4 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Queremos esta Huelga sin capuchas

Recientemente se tomó la decisión de desconocer a los dos Comités de Huelga que tenía la Facultad de Medicina de la Universidad de San Carlos de Guatemala. La asamblea fue convocada por la Asociación de Estudiantes de Medicina y se llevó a cabo en el Centro Universitario Metropolitano. Las razones son varias, pero el detonante fue un enfrentamiento entre ambos grupos que terminó destruyendo salones de clase. La resolución de la A.E.M., respaldada por la mayoría de los estudiantes, fue clara: no más capuchas.

Cotidianidad Opinión P369
Esta es una opinión

http://noticiascomunicarte.blogspot.com/2015/03/fotoreportaje-desfile-bufo-de-huelga-de.html

Huelga de Dolores

Por Hans Spiegler

La Huelga de Dolores tiene su génesis en los años en los que Manuel Estrada Carrera dirigía una política estatal censuradora. La Huelga hacía una crítica política y social llena de sátira. El uso de una capucha se hizo forzoso a partir de la década de los cincuentas, cuando inició la represión hacia el sector estudiantil crítico por las dictaduras militares.

Se entiende bien que Guatemala es un país lejano a mostrar tolerancia hacia expresiones, posiciones e ideologías distintas a las del status quo. Pero ¿aún hoy sigue latente ese peligro de mostrar el rostro? Los recientes reordenamientos de la política nacional nos han hecho estar visibles y, así, expuestos a la opinión pública brindando una mayor seguridad, hasta cierto punto.

La capucha hoy, dentro de la USAC, representa impunidad y dogma.

La primera, impulsada por aquellos grupos de choque de los interesados en manejar cuotas de poder, tener injerencia en los procesos en los que la USAC participa en la conformación del Estado y mitigar toda aquella posición crítica estudiantil. También han logrado que se desbarate la institucionalidad estudiantil que existía a través de la Asociación de Estudiantes Universitarios y la asociación estudiantil de cada unidad académica. Los grupos de choque detrás de una capucha no trabajan de gratis. Operan haciendo cobros por concepto de “bono” a pequeños comerciantes dentro y fuera de la USAC, piden colaboraciones económicas al Consejo Superior Universitario y obtienen ingresos de la venta de cerveza y otro souvenirs durante los cuarenta días de Huelga.

La capucha para estos grupos dirigidos desde el (des)Honorable Comité de Huelga de Dolores y una ya desconocida Comisión Transitoria que decía representar al secretariado de la AEU, se ha convertido en el blindaje y el anonimato que les garantiza la impunidad a toda acción que vaya contra los intereses estudiantiles, universitarios y nacionales depositados en la única universidad pública del Estado guatemalteco.

La segunda, la defienden los grupos que realizan sus actividades huelgueras como legítimos estudiantes, que no responden al (des)Honorable Comité de Huelga de Dolores y a la desconocida Comisión Transitoria, pero que se niegan a abandonar la capucha. Para este grupo, su uso forma parte de principios innegables, tradiciones indiscutibles y la imposición del cómo hacer huelga a estudiantes de nuevo ingreso. Algunos de estos grupos que se autodenominan “alternativos” y “autónomos” se presentaron durante las movilizaciones del 2015 bajo el slogan “USAC es Pueblo”.

Si su objetivo el reconstruir la Huelga de Dolores desde una organización paralela a las “no oficiales”, ¿por qué no pensar en dejar del lado la capucha y marcar una notable diferencia entre las dos formas de hacer huelga? El cómo llevar a cabo la Huelga de Dolores no tiene por qué limitarse a posturas dogmáticas como que es un Patrimonio Intangible de la Nación, entre otras excusas.

Experiencias sufridas por compañeros que han intentado ponerle un alto a la impunidad dentro de la Universidad, sí nos han dejado ejemplos nefastos. Como el de Diego Barillas, estudiante de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia, quien enfrenta un proceso de expulsión por haber denunciado supuestos actos de corrupción dentro su unidad académica. Otro es el de aquellos compañeros participantes en el Consejo Consultivo Estudiantil Universitario de la A.E.U. que sufrieron amenazas luego de desconocer a la Comisión Transitoria en el septiembre pasado. Pero el mismo hecho de no llevar una capucha sobre el rostro los ha hecho ser personajes políticamente visibles dentro de la Universidad y esto les ha dado cierta seguridad, aunque suene irónico, para que no se atente contra su vida.

Entonces se preguntarán: ¿en dónde queda la máxima autoridad de la USAC dentro esta dinámica?

Al CSU se llega por dos vías: o por inesperados triunfos de la dignidad universitaria, o de la forma clientelar de hacer política utilizando a la universidad pública como plataforma. En el CSU impera la segunda. El CSU no está respondiendo a los intereses y exigencias de su masa estudiantil legítima, durante el período de huelga. Nos niegan el derecho de mantenernos dentro de la Universidad sin temer por nuestra seguridad.

Pero hay noticias. No excelentes, pero sí esperanzadoras.

Para hacerle frente a este, de tantos flagelos que tiene la Usac, el año pasado seis asociaciones estudiantiles iniciaron el proceso de recuperación y restablecimiento de la A.E.U. A este esfuerzo se sumaron otras más, entre ellas la A.E.M.

La relación directa entre la Huelga de Dolores y A.E.U. lo dicta el Capítulo III Articulo 18 Inciso R.: es una atribución de la A.E.U. coordinar la Huelga de Dolores.

Nosotros, los delegados de las asociaciones estudiantiles participantes dentro del Consejo Consultivo Estudiantil Universitario, actuando como el Secretariado de la A.E.U. en funciones, no tenemos contemplado tomar esas atribuciones y responsabilidades. Si ya tenemos dificultades para llevar a cabo la elección del secretariado, tendríamos aún más asumiendo esa responsabilidad en este corto periodo de tiempo que nos queda de funciones.

El objetivo, por ahora, es llevar a cabo la elección. Cuando tengamos un nuevo secretariado, apoyado por la masa que le vote y todos aquellos que crean que  tener una nueva Huelga de Dolores es primordial, podremos restituir la dignidad del estudiante sancarlista.

La elección del secretariado de la A.E.U. no es reversible. Se dará este agosto. Sólo queda preguntarle al Rector Carlos Alvarado Cerezo y al C.S.U. cuándo dejaran esa detestable y reprochable postura de la neutralidad.

¿Acaso no les queda claro quiénes tienen la legalidad y legitimidad?


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


8

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Luis Cobar /

    25/03/2018 12:10 PM

    Insisto en que debe elevarse el nivel de exigencia académica en la USAC. Por mucho tiempo han permitido ingresar a cualquier tipo de pseudoestudiantes para manipularlos con fines politiqueros y beneficiar a las autoridades que tambien son mediocres académicamente y corruptas. Para muestra un botón, el mismo decano de la facultad de Medicina está preso. El único camino camino para trasnsformar a la USAC es DESPOLITIZARLA e invertir en la academia.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Molina /

    27/03/2017 5:10 PM

    Está bien que hagan desaparecer a los encapuchados del CUM. Pero los vecinos a éste centro universitario estamos en contra de la parranda que se arma todos los viernes con ruido ensordecedor que estoy seguro con más de los decibeles permitidos, pero más autoridades y los mismos estudiantes no dicen nada. Será que nosotros tendremos que hacer un plantón para evitar el ingreso de estudiantes y catedráticos a dicho lugar, porque la verdad ya no aguantamos.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    27/03/2017 2:17 PM

    la capucha es secundaria porque lo importante es el siglo de robo y saqueo de dinero que no son cantidades despreciables lo que suma aporte de autoridades sancarlistas, venta de boletines, bonos, nonos, talachas, veladas, exhoneracion de impuestos de alcohol que nunca se llega a ver ni a degustar
    ni los mismos cucuruchos viernesdolorosanteros tienen mezquina idea de lo que se mueve, pero carnaval es carnaval y el culto al alcohol, sexo y desenfreno se manifiesta al maximo en este pueblon llamado capital

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Rosa maria valle /

    24/03/2017 2:46 PM

    Sólo una observación la capucha no empezó a ser utilizada en los 50, pueden leer sobre el tema el libro Viernes de Dolores, de Miguel Ángel Asturias.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    Eduardo /

    23/03/2017 2:45 PM

    ¿Pero quién firma esta nota de opinión?
    En cualquier caso, totalmente de acuerdo. Lo de la capucha es un sinsentido y una herramienta de impunidad.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    César A. /

    22/03/2017 10:12 PM

    "¿Acaso no les queda claro quiénes tienen la legalidad y legitimidad?"
    Si, queda claro, nadie.
    Es una vergüenza para alguien llamarse estudiante universitario y creer que una actividad como la Huelga de Dolores tiene algo positivo. Ya terminen mejor esas prácticas caducas y estudien, y si lo desean hacer, háganlo cuando paguen por su estudio y no lo exijan como "derecho" a los tributarios y papá estado (que tanto odian, menos cuando hay dinero ajeno de por medio).

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

      Paola M.A. /

      23/03/2018 3:29 PM

      Soy estudiante sancarlista y soy encapuchada... Las prácticas deshonestas y criminales que algunos de la Huelga han cometido hace creer que todos somos iguales, pero mi querido amigo, NO ES ASÍ. Al menos en mi caso, YO SÍ ESTUDIO y la U es un recurso para prepararme y sacar la mejor versión de mi. Debería de documentarse antes de opinar, así sabría que esta actividad tiene un trasfondo político que jugó un papel trascendental en la historia de nuestro país. En Guatemala hay excelentes profesionales egresados de universidades privadas y no digamos de la única pública...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      HOYPORHOY /

      27/03/2017 11:06 AM

      Hola, creo que desconoces un poco la historia de la Huelga. Por los últimos 30 años la huelga ha sido un sinsentido y ha ido torciéndose cada vez más hasta llegar al punto en el que estamos hoy. Por la represión histórica hacia los intelectuales participantes en la huelga y episodios violentos hacia ellos, fue que a partir de finales de los 80´s no fueron los estudiantes más destacados quienes se involucraron en la huelga, sino al contrario, aquellos huevones que vieron en dicha actividad una forma de pelársela y pasársela bien. Esto se fue deformando hasta llegar a los grupos que solamente querían emborracharse gratis aprovechando los aportes que las asociaciones estudiantiles reciben por la huelga. Esto ya era nefasto, pero aún podría decirte que era hasta cierto punto ingenuo. Aunque no pueda parecer desde afuera, la huelga maneja muchísimo dinero, fruto de asignaciones presupuestarias, talacha, venta de boletines, etc. Es un enorme botín económico. Es por ello que llegados los finales de la década de los noventas, grupos ajenos, mafiosos y delincuenciales se apoderaron de la huelga, "empleando" a los estudiantes casi únicamente para que fueran a pedir dinero en la mentada talacha. Pero en la "talacha" no solo participaban estudiantes, sino muchísima gente de fuera, desde desempleados hasta delincuentes que veían en la pedida de dinero una oportunidad económica fácil y cero riesgo, hasta una manera de divertirse y chingar. Es así como el número de "talacheros" se dispara y se hace cada vez más difícil recolectar dinero, dinero que los grupos que tienen cooptada la huelga exigían violentamente. En este contexto es cuando empiezan los encapuchados a ser intimidantes, a faltar al respeto a las personas, a amenazarlas y en muchos casos prácticamente a asaltarlas para colectar dinero.
      Lógicamente a partir de estas prácticas la población guatemalteca fue tomando una animadversión terrible hacia la huelga y hacia los encapuchados. Hace muchos años la gente esperaba con ansias el boletín denominado "no nos tientes" y este se agotaba rápidamente, esto parece increíble porque actualmente la gente lamenta el inicio de las actividades huelgueras y ve con alivio cuando estas terminan.

      La actividad huelguera antes era otra cosa, no esto. Ni de cerca. Nunca he sido fan de la huelga pero si creo que es un espacio a rescatar. Un espacio importante para un conglomerado privilegiado que tiene la oportunidad de una educación superior gracias a los impuestos de todos, no solo de los "tributarios". Todos tributamos de una u otra manera, de eso nadie se escapa.
      Importante rescatar este espacio que debe ser de expresión y sátira inteligente, y no de la bufonada y borrachera en la que se ha convertido, además de los excesos violentos en los que también ha caído.

      ¡Ay no!

      2

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones