No sólo es el ecocidio: Repsa provocó una demanda que tendría que pagarse con (nuestros) impuestos

Más que una sorpresa, el ecocidio era una bomba de tiempo. Desde 2012 habían denuncias de trabajadores de Repsa en el Ministerio de Trabajo por químicos tóxicos usados en las plantaciones junto al río La Pasión, y esta violación laboral se convirtió en una demanda de Estados Unidos que podría resultar en una multa de $15 millones (Q120 millones). La multa la tendrá que pagar el Estado de Guatemala, con los impuestos de los contribuyentes.

n246 P147

Las condiciones laborales como las del trabajador que aparece en la foto provocaron el cierre de negocios por parte de multinacionales.

Fotos: Carlos Sebastián

(Segunda entrega de la investigación de Nómada y CMI, que publica en este enlace su versión ampliada.)

La contaminación de la palma cobró importancia nacional y mundial desde el 6 de junio de 2015, cuando una combinación de químicos y desechos orgánicos de plantaciones de palma provocó un desastre natural en el río La Pasión, en Sayaxché, Petén, a 350 kilómetros de la Ciudad de Guatemala. Un ecocidio provocado por la palma, el mismo producto por el que Francia le declaró la guerra a la crema Nutella. Aquí, la primera parte de la investigación.

Pero Repsa no sólo destruyó el ecosistema o deja en la pobreza extrema a sus trabajadores. Si el panel arbitral en Washington decide que Repsa (y la industria de la palma) es responsable de violar derechos laborales, el Estado tendrá que usar parte del presupuesto nacional para pagar una multa en el marco del Tratado de Libre Comercio entre EE.UU. y Centroamérica. El panel arbitral empezó el 2 de junio de 2015.

Los problemas ambientales y laborales en Sayaxché vienen de hace mucho tiempo: desde hace tres años los trabajadores de las principales empresas de palma exigieron protección al Ministerio de Trabajo por el contacto directo con sustancias tóxicas contenidas en agroquímicos a las que eran expuestos.

El documento oficial que usa Estados Unidos para su demanda contra Guatemala en un panel arbitral menciona los peligros químicos para los trabajadores de Repsa. Aquí, una imagen del documento que se encuentra en la página del Ministerio de Economía de Guatemala.

 

Fuente: Ministerio de Economía

Fuente: Ministerio de Economía

El problema hizo que los trabajadores le pidieran al Ministerio de Trabajo una visita de la Inspectoría General de Trabajo (IGT). Se llevó a cabo el 28 de febrero de 2012, a las empresas de palma en Sayaxché, incluida Repsa. Según el documento de Estados Unidos, con base en el reporte de la Oficina de la ONU (OACNUDH), los trabajadores tuvieron que pagar la gasolina para el transporte de los inspectores.

En esa visita, ninguna de las empresas permitió el ingreso de la IGT, los trabajadores y miembros de la Oficina Derechos Humanos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (OACNUDH), que acompañó la visita. El informe de la ONU precisó que la visita de la IGT era la primera que se realizaba en la historia de la región.

Un día después, los inspectores lograron ser atendidos y, según consta en los registros del Ministerio de Trabajo que se hicieron en dos empresas palmeras (Tikindustrias y Palmas del Ixcán), las condiciones de trabajo eran deplorables: el salario era abajo del mínimo (Q50 diarios), existía trabajo infantil, se cobraba a los trabajadores el Seguro Social sin enviar el dinero recogido al Estado, no se contaba con prestaciones laborales, y los trabajadores eran expuestos a químicos que les generaban fuertes daños a la salud, sin ninguna protección. Esto va en contra de lo que firmó Guatemala sobre sus obligaciones en el marco del TLC.

Tres años del gobierno de Otto Pérez, sin resolver el tema ambiental ni el laboral

La visita llevó a una demanda formal en el Ministerio de Trabajo, según consta en una recopilación del gobierno estadounidense. Como no hubo respuesta, en mayo de 2012, más de 10 mil campesinos ocuparon todas las salidas del municipio de Sayaxché. Familias enteras mantuvieron la medida por 6 días, demandando atención a la contaminación y los derechos laborales de familiares y vecinos. La respuesta del gobierno fue una Mesa de Diálogo. La Mesa tuvo tres sesiones en ocho meses y el gobierno dejó de convocarlos.

Los problemas ambientales y laborales se remontan a los inicios de la palma en Petén. Cuando Repsa comenzó a cambiar la faz de Sayaxché para convertirlo en una región de palma, el entonces obispo de Petén, Julio Vián –hoy Arzobispo de Guatemala–, dio a conocer la difícil situación social y ambiental que ocurría desde finales de la década de 1990. En un documento del 2000, Vian indicó: “Útimamente se han quemado grandes extensiones de montaña para impulsar otras producciones de compañías de palma africana que han empezado a operar en el departamento, quienes ofrecen contratos injustos sin ninguna prestación social. Además de destruir la ya gastada tierra, mantienen relaciones laborales injustas”.

 

Una mujer trabajadora, a orillas del río La Pasión.

Una mujer trabajadora en la palma, a orillas del río La Pasión.

Quince años después de esta denuncia del religioso y tres años después de la denuncia de los trabajadores, vendría la catástrofe ecológica.

¿Qué opinan de estas denuncias las cámaras empresariales y la empresa?

Repsa es parte del consorcio HAME, el principal productor de palma africana y de aceite de palma, de la marca Olmeca. Se intentó obtener una entrevista para este reportaje. Ofrecieron una respuesta pero nunca llegó. La empresa está asociada a la Gremial de Palma y a la Cámara del Agro. A ambas se les preguntó sobre estas denuncias de sustancias tóxicas (que ahora usa Estados Unidos en su demanda contra Guatemala) y sobre las denuncias de violaciones laborales. Éstas fueron sus respuestas.

“Tenemos conocimiento general de la demanda al Estado de Guatemala interpuesta por Estados Unidos. Hasta donde sabemos, esta información no está disponible al público, por lo que no podemos emitir opinión al respecto”, respondió Susana Siekavizza, directora de Grepalma, sobre las sustancias tóxicas. Y sobre las demandas laborales: “En Grepalma promovemos el cumplimiento de la legislación nacional y para ello capacitamos a nuestros asociados en materia de legislación laboral y ambiental”.

Carla Caballeros, directora de la Cámara del Agro, tiene una opinión similar. “Tenemos conocimiento del caso promovido por el Gobierno de Estados Unidos en donde el alegato general hace referencia a una serie de supuestos casos de distintas empresas de distintos sectores; incluido el que usted menciona y que aparece en la página 34 del alegato inicial de Estados Unidos. Sin embargo, la información y supuestas pruebas presentadas o mencionadas, no han sido puestas a disposición del público en su totalidad. Por lo que sin conocerlas no podría comentar sobre la mención que hacen de esta empresa específica. Ya que en el sitio solo aparece un documento elaborado por una ONG pero no aparece a disposición del público la prueba que adjudican a la autoridad competente en materia laboral que es la Inspección General de Trabajo”.

Sobre el tema de violaciones a los derechos laborales, agregó: “Como ustedes ya saben. Cámara del Agro está comprometida con el respeto irrestricto al Estado de Derecho y las leyes en el país; razón por la cual y conforme a la función que nos compete como organización empresarial, la Cámara promueve dentro de sus socios una cultura de cumplimiento de la Ley”.

El Ministerio de Trabajo respondió por la tarde para esta publicación. “No podemos dar información sobre temas específicos, porque hay un tema de confidencialidad. No podemos divulgar información sobre determinados casos o determinadas pruebas. Sobre el Panel Arbitral, le puedo decir que la audiencia fue el 2 de junio y se espera el auto o la sentencia para antes del 8 de septiembre. Ya Guatemala dio su postura acerca de las pruebas que presentó EEUU, las cuales consideramos que no son idóneas; eso se le hizo ver al Panel Arbitral”, dijo Luis Peña, Director de Asuntos Internacionales.*

El boom de la palma (gracias a las ventajas del Estado de Guatemala)

El ecocidio y la multa por derechos laborales no son las únicas relaciones de Repsa con el Estado de Guatemala. El Estado, de hecho, la subsidia. Para que sea más competitiva, la incluye dentro de las industrias que pueden acogerse a la ley de privilegios fiscales de las maquilas, y así evitar pagar aranceles por importación de maquinarias, Impuesto Sobre la Renta, Impuesto de Solidaridad e Impuesto al Valor Agregado.

Leer: 47 megaempresas se registran como maquila para pagar menos impuestos

La industria, con estas ventajas en impuestos y la falta de controles laborales y ambientales, está en un boom económico.

Según los datos del Banco de Guatemala, los productos derivados de la palma que el país exporta pasaron de US$11.5 millones en 1999 a US$156.5 millones en 2011. A duplicarse desde este gobierno y llegar a mediados de 2014 a US$250.8 millones.

Este fomento por medio de menos impuestos es considerado un subsidio a la exportación por la Organización Mundial del Comercio (OMC). Y todos los países en desarrollo se comprometieron a eliminar estos subsidios antes de que acabe 2015. De no hacerlo, nuevas sanciones estarán a la vista.

 

El equivalente del ministro de Comercio, Froman; flanqueado por el líder sindical, Trumka; y el senador Levin.

El equivalente del ministro de Comercio de EEUU, Froman; flanqueado por el líder sindical, Trumka; y el senador Levin.

La primera sanción que probablemente provoque Repsa, por el tema laboral, se decidirá dentro de tres meses, en un panel arbitral en Washington.

* Esta respuesta llegó a la redacción de Nómada después de la publicación del artículo y fue añadida a las 18.00 del 30/6/15.

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

14

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Abraham /

    06/07/2015 1:23 PM

    Los comentarios de algunos me parecen acertados, pero las personas que defienden la palma me parece extraño. Viaje mas de 3 años a las verapaces y la mayoria de la gente que vive en esta area llegan a la conclucion que la palma es la razon de la deforestacion y la escases de agua. Asi que si alguien pregunta o comenta si ya lo vivieron de PRIMERA MANO yo les puedo decir que ya lo vivi y esto es el veneno de la tierra lo que agotara nuestros recursos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jorge Pérez /

    02/07/2015 12:31 PM

    Malintencianada es la defensa que hacen Jose y Javier de las industrias palmeras, ya que no solo están viendo el desastre ecológico que han causado, sino adicionalmente está el reporte de verificación de la inspección de trabajo. El artículo está adecuadamente elaborado y documentado. Repsa ni siquiera tiene instrumento ambiental y no ha acató las órdenes de paralizar actividades. No debería estar realizando ninguna actividad ya que no tiene instrumento ambiental que la ampare.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    02/07/2015 10:19 AM

    Viva la nutella!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Javier /

    01/07/2015 11:36 PM

    Estoy de acuerdo con los comentarios que escribe Jose. El reportaje es malintencionado y esconde la realidad del sector palmero productivo. Que haria Guatemala sin estas industrias que le dan trabajo a la gente?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    javier /

    01/07/2015 6:56 PM

    me gustaria que tambien escribieran reportajes sobre la contaminación de los ríos por los ingenios en el área costera.. La gente también deberia de saber de esto

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jose /

    01/07/2015 3:13 PM

    En su busqueda poco etica de satanizar a un sector productivo, estan desviando la atencion del problema de fondo real. Quien es responsable por la contaminacion del rio y que se esta haciendo para reaparar los danos y evitar que vuelva a suceder

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jose /

    01/07/2015 3:10 PM

    Pregunto cuando fue la ultima (o primera) vez que ustedes contactaron a una empresa palmera para hacer una visita, y verificar de primera mano si todo lo que aqui se publica es cierto. Creo que la mayoria de Guatemaltecos se llevarian una buena sorpersa al ver la calidad de empresas que existen en el pais.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jose /

    01/07/2015 3:09 PM

    Si bien es cierto que REPSA y otras palmeras forman parte de la demanda en contra de Guatemala, ustedes malintencionadamente obvian el pequeno detalle que en esta demanda tambien aparecen otras casi 100 empresas Guatemaltecas de varios sectores entre los que se incluye el café y las maquilas, el grueso de la demana son empresas del sector cafetalero. Querer vender la idea a sus lectores que una empresa de un sector podria costarle a Guatemala $15 millones es querer mal informar a sus lectores

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Jose /

    01/07/2015 3:08 PM

    En esta nota ustedes acusan a dos empresas palmeras, y mencionan que los inspectores de trabajo las acusaron de tener a los trabajadores en condiciones deplorables, que no pagaban salario minimo, que usaban trabajo infantil y que robaban el pago de IGSS. Esto es MENTIRA, los RETO que por respeto a su audiencia publiquen la seccion de la demanda en contra de Guatemala en donde aparecen estos hallazgos de los inspectores de trabajo internacionales. A pesar de la mala imagen que ustedes quieren vender de el sector palmero guatemalteco, este sector es quizas la unica fuente de empleo formal en la zona de Sayaxche.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Avo Razados /

    30/06/2015 9:02 PM

    La corrupción sirve para darle todos los beneficios, a un grupito de avorazados, que no dejan ningún beneficio,
    sino pérdidas enormes:
    selvas y bosques destruidos, tierra y agua contaminadas, muerte de vegetales, animales y humanos;
    además de la esclavitud y la miseria tradicionales.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones