Jimmy: combatir la corrupción con los militares que la originaron

La crisis política de Guatemala tuvo un big bang, un epicentro, un génesis: La corrupción en aduanas en un sistema diseñado por las dictaduras militares y actualizado por el gobierno con más militares en la democracia. Y cuando todo el mundo los consideraba unos apestados, un candidato tomó la estafeta y aceptó una candidatura del pequeño partido político de exmilitares: el comediante Jimmy Morales, la sorpresa de esta campaña, que ahora se disputa el segundo lugar de las preferencias de voto.

Entender la política Avemilgua José Luis Quilo Ayuso Luis Felipe Miranda Trejo Luis Rabbé n135 P147

Jimmy Morales, en Patulul, en agosto.

Foto: Carlos Sebastián

Dentro del ejército han existido siempre varias facciones. Una de ellas es la de más línea dura, la más radical de derecha, que siempre ha lamentado que se haya dejado las dictaduras por la democracia, que se haya firmado la paz en vez de haber eliminado absolutamente a un enemigo derrotado en la guerra. Es la Asociación de Veteranos Militares (Avemilgua), financiada con impuestos nacionales. Y esta asociación, que nació en 1995, un año antes de la firma de la paz, fundó en 2008 un partido político para incidir en el Congreso, el Frente de Convergencia Nacional (FCN).

En las elecciones de 2011, FCN no logró conseguir un candidato presidencial; llegó a presentar al abogado Ricardo Sagastume, con una propuesta de rechazo a la CICIG y “regreso al orden” perdido con la democracia, pero finalmente no se inscribió. No lograron ninguna diputación o alcaldía. Pero para 201,5 sí encontró un candidato: Jimmy Morales, comediante profesional del programa Moralejas, que se transmitió durante 18 años en la televisión abierta.

Jimmy Morales decidió “dar un paso al frente” y saltar a la política hace unos años. No parecía melindroso. Intentó llegar a un acuerdo político con Luis Rabbé – exministro de Comunincaciones del FRG, presidente del Congreso y candidato a diputado por el partido Líder– dentro de la alianza MIO-País, una coalición que finalmente no fructificó. Morales matiza y explica que él no negoció, sino que solo fue invitado por MIO y que ellos negociaron con Rabbé. Y hace cuatro años participó como candidato a alcalde de la metropolitana Mixco con el partido ADN, de Adela de Torrebiarte, que obtuvo el último lugar de las elecciones y que se alió en segunda vuelta con Otto Pérez Molina para que le cediera a su partido la Comisión de Reforma Policial.

Jimmy Morales buscó otros rumbos. En 2013 aceptó la secretaría general del FCN, que lo proclamó candidato presidencial el 17 de mayo de 2015, un día después de la marcha multitudinaria contra la corrupción y la impunidad por el escándalo de aduanas. Ese 17 de mayo, Jimmy Morales no imaginó que sería el favorito de muchos ciudadanos indignados con la política.

El fenómeno del humor que intenta desligarse de los militares

“En breves minutos llega la novedad en Guatemala, el fenómeno nacional”. El telonero del mitín de Jimmy Morales habla a un público que se resguarda entre los árboles de la plaza del costeño Patulul, en Suchitepéquez. El escenario queda a un lateral, junto a una municipalidad en la que el reloj está detenido a las 12:55 PM. Son las 12:25 de la mañana del domingo 2 de agosto, faltan 15 minutos hasta que llegue el candidato de FCN-Nación.

Comienza el mitin-performance con su frase más conocida por sus años como comediante. “Muchos me preguntan si soy Nito o si soy Neto. Les respondo que soy Neto, no soy bonito pero soy coqueto”, y el público suelta una carcajada. El carisma, el humor y las frases hechas, las moralejas, son su carta de presentación para conectar con la audiencia.

 

Jimmy Morales, caminando entre la gente en Patulul.

Jimmy Morales, caminando entre la gente en Patulul.

Eso e intentar meter bajo la alfombra cualquier vínculo con militares. Aunque quien encabeza su listado nacional de candidatos a diputados sea un militar. Su mano derecha legislativa sería Edgar Justino Ovalle Maldonado, quien se encargó de reclutarlo en septiembre de 2012. Ovalle es un teniente coronel retirado. De resultar electo logrará el objetivo por el que fundó el FCN en 2008: tener un espacio en el Legislativo. El coronel vela por cada detalle y papelería de la organización. Nada se mueve sin que él lo sepa. Es que su experiencia en organización partidaria se remonta a los orígenes del FCN, donde se ubicó entre los principales cargos. Asumió el mando de la organización de forma natural.

En 2011, Ovalle fue el tercero al mando del FCN, como secretario general adjunto II. En esa fecha rendía cuentas a las cabezas del Comité Ejecutivo, José Luis Quilo Ayuso y Luis Felipe Miranda Trejo (secretario general y secretario general adjunto I). Quilo Ayuso es conocido como el militar más radical de derecha del país y Miranda Trejo hizo gobierno en el Frente Republicano Guatemalteco (FRG) de Efraín Ríos Montt y Alfonso Portillo.

La relación entre Quilo Ayuso y Ovalle se remonta al tiempo en que fueron estudiantes de la Escuela Politécnica; Ovalle es Promoción 71 y Quilo es de la 72. Luego de esto la historia los recuerda en el desaparecido Estado Mayor Presidencial. En 1986, Ovalle estuvo como subdirector de Operaciones y tenía como director de la unidad a Quilo Ayuso. Años más tarde, investigaciones de organizaciones de derechos humanos ubicaron a Quilo Ayuso cerca de “La Cofradía”, una estructura señalada de violaciones a los derechos humanos y negocios corruptos en aduanas. Miranda Trejo, antes que funcionario del FRG, fue oficial de inteligencia en los años duros de la guerra.

Lea: La defraudación aduanera, el corazón del proyecto político militar

Jimmy Morales asegura que ellos ya no tienen poder en el partido –sólo su número tres, Ovalle, que esta semana se ausentó del único foro entre candidatos a diputados que encabezan las listas nacionales– y que la cantidad de militares es insignificante. A la periodista Sylvia Gereda le dijo que sólo habían tres candidaturas a diputados. No es cierto. Son más.

El capitán Gregorio Augusto López González está en la quinta casilla y fue otro de los que lo invitó al FCN. También era directivo, vocal II, del comité ejecutivo del FCN de Quilo Ayuso. Por Chimaltenango, van los tenientes coroneles Alsider Antonio Arias Rodríguez (propietario de “Satélites e Informática SA”, que brinda seguridad privada al Ministerio de Gobernación), y Herber Armando Melgar Padilla (excandidato a diputado de Quiché en 2007 por el FRG y asesor de Álvaro Colom y Sandra Torres en la UNE, según un comunicado castrense de 2007).

Además de Ovalle, López, Arias y Melgar, la influencia militar y de funcionarios de gobiernos anteriores está presente también fuera de la organización formal. De resultar electo como presidente, Morales dijo que consideraría nombrar como Ministro de Gobernación a César Augusto Cabrera Mejía, militar de la promoción de Quilo Ayuso –el fundador de Avemiligua-. Cabrera fue asesor del cuestionado Ministerio de Salud de Otto Pérez Molina.

Entre el listado de sus financistas reportado al Tribunal Supremo Electoral también resaltan militares fundadores del FNC. Jimmy se defiende y dice que son minoritarios, que sus contribuciones son mínimas y que están porque es un partido inclusivo, que no discrimina a militares o civiles.

El actor, empresario, (casi) máster y (casi) doctor

Jimmy Morales es una historia de éxito empresarial. Su mamá enviudó y de niño tuvo que vender plátanos en el mercado para apoyar en su casa. Después productos de plástico cuando era adolescente. Se graduó del colegio evangélico América Latina y estudió una licenciatura en administración de empresas en la universidad pública. “Yo soy producto de un programa social, la Universidad de San Carlos”, dice para buscar identificación con los beneficiarios de las transferencias monetarias condicionadas.

De vendedor de ropa usada para el mercado informal pasó a tener una oportunidad que supo aprovechar: locución en la radio nacional TGW. Desde entonces estudió actuación y locución. En 1997 pasó a Radio Sonora, dirigida por Luis Rabbé –el cuñado del dueño del monopolio de la televisión abierta y candidato a la reelección con Líder–. Como en anteriores entrevistas había hablado sobre su amistad con Rabbé, que inició en Sonora en 1997, Nómada le preguntó sobre su opinión de Rabbé. “Es alguien de la vieja política, con muchos señalamientos. A mí no me consta ninguno. Tuvimos una muy buena relación laboral, pero ya no tenemos relación”, responde ahora Morales.

En los canales del cuñado de Rabbé fue donde Morales se hizo famoso con su programa cómico Moralejas. El de los personajes Nito y Neto. Para esto fundó una empresa en 1999, ahora llamada “Moralejas, S.A.”. Su tesis de licenciatura, en 2002, fue “Creación y administración de programas de televisión en Guatemala”. En 2003 creó otra empresa, de vehículos promocionales, equipo de sonido, video y lo necesario para cualquier montaje de espectáculos. Como los que monta en el restaurante en la Avenida Reforma, Fulanos y Menganos, en donde recibe para entrevistas y donde realizó la Asamblea General del FCN en mayo.

James Ernesto Morales Cabrera, nacido el 18 de marzo de 1969, cambió su nombre legal a Jimmy. Pero Jimmy no sólo ha producido y actuado comedias. También hicieron junto a su hermano la película de Gerardi, que habla de vida y asesinato de monseñor Juan Gerardi, ocurrido en 1998 después de entregar el informe de la verdad sobre las violaciones a los derechos humanos por parte de los militares durante la guerra civil (1960-1996).

Nery Rodenas, jefe de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), recuerda que fueron seleccionados por sus contactos, su reconocimiento popular y contactos dentro de la televisión nacional. Jimmy se encargó de la producción mientras que su hermano Sammy personificó a Gerardi. Ambos elaboraron los guiones y libretos de la producción.

Dicho sea de paso, en la película y en la vida real, tres militares fueron condenados por el asesinato de Gerardi.

Aunque en su círculo aseguran que el recordatorio y el énfasis en la relación de Jimmy con los militares es una conspiración de periodistas para desacreditarlo, los castrenses parecen perseguirlo (o Jimmy a ellos).

Tuvo que matizar en una entrevista con José Eduardo Valdizán que no tiene maestría y doctorado sino pénsum cerrado en una maestría en medios en la Universidad Panamericana y pénsum cerrado en el doctorado en seguridad estratégica de la Facultad de Derecho de la USAC.

El detalle es que se trata de un doctorado que fue propuesto por el militar Ricardo Bustamante, actual mandamás de inteligencia y mano derecha del presidente Otto Pérez Molina. Y que muchos de los alumnos del doctorado son militares de alta o en retiro. No es su única relación con alguien de este gobierno. Entre sus candidatos a diputados están Sergio Franco Sagastume, asesor del exministro de Gobernación, el militar Mauricio López Bonilla.

“Es que de los otros candidatos, los señalamientos son como una mancha más al tigre. De mí, exigen una pureza absoluta”, reclama Morales, afable en el trato, aunque pareciera molestarse con facilidad con las preguntas. Pareciera actuar en el disimulo del enojo. Si hay una cualidad que nadie puede regatearle es que es un profesional de las artes escénicas.

Se molesta también cuando se le hacen preguntas de cultura general. O cuando él cree que se las hacen, como en una conversación telefónica con Nómada.

– Mucho gusto, ¿quería saber si podríamos hacerle un test de ideología?
– No, ¿a mí? No. ¡Yo no me voy a prestar para esas cosas! Ya le hicieron esto a unos de mi equipo (Edgar Chin, en Las Inolvidables de Guatevisión), y yo no voy a ser parte de eso. Además yo soy candidato a presidente, y tengo conocimientos generales.
– Pero… el test…
– Y yo le puedo asegurar que yo sí me sí la tabla del 8.
– Está bien. Sólo le comento, el test es para conocer su forma de pensar. Si es de izquierda o de derecha, si está o no a favor del aborto… No hay respuestas buenas o malas. Queremos conocer su ideología política.
– ¡Aaaah ideología! Yo le escuché biología. Así sí, agendemos la reunión.*

Para olvidar la relación con los militares, humor

De regreso en el mitin en Patulul, Jimmy Morales tiene evidente carisma para hablar a un público que bien podría desmayarse del calor húmedo de la Costa. En Guatemala no sorprende su eslogan; a unos cuantos les genera confianza, creen que pueda ser cierto: ‘Ni corrupto ni ladrón’. Sobre sus supuestos vínculos con financistas militares, en el mitin dice que no, que no es cierto. De sí mismo, todo lo que alcanza a decir es que es un nacionalista, creyente, familiar, luchador, humorista y que su prioridad es la educación.

Su estrategia con los posibles votantes es mostrarse sensiblero, maniqueo, chistoso, locuaz, y eso le permite mantener fascinados a los curiosos (que intentan cubrirse bajo las sombras) y a los fans (a pleno sol), detenidos en la cara del humorista que hasta hace dos meses no hubiera imaginado que la intención de voto hacia su persona estaba creciendo.

Morales juega al voto de la conciencia de pobreza. Pide que el programa de bolsa solidaria sea solo para los que realmente no tienen. “Estoy de acuerdo con la bolsa de alimentos, pero no con la bolsa del que, aunque sea poquito, tienen para comer. Si no necesitás esa bolsa, no la agarrés”, exige con dulce tono. La gente le aplaude, los que tienen poquito le aplauden.

Morales juega al chiste conocido, al chiste para todos los públicos. “Me faltan tres municipios hoy. ¿Cómo va?, me preguntan. ¿Volando en avión? No, volando a pata”. La gente se ríe.

 

Los fans de Jimmy, en Patulul en agosto.

Los fans de Jimmy, en Patulul en agosto.

Morales juega al voto de la superación personal. Sus mítines son una oda a su madre quien, tras enviudar, se esforzó por darle a él y a sus dos hermanos lo único que podía dejarle en herencia: la educación. “Mi madre creyó en tres cosas: en Dios, en sus hijos, y en ella”.

Él, que cuenta que a los siete años vendía plátanos con su mamá,  dice que sabe lo que es bañarse en agua fría, dice saber lo que es padecer, dice que logró estudiar en la Universidad de San Carlos, y también dice que no puede hablar de otra otra cosa que no sea educación.

“Hoy mi mamá vive como una reina”, dice ante un público emocionado. “Durante 22 años años, les he hecho reír. Si gano las elecciones, prometo que no les voy a hacer llorar”. Aquí no se ven acarreados, no regala nada, la gente parece sinceramente emocionada. Así que la fórmula funciona: humor y humor para Patulul, humor y humor para Guatemala.

* Había una impresición del editor en este diálogo, que fue transcrito en su totalidad a las 13.30 del 12/08/15. Ofrecemos una disculpa al candidato y a los lectores.
** Elsa Cabria, Gladys Olmstead y Martín Rodríguez colaboraron para este reportaje.

Sofia Medina
/

Periodista / Asesora digital / Comenzó en Economía de un semanario, pasó a Nacionales de un diario y luego, al Breaking News en televisión. Ahora, está sumergida en la inmediatez de la web. / @Sofymed


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

40

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    07/01/2016 7:56 AM

    […] Lea: Jimmy, combatir la corrupción con los militares que la originaron […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    30/11/2015 4:51 AM

    […] Lea: Combatir la corrupción con los militares que la crearon […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    23/10/2015 12:50 PM

    […] Lea: Perfil de Jimmy: Combatir la corrupción con los que la ocasionaron […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Del jefe de seguridad de Jimmy Morales y la historia de dos fincas | CMI Guatemala /

    23/10/2015 9:05 AM

    […] Social (IGSS), el coronel Juan de Dios Rodríguez López, actualmente procesado por el Caso IGSS; y el capitán Byron Miguel Lima Oliva, preso por el asesinato del obispo Juan […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ¿A quién le sirve un nacionalista? | /

    13/09/2015 10:25 PM

    […] aún, es que son varios de ellos los que siguen teniendo poder en las filas del FCN-Nación (ver: Jimmy: Combatir la corrupción con los militares que la originaron, La mano derecha de Jimmy: un oficial de operaciones […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    08/09/2015 1:39 AM

    […] Aquí, un primer perfil sobre Jimmy Morales: Combatir la corrupción con los militares que la originaron. […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Kurono /

    07/09/2015 11:03 AM

    Me da asco eso que use la superación personal como "ejemplo" de que no será corrupto. También Baldetti era dueña de un saloncito de belleza en la 1ero. de Julio y se compró, con muchos esfuerzos, una casita en Bosques de San Nicolás, superándose. Estudió Ciencias de la Comunicación, graduándose y trabajó en "Aquí el Mundo" y luego, el golpe de suerte, su tío, el nefasto Serrano Elías, la nombró vocera de la Presidencia, cargo que utilizó para censurar la libertad de prensa.

    De ahí, la historia que todos sabemos. Jimmy Morales es la versión moralina y del antivoto de Baldetti, niño pobre que se superó hasta llegar a ser un importante empresario de los medios de comunicación. Pero no me engaña, es una tapadera, un títere de la cúspide militar más rancia y podrida.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jesus de Leon /

    04/09/2015 12:27 PM

    Entonces por quien votar? Si todos tienen mas de alguna conexion con personas de mala reputacion, quien es honesto? Si a todos se les buscara una historia para desprestigiarlos. Quien realmente merece el voto? al creador de este blog pregunto, quien es el mejor candidato, nombralo y de seguro habra un negro pasado que contar.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Magda /

    04/09/2015 7:44 AM

    Cuando lei el titulo pense que hiba a obtener informacion seria, hechos reales, no quien ocupo que cargo sino el sr x es acusado de tal o cual cosa.
    El titulo me quedo debiendo mucha informacion...
    Y al final me topo con sus disculpas ya que es una opinion de una persona y no un analisis politico como su trayectoria los precedia.
    Estoy desepcionada.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Horacio Oliveira /

    03/09/2015 2:58 PM

    Muy buen artículo, gracias nomada.gt por el análisis. Mi voto está decidido. No voy a votar ni por Baldizón ni por Jimmy ni por Sandra ni por Zury. Todos tienen demasiadas conexiones con las mafias y es necesario romper este círculo vicioso con nuestro voto.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones