Señor presidente: ¿En qué avión viajó con su esposa a Estados Unidos?

La pregunta es muy sencilla y no tendría que plantearla ninguna periodista. Debería ser información pública y disponible para cualquier ciudadano que quiera saber a dónde y cómo viaja su gobernante y cuánto le cuesta al erario. Un derecho básico de las democracias que no aplica en Guatemala. No sabemos cómo llegó Jimmy Morales y su esposa el lunes pasado a Estados Unidos y la Presidencia se hace bolas cuando intenta explicarlo.

La corrupción no es normal P258

Patricia y Jimmy Morales, Donald y Melania Trump, en una foto de 2017.

Foto: SCS Presidencia

El vocero presidencial aseguró este lunes que el presidente Jimmy Morales se trasladó en vuelos comerciales a sus reuniones de la semana pasada en Estados Unidos. Dice que la adquisición de los boletos está registrada en Guatecompras y fue responsabilidad de la SAAS, la secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia.

De ser cierta esa versión, la escena que se dio en el avión (cuya línea comercial desconocemos) fue esta: Jimmy Morales iba cómodamente sentado en un asiento de primera clase y, atrás, en la clase económica, iba su esposa al lado de dos guardias de la SAAS. Sí, dos.

Podemos llegar a esta conclusión porque la única compra de boletos aéreos que registró la Presidencia previo al sorpresivo viaje fue la de cuatro pasajes ida y vuelta de Guatemala a Miami: un asiento en primera clase que costó Q17,731 y tres asientos en la clase económica de Q5,438 cada uno. En total, Q34,056 pagados a la empresa de viajes Inter Quetzal.

 

La ecuación, por muy creativos que seamos, no cuadra. Supongamos que, en un arranque de austeridad, el presidente mandó a la clase económica a su esposa –o le dejó a ella el asiento amplio y él se acomodó atrás con sus custodios–. Está bien, pero ¿y su jefe de SAAS? ¿y la guardia presidencial? ¿y su asistente personal?

Va contra toda regla de protocolo que el mandatario viaje solo con dos personas en una gira internacional que incluyó una visita a la Casa Blanca, reuniones con senadores y congresistas estadounidenses y con el secretario de Estado. Ni a la iglesia iría Jimmy Morales tan solo y a su suerte.

Pero, ¿y qué tal si el boleto de doña Patricia Marroquín de Morales lo compraron con el presupuesto de otra entidad del Estado? Busqué en la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente y en la Secretaría de Bienestar Social por aquello de las dudas. Nada.

También rastreé la compra en las otras secretarías del Ejecutivo y en el ministerio de Relaciones Exteriores y no solo no encontré pasajes aéreos comprados este año a Miami, sino que tampoco hallé el boleto que el ministerio tendría que haberle comprado a la canciller Sandra Jovel para su viaje de la semana antepasada a Nueva York, cuando llegó a pedir en la ONU la destitución de Iván Velásquez (Ahora me hacen falta dos boletos).

 

La canciller guatemalteca Sandra Jovel y el secretario de la ONU, Antonio Guterres.

La compra de los pasajes para el viaje a Estados Unidos fue errática desde el inicio. La primera vez que intentó adquirirlos la SAAS fue el 18 de enero. Quería tres pasajes hacia Washington, pero anuló la oferta y volvió a publicarla el día 23 para subir la cantidad a cuatro boletos, a la misma ciudad. Canceló otra vez el proceso y el 26 lo lanzó de nuevo, esta vez para la ruta Guatemala, Washington, Nueva York, Guatemala. No hubo ofertantes. Finalmente compró los cuatro pasajes a Miami el lunes 5 de febrero, la víspera del viaje.

De las decenas de alegatos que he recibido en Twitter por indagar sobre el viaje presidencial, algunos usuarios (quiero pensar que reales) han sugerido que Jimmy Morales pagó el boleto faltante. A ver, cómo se los explico: el mandatario le carga a la SAAS la pantaloneta con la que jugó tenis con el embajador y los lentes con los que nos lee sus discursos. ¿En serio creen que va a pagar Q17 mil de su bolsa por llevar a su esposa a conocer a Trump?

Desde la semana pasada escuché la versión de una persona que vio al presidente Jimmy Morales abordar el avión privado de un potentado empresario guatemalteco en el aeropuerto La Aurora para viajar a Estados Unidos. Me dicen que la aeronave tenía matrícula que comenzaba con N (es decir, estadounidense) y que en ella viajó toda la comitiva de Jimmy, incluida su esposa. Sería un rumor sin fundamento si la información sobre el viaje del presidente estuviera disponible con claridad y completa y pudiera tenerse certeza de quiénes abordaron ese vuelo comercial a Miami. Pero no es así.

En Twitter también me han recriminado porque pregunto sobre cómo viaja el presidente, que no es mi problema. Y tienen razón: no es mi problema, es el de todos nosotros.

Que un mandatario salga del país sin agenda pública ya es motivo de crítica. Pero que viaje con reservas aéreas improbables y desconozcamos cómo llegó a Estados Unidos, en qué avión y con quiénes es algo que debe afligirnos. Déjenme exponer por qué.

El presidente y funcionarios del Gobierno disponen de una partida de gastos para viajes y viáticos no para que se trasladen con comodidad, sino para que lo puedan hacer con independencia. Para que no tengan que viajar en aviones privados de personas a las que después tengan que deberle favores y que su autoridad (y nuestra representación) quede comprometida.

Viajar a “jalón” para un mandatario, como pudo haber ocurrido con Jimmy Morales la semana pasada y con la canciller hace quince días, coloca al Estado de Guatemala en una penosa y comprometedora situación en la que inevitablemente le debemos el favor a alguien. Porque nadie le regala nada a un candidato presidencial o a un presidente a cambio de las gracias. Jimmy Morales parece no entenderlo. ¿Se acuerdan cómo se enojó cuando le preguntaron sobre quién pagaba su estadía en el hotel Adriátika de la familia Köng?

En los últimos quince años, que los presidentes le deban favores a amigos le ha salido caro al Estado de Guatemala. Entre 2000 y 2003, el expresidente Alfonso Portillo optó por vivir en una propiedad del banquero Francisco Alvarado McDonald, principal financista de su campaña, quien le cobró con el rescate estatal a sus dos bancos en quiebra. Q240 millones.

Entre 2012 y 2015, el expresidente Otto Pérez Molina optó por vivir en la casa en zona 15 de Gustavo Alejos, uno de sus financistas y proveedor de medicinas al Estado. Ambos comparten celda hoy en la cárcel de Mariscal Zavala.

Entre 2008 y 2011, el expresidente Álvaro Colom aceptó de buena gana que el empresario Roberto Dalton, de Disagro, financiara su campaña y le prestara su avión privado para viajes oficiales. Su gobierno compró fertilizantes a Disagro por Q5.8 mil millones.

La pregunta entonces es: ¿Quién es ese alguien al que le debe ahora un favor el presidente Jimmy Morales?

Del supuesto viaje de ida de Jimmy a Estados Unidos no hay fotos ni nada que lo pruebe. De su regreso, de Miami a Guatemala, en cambio, hay imágenes de niños y adultos que quisieron saludar al presidente cuando retornaba el domingo pasado en primera clase y, a juzgar por la cabeza a su lado, no iba solo.

Todo parece indicar que esa ida a Washington nos saldrá carísima.

 

Paola Hurtado
/

Me gusta escuchar historias, contar lo que veo, usar el lenguaje con claridad y ritmo, preguntar cada vez que tengo una duda, cuestionar, opinar, debatir, consensuar, buscar la justicia y la equidad. Por eso me hice periodista.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

26

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Rubenal Care /

    25/07/2018 9:06 PM

    Los que se oponen a publicar este tipo de aparentes minucias, parecen no recordar el concepto de TRANSPARENCIA, que debe prevalecer en absolutamente toda la administraci'on pública en tiempos de paz (solo en guerra es aceptable encubrir información), y que es esencial para la gobernanza , rendiciòn de cuentas y buena imagen.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Daniel Ramos /

    20/02/2018 10:38 PM

    la solución para dejar de deberle favores a nadie por parte del estado es simplemente la adquisición de aviones para la fuerza aérea y que uno de ellos este a disposición de la presidencia para que cada viaje quede documentado y así mismo se pueda llevar un mejor control en caso de anomalías como se ha presentado en esos boletos de avión, aparte de que es una vergüenza que la fuerza aérea apenas tiene helicópteros donados.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Alejandro /

    19/02/2018 7:02 AM

    Jamás había leído una investigación tan profunda, deberas que ahora si jamás nadie podrá decir que Nómada es un mal medio, está investigación requirió tanto tiempo de análisis que estoy admirado!!!!. Sigan adelante. Mientras la economía se desacelera, y cada día hay más pobres, esto es lo que lo que nos interesa? Además no tiene nada de sustento es pura especulación.... #fakenews

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      Luis Aguirre /

      27/02/2018 7:29 PM

      Claro Alejandro la Economia se desacelera es por gente como Jimmy que no muestra en que gasta nuestros impuestos, los pobres son más pobres por gente como vos que defienden un corrupto, que hay instituciones que unicamente velan por lamer la bota que los patea, tu sueldo de netcentero sale de nuestros impuestos. para que Guatemala aumente su economía que los Gastos sean claros que inviertan en 3 temas (educación, Salud, y Seguridad) y así habrán más empresas y mejores fuentes de empleo, menos criminalidad y por lo tanto mayores inversiones.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      20/02/2018 9:31 PM

      Vos Alejandro: como estan las cosas en el netcenter? saludos.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    july /

    16/02/2018 1:39 PM

    el tema no es que se le compre un avión presidencial, sino que hay medios que pueden utilizar como el viajar en una linea aérea comercial, pero lo toral de este tema es no comprometer el dinero publico para pagar favores.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Manuel Perez /

    15/02/2018 1:14 PM

    Deberiamos tener un Avion Presidencial como el de Peña Nieto, por eso Trump nos mira como monos mantenidos de zoologico, Jimmy comprate uno asi te fusilan de una vez los guerrilleros y suben a algun Cuc de Presidente...................

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      20/02/2018 9:34 PM

      Vos, donde estan los guerrilleros? donde estan sus campamentos? en que selva? Pense que estabas refiriendote a Colombia y a las FARC.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

      ELIAS RIVERA /

      15/02/2018 4:02 PM

      Cuando la necesidad de cobrar el sueldo del mes en algún puesto de lambiscon en gobierno aprieta

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Manuel Perez /

        16/02/2018 4:55 PM

        jajaja que paso mi guerrillero!

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    Jorge /

    14/02/2018 10:12 PM

    Felicidades a Paola, excelente persona y buena en su profesión, aparte de su belleza natural saludos

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    jose contreras /

    14/02/2018 11:06 AM

    Lo más penoso de esto como país, es no tener un avión presidencial.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ronny Cifuentes /

    14/02/2018 10:18 AM

    Veremos que dice al respecto el patético netcentero de Rodrigo polo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      alejandro rivera /

      20/02/2018 9:37 PM

      Te referis al "pero bueno" plantota de coche de engorde? Hay que recomendarle que use playeras XXXXL porque las que usa, parecen camisas de fuerza. Cilindro de jamon parece.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Ronny Cifuentes /

    14/02/2018 10:17 AM

    Excelente información, ojalá se pueda llegar al fondo del asunto y averiguar como viajo realmente y que no quede en el aire como cuando exoneró de impuestos a mas de doscientas empresas y nunca se supo que empresas fueron las favorecidas, suponemos que entre ellas pudo estar Hotel Adriatika.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    E de López /

    13/02/2018 5:13 PM

    Que bueno que Paola este en este medio. Es una buena periodista. Inquisitiva, inteligente, clara.... que bueno leerla.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones