1 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Un desayuno perfecto en “El Pedregal”

La semana pasada con un poco más de tiempo y buscando una opción apetitosa que nos permitiera salir de la rutina, empezamos a discutir opciones para desayunar. Entre los nombres, alguien mencionó El Pedregal. Bastó escuchar el nombre para regresar a mi infancia.

Gastro Opinión P258
Esta es una opinión

FOTOS: Fresita La Hada

El restaurante, fundado por la familia Haase Meyer en 1976, era una finca donde ahora funciona un comedor familiar que sirve platillos deliciosos en un ambiente campestre. Además, permite que los niños den de comer a los gansos que se encuentran en  la propiedad.

Está ubicado en Santa Apolonia, Tecpán, Chimaltenango, en el kilómetro 90 de la carretera Interamericana, y es una excelente opción para un desayuno extenso y tranquilo con excelente comida, un ambiente agradable y un servicio cálido.

El lugar es rústico y pequeño que siempre está ocupado, por lo que encontrar una mesa puede tomar varios minutos. La molestia de la espera se disipa con el servicio que uno encuentra.

Nosotros contamos con suerte ya que justo cuando entramos, un grupo se marchaba, así que ocupamos de inmediato. La carta es extensa y cuenta con opciones que se superan una a la otra, fue difícil decidir pero lo logramos. La mayoría optó por los diferentes tipos de huevos acompañados de  frijol, crema, queso, pan integral (que estaba espectacular), tortillas, mosh, mermelada y café.

pedregal5

Yo me lancé por El Pedregal, dos huevos revueltos sobre una cama de tiritas de tortillas fritas bañadas en salsa roja con crema y puntos de queso. Las texturas y proporciones me parecieron apropiadas. El término de los huevos perfecto y la acidez de la salsa roja justo en su punto.

Otra amiga optó por el Xetzac, dos huevos estrellados bañados en salsa roja con un picado de longaniza, sobre dos tortillas negras untadas con frijoles y crema, y trocitos de queso fresco. En la mesa compartimos unas tortillas con queso a la parilla, que estaban muy frescas y buenas.

pedregal2

Todo estuvo espectacular y el servicio fue lo único que lo superó. El ambiente fue sumamente agradable y la calma del lugar contribuye a la diversión. Los niños disfrutaron mucho los animales, en particular un pequeño caballo para dar vueltas.

Les quedaré mal con el total de la cuenta pues fue una invitación pero me recuerdo que los precios me parecieron racionables.  Es una experiencia que volveré a repetir otro fin de semana para que me haga sentir que estoy de vacaciones.

 

 

Fresita La Hada
/

Creció en la mesa de la cocina de su abuelita, enamorada desde antes de poder alcanzar la estufa. Cree en la innovación y las nuevas tendencias, aunque su favorito es lo tradicional. Nada la hace mas feliz que poder compartir con sus amigos su pasión por la comida (haciéndola o probándola).


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Cristián Guerra /

    11/04/2015 3:16 AM

    Mi lugar favorito en la ruta a Xela!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones