Ministro descarta Estado de Calamidad por razones deportivas

El ministro de Comunicaciones, Aldo García, dijo que ya no solicitarán decretar Estado de Calamidad "porque hubiera afectado la vuelta ciclística". No mencionó que expertos en meteorología y comparaciones con las lluvias de otros años, demuestran que no era necesario instalar una medida de esa magnitud, a nivel nacional, en este caso.

P258

Jimmy Morales y miembros de su gabinete en conferencia de prensa ofrecida el pasado 3 de octubre, en la sede de Conred.

Foto: Soy502

El presidente Jimmy Morales presentó la situación de las lluvias y aseguró que era necesario promover un Estado de Calamidad. En conferencia de prensa, rodeado por autoridades de la Coordinadora nacional de reducción de desastres (Conred), del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), los ministros de Comunicaciones, de Finanzas y de Gobernación, el vicepresidente de la República, entre otros, presentó cifras y estadísticas de 11 departamentos afectados por la temporada lluviosa en el país.

Sin embargo, su solución despertó alertas por la posible sobrevaloración de las compras, la opacidad que se genera alrededor de las adquisiciones y porque la oportunidad para beneficiar a empresas y a personas allegadas a las autoridades, son grandes. Y aunque Morales aseguró que esto no iba a suceder porque le pidió a la Contraloría General de Cuentas y a la Procuraduría General de la Nación fiscalizar los procesos, algunos expertos manifestaron su opinión con relación a las condiciones en las que se encuentran el país. Y si es necesaria, o no, esta medida.

Guatemala es un país con una marcada temporada lluviosa, que no se llama invierno. En esta época se manifiestan las lluvias y sus consecuencias, como  las inundaciones, los derrumbes, los deslaves y la crecida de ríos, eso es lo normal. Esto es lo que explica Norman Ávila, uno de los creadores de ClimaYa, una plataforma que ofrece información de tipo climática y meteorológica, vulcanológica, sismológica y de prevención de desastres en la región de Centro América.

“(Las autoridades de Gobierno) fueron a ver inundaciones a la costa sur la semana pasada, y esas  se dieron porque empezaron a construir unas bordas a la orilla del río y nunca las terminaron. La misma gente sabe por qué se inundaron, y dice que eso siempre pasa”, explican los profesionales de ClimaYa.

Sin embargo, los últimos dos años, 2015 y 2016, fueron particularmente secos. Contrario al 2017 que ha tenido una cantidad de lluvias regular históricamente, de acuerdo con Walter Bardales, jefe de meteorología en el Insivumeh. “Ahora que se comienzan a manifestar las lluvias de una forma normal, viene a alarmar”, dice Bardales, “porque dejamos de ver este tipo de eventos (inundaciones, crecidas, derrumbes”.

 

 

De esta cuenta fue que el presidente Jimmy Morales insistió en que “nos está afectando una lluvia copiosa que puede ser similar o superar a Agatha de 2010, en una consecución de un invierno demasiado fuerte que nos está dejando más del 100% de saturación de suelos”. Una declaración basada en el análisis que compartió Eddy Sánchez, el director del Insivumeh. “Tenemos una condición como que hubiera pasado un huracán, pero sin nombre”, dijo Sánchez en la conferencia de prensa del martes 3 de octubre.

Afirmaciones que Bardales explica, no son exactamente así. Ya que según las estadísticas anuales que tiene el instituto, no se puede equiparar el ambiente de 2010, con la situación actual. Y que incluso la cantidad agua que ha caído este año es solo el 66% de la lluvia que se registró en la misma fecha, en 2010.

“El problema más que todo no son las condiciones que se están presentando sino es la vulnerabilidad que tiene el país. Porque realmente ha sido falta de mantenimiento de carreteras, ha sido el crecimiento poblacional. Viene a ser un problema más social, que de condiciones climáticas”, según el jefe de meteorología.

 

 

Estado de calamidad, ya no

Desde hace una semana, con la acusación de un supuesto desabastecimiento en los hospitales, Jimmy Morales mostró pretensiones hacia un estado de calamidad. El presidente y su equipo de trabajo sostuvieron que era necesario y que es el único instrumento que les quedaba. “Un estado especial, un estado de excepción que nos permita poder hacer uso de los recursos que sí tenemos en disposición”, todo con el fin de poder “ejecutar fondos, o de emergencia o fondos, de algunas instituciones que tenían algunas figuras financieras ilegales que se los permitían.”

Esta decisión –respaldada durante la conferencia por los asistentes–, fue descartada este día por el ministro de Comunicaciones, Aldo García, pero por otras razones: “Un estado de calamidad hubiera afectado la vuelta ciclística” que se disputa cada año en octubre, dijo a Emisoras Unidas.

Los expertos dentro del Insivumeh no lo consideraban necesario a nivel nacional. Esto porque no está lloviendo con tanta insistencia en todo el país, solo en algunas regiones. “El Estado de Calamidad, depende de la cantidad de personas afectadas, pero, no debería de ser utilizado de forma generalizada sino en zonas puntuales: las que se han visto afectadas”, explica Walter Bardales.

Al cuestionar al director, desde hace 35 años, del Instituto sobre su postura y su recomendación a favor de este Estado de Calamidad, dijo que no es su responsabilidad tomar ese tipo de decisiones. Y que su trabajo se limita a dar los elementos necesarios para que lo interpreten las autoridades competentes. Además, agregó no estar de acuerdo con decretar algo de forma nacional, solo focal en los 11 departamentos realmente afectados por las lluvias. Aunque sostuvo que las lluvias son equiparables con lo sucedido en 2010, después de la tormenta Agatha.

“Somos un país muy vulnerable, y a eso multipliquemos que no hay políticas. Sí ha habido lluvias fuertes, pero es pasa siempre. Siempre vamos a tener derrumbes, pero el problema se reduce al estado de las carreteras. Ahora en vez de reparar un puente, se necesita construir un puente”, explica Norman Ávila, de ClimaYa.

Gladys Olmstead
/

Periodista. Aprendiendo de todos y de todo cada día. Amante de los perros y la lectura. Fueron la casualidad, la ilusión y la insistencia las que me trajeron a Nómada.


Mariajosé España
/

Periodista, apasionada del ciclismo urbano y las causas sociales. Las redes me han enseñado que la libertad de expresión incluye serias responsabilidades. Sarcástica, humanista, feminista.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones