Un restaurante con comida vegana y gluten free

Árbol de la Vida es una excelente opción para los vegetarianos y para aquellos que quieran comer un pepián de ostras rey.

Blogs Gastro Opinión P369
Esta es una opinión

Pepián de ostras rey, un guiso elaborado con chile guaquee.

Fotos: Fresita La Hada

Con un historia que remonta a los años 70, cuando abrió sus puertas por primera vez bajo las manos del chef guatemalteco Anthony Bono, el restaurante Árbol de Vida tiene una trayectoria reconocida por todos aquellos que están dispuestos a reconocer que no solo la comida que contiene proteínas animales puede ser excelente. A pesar de que ha tenido varios túmulos en su camino, reabrió en 2003 en su dirección actual (17 calle A 19-60 zona 10) con excelentes sabores, buenos ingredientes y métodos de cocina variados a precios accesibles.

La decoración de Árbol de la Vida es sencilla, con colores naturales. El ambiente es acogedor y el servicio cordial. El menú se caracteriza por sus múltiples opciones, algunas con opción vegana y gluten free para aquellos que llevan un estilo de vida mas restringido, ya sea por su gusto personal o salud. Con platos como ensaladas, hamburguesas e incluso postres, seguro hay una elección para todos los que visiten.

Hace un par de semanas lo visité con una amiga, queríamos tener una conversación un poco más relajada y huir un poco de lo cotidiano. Después de ver la carta, optamos por el menú del día que permite escoger una sopa, un plato fuerte y un refresco por Q75.

 

Sopa de frijol colorado.

Empezamos por los refrescos, uno de maracuyá y una horchata de maní, ambos con buen sabor y a la temperatura ideal. Aunque nos pareció extraño que nos ofrecieran pajillas cuando otros establecimientos han tomado una postura contra el uso de pajillas y plástico de uso único. Este fue era el último lugar donde esperaría que me la ofrecieran.

Luego llegaron las sopas, una de papa con puerro acompañada de tostadas de pan integral, el sabor y textura estaba muy bien. Fue un buen inicio a nuestra visita. La otra de frijol colorado ganó entre los dos platos fuertes, la textura y sabor estaban geniales. Es más, si sólo eso hubiera escogido almorzar hubiera quedado contenta, una excelente sopa.

Pasamos a los platos fuertes, una lasaña de espinaca con queso mozarela y salsa blanca acompañada de una ensalada de la casa fresca, con aderezo o aceite a la elección. La textura de la lasaña estaba muy buena y el balance entre todos los ingredientes era ideal, un buen platillo. El segundo, un pepián de hongos ostras rey acompañado de arroz blanco y aguacate. El recado para este plato estuvo muy bien preparado y los vegetales cocinados a su perfección, pero mi parte favorita fue la textura de los hongos que mantenía su integridad sin ser muy duros o chiclosos al comer.

 

Lasaña de espinaca.

Otra excelente visita que me recordó por qué es uno de mis restaurantes favoritos.

Fresita La Hada
/

Creció en la mesa de la cocina de su abuelita, enamorada desde antes de poder alcanzar la estufa. Cree en la innovación y las nuevas tendencias, aunque su favorito es lo tradicional. Nada la hace mas feliz que poder compartir con sus amigos su pasión por la comida (haciéndola o probándola).


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Karen M /

    28/04/2018 12:16 PM

    Excelente restaurante!!! Coincido con lo indicado por la autora.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones