Nester Vásquez entrega seguridad de jueces a un cuadro de Jimmy Morales

El nuevo presidente de la Corte Suprema de Justicia, Nester Vásquez Pimentel, nombró a Roberto Mota Bonilla, exnúmero dos de la Secretaría de Inteligencia del Gobierno y exalumno del doctorado diseñado por el general Ricardo Bustamente, como jefe de la seguridad de los jueces y magistrados. Los jueces relatan cómo los afectan estos cambios y temen por sus vidas.

Actualidad Corte Suprema de Justicia jueces Néster Vásquez Pimentel Ricardo Bustamante Roberto Mota Bonilla

Roberto Antonio Mota Bonilla, asesor de seguridad del Organismo Judicial.

Fotos: Carlos Sebastián

Ser juez es una profesión indispensable para una sociedad, pero juzgar y hacer que se respete la ley es un trabajo peligroso en Guatemala. Los jueces que en los últimos años han conocido casos de alto impacto de corrupción y de violaciones a los derechos humanos están preocupados por su integridad física desde la llegada de Roberto Mota Bonilla, el nuevo jefe de Seguridad del Organismo Judicial nombrado por el presidente judicial Nester Vásquez Pimentel.

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

Mota Bonilla fue subdirector de la Secretaría de Inteligencia Estratégica (SIE) del gobierno de Jimmy Morales, a cargo de Mario Duarte, un funcionario de confianza del presidente Jimmy Morales, que hace unas semanas ofreció a Estados Unidos devolver los jeeps donados para la lucha contra el narcotráfico después de que congresistas de ese país y el Departamento de Estado criticaran que el gobierno los utilizó para intimidar a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y a la propia embajada norteamericana.

elPeriódico reportó que Mota Bonilla también estudió el doctorado en seguridad diseñado por el militar Ricardo Bustamante, uno de los principales asesores del gobierno de Otto Pérez Molina y ahora de la rosca de Jimmy Morales, quien también tomó ese posgrado.

[Aquí, toda la información del doctorado diseñado para amigos de Otto Pérez Molina y asesores de Jimmy Morales. De hecho, tanto el presidente Morales como la canciller Sandra Jovel fueron parte del doctorado.]

Agresiones de policías, grabaciones en sus casas o varados sin vehículo

Desde diciembre, cuando Mota Bonilla asumió el cargo, las condiciones para los jueces se han deteriorado al punto de que los jueces han denunciado que temen por sus vidas o se encuentran vulnerables.

El caso más grave fue el del juez Pablo Xitumul, quien condenó a la exvicepresidenta Roxana Baldetti por el caso ‘Agua Mágica’ del Lago de Amatitlán y también juzgó a militares por crímenes cometidos durate la guerra. Entre otros, condenó a Hugo Ramiro Zaldaña Rojas a 25 años de cárcel por la desaparición del niño Marco Antonio Molina Theissen, ocurrida en 1981. Zaldaña Rojas es padre de Brenda Zaldaña Bustamante, esposa de Mario Duarte, el director de la Secretaría de Inteligencia Estratégica, el antiguo jefe directo de Roberto Mota Bonilla.

El 2 de febrero, el juez Pablo Xitumul fue agredido por José Cuxaj, inspector de la Policía Nacional Civil.

Esa noche el juez Xitumul se encontraba en su vehículo con sus hijos, cerca de su residencia, cuando una autopatrulla lo detuvo y le pidió que descendiera del automóvil para inspeccionar. El juez Xitumul se negó porque no había cometido ninguna falta y el agente le alzó la voz y lo tomó por el cuello. El hecho quedó documentado en un vídeo.

Consultado por Nómada, el juez Xitumul relató que esa misma noche llamó en varias ocasiones al nuevo director Mota Bonilla, y le envió mensajes por Whatsapp, pero no tuvo respuesta. Pese a que la oficina del juez está a cuatro niveles de distancia del despacho de Mota Bonilla, el encargado no se ha acercado a darle seguimiento al caso.

—Mandó a una persona a preguntar cómo estaba y solo fue eso. Le pregunté a esa persona si había un número para reportar, pero hasta el momento no me han hecho llegar nada, dijo el juzgador.

Carlos Ruano es el juez que denunció en el Ministerio Público y en la CICIG a la magistrada Blanca Stalling cuando ella lo presionó para que resolviera a favor de su hijo, Otto Fernando Molina Stalling, entonces juzgado por el caso IGSS-Pisa. En enero de 2017, la magistrada Stalling era la presidenta de la Cámara Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la autoridad de los jueces del ramo penal. El juez Ruano era parte del Tribunal a cargo de ese juicio.

La denuncia fue un escándalo en el poder judicial —cuando la magistrada intentó escapar disfrazada con una peluca— y el juez Ruano salió del país temporalmente porque era intimidado por Stalling. Un mes después regresó y recibió medidas de seguridad del Organismo Judicial, del Ministerio de Gobernación y la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH).

La relativa calma en la que realizaba su trabajo cambió el pasado 21 de diciembre, cuando el carro que le fue asignado por el OJ tuvo desperfectos en la bomba de distribución de gasolina y requirió apoyo del nuevo jefe de Seguridad. El 21 de diciembre hizo el requerimiento, pero no obtuvo respuesta. El 26 de diciembre el juez envió un documento a Mota Bonilla pidiendo una explicación ante la falta de atención. Tampoco tuvo respuesta. El 18 de enero, la Asociación de Jueces por la Integridad envió una carta a Nester Vásquez Pimentel, presidente de la Corte Suprema de Justicia desde octubre de 2018 para hacerle saber la falta de respuesta de la Dirección de Seguridad. Hasta hoy, Vásquez Pimentel tampoco ha respondido. Cuestionado por Nómada y por Prensa Libre, Vásquez Pimentel respondió que “el transporte no es responsabilidad del director de seguridad, sino del departamento de transportes”.

 

Esta es la carta que Carlos Ruano envió a la Dirección de Seguridad y la CSJ.

Esta es la carta que Carlos Ruano envió a la Dirección de Seguridad y la CSJ.

Otros jueces que hablaron con esta periodista y pidieron no ser citados, contaron que desde la llegada de Roberto Mota Bonilla han perdido comunicación con los asesores de seguridad que coordinaban a sus guardaespaldas y agentes uniformados que vigilan sus salas de audiencia. Un juez descubrió a uno de sus guardaespaldas grabando desde la puerta de su casa una conversación que sostenía con su familia.

Los jueces entrevistados coincidieron en que antes de diciembre de 2018, era común observar al exencargado de seguridad, Ángel Antonio Conte Cojulún, hacer su trabajo por la Torre de Tribunales, verificando que los agentes se encontraran en sus puestos de trabajo. En eventualidades como las descritas arriba en este reportaje, Conte Cojulún se presentaba al lugar o se comunicaba directamente con los afectados.

Miguel Ángel Gálvez, juez de mayor riesgo que ha tenido a su cargo los casos contra Otto Pérez Molina, Roxana Baldetti y decenas de funcionarios y empresarios vinculados al Partido Patriota, recibió medidas cautelares de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el año 2015, cuando recibió amenazas de muerte mientras diligenciaba el caso conocido como TCQ.

Esto te dará contextoAmenazados y desprotegidos, los jueces buscan refugio en la unidad

Al ser entrevistado para esta nota, dijo teme por su vida por los vínculos que Roberto Mota Bonilla tiene con el gobierno de Jimmy Morales y militares vinculados a procesos penales e investigaciones en curso.

—Lamentablemente, a raíz que entra el señor Roberto Mota Bonilla, se pierde prácticamente toda la comunicación que existe con (la Dirección de) Seguridad y uno de los problemas que tenemos es que esta persona está relacionada con la SAAS, el presidente, con militares, especialmente con ese doctorado de seguridad que implementaron, señaló Gálvez.

[En esta entrevista Miguel Ángel Gálvez explica cómo perciben los jueces la llegada de Roberto Mota Bonilla]

Otras fuentes confirmaron a Nómada que el director de Seguridad instruyó a agentes que realizaran un análisis de riesgo en la Torre de Tribunales, que controlaran todos los niveles para ubicar si hay presencia de personal de la CICIG, para expulsarlos. Esto a pesar de que el presidente Nester Vásquez Pimentel dijo en una reunión con directores de medios que acatarían las resoluciones de la Corte de Constitucionalidad.

Además, en la página del Organismo Judicial aparece una denuncia contra Roberto Mota Bonilla por acoso laboral, por el traslado de un agente sin justificación. El afectado señala que durante 17 realizó su trabajo en Chiquimula y tras la llegada de Mota Bonilla fue enviado a otra ubicación en puesto de mayor exigencia y complicación “a manera de que cometa un error para desesperarlo y que denuncie”. El agente pidió a la Unidad del Régimen Disciplinario del OJ que investigue.

 

Denuncia contra el jefe de seguridad del Organismo Judicial.

Denuncia contra el jefe de seguridad del Organismo Judicial.

“No voy a adquirir un compromiso aquí”, responde Vásquez Pimentel

El nuevo presidente de la Corte Suprema de Justicia, Nester Vásquez Pimentel, invitó a una reunión de acercamiento a directores de medios de comunicación. En tono cálido ofreció disculpas por su timidez e incomodidad en el momento de hablar con periodistas, pero aseguró que será una administración de puertas abiertas. Defendió el antejuicio que tramitaron contra los tres magistrados de la Corte de Constitucionalidad, defendió las reuniones junto a sus colegas presidentes del Gobierno y del Congreso, y respondió de la siguiente manera al ser cuestionado sobre la seguridad de los jueces:

 

Nester Vásquez Pimentel, presidente del Organismo Judicial.

Nester Vásquez Pimentel, presidente del Organismo Judicial.

Nómada: —Si los jueces son el pilar de la justicia y están juzgado a familiares del presidente Jimmy Morales o familiares de sus asesores militares, ¿por qué nombró como director de seguridad de la Corte Suprema al subdirector de Inteligencia del Gobierno y estudió en el mismo doctorado del presidente Jimmy Morales, diseñado por el general Bustamante? Esto los deja en una situación de vulnerabilidad.
Vásquez: —Yo ví su currículum (de Mota Bonilla); tiene una maestría en seguridad estratégica, un doctorado en seguridad estratégica en la USAC, de la que yo también me gradué. Yo no vi eso que usted me indica.

—Usted indicó que se reúne con los otros presidentes de Organismos del Estado porque es del mejor interés de la administración de la justicia. ¿Aprovechó esa reunión con Jimmy Morales para reclamarle por la forma en la que la PNC trató al juez Pablo Xitumul?
—(Negó con la cabeza.)

—Si los jueces publicaran que sienten que temen por sus vidas tras el nombramiento del jefe de seguridad que usted nombró, ¿lo destituiría?
–Si los jueces por mayoría me lo piden, que son más de mil jueces.

—¿Si se lo piden los jueces de Alto Impacto, que son los más vulnerables?
—Tampoco voy a adquirir un compromiso aquí en este momento.

El director Motta Bonilla confirma que llegó a la SIE invitado por Jimmy Morales

Roberto Mota Bonilla tiene estudios en tecnología y seguridad. Tiene una en banca y finanzas en la Universidad San Pablo y el doctorado en seguridad por la Universidad de San Carlos. Inició su carrera de seguridad en el 2005 en la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad de la Presidencia (SAAS).

 

Roberto Mota Bonilla.

Roberto Mota Bonilla.

En una entrevista con Nómada dijo que conoció a Jimmy Morales cuando estudiaban el doctorado en la USAC y que fue en ese tiempo que el ahora presidente lo invitó a ser subdirector de la Secretaría de Inteligencia Estratégica.

—¿Sigue en comunicación con el presidente, con funcionarios de la Secretaría de Inteligencia Estratégica o funcionarios del actual gobierno?
—No. Ese era un enlace basado en trabajo y no en amistad. Las relaciones no siguen.

—Hay denuncias de jueces de mayor impacto que señalan que no hay una respuesta inmediata ante eventualidades de seguridad. ¿Se están cortando las vías de comunicación con los juzgadores?
—Recordemos que el juez Xitumul cuenta con seguridad del OJ, para su familia y para él. La situación de comunicación pudo haber sido (una falla) tecnológica, pero la cobertura nunca se le ha dejado de dar, para él ni a su familia.

—El caso del juez Carlos Ruano el señala que no hubo una respuesta de la Dirección de Seguridad ante la eventualidad con su vehículo.
—Las políticas de comunicación siempre se han dado, pero en este caso específico me está hablando de una situación de transporte. Nosotros brindamos la parte de seguridad, pero la parte de transportes es otra área y allí si no puedo darle yo una respuesta.

—En este caso no se trataba de una solicitud de cambio de vehículo, sino que derivado de un desperfecto mecánico el juez en ese momento estaba vulnerable. La anterior gestión atendía la emergencia y luego los jueces resolvían la situación del transporte donde correspondía. Esta vez no hubo una respuesta inmediata.
—Sí, la respuesta inmediata se sigue dando. Lo que pasa es que hay aspectos que ya no nos competen a nosotros. Lo del vehículo es del área de Transportes y la comunicación es directamente con Transportes. Cuando nos hacen alguna situación de eventualidad hacemos presencia, pero el cambio de vehículo se sale de nuestras manos y nuestra competencia.

—¿Qué pasa entonces si un juez que tiene medidas cautelares por amenazas se le arruina el vehículo a medio camino y no tiene nadie que le ayude. No es parte de la seguridad atender cuando está vulnerable?
—Recordemos también hasta donde se amplía nuestra cobertura. Lo que hacemos es un mix de comunicación con el Ministerio de Gobernación. Nosotros estamos centralizados y si hay un señor magistrado o juez en Petén, ¿a qué hora nos daría tiempo a nosotros de tener la cobertura desde la capital? Sí lo estamos haciendo, coordinado con la PNC. Cuando se refiere a la parte de transportes ya es difícil.

—Los jueces también están preocupados porque por los lugares donde usted trabajó, tiene vínculos con militares y funcionarios relacionados a casos que ellos conocen.
—Al contrario, yo haría el planteamiento que se tienen que sentir más seguros que nunca por la experiencia que se trae y no por los vínculos, porque vínculos es una palabra muy extensa. Yo me quiero referir al proyecto para el cumplimiento de la seguridad de los funcionarios donde se tienen que sentir seguros por la buena comunicación con los otros órganos de seguridad del Estado, hay un buen vínculo lo cual lo que tenemos que hacer es estrechar la comunicación.

—¿Cómo hará más estrecha la comunicación? 
—Con un acercamiento más personalizado, en este caso con los jueces de mayor riesgo, como el que se está haciendo de hace rato para acá.

—Los jueces entrevistados manifiestan preocupación por su nombramiento (porque se sienten vulnerables). Si más jueces siguen pronunciándose en ese sentido, ¿estaría dispuesto a renunciar?
—Esa pregunta se tiene que analizar un poco más. Al contrario, yo podría aprovechar los medios de comunicación para decirle a nuestros funcionarios que ahora se tienen que sentir más seguros que nunca porque se está pensando en una seguridad estratégica, para dar más cobertura y que la gente sepa que estamos en apoyo a todo el personal, no solo a los funcionarios.

Preocupación Internacional

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) se pronunció por las denuncias de intimidación y amenazas contra magistrados, jueces y fiscales que están aumentando en el país.

“Estamos extremadamente preocupados que estas personas y sus familias puedan estar en riesgo. Esto podría afectar su seguridad, integridad, derecho a la privacidad y reputación, y podría tener un impacto en su independencia”, dijo Juan Pablo Bohoslavsky, experto en independencia judicial de la ONU.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    juan palacios /

    15/02/2019 10:41 AM

    hay muchas cosas que averiguar de nester vasquez. muuuchisimas. ha dejado en el camino recorrido hacia la presidencia de la CSJ muchas huellas y cabos sueltos, que si investigan abriran una caja de pandora. todo lo que ha hecho nester vasquez no es por casualidad. solo puedo decir que detras de esa fachada hay un hombre despota, soberbio, con deseos de mas poder, para repartirlo entre sus familiares. vamos NOMADA saquen una buena investigacion, de esas similares a la que hizo martin rodriguez, como cuando se adentro en una de las propiedades de rios mont alla por los inicios del 2000. busquen e indaguen desde el pueblo de donde viene el flamante presidente de la CSJ. mucha gente está dispuesta a contar las cosas con pelos y señales.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    luferdel /

    14/02/2019 12:20 PM

    A priori, se aprecian "poco confiables", tanto el presidente de CSJ como este sujeto nombrado jefe de seguridad. Es lógico pensar que éstas acciones forman parte del plan para desarticular la lucha contra la CORRUPCIÓN y la IMPUNIDAD en todo el estado por lo que no extraña que los jueces perciban cambios en el tema de su seguridad.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    R. Ximenej /

    13/02/2019 8:20 PM

    Esto es como dejar a los ratones al cuidado de los gatos.
    Peor todavía, es hacer de los ratones hagan lo que los gatos quieran.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones