Baldetti echa la culpa a Rosa de Pérez y dice que falta mucho por saberse en caso La Línea

El 19 de abril fue el último día que la ahora ex vicepresidenta de Guatemala dio declaraciones a los medios. Y salió muy enojada. 22 días después, ya como ciudadana después de su renuncia el 8 de mayo por el caso de defraudación aduanera, habla. En una entrevista con una emisora afín al gobierno. Y no dice gran cosa: se defiende, pide que se investigue a los empresarios que pagaban sobornos, se mete con los manifestantes, y dice que deja la política “por un tiempo”.

P369

Esta es la foto que Sonora subió de Baldetti, asegurando que había sido de hoy.

Foto: Radio Sonora

Todo fue un decir en la entrevista que Roxana Baldetti pactó hoy con Radio Sonora, propiedad de Ángel González, el magnate de los canales 3, 7, 11 y 13 que no cubrieron las protestas de este mes contra Otto Pérez y Baldetti. La entrevista fue un decir porque dice muchas cosas que, por ahora, no puede demostrar. Un decir porque pasó más de veinte días de crisis política sin dar declaraciones a los medios. Un decir porque ahora es una ciudadana sin inmunidad y con arraigo que niega cualquier vínculo al Caso SAT y no ha sido llamada a tribunales. Aunque, dijo, irá si la llaman. En la entrevista, en la que se mostró muy a la defensiva, lanzó un mensaje tan retador como acusador: “Jamás di una orden que diga: aquí cobren tanto. Que tenía a alguien muy cerca que lo hizo, sí (Juan Carlos Monzón). Pero todos los gobiernos tuvieron a su persona”.

En la blanca habitación, sólo se le veía a ella, a su micrófono, y al jarrón. Roxana Baldetti vestida con un suéter café y el jarrón transparente con piedras cafés en su interior. La entrevista se iba a realizar en la radio, pero anunciaron que “por seguridad”, la plática con el director de la radio se había trasladado a una oficina de la zona 10 de Ciudad de Guatemala. La imagen fue difundida en redes por la emisora, nadie pudo ver a la ex vicepresidenta que dice que no tiene nada que esconder.

Poniendo por orden los acontecimientos, Baldetti dijo que conoció a su ex secretario privado, Juan Carlos Monzón (líder de la estructura del Caso SAT, hoy prófugo) porque él era uno de los integrantes de un grupo de 19 empresarios llamado ‘Atomización’, que trabajaba apoyando la causa del Patriota viajando por el interior del país. Años después, ya como su secretario privado, él le pidió acompañarla a Seúl (Corea) para la recepción de un premio honoris causa. Monzón le pidió acompañarle, según Baldetti, porque él tenía proveedores en el país asiático y como nunca le había llevado de viaje, le pidió de paso quedarse unos días. “Jamás de los jamases pensé que esta situación iba a suceder”.

Cuando el Caso SAT explotó, el 16 de abril, y la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG) señaló a Monzón como cabecilla de una mafia aduanera, Baldetti dijo que cuando se enteró, “tenía el hígado en la mano, porque era una persona en la que confiaba”.

Respecto a por qué cuando se enteró, estando en Corea, no avisó a la Policía ni le preguntó a Monzón dónde estaba, manejó el mismo discurso que la última vez que habló a los medios, antes de abandonar la conferencia realmente enojada: “Soy vicepresidenta, no soy policía, ni juez, ni tenía la potestad de traer a Juan Carlos Monzón”.

En aquella conferencia, que no volvió a repetir como vicepresidenta aduciendo que algunos medios le gritaban y que no lo iba a tolerar, mostró un vídeo en el que se jactaba de ser la persona que había mandado iniciar una investigación en aduanas cuatro años atrás. Afirmó que no se había escondido en estas últimas semanas. En base a eso, en la entrevista dijo: “La Cicig se ha apuntado un buen punto con esta investigación que inicié yo hace cuatro años. Sería tonto y estúpido que la iniciara si yo estaba involucrada”.

Las escuchas telefónicas del Caso SAT por las que su participación en la mafia aduanera empezó a ser cuestionada (aunque la CICIG, ya lo dijo Baldetti, no la ha señalado) por conversaciones en las que se hacía alusión a La 2 o La Señora, pueden tener mil explicaciones para la ex vicepresidenta. “La 2, la R, y la Señora no tengo por qué ser yo. Puede ser Rosa María, la esposa del Presidente. Puede ser cualquiera. No puede ser que sea solo yo, se pueden referir a miles de personas”, dijo Baldetti.

Su defensa de sí misma fue tan mala que al pasar la pelota a Rosa Leal de Pérez, que pasó por alto que la explicación de “La R” podría ser una mucho más sencilla: “sube la R, baja la R” y podría referirse a la recaudación fiscal.

Pero de vuelta a su decir de entrevista con Sonora, dijo que su última semana como vicepresidenta fue el tiempo que, dijo, ella necesitó para meditar su salida del cargo. “Ha habido muchas lágrimas”. Según su relato, el miércoles 6 de mayo dejó escrita la carta. “Quería que en la carta se reflejaran mis sentimientos”. Pero prefirió esperar hasta el viernes para que el presidente anunciara su renuncia. “El viernes es un buen día porque la gente se queda en casa para descansar”, dijo a Radio Sonora en un intento de explicación.

Fue una entrevista con un medio afín, pero el entrevistador no fue complaciente. Hasta el punto de que Roxana Baldetti le pidió que dejara de elucubrar con propiedades que no tiene y con una huída en avión que, afirmó, no iba a realizar. “Si usted me quiere venir a poner la soga al cuello, ni se lo permito a usted ni a nadie”, le dijo.

La ahora ciudadana Roxana Baldetti que ayer celebró en familia el Día de la Madre, sigue hablando en tercera persona de sí misma, se sigue queriendo mucho (dijo que la jueza de paz que la visitó la semana pasada para comprobar que seguía en Guatemala le dijo que era muy guapa) y sigue estando muy segura de sí misma (“mi papá me dejó muchos talentos”). Entre los talentos, anunció que el comité ejecutivo del Partido Patriota la quiere volver a postular como secretaria general, pero que de momento se dedicará a sus empresas.

La verdadera ex mano dura del Gobierno Patriota tampoco se olvidó de los miles de manifestantes que reclamaron en las calles y en las redes sociales durante dos semanas su renuncia. “Si hubiera habido una manifestación para apoyar a Roxana Baldetti hubiera sido grande, pero yo no quiero partir al país. Me pregunto para quien trabajan las personas que quemaron cohetes cuando presenté mi renuncia”.

Tampoco se olvidó de sus ahora enemigos, los empresarios. Baldetti recuerda que eran los que pagaban sobornos: “Faltan muchas cosas por saber en el Caso SAT. Cuántos eran, quiénes son los empresarios”.

Así terminó la entrevista. La próxima vez que hable en público la ciudadana Baldetti, probablemente será en un tribunal de Guatemala.

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    FISI QUIN /

    12/05/2015 10:23 AM

    Como le quedó el ojo Roxana ... fisiquin o no fisiquin ?

    Si Otto y Ottito también tienen su "linea", entonces la R podría ser Rosa.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    María del Lago /

    12/05/2015 7:16 AM

    se equivoca al decir que los que quemamos cuetes fuimos contratados, yo queme muchos cuetes, y los pague con el mismo dinero con que que pago mis impuestos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    María del Lago /

    12/05/2015 7:15 AM

    se equivoca al decir que los que quemamos cuetes fuimos contratados, yo queme muchos cuetes, y los pague con el mismo dinero que pago mis impuestos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Diego Carrillo /

    12/05/2015 12:13 AM

    Me pregunto, si la linea tiene que ver algo con el Cartel de la Linea.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones