2 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

La historia de la casa de Oliverio puede tener final feliz

Nómada publicó la historia del robo de la casa donde creció y fue velado Oliverio Castañeda de León, líder estudiantil asesinado en 1978. El despojo de la propiedad se hizo con dos transacciones en el Registro de la Propiedad, que truncó el sueño de sus familiares, que planeaban abrir un café y centro cultural dedicado a la memoria histórica y la vida del universitario. Pero esta semana, la Universidad de San Carlos ganó un amparo –de forma provisional– que sacude la impunidad del caso.

Cotidianidad P369

La residencia de Oliverio Castañeda, en el parque San Sebastián.

Fotos: Carlos Sebastián

Hace un mes, tras la publicación de Nómada, la Universidad de San Carlos (Usac) presentó una acción legal porque comprobó que en dos escrituras de compraventa de la casa ubicada en la esquina de la 6a avenida y 3a calle de la zona 1, se falsificó la firma de Lucila Castañeda de León, hermana de Oliverio.

Lea: Cómo unos criminales se robaron la casa de Oliverio Castañeda

Luego de la muerte de Lucila, en junio de 2015, la casa estuvo cerrada durante ocho meses por orden de un juez, mientras el Ministerio Público investigaba si la hermana del universitario asesinado con cuatro balazos durante el gobierno de Romeo Lucas, había fallecido por causas naturales. Cuando la investigación determinó que así fue, la familia Castañeda recibió las llaves para entrar al lugar.

Cuando Gustavo, el hermano mayor de Oliverio, comenzaba a delinear un proyecto con la Dirección del Centro Histórico de la Municipalidad de Guatemala para utilizar la casa como espacio de convivencia política y cultural, se dio cuenta que no abría la chapa y su abogado le informó que ya no aparecían como propietarios en el Registro. Una abogada y notaria vinculada a Los Topacio –una temible estructura dedicada al despojo de propiedades­­–, realizó una serie de trámites anómalos ante el Registro de la Propiedad para cambiar al dueño de la casa.

La familia descubrió que Lucila firmó un testamento donde le heredaba el inmueble a la universidad estatal. Para cumplirlo le entregaron a las autoridades de ese centro de estudios todo el expediente del caso. Así, junto con la propiedad, la Usac recibió una denuncia por despojo.

La universidad, interesada en recuperar el legado de Oliverio Castañeda, secretario general de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) en 1978, solicitó a su Departamento Jurídico realizar un análisis legal de los documentos utilizados en las inscripciones en el Registro de la Propiedad, así como un estudio grafológico para verificar si la firma de Lucila era real.

Oliverio era peligroso para el Estado por todo lo que representaba. Era el veinteañero graduado del exclusivo Colegio Americano que se destacaba en la Asociación de Estudiantes de la Universidad de San Carlos de Guatemala (AEU). “Oliverio era carismático, inteligente, un estudiante distinguido, el mejor de su carrera. Era el joven que todos deseábamos ser”, dijo un compañero suyo a la Comisión de Esclarecimiento Histórico.

La respuesta de ese peritaje fue que existían grandes irregularidades entre ambas signaturas que además fueron hechas por personas diferentes.

 

LucilaCastaneda

 

La universidad presentó un amparo para pedir la anulación de las compraventas anómalas y hacer efectivo el testamento de Lucila. La Sala Cuarta de Apelaciones del Ramo Civil le dio la razón.

Alex Velásquez, coordinador de bienes inmuebles de la Usac, explicó que aunque recibieron una respuesta favorable, no pueden tomar posesión de la casa. Deben tener una respuesta definitiva de la Sala de Apelaciones Civil y concluir el trámite para que el testamento tenga efecto.

Por eso, no pueden iniciar construcciones o remodelaciones en la casa de Oliverio, tampoco tienen fondos. La próxima semana esperan reunirse con Gustavo Castañeda para que juntos inicien las discusión y planificación de un proyecto para honrar la memoria del universitario y de los estudiantes asesinados y desaparecidos durante la dictadura militar y guerra interna.

Velásquez enfatizó que en los próximos días se presentará al Ministerio Público para adherirse a la denuncia penal que existe contra las personas que está detrás de la falsificación de la firma y el despojo de la vivienda.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


2

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Cesar A. /

    17/03/2017 10:44 AM

    Excelente que la familia logre recuperar lo que otros (en caso ser cierto) les han quitado, sin embargo me parece curioso que ahora en este blog se defiende el derecho legítimo a la propiedad, pero cuando hay invasiones, toma por la fuerza o secuestros de otros propietarios no leo la misma preocupación, o es que su tipo de "periodismo transparente" es solo, ¿cuando es a favor de sus ideologías?

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    Mary /

    13/03/2017 1:12 PM

    Gracias Jody por tan buen reportaje!

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones