El patrimonio: por qué heredamos historia

“La historia vive en piedra. Caminando sobre estas piedras se vive la historia”. Platicaba hace unos días con un visitante mientras andábamos por Antigua Guatemala. La Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros, la de “las perpetuas rosas” y todos los títulos que se le han otorgado al portento del tiempo de mostrarnos sus rocas en ruinas y conservar la integridad urbana de una ciudad barroca colonial completa. 

Cotidianidad Opinión P369
Esta es una opinión

 Vista actual de "La Última Cena". Fotografía Actualidad RT.

Última Cena actual

Cuando UNESCO declaró a la actual Antigua Guatemala como Patrimonio de la Humanidad en 1979, tomó en cuenta varios valores que hacían que la ciudad cumpliera con los requisitos para ser inscrita en el listado de sitios. Estos valores siguen vigentes, por ejemplo:

-Un sitio patrimonial debe ser representativo de una etapa histórica, raza, cultura y testimonio de ello.

-El sitio debe ejemplificar la tradición, las técnicas, la historia y la vida de una sociedad existente o desaparecida.

-El sitio debe ser auténtico y único.

Como vemos, los bienes patrimoniales están profundamente ligados a nuestras vidas y a la forma en que vemos, leemos y apreciamos nuestro pasado. El Patrimonio cultural nos permite hablar con verbos que nos incluyen porque son declarados bienes de la humanidad, de todos. Son referentes de nuestro avance y nuestros hitos como raza… para bien o para mal.

En 1979 el campo de concentración de Auschwitz fue declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO como un esfuerzo por preservar su historia, el momento histórico que representa, la memoria de las víctimas y como testimonio de que la historia no se debe repetir.

En 1979 el campo de concentración de Auschwitz fue declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO como un esfuerzo por preservar su historia, el momento histórico que representa, la memoria de las víctimas y como testimonio de que la historia no se debe repetir.

El arte es Patrimonio, sin duda. Podemos asegurar que la mayor prueba de una obra es su sobrevivencia en el tiempo, mantener su vigencia e importancia, en términos de UNESCO: su autenticidad y unicidad. Aplicando una lectura crítica a las piezas que vemos exhibidas en museos y galerías nos vamos apropiando de ellas y valorándolas como obras de arte. Porque el arte no se crea por una reseña positiva y complicada de personas especializadas, es un mensaje que es lanzado por el artista con la esperanza que viaje por años. El arte es transporte.

 

Vista parcial de "Las Meninas" Diego de Velázquez. 1656. Luego de más de 400 años, es una  de las pinturas más famosas de la historia, esencial testimonio de la sociedad cortesana de la época y referente del barroco español.

Vista parcial de “Las Meninas” Diego de Velázquez. 1656. Luego de más de 400 años, es una  de las pinturas más famosas de la historia, esencial testimonio de la sociedad cortesana de la época y referente del barroco español.

¿Cuánta importancia debemos prestarle al valor patrimonial del arte? Como sociedad esto depende de cuánto sabemos sobre quiénes somos y de dónde venimos. Acompañar a la obra artística en su viaje en el tiempo y entregarla a la próxima generación es un acto de nobleza y compromiso histórico con el aprendizaje y el interés por construir un mejor futuro.

Por ejemplo, durante la segunda Guerra Mundial las obras artísticas fueron blanco de interés por parte de ambos grupos en conflicto, el enemigo porque conoce que destruirlas o robarlas representa un logro bélico, el estado dueño o protector porque sabe que perderlas era quedarse sin documentos importantísimos.  En 1939,  el fresco de La Última Cena pintado por Leonardo da Vinci en la iglesia de Santa María de la Gracia en 1494 fue protegido con sacos de arena considerando la situación política de la época. El 15 de agosto de 1943 la parroquia fue prácticamente destruida por los bombardeos sobre la ciudad de Milán, la pared de La Última Cena fue de lo poco que quedó en pie. No puedo imaginar un mundo artístico sin esta obra, 500 años que sobrevivieron gracias al interés en la conservación patrimonial que ahora recibimos como responsables de entregarlos a la generación siguiente.

 

Consideremos que el Patrimonio, ya sea inmueble, natural, intangible u otro, es un caudal de recursos de conocimiento heredado, el Patrimonio artístico es un manantial inagotable de inspiración, un testigo de fácil acceso a una época pasada. Hay Patrimonio tan sensible, tan personal y sublime, que también es el ingreso a un corazón aún palpitante del artista inmortalizado.

Las piedras de las calles de Antigua no son las originales (se han cambiado paulatinamente muchas veces por mantenimiento), pero aún representan nuestra historia, el trazado urbano que conservamos y el desastre que nos acecha y del cual deberíamos haber aprendido. Es menester que valoremos el Patrimonio y nos apropiarnos de él como nuestro, de todos, especialmente del futuro.

Juan Pablo Hernández Paredes
/

Guatemala. 1986. Arquitecto por profesión, restaurador por vocación e interiorista de tiempo completo. Dicen que soy sensible como defecto.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    José González /

    10/06/2017 10:32 PM

    ¿Qué raza y cultura representa La Antigua Guatemala como Patrimonio Cultural declarado? Juan Pablo no explicó estos aspectos que son de relevancia y de complejidad. Acaso hubo un atisbo de abordar este tema cuando dijo: "¿Cuánta importancia debemos prestarle al valor patrimonial del arte? Como sociedad esto depende de cuánto sabemos sobre quiénes somos y de dónde venimos." Pero, ¿Sabe usted quién es y de dónde viene? ¿Qué le representa a usted La Antigua Guatemala? ¿Se siente usted identificado?

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    05/06/2017 11:14 PM

    .
    EL HOMBRE, FIGURA CENTRAL EN EL ARTE

    Muy cierto que el Barroco tiene lo suyo. Pero nada más maravilloso que el Renacimiento que prefigura al hombre en su esencia, alrededor del cual se desarrolla toda creación estética.

    Y los iconos en el arte bizantino que, con toda dignidad, resultaron siendo remanente de aquél.

    Muy interesante el desarrollo del arte en la Nueva Guatemala adónde se trasladan las mayores piezas del barroco del Valle de Panchoy. Ha de ser que la precariedad económica desencadenada por los terremotos de 1773 minó el desarrollo de, por ejemplo, un arte renacentista u otro distinto al barroco.

    Hemos de preservar lo mucho que tenemos en prácticamente todas las manifestaciones artísticas, especialmente por lo efímero y fatuo del escaso arte contemporáneo que se practica en el país.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Lorena M /

    05/06/2017 2:08 PM

    Me encantan tus artículos de arte, es refrescante poder leer artículos de este tipo y no creer que uno esta solo en este país donde no se cultiva nuestra riqueza creativa. Excelente!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones