Por qué estandarizar las consultas indígenas es quitarle poder al pueblo

“El poder del pueblo está en el servicio”. Así es como dice la poderosa consigna que ha dado vida, fuerza y continuidad a los 48 cantones de Totonicapán.  Por siglos, Totonicapán ha sido epicentro de rebeliones indígenas que se hermanan con las luchas de otros pueblos indígenas.

Cotidianidad Opinión P369
Esta es una opinión

Autoridades Indígenas en el Congreso

Foto de: Carlos Sebastian / Nómada

 

El poder y la energía descansan sobre la estructura comunal por asamblea que nombra y sujeta a sus autoridades que los dirigen. La legitimidad brota de los hombres y las mujeres que viven en las comunidades y comparten la gestión del agua, los caminos y los bosques comunales.

Hoy se lee en el Congreso, la propuesta de reglamentación del Convenio 169 de la OIT sobre las consultas comunitarias y, en la Asamblea de la Junta de Autoridades comunales de los 48 cantones realizada el 15 de julio pasado en Totonicapán, se tomó la resolución de no avalar la participación de dicha Junta en eventos relacionados con los derechos de los que se trata en dicho Convenio.

En los días anteriores, las comunidades comenzaron a interpelar a sus alcaldes comunales acerca de cuál posición adoptarían frente a la consulta. Habiendo tal expectativa, la información se trasladó casi de manera automática en las casas y en los medios de comunicación. Tal es la fuerza y energía política que se producen en las asambleas de las comunidades que sujetan a sus autoridades. El sistema en sí genera una serie de contra presos políticos y forma relación verdadera entre las asambleas y los alcaldes comunales.

Junto con el nombramiento de las autoridades comunales, se hace una entrega de responsabilidad de cuidar a la comunidad y su infraestructura, así como la organización y deliberación de la Asamblea. No hay una consigna que personalice el poder, ni existe nada parecido. Por tal razón, todas las actividades que los alcaldes comunales realicen y que afecten el bienestar de todas y todos tienen que ser analizadas y avaladas por las Asambleas. Y la Junta directiva, tiene la doble función de rendir cuentas políticas a las 48 comunidades, pero también a las comunidades que los nombraron.

La decisión de las asambleas de Totonicapán de no participar en los eventos que regulen o reglamenten la consulta, se enlaza y concuerda con la ya generalizada negativa y crítica que las autoridades indígenas han manifestado a nivel nacional. Es clara la postura de las alcaldía de los ixiles, qanjobales, qeqhies, achis, xincas, chortis, kakchiqueles y la lista sigue. En comunicados, conferencias de prensa y encuentros de autoridades, la postura es clara: no se apoya ningún proceso que busque estandarizar un complejo proceso de autonomía. Las comunidades, con sus autoridades, comprenden que la política comunal históricamente tiene al mecanismo de la consulta como una de sus ramas más visibles para deliberar y decidir. Comprenden también que la autonomía política no se puede regular y tutelar por un ministerio y por eso interpretan como una amenaza la estandarización de la consulta. Los análisis que se realizaron en el encuentro de autoridades indígenas en Cobán el 12 y 13 de julio dejaron claro que la consulta es un derechos propio de cada comunidad y que no se puede regular.  Interpretan que es una regulación que beneficia a los empresarios a quienes les conviene detener la fuerza comunitaria para defender la vida.

Así también lo manifestaron en un comunicado más de 10 organizaciones de mujeres indígenas de Totonicapán, quienes el 28 de junio sentaron su posición sobre la consulta. En el espíritu del comunicado se manifiesta que exigen que se respete las decisiones de la comunidades de no querer reglamentar la consulta libre e informada. Las mujeres indígenas también han declarado que regular la consulta favorece a las empresas para la ocupación capitalista de sus territorios y eso es provocar y generar violencia contra la mujer, porque son las mujeres una de las primeras afectadas por el despojo de tierras.  (Tzununija’; 2017)

En los 48 cantones, también la asamblea es contundente. No avalan la regulación de la consulta.  Las asambleas comunales de Totonicapán relanzan la potencia y la lucha comunal que nos enseñaron Atanasio Tzul, Lukas Akiral,  Felipa Tzoc, Andrés Cutz, José Batz, Juan Yax, Manuel Tot.

Gladys Tzul
/

Maya k'iche' de Totonicapán. Doctora en Sociología. Autora de diversas publicaciones sobre política comunal, autoridades indígenas y mujeres indígenas. Es profesora en universidades de Costa Rica, México y Estados Unidos.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    HOYPORHOY /

    19/07/2017 1:45 PM

    Por situaciones como estas es que no avanzamos como país. Siempre queremos dividirnos y especificar reglamentaciones y normas que a unos si y a otros no. El mismo pueblo maya está dividido, entre los mismos pueblos no se soportan y se boicotean, me imagino que algo de eso hay en este rechazo. Seguimos rumiando abusos cometidos hace siglos para justificar nuestra incapacidad de unirnos como nación. Mientras otros países avanzan nosotros nos quedamos solo mirando, porque no podemos siquiera ponernos de acuerdo en qué queremos, mucho menos en el camino que tomaremos para llegar allí.
    Los pueblos mayas en algunas cosas quieren que se les integre y en otras no, algunos pueblos si quieren y otros no quieren, unos quieren algo pero no tanto, menos, para ellos algo especial, a la medida... respetando sus procesos propios.... Por favor señores! si en este país no hemos logrado que se respete siquiera el ordenamiento legal positivo, menos aún las costumbres de cada pueblo.
    Dejemos de victimizarnos porque la bandera de pueblos sufridos ya no tarda mucho en no hacer ni cosquillas. En este mundo globalizado y altamente competitivo, nadie nos regalará nada solo por nuestra historia o lo sufridos que fuimos o decimos que hemos sido.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    bob081 /

    19/07/2017 7:19 AM

    Desde nuestro marco legal es imposible dar validez a un procedimiento que no está estandarizado. Si quieren seguir teniendo consultas no vinculantes, pueden preguntar lo que quieran y como sea. Luego van a tabular un resultado que a nadie le va importar. Hacer la consulta va a ser un cheque más en la lista.
    La "ventaja" de esta estrategia no estandarizada/reglamentada es que no obliga a los pueblos a aceptar los resultados de la consulta. De esa forma se pueden seguir oponiendo a las minerías/megaproyectos indefinidamente. Donde esta estrategia falla es que existe una gran necesidad de dar certeza jurídica para estimular la inversión. De esta forma, los pueblos indígenas van a terminar perdiendo el pulso. De hecho ya lo están perdiendo: las minerías existen. Las consultas son un teatro. Los pueblos no tienen poder de negociación, de lo contrario estarían al menos derivando una parte importante de las regalías para sus propias tierras. Las huelgas, bloqueos y protestas no son estrategia a largo plazo. Sin una estrategia legal (como la estadarización de la consulta) son únicamente una forma de terrorismo, y el Estado estará en obligación de no permitirlos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Joe /

    18/07/2017 8:47 PM

    Si las comunidades indígenas no quieren el reglamento, entonces rechazan el convenio 169 y al rechazarlo entonces renuncian a el totalmente por lo tanto el Estado ya no tiene el deber de atender esos temas por renuncia de esos pueblos.

    Esto lo que significa es que las tales consultas realizadas por las ONGs son un fraude total y por ende no tienen validez al parecer no quieren transparencia ni democracia porque el modus vivendi de algunos dueños de ONGs se termino con ese reglamento

    El reglamento fue lo que pedían, las empresas cedieron, el gobierno regulo el reglamento y hasta la encargada del convenio 169 de la ONU vino a Guatemala a explicar que las ONGs lo estaban haciendo mal, por lo tanto el Estado debe ignorar a esas personas y sus ideas porque son un fraude y corruptos esos de las ONGs

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    papazopapaz /

    18/07/2017 6:29 PM

    al indigena se le rechaza y margina o el indigena se niega a integrarse??

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Laberinto de Chartres /

      18/07/2017 8:14 PM

      "se niega a integrarse"

      Que significa esto, segun vos? A caso el indigena no puede tener su propia identidad? O para ser, ontologicamente hablando, segun vos, necesita aculturarse al grupo que lo ha subyugado y oprimido desde la colonia?

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

        papazopapaz /

        19/07/2017 10:03 AM

        "Que significa esto, segun vos? "
        que por default toman por malo cualquier cosa que no sea lo que sus costumbres dicten y eso no es siempre la respuesta correcta. En este momento se están oponiendo a una estandarización que le dará validez a la consulta.

        "el indigena no puede tener su propia identidad?"
        claro que sí al igual que todas las culturas pero hay que ser objetivos y reconocer que hay costumbres que no encajan con los tiempos que vivimos actualmente.

        "..necesita aculturarse al grupo que lo ha subyugado y oprimido desde la colonia?"

        el que un grupo los haya subyugado y oprimido en el pasado no quiere decir que todo lo que ese grupo hace ACTUALMENTE sea para oprimirlo; ejemplo el mismo grupo fue el que trajo a este territorio, el transporte, la telefonía, la energía electrica, mejores metodos de agricultura, medicina, ciencia, el derecho etc; a eso también se van a oponer porque no es parte de sus costumbres? No verdad y si vos vieras que se empiezan a oponer a eso lo verias como una perjudicación que ellos mismos se están haciendo.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    PEDRO TZUNUN /

    18/07/2017 9:43 AM

    Para recalcar el derecho a la consulta, viendolo desde la perspectiva indigena, parte del derecho consuetudinario regulado en el convenio 169.Desde mi punto de vista la consulta necesita ser estandarizada y regula por una ley donde se mencionen todos los procesos para la consulta efectiva entre el pueblo indigena, el estado y empresas privadas, para tomar desiciones que convenga a ambas partes mediante el dialogo. Ahora bien si se tiene oposicion a la regularizacion del convenio 169 perfecto no hay problema, pero les hago esta pregunta entonces que propuestas tienen ustedes como pueblo, ya sean propuestas de ley, propuestas sobre reformas entre otras porque es bueno criticar y decir que saquen al presidente por inepto, pero Quienes lo pusieron en el puesto, porque se cometio ese error ???

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones