2 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Encontré la comida que hacía mi abuela

Cocinar platillos como panza y lengua es algo sumamente complicado: hay pocas formas de hacerlo bien y mil maneras de arruinarlo todo. Eso lo aprendí en casa de mi abuela. Cada vez que vuelvo a cocinarlos recuerdo el trabajo arduo, la enorme atención que hay poner a cada detalle y las horas que hay que invertir –entre risas, es cierto– para que todo saliera perfecto.

Gastro Opinión P258
Esta es una opinión

Platillos poco convencionales, pero verdaderamente deliciosos.

Foto: Fresita La Hada.

Aún más especial era la ocasión en que se hacían vísceras: no sólo limpiarlas y prepararlas puede ser un proceso muy largo, sino que a veces no vale la pena cocinarlas pues no a todos les gusta. En lo personal, siempre me han encantado. Mis favoritos son la Lengua Benin –preparada con papas y aceitunas– y la Panza a la Vizcaína –con la cantidad correcta de ajo. Estos platillos me hacen feliz, pero son proteínas que se aman o se odian, no hay medias tintas, y si se prueban mal hechas nunca más querrás volver a probarlas. Confiar de nuevo sería un gran acto de fe.

La semana pasada estaba coordinando una reunión con mis amigos. Quedamos de juntarnos en Mercado 24. El nombre me sonaba –sabía que lo había visto en alguna ocasión, pero nunca había tenido oportunidad de probarlo–, así que me sonó bien la idea y fuimos a 4 Grados Norte.

El ambiente era muy agradable: decorado con elementos típicos de Guatemala utilizados de manera creativa, ya sea lámparas hechas con cáscaras de elotes secos o una pequeña marimba colocada en una librera pintada de rojo. El restaurante es acogedor y bonito.

Viendo los tamaños de los platos y todas las opciones del menú, escogimos una lengua, una panza y una costilla para compartir. La lengua –cortada en lascas delgadas– estaba cocinada a la perfección, y venía acompañada con chirmol de tomates que le quedaban de lujo.

La costilla fue servida sobre yuca frita, acompañada con zucchini baby y habas con cebolla morada. Ese era un plato ejemplar, donde cada detalle fue tomado en cuenta. Las texturas se complementaban muy bien, los sabores estaban muy bien logrados, la costilla perfectamente cocinada y la salsa –hecha a base de varios chiles e ingredientes locales– cerraba el plato de una manera sorpresiva y refrescante.

Sin embargo, la panza fue el plato ganador de esta experiencia: ha sido de lo mejor que he comido en mucho tiempo. Me atrevo a confesar que es la primera vez que pruebo este platillo, después de la versión que cocinaba mi abuelita. La preparación era magnífica: frita en su punto, acompañada con puré de frijoles blancos, frijoles blancos enteros y chiles fritos con una salsa liviana que terminaba el plato de la mejor manera.

Acompañamos todo con unas cervezas y un pan de tomate –comprado por el restaurante de una panadería cercana– que estaba buenísimo. Salimos todos contentos, plenamente satisfechos y entre todos gastamos Q330. No se puede pedir más.

Fresita La Hada
/

Creció en la mesa de la cocina de su abuelita, enamorada desde antes de poder alcanzar la estufa. Cree en la innovación y las nuevas tendencias, aunque su favorito es lo tradicional. Nada la hace mas feliz que poder compartir con sus amigos su pasión por la comida (haciéndola o probándola).


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


5

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Jorge Alfaro /

    09/02/2017 2:21 PM

    Decepción Total
    El lugar lo visite por que leí su artículo.
    La verdad me siento estafado.
    Pedimos una pasta la única de los 4 platos fuertes que ofrecen.
    Carisima, fea y nada más una bulgar pasta.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    11/03/2016 12:15 PM

    menos mal que ya esta aterrizando en comida chapina que, a la larga, llega a ser tan desconocida como la extranjera. admiro en mexico que le gente reconoce las buenas recetas por el uso de ingredientes idoneos. tienen mas de 100 variedades de chiles y saben de su uso y su sabor para cada plato ademas del uso de cebolla blanca o roja o, por ejemplo, el uso de comido molido o machacado, frito o asado.
    ir a comer con un mexicano o mexicana comida de su pais es toda una clase de gastronomia, sin tener blog

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      italomorales /

      13/03/2016 7:50 PM

      Y esto que tiene que ver con lo escrito por la autora. Y no sé que quiso decir con "comido molido o machacado.." ¿cominos, o que?
      Le quería contar a la autora que en Guatemala se dice "tusa" a lo que ella le llama cáscaras de elote seco. También es muy común llamarles doblador, porque se usa para envolver tamalitos y otros con las tusas. Creo que tusa no es muy común en la Capital, pero es la palabra que conozco desde hace setentipico de años.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    CSolis /

    10/03/2016 12:24 PM

    Pudieron haber probado además: las mollejas, la ensalada de remolacha y el tiradito de pescado...Delicia gastronómica!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pilly Salazar /

    10/03/2016 11:18 AM

    Me intriga saber quien esta detrás del personaje "Fresita la hada" buena nota

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones