Sacerdote: “Si no somos feministas, no somos verdaderos cristianos”

Guatemala está atravesando un debate sobre feminismo, religión y el Estado. Desde que un grupo de feministas manifestara el 8 de marzo con una piñata en forma de vulva para reinvindicar el fin de la violencia contra las mujeres, la igualdad de derechos y oportunidades y la soberanía sobre el placer, hubo una respuesta que podría considerarse desproporcionada: demandas penales o el intento de algunos diputados de expulsión del procurador de derechos humanos por no condenar la manifestación. Para conocer otra perspectiva católica sobre el asunto, entrevistamos a un sacerdote jesuita.

Identidades P258

El padre Juan Hernández Pico.

Foto: jesuitascam.org/

El padre Juan Hernández Pico nació español hace 82 años y ha vivido dos terceras partes de su vida en Centroamérica. Es licenciado en teología por la Hochschule Sankt Georgen de Frankfurt y tiene una maestría en sociología por la Universidad de Chicago. Ha sido delegado de formación de los jesuitas en Centroamérica y director del Centro de Investigación y Acción Social de la Compañía de Jesús en la región. Estuvo siete años en la parroquia de Santa María Chiquimula en Totonicapán. Ahora reside en El Salvador y es un miembro activo dentro de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas; en la foto de arriba, aparece dando esta homilía en el aniversario de los mártires de la UCA. 

¿Qué es el feminismo para usted?
– La lucha de las mujeres para alcanzar la dignidad a la cual tienen todo el derecho dentro de una sociedad que ha discriminado, por decirlo de alguna manera, a las mujeres en su dignidad y en muchas otras cuestiones durante mucho tiempo.

¿Qué espacio tiene el feminismo en la Iglesia católica?
– Todavía, me parece a mí, que no ha hecho la Iglesia católica todo aquello a lo cual debería acercarse en función, simplemente, de los evangelios. Es decir, lo que el fundador, la persona en la cual nos apoyamos: Jesús de Nazaret, el Cristo, hizo respecto de las mujeres. Entonces, hay una gran distancia todavía de eso.

Partiendo de esa apreciación de Jesús hacia las mujeres, ¿cúal es el lugar de las mujeres en la iglesia Católica?
– ¿Quiénes estuvieron a la par de la cruz de Jesús? Ninguno de sus discípulos, excepto Juan, según el cuarto Evangelio. Él estuvo al pie de la cruz de Jesús, junto con las mujeres. Sus discípulas lo siguieron hasta el final, eso es clarísimo en los evangelios. Entonces, tienen todo el derecho de participar dentro de la Iglesia, ¿verdad?

La Biblia está llena contenido machista, por la época en la que fue escrita, pero ¿cómo se puede predicar estas enseñanzas en el siglo XXI?
– La Biblia, como muchos de los libros antiguos, tiene una historia cultural. Y es una especie anacronismo el pedir que esté a la altura del desarrollo cultural. La Biblia es un libro humano, además de ser un libro religioso. Y por ser un libro humano, va pasando por una serie de épocas y refleja la cultura de esas épocas. Pero en los evangelios no existe esa diferenciación, esa especie de cultura antifemenina. No se puede llamar al Nuevo Testamento, en general, un libro antifemenino.

Otra cosa es el Antiguo Testamento, que es un reflejo, hasta cierto punto, de la cultura de su tiempo. Pero,  por ejemplo, en los libros sapiensiales del antiguo testamento, en concreto en el libro de La sabiduría, ‘La sabiduría’, en femenino, es una de las maneras de nombrar a Dios. ‘Sofía’ ha quedado como nombre femenino, y que es sabiduría en griego.

Existe la imagen de que la Iglesia es aboslutamente conservadora. ¿Es así? ¿O cómo son los debates a lo interno sobre estos temas?
– Me dice que la Iglesia es absolutamente conservadora, pero realmente, eso no responde a la realidad. En mi tiempo de vida, que es muy largo ya, porque casi voy a cumplir 82 años, he vivido, por ejemplo, un cambio impresionante de Pío XII a Juan XXIII, dos Papas. Durante, el papado de Juan XXIII, convocó al Concilio Vaticano II y el Concilio Vaticano II habló de muchas materias en una forma muy muy progresista. Entonces, evidentemente, en la Iglesia hay una historia. Y la Iglesia está dentro de este mundo, entonces, tiene momentos más progresistas que otros en su historia. Pero no es absolutamente conservadora. El Opus Dei puede ser muy conservador, pero hay otras maneras de ser cristiano. No es una única manera.

 ¿Existe debate entre corrientes?
– No necesariamente. No creo que nos peleemos mucho, nosotros. Pero, ciertamente, no en pocas cosas pensamos diferente. Siempre respetándonos mutuamente.

En Guatemala se generó un debate luego de una procesión con una piñata que tenía forma de vulva que recorrió las calles el 8 de marzo, día internacional de la mujer, y fue considerada una burla. ¿Qué opinión le merece esto?
– Normalmente los órganos de la reproducción, tanto el de la mujer como el del hombre, no se exhiben. Es decir, son órganos que, llevamos una tradición de siglos, milenios prácticamente, que no se exhiben. A menos que volvamos a las estatuas de la Acrópolis de Grecia, y que hoy por hoy han sido expropiadas y están en el Museo del Louvre, en París, o están en otros museos en el mundo. Pero, normalmente, entre nosotros la costumbre es que ni la vulva y ni el pene se exhiben en una procesión. Entonces, bueno me parece un poco extraño, por lo menos para las costumbre normales.

Pero de eso, a sentirse ofendido y condenarlo como un motivo de excomunión…
– Pues hay mucha distancia, ciertamente.

¿Se puede ser un buen católico y feminista?
– Por supuesto. Si se es feminista, como lo he dicho en la primera respuesta, evidentemente se puede ser un buen católico. Porque esa respuesta que le he dado, no es mía, es de Jesús de Nazareth.

¿Cómo podría un sacerdote ser más feminista, además del servicio al prójimo que ofrecen a las mujeres que han sufrido de violencia o maltrato?
– No solo eso. Un sacerdote es feminista en las formas en las que respete a la mujer. Y no tratándola nunca como inferior, sino tratándola como igual, como de igual dignididad. Prácticamente la Iglesia está en manos de mujeres. Sin las mujeres, la Iglesia desaparecería en muy poco tiempo. Las mujeres sostienen las todas las obras de caridad, de amor al prójimo, dentro de las parroquias. Hay muchísima mayor participación de mujeres en la Iglesia que de hombres. Por tanto, el sacerdote puede dar puestos en los consejos de las parroquias.

Así como está haciendo el papa Francisco, que está poniendo mujeres en la Curia Romana. Tiene muchas personas a quiénes no les gusta, muchos prelados, muchos obispos, pero a pesar de todo, él lo está haciendo. Y por qué razón, no hace falta más que leer el tercer evangelio de Lucas: Jesús emprendió su viaje a Jerusalén, acompañado, fundamentalmente, por sus discípulos y sus discípulas. Y se ponen los nombres de las mujeres: María, Susana, entre otras.

¿Cómo no vamos a ser feministas?¿Quién nos ha dado a luz? Una mujer. Evidentemente, los sacerdotes debemos ser feministas. Y poner sobretodo, dentro de los matrimonios, a la misma altura a la mujer que al hombre. Y si no, no somos verdaderos cristianos.

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

9

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    EDGAR GARCIA /

    11/04/2018 10:08 AM

    Me parece que el periódico esta trabajado a la vanguardia de la epoca
    que estamos viviendo. Es un periódico que apoya los derechos Humanos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Evenor /

    04/04/2018 7:33 AM

    De acuerdo al articulo y a las circunstancias en que se ha dado el mismo me parecen acertados. Creo que al igual que en la antigüedad, hoy la mujer siempre ha tenido mayor participación no solo en la Iglesia sino en todo el ámbito social. Sin embargo, la lucha del feminismo por la igual llega a los extremos de no respetarse así misma, puesto que exhibe sus propios órganos en una marcha pública. Esa no es la forma mejor de hacer una petición reivindicativa. Si es menester luchar por erradicar la violencia y el femicidio que se ha desatado en todos lados, pero tampoco es luchar por ir al otro extremo, porque entonces no seria una lucha por la igualdad, sino una lucha por la venganza.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Patricia Galicia /

    25/03/2018 10:00 AM

    Los fundamentalismos religiosos solo provocan discursos de odio que llevan a la violencia. La evidencia está en los evangelios. Porque Jesús dijo: Quien este libre de culpa que tire la primera piedra. Acto seguido los hombres que estaban a punto de apedrear a una mujer, basándose en sus discursos religiosas, se retiraron. Es necesario leer la historia y las prácticas sociales de manera crítica.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Conny /

    25/03/2018 9:20 AM

    De lo mas aterrizado que he leído alrededor del tema. el ser cristiano es respetar al prójimo y sus creencias. Se trata de tolerancia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Guillermo Maldonado C. /

    22/03/2018 7:14 PM

    Hace unos veintinueve años le pregunté a una extraordinaria mujer, qué pensaba sobre el auge del feminismo. Me respondió palabras más o menos: en lo que están, las mujeres siempre han dominado a los hombres, tras de bambalinas. Mi interlocutora, Conchita Marina Deras, fue asesinada brutal y cobardemente hace un año, en un supuesto robo cometido en su residencia. Tomo prestados los versos de otro artista, para recordarla como una mujer que la historia tendrá en sus laureles, con sus pensamientos y aportes sociales gigantes…

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    marc /

    21/03/2018 9:09 AM

    Su apellido es lo que le falta a este señor , la biblia es pura fantasía de escrita en la época del emperador constantino para que los beneficiara y se adaptara al dominio político y económico.

    Hasta la época las personas siguen creyendo en estas personas y sus supuestas enseñanzas. El vaticano siempre ha tenido dinero y vean haber si regalan algo , recemos hermanos es lo único que sale de su boca.

    En guatemala las mujeres tienen mas oportunidades de empleo que los hombres porque son mas sumisas , se gastan lo que ganan en cremas , gimnasio , ropa y un sin fin de cosas para agradar al patriarcado , y luego te salen con su falacia de YO ME VISTO PROVOCATIVA PARA SENTIRME BIEN NO POR LOS HOMBRES.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      EDWING /

      22/03/2018 3:45 PM

      increíble!!!!!! leer un comentario como este, si no valoramos y le damos a la mujer el lugar que se merece este país seguirá por la espiral del subdesarrollo. Aparte de sacar a toda la retagila de corruptos que nos gobiernan, pero ese es otro tema.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Mark Bohr Arrechea /

        25/03/2018 7:12 AM

        Hay que leer despacio, el sacerdote le da el lugar al feminismo, que no se haya escrito bien la respuesta por el entrevistador, es otra cosa.

        ¡Ay no!

        1

        ¡Nítido!

      Maria /

      21/03/2018 5:27 PM

      Las mujeres son mas.sumisas... JAJAJAJAJA las que tu conoces de plano!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones