3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Las crepettes han vuelto, pero no como las recordaba

Al ver que anunciaban la nueva Crepe bajo el #nuevologia me causó curiosidad. ¿Qué era esto?, ¿qué significaba para mis recuerdos? Y lo más importante, qué traerán nuevo a la mesa. Fui de esas personas que hizo cola con sus amigas el primer fin de semana para conocer este concepto y los platillos.

Gastro crepas La Crepe Opinión P369
Esta es una opinión

Crepa Motuleña. Foto: Fresita La Hada

Decir que salimos desilusionadas es poco. El ambiente, bonito y acogedor al igual que moderno y cómodo, sobresale como lo mejor de la visita. Las hosts fueron cordiales y nos llevaron a nuestra mesa de inmediato, de ahí en adelante se fue para abajo y abajo la experiencia.

En lo que decidíamos qué pedir y esperábamos a una persona más, pedimos un té de infusión (Q17), una cerveza (Q25), un croissant con Nutella (Q15) y por supuesto, unas crepettes (Q15). Nuestro mesero apuntó la orden en su tablet y se retiró. Primero apareció nuestra comida, luego nuestras bebidas (que debimos solicitar dos veces) y de último nuestros cubiertos.

La Crepe, croissant

El croissant muy fresco y con suficiente relleno, a las crepettes le quitaron el queso y por alguna razón, a diferencia de las originales, se quebraban fácilmente. El té de infusión bien presentado en el menú, pero desilusiona al recibirlo. Es una taza con la bolita de infusión que te deja con media taza de té y ningún lugar donde colocarla si quieren retirarla. Al pedir más agua el mesero la llevó en la mano, no en la charola, y sin prestar atención al servicio que prestaba.

La Crepe, te de infusión. Foto: Fresita La Hada

 

Preguntamos por los helados y no enterarnos que desde las 10 de la mañana se quedaron sin el de chocolate. Después de esto, ya no se nos antojó pedir nada más que la cuenta. Nos fuimos con muy mal sabor en la boca y nada contentas.

Yo entiendo que se necesita un espacio de ajustes y cambios cuando se inicia algo nuevo. Resulta molesto ver tanto detalle en la decoración y ambiente, pero nada en el servicio ni en el personal.

 ***

La semana pasada regresé a almorzar con otras personas para escuchar su opinión. Tuvimos problemas para estacionarnos, pues no cuentan con suficiente espacio, pero logramos entrar a un restaurante semivacío, donde ya el servicio había cambiado. Ahora atendían en la ventanilla y no en la mesa. Por curiosidad pregunté y nos permitieron sentarnos y ordenar en nuestros lugares después de ver el menú y escoger.

Pedimos el mon amie fondue (Q59), tal vez el nombre no les parece familiar pero es el que aparece en sus anuncios y vallas. No sé como lo lograron, si fue la mala selección de materia prima o las técnicas, pero para ser un platillo con queso y tocino no tenía sabor.

Se trata de unos waffles de cerveza oscura suaves y con una textura poco crujiente, una ensalada de arúgula que podría haber sido espinaca pues tampoco sabía a nada, tomates cherry y tiras de tocino, que en nuestro caso fueron trocitos pequeños también aguados. Todo esto acompañado de un fondue de queso chedar con cebollas, la presentación es muy bonita y moderna, pero de nuevo el sabor y gusto, ausentes. Les he adjuntado mi foto con la que han colocado ellos en su página de Facebook. Creo que son esos momentos en que la publicidad poco ayuda.

Facebook La Crepe La Crepe, fondue. Foto: Fresita La Hada

Además, pedimos una crepe Motuleña (Q59) rellena de jamón de pavo, salchicha italiana, frijoles volteados, queso fresco, la salsa ranchera de la casa, maíz dulce, tomates cherry, acompañado por aguacate, en nuestro caso verde. El platillo sin sabor aunque la masa de la crepa como tal, estaba buena y el grosor era el adecuado. Al final, el plato no resultó tan malo.

Las crepettes, de nuevo, sin queso y aguadas, pero tan memorables que nos dio gusto comerlas. Esta vez si tenían helado de chocolate (Q9) por lo que pedimos un cono twist que estuvo tan bueno como lo recordaba. Nos hizo recordar esos momentos donde ir a La Crepe con tus abuelos era el premio más grande que podías recibir.

La cerveza estaba fría y es lo mejor que puedo decir de la experiencia, teniendo hoy en día restaurantes que te la sirven al tiempo.

Fresita La Hada
/

Creció en la mesa de la cocina de su abuelita, enamorada desde antes de poder alcanzar la estufa. Cree en la innovación y las nuevas tendencias, aunque su favorito es lo tradicional. Nada la hace mas feliz que poder compartir con sus amigos su pasión por la comida (haciéndola o probándola).


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    jorge de leon /

    28/02/2015 4:52 PM

    Excelente Hada. Excelente. A mi La Crepe siempre, siempre me hizo mal, cada vez que fui, tenía serios problemas gástricos . Luego supe que era porque no tenían INOCUIDAD DE ALIMENTOS. Así que muy muy bien su análisis

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Bea /

    26/02/2015 3:04 PM

    Yo fui y sali muy decepcionada. No volvería.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones