7 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El maestro de Jimmy quiere ser Relator contra la tortura

Hay personas que suelen rondar las altas esferas sin llamar la atención. Marco Vinicio Mejía es uno de ellos. Él se define como un “intelectual serio” y aunque se le reconoce su obra literaria, se le achaca su relación con el poder. Estuvo a cargo del Doctorado creado por militares de Otto Pérez Molina bajo el que se preparó a Jimmy Morales para llegar a la Presidencia. Fue su asesor de tesis e incluso le escribió algunos discursos. Su perfil volvió a salir a luz ahora que quiere ser relator contra la tortura.

P147

Marco Vinicio Mejía fue el número dos de la secretaría de inteligencia de Pérez Molina.

Fotos: Carlos Sebastián

En el último mes Marco Vinicio Mejía, de 58 años, se convirtió en un visitante asiduo del Congreso de la República. Llegó para presentar su hoja de vida como candidato a relator de la Oficina Nacional de Prevención de la Tortura.

La oficina fue creada para que se erradiquen en el país las prácticas inhumanas o crueles en contra de los ciudadanos, especialmente de los privados de libertad. Prácticas que apenas hace 25 años todavía eran usadas por el Estado en contra de la oposición y los grupos subversivos y que se presume que continuaron hasta al menos 2006 contra acusados de dlincuentes. La Oficina nacional es casi invisible y en 2016 apenas resolvió tres de las 46 denuncias por torturas en los centros carcelarios.

Ser electo relator asegura un salario de Q50 mil (US$6,600) y la posibilidad de contratar bajo criterios personales a los asesores que se considere necesarios. Ser nombrado para el puesto también da vía libre para entrar y salir sin ningún tipo de restricción a los centros carcelarios, para entrevistar a los reclusos en total privacidad y para acceder a cualquier información relacionada con ellos.

El puesto tiene poder para evitar prácticas de torturas, pero también un gran poder cuando casi un gabinete entero de gobierno y grandes empresarios se encuentran recluidos en prisiones que tendrán sus puertas abiertas para los futuros relatores.

Un académico extraño

Marco Vinicio Mejía es una de esas personas que busca dejar en claro su preparación académica que pasa por el periodismo, la filosofía, el derecho, la educación y la lingüística.

Tiene 27 libros publicados que abarcan novelas, poesía, ensayos como “Asedio a Cardoza” o la antología “Miguel Ángel Asturias, raíz y destino”, que reúne la obra poética temprana del Premio Nobel de Literatura. Además, fue gracias a su trabajo de investigador que se corrigió el error que fechaba el nacimiento del escritor Luis Cardoza y Aragón en 1904 y no en 1901, como Mejía Dávila demostró.

 

Marco Vinicio Mejía.

Marco Vinicio Mejía.

Entre quienes le conocen, le reconocen su labor literaria pero se refieren a él como un tipo extraño.

Ante más de una de estas personas, Marco Vinicio Mejía ha alardeado de guardar consigo un poco de las cenizas de Luis Cardoza y Aragón, que fueron traídas al país, contra la voluntad del escritor. O sea, de haberse robado las cenizas. Las cenizas fueron traídas al país para colocarlas en un monumento, por una comisión integrada entre otros, por él y por Alfonso Fuentes Soria, entonces rector de la Universidad de San Carlos (Usac) y vicepresidente de Alejandro Maldonado en 2015. En 2015, cuando Fuentes Soria llegó a la vicepresidencia, Marco Vinicio Mejía se convirtió en su secretario.

Tras ser contactado, evadió la solicitud de hacer una entrevista en persona y solo contestó a los requerimientos de Nómada a través de WhatsApp.

– Yo solo soy un aspirante, un intelectual serio y con muchas publicaciones. Tengo experiencia. Sobre eso le puedo hablar, pero no para defenderme, aclara de entrada.

Un puente entre Pérez Molina y Jimmy Morales

Aunque se presenta como periodista, su trabajo en este oficio es reconocido únicamente por su columna de opinión en el gubernamental Diario de Centro América. Cuando el Partido Patriota llegó al poder, su nombre se barajó entre los candidatos para dirigir el periódico gubernamental.

Ahora bien, si por algo se le recuerda durante el gobierno del PP, fue su relación con el general Ricardo Bustamante, quien desde la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad le encomendó crear el pensum de estudios del Doctorado en Estudios Estratégicos y de Seguridad que el gobierno impulsaba desde la Facultad de Derecho de la USAC.

Lea: El doctorado para amigos de OPM y de Jimmy.

– Si quiere hablar del Doctorado en Seguridad Estratégica, mejor pregunte a mis alumnos: desde el Presidente de la República, el canciller, 22 funcionarios de gobierno, diputados, empresarios, exguerrilleros.

Sí, el presidente Jimmy Morales no solo fue su alumno sino también lo tuvo como asesor para su tesis. El doctorado fue la única carta de preparación académica de Morales previo a llegar a la primera magistratura y además, fue de ese mismo doctorado, del que aseguró Marco Vinicio Mejía a Nómada en 2015, que “salió buena parte del equipo” del Presidente.

El doctorado nunca contó con el respaldo del Sistema de Estudios de Postgrado de la universidad estatal y por eso fue descontinuado. Como resultado, responde el ahora candidato a relator contra la tortura:

– Me enfrenté solo a la Usac, he presentado 37 acciones de amparo, 6 denuncias penales y una demanda en juicio oral civil. Enfrenté a la camarilla de corruptos de (Estuardo) Gálvez, (el decano Gustavo) Bonilla y demás.

En cada intento por confirmar una entrevista en persona, Mejía se desvía. Insiste en su lucha dentro de la Usac y aclara que cualquier respuesta sólo la dará por escrito.

El ungido para la relatoría

La elección de relatores está cargo de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso, integrada por un diputado de cada partido y presidida por la diputada de FCN, Patricia Sandoval.

Dentro del Congreso se da por hecho que Marco Vinicio Mejía es uno de los candidatos más fuertes para alcanzar uno de los tres cargos de relatores que serán electos. Sobre todo por su cercanía con los grupos militares cercanos a FCN-Nación y con el mismo presidente Jimmy Morales.

La relación con Jimmy Morales es tal que en noviembre de 2016 fue contratado por la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia “para la revisión de textos, realización de discursos y asesoría socio política”.

Su propuesta para el cargo de relator es la siguiente:

– Atender el hacinamiento carcelario, los maltratos en los albergues para niñas violentadas, la situación trágica en el hospital neuropsiquiátrico… la situación de los migrantes.

Ademásproponer una reforma a la ley, un límite a los salarios y reducir el número de relatores.

Se le insiste en que la entrevista es necesaria para aclarar algunos señalamientos que existen en su contra.

– Si se trata de señalamientos contra mí, lo mejor es que los presenten a la Comisión de Derechos Humanos. Este es un proceso público y estoy sujeto al escrutinio público. Pero nadie es culpable, mientras no se demuestre lo contrario. Le pido respetar este derecho que me da la Constitución.

Pasado en silencio

Una de esas preguntas era: ¿Es cierto que fue denunciado ante el Ministerio Público y el Procurador de Derechos Humanos por violencia contra la mujer y contra personas mayores de edad? ¿A qué se debieron las acusaciones? Y nuevamente su respuesta es esquiva:

– Usted pregunta sobre señalamientos, pero tengo inmensos méritos que no se reconocen. Soy un ser humano. He cometido errores. Imagino que usted también los ha cometido, pero a mí no me interesa su vida privada. Yo he metido los pies, pero jamás la manos. Nunca he agredido a una mujer, ni a ancianos. Al contrario, crié a dos niñas que quedaron huérfanas, de 3 y 13 años y ahora son profesionales universitarias las dos. ¿Por qué no pregunta sobre los asesinatos de mi esposa y mi hija? ¿Por qué no pregunta a cuántos asesinos he perseguido legalmente y ahora están en prisión? Mi vida es pública. Puede encontrar información sobre mí en internet.

A Marco Vinicio Mejía se le ha acusado entre otras cosas, de haber agredido a su propio padre en medio de una disputa por una propiedad. También se le investigó en el proceso para aclarar el asesinato de su esposa.

En internet hay pocos datos sobre su vida. Lo que sí se puede consultar son sus contratos con el Estado publicados en Guatecompras. De 2010 a 2016 estuvo contratado como profesor de estudios de postgrado en la USAC y en 2015 recibió un pago por Q11 mil por una publicación hecha en el medio El Pinulteco, sobre la gestión del alcalde de Santa Catarina Pinula, Víctor Alvarizaes.

Otras sombras en una elección discreta

Marco Vinicio Mejía no es el único candidato con sombras en su carrera o con vinculación con el Partido Patriota. También se han postulado como candidatos Zulma Subillaga, Carlos Ulbán, y Byron Melgar García, quienes fueron nombrados por Otto Pérez Molina al frente de la Secretaria contra la Trata de Personas, el Ministerio de Trabajo y la Dirección de Migración, respectivamente.

También están los casos de Raúl Manchamé, ex director de la Policía Nacional Civil acusado y condenado por no actuar durante las protestas del Jueves Negro en 2003; y Sergio Lima, señalado por el Movimiento ProJusticia por haber estado a cargo entre 1976 y 1986 de una oficina de la Policía Nacional que fichaba a las personas que eran perseguidas y que retenía información sobre desaparecidos. Sergio Lima considera que es un buen candidato para prevenir la tortura en 2017.

Personas que han sido cercanas a la UNE también se postulan. Arturo Herrera Sandoval fue uno de sus fundadores, y José Paz Kroell es asesor del diputado José Inés Castillo.

La lista la completan personas cercanas a organizaciones sociales y de defensa de Derechos Humanos. Tal el caso de Gerardo Villamar, defensor del debido proceso en la institución del PDH; Omar Bertoni, de la Fundación de Antropología Forense; Héctor Samayoa, del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales; Javier Monterroso, que fue secretario privado de la ex fiscal Claudia Paz y Paz; y Mynor Alvarado, del Grupo de Apoyo Mutuo.

Será a finales de marzo que la Comisión de Derechos Humanos entregue las ternas de candidatos a relatores y el pleno tomará la decisión final. Esta elección puede ser considerada como una muestra de los pulsos de poder que decidirá en abril quién será el próximo Procurador de los Derechos Humanos.

Gabriel Woltke
/

Guatemala / Xibalbá 1988. Ingresó al seminario queriendo ser sacerdote, salió a estudiar literatura y luego hizo carrera como periodista. Avanza sobre el río. Desea ser escritor, corrector, carpintero, programador, diseñador, monje, mago, árbol, pájaro, ballena.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis Molina /

    07/03/2017 5:49 AM

    Que se retome la investigación sobre el asesinato de su esposa y la hija de ella. Este señor tendría algo que lo involucren el caso, o sería coincidencia el que solas las dos fueran ese día a la finca y su posterior muerte.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Manuel de Jesús Martínez /

    06/03/2017 1:44 PM

    Cómo obtendría dos doctorados uno en filosofía y otro en derecho?... Si no es licenciado en filosofía ni abogado y notario..... Creo que para ser doctor en una materia, debe contar con una base, pero luego tiene maestría en educación, y es periodista profesional? Qué raro?... Será que los obtuvo en la ATLANTIC UNIVERSITY, la panamericana, la galileo o en la da vincci...... está como la secretaria de CONAMIGUA........que obtuvo una maestría en la galileo, sin haber demostrado contar con una licenciatura o un bachillerato universitario... He buscado sus tesis doctorales.... y no las encuentro por ningún lado.... Si no va a resultar igual que Baldizón..... cuyo doctorado en derecho, fue avalado, como asesor de tesis, por un doctor en dinámica humana de la mariano gálvez..... Cuidado con los doctorados, al vapor, poporoperos o de cartón...... hoy abundan....... Cómo lo aceptaron en dichos doctorados..... Imáginense un doctorado en derecho... que previamente sea ingeniero agrónomo... y no abogado y notario.... ? De plano con trabajitos y exposiciones....... o saber como.....

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Edwin Chávez /

    06/03/2017 11:03 AM

    La existencia de esta comisión es una obligación estatal pues Guatemala es firmante de la Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. Sin embargo desde su creación no ha cumplido con su objetivo, de hecho la PDH lo ha manifestado. Es un centro de negocios del congreso me imagino que los salarios son altos para repartir coimas mes a mes a los padrinos de los electos en el congreso.
    Lamentable que una institución como esta se olvide de su fundamento y se convierta en una fuente de enriquecimiento.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Pimentel /

    06/03/2017 7:42 AM

    Otra instancia politizada. Quieren poner a drácula a cuidar el banco de sangre.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones