6 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Los 5 ‘chistes’ de la Ministra que incomodan al poder

Si existiera el delito de ‘acoso parlamentario’, éste podría ser uno de sus casos. La ministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, y sus viceministros han sido citados a declarar por los diputados 130 veces en las 28 semanas hábiles desde que asumieron en agosto del año pasado. Es decir, cerca de 5 veces cada semana. So pena de ser demandados penalmente si no asisten. En la última citación, una diputada de Alianza Ciudadana (antes Líder) le increpó diciéndole que ‘la salud de los guatemaltecos no era un chiste’. La ministra le respondió: ‘esta citación, diputada, es un chiste’. Esto provocó que la lleven al pleno para interrogarla este jueves. ¿Pero qué ha hecho la Ministra para llegar a este punto?

Entender la política P258

Lucrecia Hernández Mack, la ministra de Salud.

Foto: Carlos Sebastián

En esta nota se resumen cinco aspectos, cinco ‘chistes’, que incomodan a los poderes que han sobrevolado el Ministerio de Salud, anterior reino de corrupción e ineficiencia durante el gobierno de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti (2012-2015), que ven amenazados sus privilegios y sus negocios. Los cinco cruzan los dedos porque la interpelación llegue hasta sus últimas consecuencias. Los 158 diputados tienen el poder de pedirle al presidente Jimmy Morales (que no se ha pronunciado sobre la interpelación) que la despida como ministra con 80 votos, y si el presidente no lo hace (que sería lo previsible porque es la ministra más destacada de su gobierno), los diputados pueden exigir en otra sesión, con 105 votos, que la ministra sea cesada del cargo en un voto de falta de confianza. Aunque deberían ser los que la defiendan, es improbable que los diputados de la alianza de FCN reúnan estas dos terceras partes de los votos para sacarla del cargo.

1. Puertas cerradas para farmacéuticos

Lucrecia Hernández Mack no recibe a empresarios. Al menos, no a los empresarios o los representantes de empresas que quieren vender productos o servicios al Ministerio de Salud. Si alguno quiere ser un proveedor de medicamentos, insumos o tratamientos para el sistema de salud pública, tiene que seguir los procedimientos que establecen la Ley de Compras y Contrataciones del Estado. Y esos procedimientos no incluyen acercamientos, reuniones o pláticas privadas con la Ministra de Salud, dentro o fuera de su oficina.

En gestiones anteriores era común que los ministros hablaran y negociaran directamente con proveedores de bienes y servicios para obtener beneficios, y por eso la funcionaria explicó que decidió cerrar las puertas a los proveedores porque su oficina no es una ejecutora de recursos. Es decir que no es la responsable de tomar decisiones sobre el desembolso de fondos públicos para las compras. El 97 por ciento de las adquisiciones (Q149.3 millones) en el Ministerio de Salud, hasta el 26 de marzo, se realizaron a través de compras directas, es decir, bajo la responsabilidad de los directores de hospitales, de áreas de salud y de otras instancias a cargo de mandos medios, en donde el despacho ministerial no toma decisiones directas.

2. Enmienda la plana al PP

El 15 de octubre de 2013, el gobierno del Partido Patriota cerró uno de los negocios más provechosos para sus intereses en la salud pública. El ministro de Salud, Jorge Villavicencio, un protegido de Baldetti, y Luis Lara, del Frente Nacional de Lucha, el sindicato mayoritario, firmaron el pacto colectivo de trabajo del Ministerio de Salud.

Los líderes sindicales consiguieron excesivos privilegios y ventajas económicas, mientras que el Gobierno se hizo aliado de un grupo de trabajadores que formaron un grupo de choque para manifestar en las calles a favor de las iniciativas de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, y además compraron su silencio para no denunciar los actos de corrupción que ocurrían en esa cartera.

Después de la firma del pacto, los sindicalistas del Frente Nacional de Lucha calificaron a Pérez Molina como “el presidente amigo” y marcharon por las calles de la Ciudad para exigir que el Congreso aprobara el proyecto de presupuesto que presentó el Gobierno, aunque el proyecto no garantizaba la transparencia en el uso de los recursos.

En la crisis de 2015, cuando los ciudadanos exigieron la renuncia de Pérez Molina, los sindicatos ‘amigos’ del PP, de Educación y Salud, guardaron silencio y sólo aparecieron para defender al gobierno.

Entre los aspectos más cuestionados del pacto colectivo están los viáticos que se entregan a los dirigentes sindicales, de tal cuenta que el secretario general recibe Q1 mil cada día. Otro tema reprochable es el ‘bono de antigüedad real’, que genera una importante desigualdad en los ingresos, de tal manera que unos reciben Q150 mil y otros Q50, y éstos pagos no tienen relación con el desempeño o eficiencia de los trabajadores.

La Ministra de Salud quiere limpiar la mesa y trabaja para que se negocie un nuevo pacto colectivo de salud que elimine los privilegios de la cúpula sindical aliada con el Partido Patriota, sin afectar las conquistas laborales de los trabajadores. También propone que el nuevo acuerdo cumpla con criterios técnicos, legales y financieros. Con esto podrían acabar los beneficios desproporcionales de líderes sindicales y establecer un nuevo orden para el servicio de salubristas y demás personal de la institución.

3. El pulso con el Congreso

La diputada Karla Martínez, de Alianza Ciudadana-Líder y presidenta de la Comisión de Salud del Congreso, increpó a Lucrecia Hernández en una reunión el lunes 21 de marzo, por la falta de información acerca de muertes maternas y desnutrición infantil, y ante la falta de respuesta le dijo que la salud de los guatemaltecos “no es un chiste”, a lo que la funcionaria respondió que la citación “sí es un chiste”.

Desde que tomó posesión, la ministra y sus viceministros han sido citados en 130 ocasiones por diferentes bancadas y comisiones legislativas para cuestionarla por las decisiones durante su corta gestión. La ministra y los viceministros han cumplido con todas las citaciones de los congresistas, porque de no hacerlo corren el riesgo de ser denunciados penalmente.

Hasta ahora el Ministerio de Salud consiguió detener y revertir el colapso de los servicios de salud, al punto que todos los hospitales se encuentran básicamente abastecidos de insumos y medicamentos para atender a los pacientes, y está en desarrollo un plan para recuperar el primer nivel de atención, es decir, los puestos y centros de salud instalados en aldeas, comunidades y barrios. Además, la Ministra tiene entre sus planes poner en marcha un proceso de reforma de salud integral, que implicará la consulta y participación ciudadana, que supondrá un legado de su gestión.

Lea: Cinco tuits y una biblioteca para explicar el mal de ojo (entrevista con la Ministra)

4. Aliada de la lucha contra la impunidad

El 26 de julio de 2016, el presidente Jimmy Morales presentó a Lucrecia Hernández Mack como ministra de Salud y la funcionaria prometió, en su primer discurso, que sumaría esfuerzos para luchar contra la impunidad. La corrupción en salud es un sinónimo de muerte, dijo entonces.

Seis meses después, el 12 de enero de 2017, la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala instaló una unidad especial para investigar actos de corrupción en el Ministerio de Salud, que cuenta con personal permanente dentro de las instalaciones de esa cartera y con acceso a información interna para realizar las pesquisas.

“Los casos de corrupción atentan directamente contra la vida de la población cuando se trata del Ministerio de Salud; cada contrato anómalo, cada robo hormiga, cada contratación de personal indiscriminado sin fundamentos, causa y representa una reducción de los recursos de este ministerio, el cual se traduce en enfermedad no tratada, en dificultades para generar condiciones saludables y finalmente muerte”, dijo la ministra.

5. Sus orígenes e ideología

Lucrecia Hernández se graduó de médico y cirujano y además estudia un doctorado en salud pública y que también es activista, de izquierda y feminista. Forma parte de la organización Somos, una agrupación ciudadana progresista que cobró notoriedad a partir de las manifestaciones de 2015.

Graduada del colegio Monte María y de Medicina por la Universidad de San Carlos, su primera referencia es su mamá, la antropóloga Myrna Mack, que hizo trabajo de campo en varias comunidades desarraigadas en la parte final del conflicto armado interno. Eso incomodó al ejército, que ordenó su asesinato en 1990.

Esto provocó el involucramiento de su tía, Helen Mack, y el resto de su familia en la lucha contra la impunidad y de derechos humanos desde la Fundación Myrna Mack. La Fundación fue una de las que propuso en el año 2000 la creación de la CICIG y logró que el asesinato de Myrna Mack llegara hasta la condena del autor material, el sargento Noel Beteta, y uno de los autores intelectuales, el coronel Juan Valencia Osorio, de la oficina de la seguridad presidencial de Vinicio Cerezo (1985-1991), que fue condenado pero actualmente está prófugo de la justicia.

Estas credenciales provocan urticaria en los círculos conservadores.

Antes de ser Ministra y de empezar un doctorado en salud pública en México, Lucrecia Hernández Mack trabajó quince años desde la academia y desde el Ministerio de Salud para implementar el Modelo Integral de Salud, que pone énfasis en la atención en el primer nivel de salud (y no hasta en el tercer nivel, de los hospitales) y en una integración con los modelos de salud de las comunidades indígenas.

Javier Estrada Tobar
/

Periodista y estratega de comunicaciones con una carrera de más de 13 años, que incluye tanto el ejercicio del periodismo de investigación como el manejo de una sala de redacción.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


76

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Choy /

    03/04/2017 10:27 PM

    Lo único malo de todo esto es que grupos oportunistas ya están robandole su gestión a la Ministra se están agarrando sus logros para hacerlos ver cómo propios para sus agendas políticas particulares es decir saludando con sombrero ajeno y haciendo querer ver que los resultados de todo eso tienen que ver con los grupos semillas de la señora Sandra Torres lo cual es un robo

    Tampoco olvidemos que el jefe de la Ministra es directamente Jafeth y Jimy y por lo tanto la juntitas para que no perdamos el orden de las cosas y la realidad y no nos dejemos asaltar por oportunistas que jalan agua para su molino como ya se está viendo y lo único que hacen es robarle su protagonismo a la Ministra con fines oportunistas demagogos

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Soledad Espada /

    03/04/2017 6:24 PM

    Mi apoyo a la ministra porqu eaceptar ese puesto con este gobierno tan torpe ha sido un gran desafio, pero ademas creo que hace un buen trabajo no se podran ver resultados sino hasta años depues ojala la dejen trabajar esos mercaderes de la salud y esos malditos sindicalistas que son unos usureros y que son tapados por un grupo de huevones mantenidos del erario con mis impuestos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Peter Lim /

    03/04/2017 8:45 AM

    Apoyo totalmente a la ministra de salud en su lucha contra los sindicatos y delincuentes del congreso, pero señores de Nómada, este tipo de blogs quasi-infomerciales al puro estilo de los canales abiertos le hacen un flaco favor a la ministra. No ven que esto le genera más anticuerpos? Ni los hospitales están abastecidos, ni ella es la súper ministra que ustedes nos quieren vender; simplemente muchos como yo la apoyamos porque le ha plantado cara a las mafias sindicales y eso vale mucho; pero que ustedes utilicen esto como su buque insigne para su lucha particular, ya son otros 100 pesos

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Choy /

      03/04/2017 9:21 AM

      Ella está siendo utilizada sin saberlo como un trofeo ideológico mediático político para algún partido o grupo

      Están abusando de su figura y su buena fe, se ve el oportunismo demagogo con fines oscuros como siempre al final del rincón oscuro de estos artículos se lee la intención....

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

        Soledad Espada /

        03/04/2017 6:26 PM

        Que absurdo usted cre que la Ministra es estupida, me imagino que piensa asi porqu ella es mujer en este pais el machismo brota a flor de piel, que barbaridad y usted estuviera en el puesto haria algi mejor lo dudo lo primero que haria es rodearse de sus amiguetes de paranda y farra y poner a todos sus parientes y amigas en puestos sin tener la calidad ni la capacidad.

        ¡Ay no!

        1

        ¡Nítido!

          César A. /

          04/04/2017 7:15 PM

          ¿Donde el Sr. Choy menciona las palabras que usted describe?
          Ese tipo de fanatismo ciego es el que hace que personajes indeseables lleguen a puestos de poder.
          Lamentable...

          ¡Ay no!

          2

          ¡Nítido!

          Choy /

          03/04/2017 10:20 PM

          No entendió o leyó lo que escribí? Lo que usted está diciendo es fruto de su propia imaginación no la mía, lo único que le puedo decir es que yo jamás trabajaría en el estado porque despediría a todos y cerraría todas las dependencias, no soy machista pero al parecer usted si lo es

          ¡Ay no!

          1

          ¡Nítido!

        César A. /

        03/04/2017 5:30 PM

        Semilla, con instrucciones en colombiano...

        ¡Ay no!

        2

        ¡Nítido!

    Olverio de la Torrente /

    02/04/2017 1:13 PM

    Que incomoda al Poder, JAA

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Choy /

    31/03/2017 10:44 PM

    Hoy en la tele sacaron un vídeo donde ella anda en la calle con los encapuchados y huelgueros gritando y haciendo relajo, espero que haya sido de su pasado de estudiante, y no ahora porque si fue ahora sí mis felicitaciones hacia ella serán retiradas... ojalá no sea cierto, sino que mal...

    ¡Ay no!

    7

    ¡Nítido!

      César A. /

      01/04/2017 1:51 PM

      Estimado, no se puede esperar algo diferente de ese tipo de personas.
      Como es Extraño que no leo nada en este blog en contra del golpe de Estado en Venezuela, parece que Soros, UNE y demás no pagan por hablar de eso. Bien extraño​...

      ¡Ay no!

      7

      ¡Nítido!

    César A. /

    31/03/2017 2:01 PM

    La gestión de esta vividora del conflicto es el sexto chiste.
    Se les olvidó ese...

    ¡Ay no!

    9

    ¡Nítido!

    Floridalma Ramírez /

    30/03/2017 10:10 PM

    Bien hecho respetada señora Ministra!!! Que grato es saber que todavía hay personas integras y valientes, definitivamente lo heredó de su respetada señora madre. Adelante con todo el equipo de vice ministros. Dios les bendice y les guarda. Bien hecho!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Isaías Zárate /

    29/03/2017 6:52 PM

    Todos tenemos que estar enterado de lo que sucede y los que tienen que dejar el espacio en el despacho son los 80 sin vergüenzas que andan molestando y todos califiquemos que están haciendo para Guatemala solo para crear leyes encontra de los que viven en áreas rurales creo que la discriminacion sigue de pie. Doctora siga adelante si fuese necesario manifestar contra los diputados lo haremos. la carretera esta para Esperarnos que todos nos enteremos de la realidad compartamos la información

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Marco Miguel /

    29/03/2017 5:17 PM

    Ojalá algo se contagiara de está digna ministra al gabinete.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Irisal /

    29/03/2017 5:12 PM

    Felicitaciones a la Ministra, los del pueblo nos toca ir a rogar a los centros de salud y hospitales para que se nos atienda, hay tanto personal que cree que estamos mendigando atención, cuando ellos tienen la obligación de servir al pueblo porque para eso reciben un salario. Los trabajadores engañan al pueblo diciendo que están manifestando para brindar un servicio de calidad, cerrando los centros de salud y los hospitales.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones