6 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El lado más oscuro del Hogar Seguro saldrá a luz en las pantallas (antes que en los juzgados)

El jueves 5 de marzo se estrena en cines la película “Hogar Seguro”, basada en la tragedia donde 41 niñas murieron quemadas y 15 más sufrieron graves quemaduras. El filme incluye una fuerte denuncia social sobre un aspecto del caso en el que las investigaciones no han avanzado.

Actualidad explotación sexual Hogar Seguro impunidad trata de personas

La explotación sexual en los hogares de protección es un tema que todavía no se ha esclarecido.

Foto: Carlos Sebastián

La tragedia en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción no empezó ni terminó con el incendio que mató a 41 niñas.

Antes del trágico 8 de marzo de 2017  en el hogar los niños, niñas y adolescentes estaban expuestos a un ambiente de permanente violencia y hasta de abusos sexuales.

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

La pequeña gran ciudad para los niños y niñas, circulada por paredes elevadas de concreto, puertas de metal y alambre de contención, estaba ubicada en la cima de un cerro en San José Pinula a 25 kilómetros de la Ciudad de Guatemala.

Rodeada de un bosque de árboles altos y pequeños ríos de agua sucia, en papeles, la institución era un refugio para los peligros de la calle, un techo para los chicos y chicas que no tenían a donde ir, pero en la vida real era un centro de agresiones.

Una película de Casa Comal, dirigida por el cineasta Elías Jiménez y protagonizada por las actrices Xoshil Rose y Ana Lucía Ponciano, recreó los días dentro del hogar del Estado y las historias de las niñas y adolescentes que encontraron allí miedo, dolor, abandono, hambre, frío, golpes y abusos sexuales.

También se recrea el día de la tragedia del 8 de marzo de 2017 y la forma en la que reaccionaron las autoridades estatales.

El filme se basa en la realidad, aunque desarrolla un nuevo enfoque de la historia. Una de las partes medulares es la denuncia de la existencia trata de personas dentro del lugar, por parte de una red que involucraría a funcionarios públicos.

Aunque en la Torre de Tribunales, los casos que están siendo procesados se basan únicamente en lo que ocurrió el 7 y 8 de marzo de 2017, sí existen denuncias que apuntan a que antes de esos días, las niñas eran víctimas de trata de personas, es decir, eran utilizadas como objeto de compra-venta para la explotación sexual.

El Ministerio Público no ha reportado avances de esas investigaciones, aunque un juzgado ya aceptó la denuncia que pide que se investigue ese flagelo. La querella fue planteada por la organización Mujeres Transformando el Mundo.

[Leé también: Tortura y explotación sexual, los delitos que provocaron la revuelta y que el MP no ha investigado, por Jody García]

"Los hechos están allí"

En una entrevista, Elías Jiménez aborda más detalles sobre ese aspecto de la película.

En la película se habla de la trata de personas, algo que en el caso no se tocó. ¿Cuál fue la intención detrás de que este tema ocupara buena parte del guión?
— La película es un falso documental. A través de los testimonios que recabamos construimos una estructura dramática, en donde nos dimos cuenta de que esta parte (la trata) era esencial. Todo está basado en testimonios de chicas que estuvieron durante la tragedia, pero también de conversaciones con otras que estuvieron antes en el Hogar y con vecinos de la zona. Varios de esos testimonios arrojaban temas de trata de la que ellas eran víctimas.

— La película lo aborda y aunque no está comprobado, los testimonios apuntan a que existió trata de personas en el Hogar Seguro ¿Cuál es la relación de la película con el llamado a la justicia?
— Traer el tema nuevamente a discusión porque se ha ido rezagando la justicia. Ponerlo nuevamente a discusión es algo importante y aunque la película no es un documento legal que se pueda usar en un proceso judicial, sí nos hace reflexionar a las familias para que piensen mucho sobre el trato que le están dando a las niños en el hogar. Si nos damos cuenta en los testimonios (las historias de los personajes en la película), el problema empieza en el seno familiar, obviamente por la descomposición social que surge de la pobreza y el problema estructural de falta de educación y acceso a salud, el trabajo infantil, situaciones que provocan que de alguna forma nos topemos con cuadros como los que estamos viendo en la película.

— También hay un cuestionamiento muy fuerte en contra de las instituciones que estaban a cargo de la seguridad y protección de las niñas.
— Esa escena es tomada de los medios y de lo que todos supimos cuando los funcionarios públicos fueron detenidos, los de la Secretaría de Bienestar Social, de la Procuraduría de Derechos Humanos. Yo no quise acercarme a las autoridades ni instituciones para saber su versión del caso. Los hechos están allí, están en los juzgados, se han escuchado testimonios en las audiencias. Creo que como guionista pude construir lo que pasó con una estructura gramática que favorezca la historia que se está contando.

— ¿Qué espera provocar con esta película?
— Lo que pretendemos es que los padres de familia la vean y reflexionen en qué vida le estamos dando a nuestros hijos. El Estado tiene una gran responsabilidad y la justicia tiene una gran responsabilidad pero si los niños no hubieran llegado a ese punto yo creo que podríamos evitar que eso suceda.

“Es una denuncia para que no se olvide”

Las autoridades de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) vieron la película en una proyección especial. Jiménez cuenta que la respuesta que recibió es que se están modificando los protocolos para la atención de los niños, niñas y adolescentes que llegan a esas instalaciones por necesidad de abrigo, cuidado y protección.

Jordán Rodas, Procurador de los Derechos Humanos, acudió a la proyección y parado frente a la audiencia criticó que los gobiernos muchas veces ven y piensan en los jóvenes a través de políticas represivas, el lugar de proveerles condiciones dignas de desarrollo.

A la presentación de la película también asistió Alberto Sánchez, diputado de la Bancada Semilla y vicepresidente de la Comisión de Cultura del Congreso. Elías Jiménez anunció al público que Sánchez está trabajando en una ley de cine y pidió avances para que los cineastas del país pronto tengan más oportunidades para contar historias en estos formatos.

Pamela Orozco, quien interpreta a La Colombiana, el personaje de una adolescente que llega a Guatemala bajo engaños para ser prostituida, explica su posición sobre el tema:

— Desde que pasó eso creció una rabia en mí, una rabia enorme por todo los abusos que sufren las mujeres y los niños y las niñas en este país. Todo esto es por falta de educación, porque hay dinero y la gente se lo roba. Esta experiencia marcó mucho mi vida y mi visión del país en el que vivo. Espero que no se olvide bajo el poder de quién pasó todo esto, quién fue el responsable, compartió con Nómada.

Leila Morales, interpreta a Ixil, una niña que nació en Quiché y fue abandonada entre un matorral y que desde pequeña fue institucionalizada:

— El personaje hablaba de una chica que nunca tuvo una familia, no pudo trabajar ni depender de ella misma porque siempre estuvo bajo el poder del Estado, que nunca la dejó superarse como mujer, no le dio educación ni nada. Esto es para tener más tener empatía con las personas, reconocer que ellas estaban sufriendo. La película es una denuncia para que no olvidemos el acontecimiento tan desastroso que sucedió. No queremos que vuelva a pasar, dijo.

Ana Lucía Ponciano, actriz que interpretó a una de las protagonistas de la historia, resumió el sentimiento que deja ver en una pantalla gigante las historias de las niñas y adolescentes que murieron y fueron maltratadas en el Hogar Seguro y que tres años después no han recibido una respuesta de la justicia:

— Qué triste que esto no sea solo una película, dijo frente a toda la audiencia.

La película se proyectará en todos los cines del país durante una semana  a partir del 5 de marzo. Después estará disponible en la plataforma festivalicaro.tv.

Mirá el tráiler:

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Orlando Gómez /

    05/03/2020 2:19 PM

    Es una realidad muy triste el desamparo que han sufrido los niños, niñas y adolescentes de parte de todas las instituciones sociales, especialmente el de la familia que le deja la responsabilidad al estado de educar y criar a sus hijos, las leyes deben ser más estrictas para con los progenitores en cuanto a responsabilidades de crianza y cumplir con lo que establecen los marcos jurídicos nacionales e internacionales, "la institucionalización es el último recurso" si bien la tragedia es responsabilidad del estado, también es responsabilidad de toda la sociedad guatemalteca, que tiene muy poca desarrollada su empatía con los menos favorecidos. En medio de todo, me alienta saber que se está abordando la temática en medios audiovisuales y me alegraría saber que los responsables de llevar a los cines y a plataforma digital este film donen lo recaudado por esta cinta a las unidades residenciales que atienden niños, niñas y adolescentes, o al menos una parte. Estos trabajos (cine, libros, etc.) En mi opinión cobran autenticidad cuándo el fin es "denuncia y apoyo para la transformación o mejora" porque sino caemos a lo mismo que se denuncia, aprovecharse de lo coyuntural y lucrar con el dolor del guatemalteco.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones