10 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El proyecto fantasma de Jafeth para ‘salvar’ al San Juan

El San Juan de Dios está en la ruina tras el paso del Partido Patriota (2012-15). Sólo las mordidas detectadas por el MP, por Q500 millones ($65 millones), equivalen a un año de presupuesto del hospital nacional. Y con el nuevo gobierno de Jimmy Morales y Jafeth Cabrera, desde abril de 2016 un grupo de empresarios poco conocidos puso en marcha un plan en el que prometen obtener millones de euros de donantes para rescatar al hospital si el Estado les permite buscar fondos en su nombre, pero una serie de errores de procedimientos, ilegalidades y agujeros de información tienen congelado el proyecto.

La corrupción no es normal P147

Una paciente espera en el hospital nacional San Juan de Dios en noviembre de 2016.

Fotos: Carlos Sebastián

El 11 de abril de 2016, el vicepresidente Jafeth Cabrera envió una carta a un supuesto representante del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), en la que solicitó una ayuda de 10 mil millones de euros (unos Q100 mil millones) para atender “la crisis tan fuerte que está viviendo el sistema de salud guatemalteco”.

Jafeth Cabrera se dirigió en su carta a Ernesto Gutiérrez, quien no es un funcionario de Feder –un fondo para el desarrollo de regiones dentro de la UE–, sino es un abogado cubano radicado en España, socio de una firma dedicada a consultorías contables, fiscales y financieras, Crowe Horwath.

 

carta-del-vice

Lo que estaba detrás de esa solicitud de ayuda firmada por Jafeth Cabrera era realmente un plan impulsado por un grupo de empresarios guatemaltecos, que se habían aliado con Crowe Horwath, para recaudar fondos de donantes, seleccionar a empresas para ejecutar obras públicas y ganar comisiones, utilizando para ello la bandera de la cooperación internacional.

Esta es la historia de un plan fantasma apadrinado por el vicepresidente Jafeth Cabrera que supuestamente pretendía salvar al segundo hospital más grande del país, pero lo metió en más problemas.

 

Jafeth Cabrera, vicepresidente, escucha a Jimmy Morales.

Jafeth Cabrera, vicepresidente, escucha a Jimmy Morales.

Las manos privadas en la crisis

El Hospital San Juan de Dios, al igual que el resto de centros públicos de Salud, pasa por uno de sus peores momentos, sin financiamiento, con infraestructura obsoleta, hacinamiento de pacientes y desabastecimiento de medicamentos e insumos.

Desde su instalación en plena dictadura en 1981 en su actual ubicación (sobre la 1 avenida y 9 calle de la zona 1), el hospital ha estado desatendido, pero entró en una etapa crítica durante el gobierno del Partido Patriota, cuando el raquítico presupuesto –Guatemala es el país del continente que menos invierte en salud pública– se hizo todavía más pequeño por la corrupción.

Un grupo de empresarios guatemaltecos conformado por Ramiro García, Juan Carlos Farías, Miguel Mazariegos, Alejandro Steinmüler y Jorge Uclés asesorados en la parte técnica por Miriam Rodríguez de Celada y Renzo Rosal, así como de especialistas contratados por Crowe Horwath, se organizó, supuestamente, para responder de forma desinteresada frente a la situación desastrosa en el hospital y planificó una plataforma para la captación de donaciones en Europa, que luego estarían encaminadas a fortalecer el sistema de salud pública en Guatemala.

Rodríguez de Celada y Renzo Rosal están mencionados en el brochure de la propuesta. Cuando fue consultado por vía telefónica para la nota, Renzo Rosal respondió que ayudó en gestiones, análisis y algunas ideas, en "una colaboración de buena onda" y refirió a este periodista con Rodríguez de Celada. Una vez publicada la nota, por correo electrónico, escribió que no tiene relación con el proyecto.*

Un brochure de ese grupo expone la pretensión de fortalecer el sistema de salud y remodelar “todas las áreas del hospital (San Juan de Dios) existentes, dotándoles de equipo industrial, previendo la adquisición de equipos médicos con tecnología de punta”.

 

presentacion

La asesora Rodríguez de Celada dijo que la intención los empresarios, que en sus propias palabras son de “mediana inversión” y no pertenecen al CACIF, era echar a andar un proyecto de US$95 millones en el Hospital San Juan de Dios, inicialmente con fondos de Feder, pero luego se percataron que esa instancia no invierte recursos en Latinoamérica, por lo que buscaron a Crowe Horwath para captar donaciones de empresas europeas, de las que no ofreció nombres ni detalles.

 

hoja-de-brochure

Una fuente de la Presidencia de la República explicó que este año se realizó al menos una decena de reuniones entre representantes de instituciones de Gobierno y los empresarios del proyecto fantasma, identificados con la firma Desarrollos Bayera S. A., para discutir sobre la mejor manera de captar los fondos en el extranjero y canalizarlos hacia Guatemala.

La mueblería que salvaría al San Juan

Desarrollos Bayera S. A. es el actor clave de este plan en Guatemala. En el Registro Mercantil, Ramiro García figura como administrador único de la sociedad y Juan Carlos Farias como gerente general. Su nombre comercial es Transformar Guatemala.

En el brochure también se señala a Ramiro García como el contacto en Guatemala para impulsar el proyecto, con detalles de su número de celular, correo electrónico y su dirección, la 40 calle 4-24 de la zona 8 en la Ciudad de Guatemala. Se le contactó, pero el empresario García no respondió a las consultas sobre su propuesta.

Se le buscó en la dirección de la zona 8, pero en ese lugar funciona Cordep S.A., una empresa dedicada al diseño, fabricación y exportación de mobiliarios y kioskos para residencias, oficinas y centros comerciales. Dos fuentes de Gobierno señalan que en esa mueblería se han realizado reuniones para impulsar el plan, incluso con la participación de funcionarios públicos.

 

aspecto-de-la-ubicacion-de-cordep-s-a-40-calle-4-24-zona-8-6-min

Rosa María Ortega, directora de crédito público del Ministerio de Finanzas, explicó que se realizó una investigación de las empresas que intentaron participar en el plan y los resultados fueron escasos: Sobre Bayera, S.A., la SAT indicó que la empresa está registrada pero no tiene mayor movimiento.

El triángulo empresarial

El plan consistía (o consiste) en firmar un convenio entre el Ministerio de Salud y tres empresas: GMCP Servicios Jurídicos y Financieros (miembro de Crowe Horwath International, Swiss Verein of Crowe Horwath); The Cell Core (la que realizó los estudios de la situación de salud en Guatemala) y la entidad Desarrollos Bayeras, S. A. (ubicada en la mueblería).

Según la propuesta del convenio, el Ministerio de Salud debía facultar por tres años y medio a la empresa GMCP para gestionar y recibir donaciones en Europa o Estados Unidos, que luego serían depositadas en un fideicomiso en Guatemala, cuyo fin sería invertir en el mejoramiento del sistema de salud pública; la firma podría disponer de un porcentaje de las donaciones para sus gastos administrativos y de representación.

Mientras, la empresa The Cell Core realizaría un trabajo de auditoría y fiscalización de la captación de los recursos, de la ejecución y administración de los proyectos, por lo que también devengaría otro porcentaje de los ingresos.

Y los empresarios guatemaltecos, es decir, Desarrollos Bayera S. A., tendrían la potestad exclusiva para seleccionar y supervisar a las personas y empresas que se encarguen de las obras en el Hospital San Juan de Dios, y por ello cobraría otro porcentaje de los fondos.

La Ministra de Salud desde julio, Lucrecia Hernández Mack, pidió una opinión sobre el caso al departamento jurídico, que respondió que el proyecto no corresponde a un plan de ayuda desinteresada de empresarios guatemaltecos para ayudar a los pacientes del San Juan de Dios, sino que por el contrario, implica que conseguirían importantes beneficios. Así lo resume el dictamen del 4 de julio de 2016.

Los abogados determinaron que ese proyecto “viola el principio de legalidad”, en tanto que no se puede permitir la gestión de donaciones ni el pago de comisiones sin respaldo legal. El plan no tiene certeza de que los fondos sean manejados correctamente y que el beneficio llegue a las instituciones.

Si se echara a andar al proyecto se suplantarían las funciones que le corresponden al Gobierno de Guatemala e implicaría el pago de comisiones ilegales.

Un mes después del dictamen negativo del Ministerio de Salud, este grupo de empresarios no se daba por vencido. El pasado 11 de agosto, Ramiro García envió una carta al ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, para presentarle el mismo proyecto, utilizando el nombre comercial de Bayera: Transformar Guatemala. Se desconoce si tuvo respuesta.

Donantes sin rostro

Además del pago de comisiones ilegales, una de las principales preocupaciones de las autoridades es que los fondos de las donaciones puedan provenir de actividades ilícitas, de lavado de dinero. Ninguna de las oficinas que revisaron el caso supieron responder con certeza el presupuesto del proyecto. De los €10 mil millones de la carta del vicepresidente Jafeth Cabrera se redujo a €1 mil millones de conversaciones entre técnicos del Hospital San Juan de Dios.

“De una u otra forma tenemos asegurarnos quiénes son los posibles donantes para la reconstrucción del Hospital San Juan de Dios. Ante lo último que ha vivido Guatemala en términos de corrupción, tenemos que asegurarnos de que el dinero tiene una procedencia limpia y transparente”, dice Rosa María Ortega, directora de Crédito Público en el Ministerio de Finanzas.

La directora explicó que en la reunión con Bayera y delegados del Ministerio de Salud Pública durante el primer semestre de 2016 se indicó que la donación sería de €100 millones o más y no se dejó en claro quiénes serían los donantes, lo que hace que este caso sea inusual.

“Normalmente los donantes son gobiernos con quienes Guatemala tiene relaciones. En este caso, pedimos información acerca de las empresa al Banco de Guatemala, la Superintendencia de Bancos, la Superintendencia de Administración Tributaria y al Gobierno español, a través de su Embajada”. Sólo hace falta la información española, pero con base en la información guatemalteca, el proceso se encuentra detenido.

Nómada intentó contactar a Ernesto Gutiérez, de Crowe Horwath, pero no respondió a las comunicaciones.

Cabos sueltos de lo que podría ser una estafa

La asesora Rodríguez de Celada dice que el proyecto, como se planeó inicialmente, ya está descartado. “Ante la imposibilidad de hacerlo por la vía de lo que dice la Ley de Presupuesto, que es hacer una donación y pasar por todas las instancias, los empresarios se desmotivaron y hoy están replanteando el proyecto. Están replanteando la donación, siempre en el área de salud, pero van a enfocarse en las municipalidades. Y la verdad es que los montos todavía no están establecidos porque ningún donante va a dar fondos sin que se le presente un proyecto bien fundamentado”.

Aunque la iniciativa ya parece descartada en el Ministerio de Salud por las ilegalidades y parece detenido en el Ministerio de Finanzas por la falta de información, en la Vicepresidencia hay más cabos sueltos y detalles sin explicación.

Se intentó cuestionar al vicepresidente Jafeth Cabrera sobre por qué había apadrinado un proyecto tan poco trasparente, pero sólo se logró comunicación con su vocero. César Emilio Gracias, de la Vicepresidencia, dice que conversó sobre este proyecto con Jafeth Cabrera y el vicegobernante le confirmó que el 11 de abril le informaron “algunos funcionarios de Feder” sobre la iniciativa a través de “algunas personas que son conocidas”.

 

Jafeth Cabrera, vicepresidente.

Jafeth Cabrera, vicepresidente.

Según el vocero Gracias, al vicepresidente “le ofrecieron apoyo para la red hospitalaria, pero también se incluyó la red vial y la red educativa de construcción de casas”, y por eso considera que el ofrecimiento inicial fue de €10 mil millones, pero no sabe por qué la asesora Rodríguez de Celada se refiere a un proyecto de US$95 millones y la directora Ortega a una donación de €100 millones.

“Él (Jafeth Cabrera) solo sabe que lo abordaron. Él hizo los primeros acercamientos para recibir información y donde se podía hacer, pero los que tienen que dar su dictamen son Segeplan (la Secretaría de Planificación), (el Ministerio de) Finanzas y el Ministerio de Salud. Eso todavía está en desarrollo”.

Según el vocero Gracias, los dictámenes de Segeplan y el Ministerio de Salud son clave para determinar el futuro del proyecto; ignora que en Salud ya hay un dictamen negativo y que los empresarios decidieron dar marcha atrás a nivel ministerial para enfocar sus esfuerzos a través de municipalidades.

Se intentó obtener una explicación de la Secretaría de Planificación, que administra y busca las donaciones desde el Estado, pero no fue posible.

La Ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, tiene una teoría para explicar la carta del Vicepresidente solicitando el proyecto.

– Conmigo no se han comunicado desde la Vicepresidencia; lo que podría ocurrir es que en algún momento estas empresas le hayan podido decir (al Vicepresidente): ‘Mire, hay una oportunidad de aporte o donación, pero necesitamos que el Gobierno muestre interés’. Y entonces buscan ese tipo de cartas, que se emitan desde despachos, para justificar la promoción de este tipo de proyectos.

El hospital después del plan fantasma, todavía peor

El impacto negativo de este plan fantasma con apoyo vicepresidencial fue que los médicos del San Juan no incluyeron sus necesidades de equipamiento en el proyecto presupuestario de 2017 porque les habían indicado que el proyecto Trasnsformar Guatemala las resolvería.

 

pacientes-y-equipo-medico-inservibles-hospital-san-juan-de-dios-14-min

El nuevo director del Hospital San Juan de Dios, Juan Antonio Villeda, lo resume:

– Se dejó paralizado todo el tema de la reparación y la infraestructura; se desperdició el momento para levantar todos los eventos (de compra y contratación) que hubieran permitido la recuperación de la infraestructura, pensando en que la donación era una realidad. Lamentablemente, hasta el momento no tenemos ninguna respuesta y toda esta reparación debió haberse hecho, pero no se contempló. Ese fue el error más grande.

* Este párrafo fue añadido a las 13:20 horas del 8/11/16.”

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y estratega de comunicaciones con una carrera de más de 13 años, que incluye tanto el ejercicio del periodismo de investigación como el manejo de una sala de redacción.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


12

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Jose /

    24/09/2017 11:05 PM

    Muy buena investigación, con pruebas y todo.

    Sigan la pista de esta noticia y no la dejen morir, enhorabuena!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    P. Choy /

    13/11/2016 11:44 PM

    Y los sindicatos y los bonos extraordinarios!!! seguimos igual mucha!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Romeo /

    13/11/2016 11:29 AM

    Pilas chinita...! No que las polainas, pero está como la tía, solo crítica y nada de resultados. Y si está tan hecho mierda el SJ, pase el sombrero para que devuelvan el bono, y de paso deposite allí su sueldo, que para no hacer nada siempre va a ser una exageración....

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Rodolfo Mendoza /

    12/11/2016 11:37 PM

    Esta es una mancha más al tigre. Lo triste es que las donaciones que vienen de agencias y países cooperantes, se pierden por la codicia y ambición de los cargos y funcionarios públicos en mandos medios que son la guarida principal del cáncer de la corrupción dentro del aparato estatal.
    Si el proyecto es real y los empresarios involucrados pretenden tener buenas intenciones, lo mejor será que lo den a conocer el proyecto y también el origen de esta ayuda.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Rudy Gordillo /

    10/11/2016 1:56 PM

    es tan sencillo solucionar el problema de salud :
    1) detengamos por un año mas la infraestructura de las carreteras ( que se benefician en su mayoría los que tienen mas. Y destinemos esos recursos a ministerio de salud.
    2) Ya mencionado con anterioridad hacer una reingenieria con el personal, ( hay tantas formas de entrarle ).

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Moisés Berducido /

    09/11/2016 10:06 AM

    Que enorme "bussiness" estaban apadriando. Que asco. Y la gente muriéndose porque no hay ni para una aspirina. Que gana con querer privatizar el hospital para dárselo a sus amigotes.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    SOL ESPADA /

    08/11/2016 8:09 PM

    Los seudoempresarios de este pais, jamas hacen nada sino se llevan la tajada mas grande del pastel, nunca jamsa veran en ellos un acto de misericordia , por el contrario y obvio el ojitos de cangreso como siempe ha sido un corrupto desde la USAC, vio su mina de oro ya la hice algo al estilo de perez y la segunda señora de perez la rbe, es una pena en verdad estan viendo la caida y no se detienen, em verdad tienen la idea que nada pasara con los corruptos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    lisette aguilar /

    08/11/2016 5:31 PM

    que lamentable verdad, yo estoy en el San Juan de Dios, y esto es cierto, desde la dirección estaban convencidos que tendremos ayuda de la Unión Europea, no entendíamos de donde provenía tanto dinero... y quien era tan bueno que nos daría un hospital nuevo... NOS ENGAÑARON, y el hospital quedo peor que antes,con tanta lucha que hemos dado, que hemos sido atacados, PERO TODAVIA ESTAMOS PARA RESCATAR AL SAN JUAN

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ana garcia /

    08/11/2016 12:28 PM

    Quise poner: aves de rapiña

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ana garcia /

    08/11/2016 12:26 PM

    Es increíble hasta dónde llega la voracidad de estas aves de repiña del erario público, no les importa llegar a terminar de quebrar el país con tal de llenar sus mugrientos sacos de dinero, ni con todo el oro del mundo podrán jamás obtener el perdón de un pueblo miserable y menos de Dios, dizque cristianos...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones