¿Quiénes son los tres vices? Puente con el Cacif, EE.UU. y “con los manifestantes”

El presidente Otto Pérez Molina recurrió a los poderes tradicionales para intentar salvar los ocho meses que le quedan de Gobierno. Propuso a tres que representan puentes con el sector privado organizado y con Estados Unidos. Los tres estuvieron en el artículo de Nómada que vaticinaba la terna el sábado pasado: Carlos Contreras, Adela de Torrebiarte y Adrián Zapata. Los tres, resulta, apoyan las manifestaciones. De Torrebiarte parece la favorita.

Congreso crisis Otto Pérez P147 terna vicepresidencia

Pérez Molina presenta a su terna: Conteras, De Torrebiarte y Zapata.

Fotos: Carlos Sebastián

Ahora deberá superar un pequeño obstáculo: sus adversarios electorales que tienen bancadas significativas en el Congreso: Líder, UNE, Creo y Todos. El problema para Otto Pérez Molina es que desde hace seis meses no se habla con los últimos tres, y que una elección únicamente entre los aliados PP y Líder tendría poco sabor a legitimidad.

Si quieren lograr una votación favorable, lo que queda de su equipo de operadores, el sector privado y EE.UU.  tendrán que cabildear para que Otto Pérez tenga un vicepresidente con el cual terminar su mandato el 14 de enero de 2016. A a su favor tiene que los cuatro partidos políticos en el Congreso tienen un incentivo para que se acabe la crisis política por el caso La Línea: quieren competir en la campaña electoral que empezó el 2 de mayo y sigue hasta el 6 de septiembre.

El panorama, hasta la noche del lunes 11 de mayo, pinta así. Líder podría inclinarse por Adela de Torrebiarte, según su vocero, Fridel de León. A Líder, es notorio, le interesa hacer un guiño al sector privado para calmar su animadversión. A Creo, el partido de los empresarios, también le gusta la opción de Adela de Torrebiarte. La UNE dijo en tuiter que esperaba una decisión consultada con los sectores, pero no sería indispensable. Con los votos del PP (36), Líder (62) y Creo (10), Adela de Torrebiarte podría alcanzar una mayoría de dos terceras partes, con 108 sobre 158 diputados.

Que la élite emperesarial no sea la voz de los manifestantes de #RenunciaYa, es algo que parece tener sin cuidado al gobernante.

¿Quiénes son los tres vicepresidenciables?

Aquí, un resumen sintetizado de los tres vicepresidenciables propuestos por el mandatario Otto Pérez Molina.

Nómada hizo un ejercicio. Sintetizó sus perfiles y calificó el posible aval que tendrían del Cacif, de Washington y el talante presidencial que pueden tener en caso de que las investigaciones por el caso de corrupción aduanera lleguen hasta el presidente Pérez Molina y él se vea forzado  a presentar su renuncia para ser investigado, como hizo hace cuatro días su mancuerna política Roxana Baldetti. Si esto sucede, el vicepresidente al que elija el Congreso se convertiría en Presidente de la República (como en el sueño de Frank Underwood).

1. Adela de Torrebiarte

De Torrebiarte

Adela Camacho de Torrebiarte es quien más posibilidades aparenta tener en el Congreso y quien más simpatías despierta entre la élite empresarial. Empezó su vida pública al fundar, junto a otras mujeres de clase alta, la oenegé Madres Angustiadas, que protestaba por los secuestros en 1995.

En 2007 era el último año del gobierno empresarial de Óscar Berger. Su ministro de Gobernación, Carlos Vielmann –quien ahora espera juicio en España por ejecuciones extrajudiciales– fue despedido por el Congreso de la República después de la crisis por el asesinato de los tres diputados del Parlamento Centroamericano y el asesinato en la cárcel de los policías acusados de asesinar a los diputados. Entonces asumió De Torrebiarte para terminar el mandato, sin ningún atisbo de crítica con su antecesor.

Regresó a la palestra pública en 2011, cuando participó como candidata del partido Acción de Desarrollo Nacional (ADN), logrando el último lugar, con menos votos que afiliados: 16,000.

En 2012, el recién electo presidente Otto Pérez Molina la llamó para dirigir la Reforma Policial, que logró estancar. En parte porque para llevarla a cabo contrató a toda la plana de su partido, que había desaparecido después de la elección. Entre los “expertos” para la Reforma estaba su colega en el club de futbol Cobán Imperial, sin ninguna experiencia en el Estado.

Al sector privado le interesa sobremanera contar con una aliada en el Gobierno en momentos en que  esperan, en ascuas, la lista de empresas que sobornaban en la SAT que ofrecieron presentar el MP y la CICIG.

Su sobrina política es Sylvia Gereda, columnista de Canal Antigua.

En la conferencia del lunes junto a los otros dos candidatos, en medio de Contreras y Zapata, Adela de Torrebiarte lucía tranquila, con chaqueta blanca y pantalón negro. Con las manos cruzadas hacia delante dijo sobre las marchas que: “Hay que respetar la participación ciudadana, hay que participar con orden, y los procesos judiciales continuarán. Valoro que las personas participen; yo invito a que las personas participen”.

La participación ciudadana, pero ordenada, es miel para los oídos del sector privado y de EE.UU.

2. Adrián Zapata

Zapata

El segundo en posibilidades parece ser Adrián Zapata, quien tiene orígenes de izquierda y se ha ido conservadurizando, al extremo de contar con pocas alianzas y simpatía dentro de las organizaciones e instituciones progresistas, y no ser repelente para una parte del sector privado y para Washington.

Zapata fue guerrillero, uno de los líderes de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y luego fue parte de la Comisión de Masas de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG). Dirigió del Instituto de los Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos.

Llegó al gobierno del Partido Patriota para llevar a cabo una política agraria rural, que incluía una pequeña reforma y un apoyo directo a la economía campesina. El Cacif la boicoteó en el Congreso a finales de 2012 y Zapata renunció, pero se mantuvo como asesor en el Ministerio de Agricultura.

Se reconcilió con la élite en 2013 en medio del juicio por genocidio contra Efraín Ríos Montt, cuando firmó, junto a once intelectuales de los empresarios, un comunicado diciendo que no había habido genocidio. Y que, además, si había violencia contra los activistas de derechos humanos, era culpa suya, por buscar justicia.

Su familia tiene buenas relaciones con el sector privado. Su hermano Willy fue superintendente de Bancos del gobierno de Berger. Y su sobrino Juan Carlos es el director de Fundesa, el think tank de la élite empresarial.

Adrián Zapata es ahora querido por Estados Unidos. Junto al comisionado de competitividad Juan Carlos Paíz es el encargado de diseñar el plan Alianza para la Prosperidad. El plan es un acercamiento entre Estados Unidos y Guatemala, Honduras y El Salvador, en un intento por realizar reformas que logren frenar la migración masiva de niños.

Por último, Zapata está casado con Ileana Alamilla, directora del Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala (Cerigua) y columnista de Prensa Libre.

En la conferencia, Zapata lucía relajado, sonriente por momentos, sin corbata y con chaqueta, con las manos cruzadas hacia atrás. Dijo sobre las marchas que: “Lo que ha pasado (las marchas) es una demostración de civismo que hay que saber aprovechar” y que “esto es una crisis realmente seria y una ventana de oportunidad y el Ejecutivo tiene que hacer un esfuerzo para que el Gobierno central asiente bien las bases para superar esta crisis profunda”.

3. Carlos Contreras

Contreras1

El tercer candidato, primer leído por el presidente en la conferencia, es Carlos Contreras. Hasta antes de ser ministro de Trabajo y miembro del Comité Ejecutivo del Partido Patriota, fue abogado de la patronal.

Aunque el Presidente lo alabó por ser un constructor de consensos y de ser un hábil negociador, en realidad su administración ha sido una que sigue los lineamientos empresariales.

La propuesta estrella de su administración es la de salarios reducidos en cuatro municipios, que en vez de ser de Q2,500 serán de Q1,500. El jefe del ministerio que debería proteger los derechos laborales en el país en realidad trabajó para pasar encima de ellos.

Tras esquivar a la Comisión Nacional del Salario, hizo Comisiones Paritarias para discutir estos salarios sin sindicatos y convocó en su lugar a alcaldías del Partido Patriota. De esta manera pasó por encima de la institucionalidad que establece, desde 1947, el Código de Trabajo.

El ministro Contreras también ha sido criticado por no lograr que la Inspectoría General de Trabajo realice una mejor labor, por lo que las estadísticas de investigaciones y sanciones en los últimos años vaya en caída.

La situación ha sido tan fuerte que Estados Unidos activó una vieja demanda en contra de Guatemala, cuyo centro es la incapacidad del Estado en proteger a los trabajadores. De esa manera, el Estado contribuye a que las empresas cometan violaciones laborales. Al no cumplir estas leyes, se ahorran costos (no pagan salario mínimo, horas extra, etc.) y compiten, según la demanda Estados Unidos, deslealmente.

Contreras es el único de los “ministros de los empresarios” que sí se quedó en el Partido Patriota. Esa lealtad y los puentes que hace con el Cacif parecen haber sido los motivos que movieron al Presidente para recompensarlo.

En la conferencia, sobre los manifestantes, Carlos Contreras estaba con corbata, muy serio, y con las manos cruzadas hacia delante. Dijo sobre las marchas que “hay que generar una convocatoria para hacer una discusión y generar propuestas”. “Creo que tenemos que acercar al gobernante a la sociedad”.

La pelota está ahora en la cancha de Líder y Creo. Y, si se quieren sumar, la UNE y Todos.

* Participaron en esta nota Rodrigo Véliz, Elsa Cabria, Gladys Olmstead y Martín Rodríguez.

Nómada
/

En Nómada creemos en el futuro. Por eso hacemos periodismo de vanguardia. Buscamos la verdad. Con transparencia. Procurando la justicia.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Manuel Valdez /

    12/05/2015 12:50 PM

    El plan esta trazado: Idi-Otto quiere llegar al 14 del 1 del 16 en anda cargada por el CACIF y la indolencia de los guatemaltecos. El miedo de los oligarcas y de la clase politica es que no se normalice el "ciclo electoral". Idi-Otto el burro estratega piensa que contenta al CACIF con la K-laca y que al votar el congreso por Adela sigue la farsa de las elecciones, gana Maldicion y a el y a sus sequito de ladrones no les pasa nada. La economia no sufre y los oligarcas embolsan sus ganancias.
    El pueblo debe reaccionar. Que pasa si el congreso no elige a Adela? Idi-Otto no va a renunciar para dejar la puerta abierta a su persecucion, o sea que la farsa continua

    Viva Il Gato Pardo

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    frank lopez h. /

    12/05/2015 11:59 AM

    Tito Arias quiere a doña Adelita. Al congraciarse con el Cacif, piensa que lo dejarán terminar su periodo, pero ella no reúne cualidades para mitigar un posible desborde en las calles con sed de justicia y transparencia. Paradójica la agenda de gobierno, por un lado repartiendo bolsas solidarias para mitigar el hambre, por el otro, Carlos Contreras intentando matar de hambre al área rural con la rebaja de salarios. De Zapata no se conocen logros, la ley de desarrollo rural, un mínimo impulso a los campesinos, no encuentra ni encontrará eco en la agenda de desarrollo, al menos en este desgobierno causante del estado fallido que tenemos en Guate.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Lucrecia /

    11/05/2015 11:57 PM

    Gracias por el trabajo periodistico oportuno y con datos sobre relaciones, decisiones, posiciones de la terna para que comprendamos el panorama... nada alentador... los(as) ciudadanos tenemos que seguir presionando, no podemos bajar la guardia! estan apostando a que esta designacion vicepresidencial sea el "atol con el dedo" que apacigue la indignacion ciudadana!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones