De las torrejas a los chupetes, pasando por un plato de fiambre

Llega noviembre y empiezan las fiestas, los convivios y la mejor comida de año. Desde que tengo uso de razón esta ha sido mi época favorita. Me encanta el clima que viene con ella y todas sus actividades, pero más que nada me encanta la comida que rodea las celebraciones del final de año.

Gastro Opinión
Esta es una opinión

Los tradicionales chupetes de nuestra infancia.

Fotos: Fresita La Hada

Octubre trae para mí la visita obligada a Santo Domingo. Ir a ver a la Virgen del Rosario es una actividad familiar que nunca falta y a todos nos gusta mucho. Este año, en particular, fue muy bonito y festivo. Las torrejas estuvieron mejor que nunca, las shecas estuvieron geniales y el chocolate caliente de Xela como siempre estuvo magnífico.

Las tradiciones familiares son excelentes formas de mantener viva nuestra cultura y en mi familia el fiambre es la tradición más importante, además de ser una de mis favoritas. Todavía se prepara como lo hacían las tías y cada año me hace recordar todos lo momentos que hemos dejado atrás, esos momentos donde no te dejaban ni cortar sola la verdura, cuando ahora ya te dejan hasta blanquearla. Todas las bromas que salen en la mesa en lo que se cortan las carnes, esas historias que aunque se escuchan todos los años y nos las sabemos de memoria si no las contara mi abuelita harían falta y las extrañaríamos. Los aromas y risas que llenan el cuarto mientras pasamos incontables horas juntas perfeccionando el platillo para que salga igual al que hemos comido toda la vida. Ese momento de absoluta felicidad donde, al terminar todos los platillos, a pesar del cansancio y la corredera de la mañana nos tomamos un par de minutos para tomarnos la foto de todas las que participamos, una foto que con los años ha ido creciendo junto a la familia y que es un logro cuando logramos salir todas.

El fiambre de mi familia es blanco y delicioso. Seguro todos pensamos que el nuestro es el mejor y yo no soy la excepción. Amo el fiambre, tanto por el sabor, la textura y la proporción de ingredientes maravillosos, como por lo que significa sentarnos a compartir un azafate de fiambre y celebrar a la familia. A los nuevos miembros, a los de siempre y –desde luego– a recordar a los que nos han dejado y ahora nos hacen falta, quienes seguro nos están viendo y envidian lo que estamos comiendo. Es el día del año en que todos nos vemos, disfrutamos y pasamos tiempo juntos sin prisas y sin ver el reloj.

El primero de noviembre es de corredera y de preparación de fiambre, pero también es de barriletes gigantes y visitas a Santiago. La visita del domingo estuvo buenísima. A pesar del fuerte sol, el ambiente estaba lleno de diversión y festividad, los aromas eran variados y deliciosos. Aprovechamos para comer de todo un poco: los chicharrones y el lechón recién hechos fueron nuestros favoritos. Sin embargo, lo que más nos gustó –porque trajo muchos recuerdos de nuestra infancia– fue un chupete que comparamos en la salida. ¿Quién no se acuerda de esos conos de miel con palitos cubiertos de papel encerrado? Los barriletes estuvieron magníficos, diferentes, coloridos y de gran tamaño. En general fue un día agotador, pero magnífico y feliz.

 

Festival de Barriletes Gigantes de Santiago, Sacatepéquez.

Festival de Barriletes Gigantes de Santiago, Sacatepéquez.

Fresita La Hada
/

Creció en la mesa de la cocina de su abuelita, enamorada desde antes de poder alcanzar la estufa. Cree en la innovación y las nuevas tendencias, aunque su favorito es lo tradicional. Nada la hace mas feliz que poder compartir con sus amigos su pasión por la comida (haciéndola o probándola).


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    alejandro rivera /

    06/11/2015 6:14 PM

    Saul Diaz: Le recuerdo que los textos que escribi en este blog y los cuales parece que le molestaron, no son obra mia, sino de personas con una conciencia mas ampliada que la del comun de los mortales. Me parece que tomar en cuenta opiniones como la de estos personajes es muy importante para ir logrando paulativamente un desarrollo de la conciencia en cada uno de nosotros. El animal humano aun no a visado su pasaporte hacia el verdadero homo sapiens. Practicar la compasion con los otros animales es un buen principio para ir creciendo en conciencia. Solo un principio. El camino es largo y tortuoso. Pienselo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alejandro rivera /

    05/11/2015 7:43 PM

    RS: Si asi fuera los leones, los tigres, los jaguares y otros carnivoros ya hubieran "evolucionado". El animal humano en muchos aspectos a involucionado, pues se constituye en el mayor depredador del planeta. A mayor civilizacion mas se enferma el medio ambiente y se extinguen muchas especies. Es tan evolucionado, pero tan estupido, que no ha podido evitar las guerras con cauda de cientos de millones de animales humanos asesinados por su locura. Donde estonces esta su "evolucion"? Lo que pasa y lo compruebo con comentarios como el tuyo y el de Saul, que este bipedo sin plumas, es muy soberbio y hasta se autodenomina, la criatura hecha a imagen y semejanza de Dios, por eso cree tener el derecho de asesinar cruelmente a otras especies animales y lo peor, hasta los de su misma especie. Por eso, mejor afina tu oido y escucha las palabras sabias de los personajes que mencione, y de otros, que si constituyen un paso de transicion para superar el estado de animal humano.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    05/11/2015 7:21 PM

    me gusta la afirmacion de que cada quien cree que su fiambre es el mejor porque es justamente el orgullo el ingrediente mas importante, ademas de la tradicion, la convivencia y el anecdotario.
    no se compara un plato tradicional con las gringadas globalizantes

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Saul Diaz /

    05/11/2015 4:49 PM

    Don Alejandro Rivera, importunando todos y cada uno de los artículos de esta sección no va a hacer que nos volvamos veganos. Usted eligió ese estilo de vida, bien pueda, nadie le puede recriminar por eso, pero déjenos en paz a los que disfrutamos de un buen plato de carne.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    r/S /

    05/11/2015 11:28 AM

    El ser humano cuando era nómada, se alimentaba en gran parte de carroña, así como de frutos y semillas, así como de carne fresca de la caza de pequeños animales. No se podía cazar animales de medianos a grandes, debido a nuestras limitaciones de fuerza y velocidad. Cuando el hombre cambio su dieta de carroñero a cazador, es que el cerebro humano evolucionó, desarrolló armas de cacería, así como diversas estrategias, que le permitían tener carne fresca. La inteligencia, evolucionó a partir de que el hombre se volvió cazador. La civilización vino, cuando los grupos humanos dejaron de ser nómadas y se quedaron de manera permanente en un sólo lugar, dando origen a la agricultura, logrando ampliar la variedad de productos de dieta.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alejandro rivera /

    04/11/2015 9:55 PM

    San Francisco de Asis dijo:" ¿como podeis asesinar y devorar despiadadamente a esas adorables criaturas que mansa y amorosamente os ofrecen su ayuda, amistad y compañia?"

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alejandro rivera /

    04/11/2015 9:18 PM

    Les recuerdo a todos los catolicos carnivoros, devotos de tal o cual Virgen, lo que opinaron Santos de la iglesia cristiana sobre su infame tendencia de comer cadaveres: "" La alimentacion carnivora oscurece la luz del espiritu. Dificilmente podremos sostener que amamos la virtud con nuestros estomagos manchados con la sangre de nuestros hermanos los animales "". San Basilio. Turquia, 329-379.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones