    me parece que debiera conversar con dicho juez y conocer la otra parte de la historia, recuerde que siempre en todo hay dos lados, dos caras, dos versiones, lo bueno y lo malo de cada cosa.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Pia Flores /

      24/08/2018 3:10 PM

      Hola Juan
      Sí, ayer intentamos comunicarnos con el juez, pero no fue posible.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Hugo /

        27/08/2018 3:28 PM

        Que bueno que como autora responsable, se tome el tiempo de leer los comentarios que se hacen sobre lo que escribe y mas aun de aclarar y/o responder.
        Comparto la opinión del Sr. Cifuentes, hay conocer las razones para la decicion.
        Saludos

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones