Receta para un sábado perfecto: comida, marimba y sol

El sábado pasado se llevó a cabo el  VIII Festival Gastronómico de Sacatepéquez en el  Centro de Formación de la Cooperación Española. Lo organiza el Comité de Autogestión Turística da Sacatepéquez con el apoyo de dicho Centro el INGUAT y el INTECAP, y la municipalidad de Antigua Guatemala. La finalidad del festival es poder compartir la gastronomía de la región en una competencia local.

Gastro Opinión P369
Esta es una opinión

Tostadas y tacos

Este año, además, ayudaron al planeta prohibiendo el uso de duroport, para lo cual una compañía guatemalteca aportó platos elaborados a base de fécula de papa.  Fue muy interesante ver todas las maneras en que cada grupo de competidores elaboró sus platos.

Aunque la actividad parecía comenzar mejor organizada que años anteriores, toldos y marimba incluidos, lamentablemente empezó tarde y con el pie izquierdo. En vez de comenzar a las 10 am, las puertas del patio abrieron hasta las 10:30, ya que los jueces iban tarde calificando los platillos. Las cajas para la venta de tickets (evitando que los participantes manipularan efectivo) no estaban abiertas cuando abrieron, pues no habían contado aún el efectivo y algunos no tenían abiertos sus tickets.  Este tipo de problemas de organización me molestan sobremanera. Sobre todo cuando hay varias señoras ya mayores que tuvieron que esperar mucho tiempo a bajo del sol y un par de turistas discutiendo que “claro, era a las diez pero `hora chapina’”. ¡Qué mal que esta sea la impresión que damos en el extranjero!

Cuando al fin tuve mis tickets hice un reconocimiento estratégico del lugar para ver qué se me antojaba más. El precio de los platos oscilaba en múltiplos de 5 entre q5 por un chuchito o unos tacos, q10 por unas enchiladas o tamales, hasta q30 por un plato fuerte con acompañamiento como chiles rellenos, estofado de diferentes carnes o la famosa piloyada antigüeña y q35 el gallo en chicha o la gallina rellena. Los postres costaban q5 al igual que los refrescos, q10 la porción de dulces típicos y q10 las bebidas calientes y las fermentadas.

La piloyada fue el que más me llamó la atención, ya que era el único platillo que nunca había probado. Después de ver todas las mesas y platicar un poco con todos los cocineros, me decidí por la de San Juan el Obispo. Servida en escudilla y decorada con huevo duro y cebolla. Un plato sorprendente con mucho sabor y textura. Además del frijol que le da su nombre, éste tenía cerdo en varias presentaciones.  Una excelente primera experiencia con este platillo y definitivamente una que repetiré de nuevo.

Piloyada

Piloyada

En el puesto de Antigua Guatemala tenían todos los dulces que uno podría desear, incluyendo unas frutas de mazapán que se miraban espectaculares y me remontaron a mi niñez cuando mi abuelo no las daba de premio en un domingo familiar.  Estaban tan buenas como pintaban y las señoritas que atendían este puesto eran sumamente amables. Allí también probé un chuchito de masa relleno de frijoles sofritos y cubierto de salsa picante muy bueno.

Llegué al puesto de Jocotenango I y ellos tenían uno de los platos que más me gustaron: de papel reciclado tejido como una pequeña canasta y terminados con una hoja de plátano, los elaboraron las propias señoras del puesto. Colorido y bonito, complementaba muy bien la comida. Para los platillos que pesaban un poco más y requerían un plato más grande tenían uno de cartón que también cubrieron con una hoja de plátano. Así fue como me sirvieron un excelente estofado, acompañado de arroz con maíz.

Platos de papel reciclado

Platos de papel reciclado

Hacia un lado había unas señoras torteando (en este caso 3 tortillas por quetzal). Contaban con tortillas de maíz blanco, amarillo y negro que es mi favorito y que fue el complemento perfecto a mi platillo.

San Bartolomé Milpas Altas,  pasó hojas de tusa por agua, cociéndolas luego en forma cuadrada o redonda y terminándolas con una par de semillas. Encima colocaron una hoja de plátano para evitar contaminaciones a la comida, aunque, como me explicó la señora con mucho orgullo, habían hervido todo y estaban nítidos su platos. De ellos también probé un chuchito con pollo. Siempre me asombra cómo el método de preparación o un receta cambian tanto el sabor de una comida. El chuchito en cuestión tenía un sabor un poco más ahumado y fuerte en la masa que el anterior y la salsa era muy neutra, para que, al que le gusta el picante, pudiera echarle uno muy bueno que habían elaborado a base de chiltepe y rábano.

Así como yo tengo mi fascinación por los chuchitos, uno de los amigos que me acompañó este día podría vivir a tacos. Probó uno de Jocotenango I, que, aunque le pareció bueno y crocante, a su gusto le faltaba un poco de sabor.  Y luego probó el de Santa Inés, de papa y chicharrón y quedó encantado. Tanto, que regresó por un par más.

En definitiva una experiencia genial y un sábado perfecto. Lástima que hay que esperar un año más para la próxima.

Fresita La Hada
/

Creció en la mesa de la cocina de su abuelita, enamorada desde antes de poder alcanzar la estufa. Cree en la innovación y las nuevas tendencias, aunque su favorito es lo tradicional. Nada la hace mas feliz que poder compartir con sus amigos su pasión por la comida (haciéndola o probándola).


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

8

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Obdulio Vásquez /

    03/08/2017 2:44 PM

    Crocante o crujiente, son sinónimos... al menos para cocinar. Buenas fotos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Lucrecia Charchalac /

    28/07/2017 8:13 AM

    Viendo esas fotos viviendo uno fuera del país se hace una tortura de veras! Extraño mi comida de Guate!!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    El que no se mexicaniza /

    21/07/2017 12:17 PM

    Por favor. No se dice "crocante" se dice crujiente. Las cosas no crocan, crujen.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Obdulio Vásquez /

      03/08/2017 2:43 PM

      Son sinónimos, al menos para cocinar. Que buenas fotos.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Mateo /

    20/07/2017 8:29 AM

    Nunca había escuchado de este plato llamado Piloyada. Me llamó mucho la atención. ¿Habrá algún lugar donde forme parte de la carta y comerlo cualquier día?
    Claro, un lugar que valga la pena.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Luis Garcia /

      30/07/2017 12:30 PM

      En la fonda de la calle real en la calle del arco Antigua Guatemala.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Mynor /

      22/07/2017 8:44 AM

      La piloyada la puedes encontrar po la antigua guatemala, en los alrededores de san felipe.. no se si sean tan bueno como el plato que aqui describen pero bien puedes probarlo.. ;)

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Miriam /

    19/07/2017 12:09 PM

    Me dio hambre solo de ver las fotos y leer la descripción. =) Buen artículo

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones