“Un acercamiento con perspectiva de género al oscuro pozo de la vasectomía” por el Dr. Nacho Progre

El médico, filósofo, sociólogo, politólogo, poeta y experto feministo, conocido como Nacho Progre por sus incansables aportes al progreso de las damitas, nos habla sobre la mal llamada planificación familiar que usa la vasectomía como uno de sus ejes castrantes a la virilidad masculina, provocando con ello una serie de complicaciones a nivel psíquico en la estructura social del hombre contemporáneo.

Volcánica humor Nacho Progre Parodia v1 volcanica

Viñeta: Carmiña Warden.

Seminario de estudios de género en la medicina a cargo del Doctor Ignacio Progre de la Garza Clase 1: un acercamiento con perspectiva de género al oscuro pozo de la vasectomía

Buenas tardes a todos y todas los y las presentes que nos acompañan el día de hoy en esta ponencia a nombre del médico, filósofo, sociólogo, politólogo, poeta y experto feministo Ignacio Progre de la Garza.Ini ciaré esta serie de cursos apelando a mi formación holística para dictar cátedras que puedan ser publicadas como parte de una genealogía epistemológica en la que se reconozca mi estilo como sucesor de Lacan y Foucault. Comenzaré diciendo algo que ustedes ya saben: soy conocido como Nacho Progre por mis incansables aportes al progreso de las damitas para que juntas y juntos, como sociedad, logremos tener privilegios similares. Por ejemplo, si las damitas consiguen mejores empleos, ellas son las que pueden invitarnos la cena o un trago.

El avance de las niñas siempre ha sido para el beneficio de los hombres, porque así avanzamos todos iguales y nosotros no estaremos más obligados a cargarles la bolsa, pagarles la cuenta o mantener hijos, si no lo deseamos. El día de hoy quiero hacerles entender que también el avance de los hombres es bueno para las mujercitas, niñas y gays. Esto debido a que últimamente una corriente de feminismo no verdadero, o como yo lo llamo (y la RAE también): macrofeminazismo radical, se ha dedicado a desprestigiar la lucha que los hombres feministos masculinistos, como yo, hacemos por ellas desde hace literalmente siglos. Esto puede ser leído como una tecnología del Yo progresista.

Una de las ramas de este feminismo que cae en el hembrismo, es la mal llamada planificación familiar que usa la vasectomía como uno de sus ejes castrantes a la virilidad masculina, provocando con ello una serie de complicaciones a nivel psíquico en la estructura social del hombre contemporáneo.

Es decir, cuando los feminismos más bárbaros se propusieron hacer esta ponencia acerca de las supuestas ventajas de las vasectomías, no tomaron en cuenta las importantes consecuencias que tiene en la psique de los hombres quitarles una parte tan importante de su virilidad al seccionar los conductos por donde pasa el indomable animal fecundante de la pulsión vital masculina, tan necesaria para el equilibrio del universo: el esperma.

Una vasectomía, según la medicina patriarcal, es un procedimiento quirúrgico sencillo, pero los médicos investigadores feministos-masculinistos hemos descubierto que es mucho más complejo de lo que la misma OMS nos quiere hacer creer. Lo que se hace en este procedimiento es seccionar los pequeños conductos que transportan el esperma al semen. Y esto, visto desde una perspectiva chamánica antipatriarcal, como la mía, produce una serie de secuelas en el cuerpo del varón.

Lo que acontece después de esta intervención es que nuestra energía masculina se desgarra y por ello, los chakras se desalinean generando la pérdida de virilidad e intensos dolores ancestrales en la energía del señor Sol y provocando conflictos en su relación con la Luna de nuestro inconsciente. El propósito de esta intervención es bloquear la salida del esperma y que no se pueda producir la fecundación, pero la pregunta es ¿A QUÉ COSTO?

Otro de los mitos de la medicina matriarcopatriarcal es que puedes regresar a casa ese mismo día debido a que el procedimiento es muy rápido y simple, sin embargo todos los hombres sabemos lo grave que es para nosotros que nos corten en esa zona, debido al síndrome de castración que podría derivarse, desequilibrando con ello la energía masculina-solar-ancestral del universo y generando así graves afectaciones a nivel somático de todos los seres humanos. La recuperación, vista desde una medicina antipatriarcal de feministos masculinistos,  tarda muchos años.

Existen dos tipos de vasectomía:  el método con incisión y el método no quirúrgico (sin corte) Los métodos sin corte reducen el riesgo de infección y otras complicaciones, y en general, la virilidad tarda menos tiempo en cicatrizar, pero seguimos sin entender lo que puede estar en riesgo con una cirugía tan compleja para la deconstrucción masculina.

El objetivo de la vasectomía es que sea permanente e irreversible. Solo debes someterte a una vasectomía si estás absolutamente seguro de que no deseas dejar a nadie embarazada durante el resto de tu vida. Y pues ya sabemos que eso es complicado para un hombre, por eso muchos tienen hijos y se ven obligados a abandonarlos, porque en nuestra naturaleza está esa ambigüedad de no saber al cien por ciento si queremos o no ser padres, pues no nacimos con ese instinto como las damitas. También la vasectomía puede ser importante para deconstruir tu masculinidad de manera asertiva, proactiva y feminista-masculinista, pero siempre y cuando recurras a un médico feministo masculinisto con perspectiva chamánica de género.

No puedo terminar sin hacer hincapié en que es necesario que las damitas de una vez se hagan responsables de su sexualidad. Esta tarea es importante para que la sociedad cambie, pues no solo los hombres debemos cargar con toda la planificación familiar, de hecho es muy cansado hablar de estas cosas y nos genera malestar psíquico el tener que decidirlo y hablar de ello, pues como hombres construidos en una sociedad patriarcal se nos hace injustamente responsables de todo lo que pasa.

Me despido de ustedes dejando sembrada esta semilla en el útero de sus reflexiones: nunca más un mundo sin nosotros.

 

Cynthia Híjar
/

Me llamo Cynthia Híjar Juárez y me interesan las formas desobedientes de educación. Soy pedagoga feminista y actualmente estudio investigación y creación dancística en el Centro de Investigación Coreográfica. Escribo el guión de Nacho Progre, proyecto que comparto con Carmina Warden, y creé el laboratorio de danzas íntimas que es una propuesta de apropiación corporal desde la danza.


Carmiña Warden
/

Carmina Warden era una médica que dibujaba en sus ratos libres. Ahora es una dibujante que da consejos médicos a sus amigos. Le gusta escribir sobre literatura, cine, drogas, psicodélicos y música pop de los años sesenta. Es del norte de México y come muchas tortillas de harina de trigo.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Víctor López /

    14/09/2018 9:53 AM

    Si eso causa la vasectomía , IMAGINENSE LO QUE CAUSA EL ABORTO, confirmado el aborto deja secuelas gravísimas en la mujer...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones