Cómo el dinero por el que murió E. López (72 años) pudo terminar en el Caribe

A Eugenio López, de 72 años, le robaron la jubilación por la que había trabajado toda su vida y cuando iba a protestar para intentar recuperarla, lo asesinaron. Otro episodio de sangre e injusticia en el país de las fincas donde el Estado apenas si se moviliza para cobrarle a algunos patronos rurales, en especial cuando se apellida Campollo y cuando la jubilación de 280 trabajadores bien pudo haber terminado en una offshore de las Islas Vírgenes en el Caribe.

P258

La escena del crimen en la puerta de la finca San Gregorio, en la bocacosta guatemalteca.

Foto: Federación de Escuelas Radiofónicas

Cada mes, durante casi 30 años, a Eugenio López y sus más de 300 compañeros les descontaron 12 centavos de sus salarios mínimos, que deberían haber servido para asegurarles el futuro cuando llegara el día de su jubilación. Sin embargo, esos aportes nunca llegaron al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) sino que se quedaron en la caja chica de la empresa agrónomo pecuaria Quihuit, S.A., entonces propiedad de Ricardo Campollo Codina.

Por la devolución de esos aportes, por la posibilidad de tener un mínimo para vivir, fue que los extrabajadores organizaron un plantón frente a la finca el pasado 23 de junio, hace una semana. Eugenio López, de 72 años, fue de los primeros en llegar cuando, según testimonios de testigos, un guardia de seguridad se acercó al portón y desde el interior de la finca, hizo tres disparos que lo dejaron sin vida.

Las protestas no son recientes. Los trabajadores llevan dos décadas haciendo plantones, poniendo denuncias y visitando instituciones mientras el Estado apenas si se ha movilizado.

Los Campollo se lavan las manos

Tras la muerte de López, las autoridades del IGSS convocaron a una conferencia de prensa para confirmar que la empresa Agrónomo Pecuaria Quihuit, S.A., propietaria de la finca San Gregorio, tenía una deuda de Q6 millones por los años en los que no pagó los aportes de sus trabajadores.

Todo empezó en 1992, cuando al percatarse de que sus cuotas nunca habían llegado al IGSS, los trabajadores empezaron a organizar un sindicato. La respuesta patronal fue el despido masivo de 300 personas. Aunque consiguieron un fallo favorable para su reinstalación, la familia Campollo nunca acató la orden judicial y en 1998 concretaron la venta de la Finca San Gregorio, que pasó a manos de José Roberto Quintanal Paiz.

Pese a que el conflicto tiene más de 20 años, no fue sino hasta 2014 que el seguro social interpuso una demanda en el juzgado de primera instancia civil de Coatepeque. La demanda no prosperó porque el actual dueño de la finca, José Roberto Quintanal Paíz, asegura que la responsabilidad es de Ricardo Campollo Codina, mientras éste argumenta que al venderla también traspasó las obligaciones.

Los pasos mínimos del Estado

Xiomara Monge, responsable de la Dirección de Recaudación del IGSS, calcula que son cerca de 17 mil patronos que no han trasladado los aportes y cuya deuda asciende a Q1.2 mil millones. Dicha cantidad equivale a la séptima parte del presupuesto anual del seguro social. Y esta cantidad, los supuestos 17 mil patronos, es una estimación.

La deuda también afecta a más de 118 mil afiliados, que tras jubilarse podrían quedar en la misma situación que los extrabajadores de la Finca San Gregorio. Pese a la magnitud y gravedad del problema, el IGSS apuesta sobre todo a que los patronos se presenten de buena fe a arreglar su situación.

El presidente del IGSS y último miembro del Comité Ejecutivo del Partido Patriota en el Estado, Carlos Contreras, dijo en el programa Con Criterio que apuestan por el período de gracia para exonerar al 100% las multas de los patronos.

– La deuda al IGSS se va acumulando y es peor que los intereses de una tarjeta de crédito, bromeó en el programa.

La directora Monge continúa.

– Lo que sucede es que algunos patronos quieren ponerse al día pero sus multas son tan altas que les hace imposible hacerlo. Eso no implica que no hagamos cobros por la vía judicial (8 mil patronos han sido ya demandados) pero el problema allí es que muchas veces las empresas ya trasladaron sus capitales, quebraron y los patronos tampoco tienen bienes embargables, detalla.

Cobrarle a los responsables del caso de Finca San Gregorio sería un proceso complejo. Las empresas de José Roberto Quintanal Paíz están vinculadas a la offshore Cadiz Develop Group, registradas en las Islas Vírgenes Británicas. Mientras que el apellido guatemalteco que más se repite en los Pánama Papers, es Campollo. Los miembros de dicha familia se alternan como beneficiarios en una compleja red de más de 116 offshores registradas también en las Islas Vírgenes Británicas, en Filipinas o en República Dominicana.

En el diario Prensa Libre, el periodista Haroldo Shetemul hace una reseña de la familia Campollo: “Tienen grandes plantaciones de hule, caña de azúcar, palma africana, además de inversiones en bienes raíces y financieras. Los Campollo también tienen intereses en la Compañía Petrolera del Atlántico, gracias a las concesiones que hizo el gobierno de Álvaro Arzú en Izabal”.

Se intentó obtener una entrevista con la Agropecuaria para obtener su versión, pero declinaron dar declaraciones para este reportaje.

Para Brenda Guillén, de la Unidad de Protección a Defensoras y Defensores de Derechos Humanos (Udefegua), que acompaña el proceso, el problema también pasa por la falta de voluntad por parte de las instituciones.

– En el Organismo Judicial, sobre todo en los juzgados municipales, las empresas tienen demasiado peso como para que los jueces fallen en su contra. Y por otra parte, el patrono se aprovecha de la situación de los trabajadores para no darles cuentas claras o llevar nóminas paralelas.

Mientras las instituciones no se movilizan, patronos como los de San Gregorio siguen robando los aportes de los trabajadores. Parte del problema es que el mismo Estado incurre en esta práctica, pues le debe buena parte de la cuota patronal al IGSS. Del total de la deuda que tiene el Estado con el seguro social, el 28% es de las municipalidades del país, que están dejando sin protección a más de 30 mil de sus trabajadores.

El desinterés político

Ni Jorge de León Duque, Procurador de los Derechos Humanos; ni la Ministra de Trabajo, Aura Teleguario, respondieron a los requerimientos para saber qué papel habían desempeñado para buscarle solución al problema de los extrabajadores de la Finca San Gregorio.

En el Congreso, sólo hasta junio de 2016 se atendió el tema por parte de la Comisión de Derechos Humanos, entonces dirigida por el diputado de Todos, Ronald Arango. La conclusión de la reunión fue que todas las instituciones, sobre todo el IGSS, harían su mejor esfuerzo para solucionar el caso. Un año después, Eugenio López, de 72 años, fue asesinado al protestar por su jubilación.

En la Comisión de Trabajo, el diputado Ovidio Monzón, afirma que el problema no ha sido tratado pero que tras el asesinato de Eugenio López se acordó llevar el tema a discusión. El diputado cree que gran parte del problema es que las autoridades del Ministerio de Trabajo han sido “muy tibias y les falta protagonismo”. También pasa porque aún están pendientes de aprobarse dos iniciativas para darle más poder al Ministerio para sancionar a los patronos.

El trabajo de los diputados debería ser fiscalizar al Ministerio de Trabajo para que “deje de ser tibio”.

Consultada sobre la misma problemática, la diputada de VIVA, María Eugenia Tabush, afirma que ella está en la comisión de trabajo sólo por temas relacionados con el fomento de empleo. Ni siquiera alguno de los 7 diputados por Quetzaltenango han intermediado en favor de los extrabajadores afectados. El diputado Nery Samayoa, del Movimiento Reformador, fue consultado sobre el conflicto en la Finca San Gregorio. Su respuesta fue: “el 15 (de julio) regreso de viaje y con gusto platicamos”.

Si esto fuera poco, esta semana se perdió el Panel Arbitral, en el que sindicatos estadounidenses presionaron a su Departamento de Comercio para demandar a Guatemala en el marco del Tratado de Libre Comercio por ‘competencia desleal’ al inclumplir con derechos laborales y ambientales. El tema era de un interés especial para el gobierno progresista de Barack Obama, pero ya no lo es para el gobierno conservador de Donald Trump.

En Guatemala, el Estado no ha hecho mucho por frenar los abusos cometidos por empleadores como los de San Gregorio. Este no es el primer caso de la finca. En 1993 desapareció el sindicalista Gustavo Vásquez y fueron asesinados Adrián y Velizario López. Ninguno de los hechos ha sido esclarecido. Quizás la atención estatal empiece a partir del asesinato de un trabajador de 72 años en la puerta de la finca y la confirmación del IGSS de que la Agropecuaria no había pagado sus cuotas.

Gabriel Woltke
/

Guatemala / Xibalbá 1988. Ingresó al seminario queriendo ser sacerdote, salió a estudiar literatura y luego hizo carrera como periodista. Avanza sobre el río. Desea ser escritor, corrector, carpintero, programador, diseñador, monje, mago, árbol, pájaro, ballena.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

32

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Marielos López /

    19/12/2017 6:20 PM

    Por estos abusos surgió la guerrilla.
    Lastimosamente se desvirtuo objetivos y estrategias. Y para colmo la guerrilla se dividió por ambiciones personales. Por esas razones no creo que lleguen algún día a gobernar.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      Juan Ramos /

      23/12/2017 2:13 AM

      Que diablos tiene que ver la guerrilla en este tema??? Es el sistema putrefacto ultraderechista gobernado por militares, capitalistas oligarcas, narcos y corruptos que Guatemala esta asi...

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Carlos Perez /

    19/12/2017 4:06 PM

    Esto es verdaderamente INDIGNANTE. Ojalá exista un infierno en el cual tengan que asarse por la eternidad quienes sean responsables directos e indirectos de semejantes hechos!!!! No puede permitirse nunca algo así!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ana /

    19/12/2017 1:51 PM

    Gracias por compartir estás noticias para que todos estem9s más alertas de ver que esas cosas no se repitan.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    luiz mendez /

    04/07/2017 10:19 PM

    pueblo unido jamas sera vencido!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    luiz mendez /

    04/07/2017 10:18 PM

    PUEBLO UNIDO, JAMAS SERA VENCIDO!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    luiz mendez /

    04/07/2017 10:17 PM

    por esta y otras razones, se iniciaron las guerillas en Guatemala que sw deberin organizar otra vez! (desde USA)

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Mario Estradafigueroa /

    04/07/2017 9:17 PM

    Es igdinante, la ingratitud, como proceden estos explotadores. No se trata Izquierdistas, ni derechistas. La lucha de todo el PUEBLO UNIDO, PARA COMBATIR, LA CORRUPCIÓN Y A LOS CORRUPTOS. DONDE SE ENCUENTREN. VEO CLARAMENTE, QUE APARTE, DE ESTOS MAFIOSOS FINQUEROS, HAY OTRAS ENTIDADES CULPABLES Y NEGLIGEN TES : SEGURO SOCIAL, MINISTERIO DE TRABAJO, DERECHOS HUMANOS, GOBIERNO CENTRAL. TODOS ELLOS, SON Y HAN SIDO UNOS DESGRACI ADOS IRRESPONSABLES.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Mario Estradafigueroa /

    04/07/2017 8:56 PM

    Es

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Moisés Berducido /

    02/07/2017 10:12 AM

    Indignante. Un hombre de 72 años asesinado como un vil criminal, todo para que los hijos de papi disfruten viajes al Caribe, Europa, Tailandia y se compren un yate.

    ¿Que hace PDH y MP? ¿Y tribunales? ¡JUSTICIA para Eugenio López!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Joe /

      02/07/2017 5:22 PM

      Es lo que vosotros nos preguntamos y nuestra respuesta es caritas malas!!

      Y PDH? Y MP,

      Sigue lo mismo la pobre gente del campo no tiene justicia selectiva, o estratégica, porque ellos no tienen Facebook ni twuter o insuwgram de hecho ellos no tienen ni celular o si lo tienen es frijolito sin redes sociales

      Debemos pensar a quienes les favorecen estas noticias y solo hay dos opciones

      1. A los que lucran internacionalmente con las ayudas con ONGs
      2. A quienes no leen estas noticias y les vale

      Lo que no saben es que hay una cosa que se llama la "resistencia silenciosa" y que tarde o temprano explotara

      ¡Ay no!

      3

      ¡Nítido!

    Lucas /

    01/07/2017 5:33 PM

    Y el tal Campollo tampoco es un angelito hasta en Costa Rica no quiere pagar la indemnizacion de sus trabajadores y anda pagando campañas de politicos. Una cosa es el libre mercado y las doctrinas Keines y Hayek y otra tener cuero de dinosaurio como estos...dinosaurios

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones