3 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Pintar pesadillas para despertar en paz

Si no podemos hacer nada contra la guerra, vamos a expresar que necesitamos paz. No es una utopía, es una necesidad. ¿El arte o la paz? Ambos.

Cotidianidad Arte Opinión P369
Esta es una opinión

Otto Dix, 1924

Soldados avanzando con máscaras de gas

El “Guernica” de Picasso acaba de cumplir 80 años de ser pintado y se le han dedicado miles de ensayos sobre su mensaje que no envejece: el horror.

 

Guernica

 "Guernica" Pablo Picasso. 1937

Recorrer con la vista esta obra es recordar la historia de la humanidad. Las guerras que siempre han atormentado a cada sociedad y el panorama futuro que vemos según las circunstancias actuales.  Picasso pintó un cuadro inmortal porque el tema es eterno. Sin necesidad de color, de bombas, ni de armas, nos damos cuenta que estamos frente a un reclamo político, una llamada de atención urgente y el desbordado sentimiento que sólo un artista en su estudio puede derramar.

Las piezas de arte están destinadas a ser vistas y a comunicarse con sus espectadores, los mensajes son diversos, desde la intimidad hasta lo político. Recordemos que el arte es un tema transversal en la Historia y donde haya artistas trabajando, habrá mensajes que perdurarán en el tiempo.

Picasso era un constante visitante del Museo del Prado y admirador de la colección que se guarda allí. No dudo que estuvo muchas veces perdido, observando a Goya. Veamos nosotros también.

Fusilamientos del Tres de Mayo

"Fusilamientos del Tres de Mayo" Francisco de Goya. 1814.

De nuevo nos topamos con una imagen que hemos visto muchas veces en los noticieros: una noche oscura y horrenda, con cadáveres ensangrentados en el piso. ¿Quiénes eran? Importa poco, cedieron su vida ante un arma y ya nunca podrán decirnos la causa que los llevó ahí. Incluso los ejecutores parece que ven hacia otro lado como huyendo de la mirada del que los observa. Hay tensión en la escena, huele a pólvora. Pero, entre todo esto, la única luz hace brillar la camisa blanca del personaje que exhibe con orgullo los brazos en alto y las manos limpias frente a quienes le apuntan con las bayonetas, esa luz que no podrán apagar aunque en unos segundos se llene de sangre.

Goya fue insistente con el tema, incluso ejecutó varios grabados en una serie llamada “Los Desastres de la Guerra” donde expone los horrores de cualquier conflicto. Las láminas con títulos lacónicos hablan por sí mismas.

Algunos ejemplos:

Esto es peor

 "Esto es Peor" Goya. 1815

Ni por ésas

"Ni por ésas" Goya. 1815

Y no hay remedio

"Y no hay remedio" Goya. 1815

Goya y Picasso eran artistas consagrados y dedicados a su arte cuando hicieron estos cuadros, su empatía con el tema es total, casi presencial. En el siglo XX aparece Otto Dix, pintor alemán que participó como soldado en la Primera Guerra Mundial. Abrumado, pintó sus pesadillas, un constante recuerdo que lo perseguía y que únicamente podía dejar escapar a través del arte. El horror es palpable y la necesidad de sosiego nos encierra.

Soldados avanzando con máscaras de gas

"Soldados avanzando con Máscaras de Gas" Otto Dix. 1924

Su descarada propaganda antibélica provocó que fuera reclutado de forma forzada por el partido Nazi, obligándole a pintar únicamente paisajes. Él se negó y fue encarcelado. Siguió pintando sus constantes pesadillas como una forma de mostrar lo repulsivo e innecesario de la guerra, hasta su muerte en 1969.

Hasta ahorita sólo hemos visto ejemplos horrendos, pero magistrales. Mi intención es hacer notar que el arte no es ajeno a lo que sucede, nunca lo ha sido. De alguna manera es protagonista, espectador y a veces hasta cómplice, pero sobre todo es contraparte y balance, testigo, víctima y cronista. Ojalá algún día veamos estas obras como parte de su tiempo, en lugar de arrastrar sus significados al futuro.

Si no aprendemos del arte, estamos condenados a seguir pintando pesadillas.

Estas piezas solo le dan más fuerza a las obras dedicadas a la exaltación de la paz. El consuelo que nos queda es ver que el universo artístico está repleto de representaciones al amor, la concordia y la ternura que también forman parte de la realidad y nos mueven a resistir. Es subversivo en estos días, pero el arte es la excusa.

Sin título

"Sin título" Keith Haring. 1983

Si la paz se puede construir en un lienzo, es porque es posible procurarla en la realidad. No hace falta ser artistas, seamos humanos.

“Estoy de parte de la vida, contra la muerte. De parte de la paz, contra la guerra” Pablo Picasso.

Paloma azul

"Paloma azul" Pablo Picasso. 1961

Juan Pablo Hernández
/

Guatemala. 1986. Arquitecto por profesión, restaurador por vocación e interiorista de tiempo completo. Dicen que soy sensible como defecto.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    AID /

    18/04/2017 9:01 AM

    Buenísima "opinión" :)!! Encantada de leerlo, felicitaciones!! Y más que contenta de que comente a Goya!!!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Maria Eugenia Paredes /

    17/04/2017 9:15 PM

    Es una excelente reflexión acerca del horror de la guerra y la importancia del arte que se convierte en nuestra memoria histórica. Felicitaciones Juan Pablo Hernández.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Lewis /

    17/04/2017 3:50 PM

    "el arte no es ajeno a lo que sucede, nunca lo ha sido. De alguna manera es protagonista, espectador y a veces hasta cómplice, pero sobre todo es contraparte y balance, testigo, víctima y cronista."

    Hacer arte -- o buscar expresion a travez del arte -- tambien es una gran ayuda terapeutica para sanar las heridas dejadas por la guerra o cualquier tipo de violencia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones