2 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Y sin embargo, soñamos

Fui a almorzar con un amigo budista a un lugar hermoso hace una semana. Conversamos largamente acerca de la vida, la naturaleza, el alma y otras cosas. Recogimos bellotas, subimos un cerro, vimos muchas especies de orquídeas y comimos delicioso. Atardecía cuando me dijo que algunas personas creían que los árboles conectaban el cielo con la tierra y que uno podía abrazarlos y pedirles que llevaran nuestros sueños al Universo o al Creador. Aún no sé cómo o de dónde me salió la pregunta: “¿Y cuáles son tus sueños?” Una interrogante profunda, difícil de responder y muy personal; pero él, rápidamente respondió: “iluminarme”, “¿en esta vida?”, insistí. “Sí, en esta vida”, aclaró.

Cotidianidad Opinión
Esta es una opinión

Tomada de Pexels

De regreso, manejé media hora en silencio. Me impresionó la certeza y la velocidad con la que respondió a una pregunta tan compleja. Yo sabía que iluminarse es el horizonte de los budistas, pero nunca me había puesto a pensar en lo importante que es para un budista llegar ahí. Me pareció que tener una meta así de puntual, así de importante y así de presente, ponía todos los problemas cotidianos de la vida en perspectiva. Incluso podría consolar cuando los problemas parecen no ser soportables. Si mi verdadera meta en la vida fuera iluminarme, tal vez no me importaría mucho que el chavo que me gusta no parezca estar muy interesado o que mi mama a veces aun me regaña como si tuviera 5 años o cualquier asunto de similar insignificancia…

Varios de mis amigos amanecieron el domingo con un mensaje: “Si pudieras escribir tu más grande meta en la vida en una oración, ¿cuál sería?” Había dormido y despertado pensando en eso. Algunos se sorprendieron y me preguntaron por qué esa pregunta y a esa hora; otros ya me conocen así que ni preguntaron “para qué”.

Empecé a recibir muchas respuestas puras, nobles y altruistas. Algunas eran metas terrenales: pareja, familia, trabajo, protección; otras eran espirituales. Sin haberlo planeado mucho, fui llenándome de amor por la humanidad de nuevo. Paz en el mundo. Igualdad para las mujeres. Abundancia para mi y para todos. Que toda la gente sea feliz. Ayudar de alguna manera. Ganar alguna victoria a favor de la humanidad.

A unos les tomó tiempo, otros respondieron rápidamente. La mayoría usaron mucho más de una oración. Desde los principios y las perspectivas de cada uno, todos buscan lo bueno para ellos, sus seres amados e, incluso, la humanidad entera. Luego de muchos mensajes, decidí escribir mi meta y sueño para la vida.

Decidí hacer algo con todas esas palabras y sueños que habían llenado mi corazón de esperanza. Así que, haciendo honor a mi amigo budista y al poder de los árboles para comunicar el cielo y la tierra, tomé todos los sueños que había escrito y los enterré bajo el árbol más alto que encontré. Sentía que tenía los más grandes tesoros en mis manos.

No importa lo duro y cruel que sea el mundo, nunca hay que olvidar que en el fondo todos somos capaces de amar. Aunque el miedo o la presión de grupo a veces nos frene, allí estaremos, soñando.

Astrid Lottmann
/

Casi Antropologa, coach de salud, luchadora y amada por la vida. Buscadora insaciable de la verdad y la luz. Emprendedora en el negocio de la comida saludable. La vida es un camino profundo y hermoso para aprender a ser mejores, hacerlo es obligación.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


6

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    M /

    19/11/2016 9:09 AM

    y despues lo anunciaste en el periodico..
    Bonita lectura

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Miriam /

    17/11/2016 8:15 AM

    =) Linda lectura, gracias por dar un poco de esperanza.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    P. Choy /

    15/11/2016 8:56 PM

    Tu artículo es un respiro y una inhalación de lógica y tranquilidad, bien hecho buen artículo difícil encontrar entre tanto ruido y bulla.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Amparo /

    10/11/2016 8:53 PM

    ¡Muy bueno!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    David /

    10/11/2016 8:55 AM

    Bonita lectura

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    xx /

    09/11/2016 8:26 PM

    Gracias

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones