Avemilgua afilia a víctimas de Sepur Zarco (como estrategia para juicio)

Los militares guatemaltecos siempre han ido más allá. Además de las masacres, internaban poblaciones en campos de adiestramiento, se apropiaban de las tierras o esclavizaban sexualmente a las mujeres. Y como hoy los empezarán a juzgar por este último crimen de lesa humanidad, trazaron una estrategia: afiliar a víctimas o vecinos a la Asociación de Veteranos Militares (Avemilgua).

P258

Una de las testigos, en la prueba anticipada de 2012.

Foto: Sandra Sebastián, Plaza Pública (CC)

El caso de Sepur Zarco puede ser uno de los más horribles de la guerra guatemalteca. El 25 de agosto de 1982, en una comunidad entre Panzós, Alta Verapaz, y El Estor, Izabal, el ejército instaló un destacamento militar. Lo hizo entre fincas de familias poderosas de la zona, como los Milla, Juan Maegli o Flavio Monzón, exalcalde de Panzós. Antes de inaugurarlo capturó a un grupo de hombres que estaban legalizando sus tierras en el INTA, los acusó de dar de comer a guerrilleros y los desapareció. Las esposas de las víctimas, 15 mujeres q’eqchís, fueron sometidas a violaciones individuales y colectivas, a esclavitud doméstica y sexual en turnos de tres días, durante seis meses.

En septiembre de 2012, relataron ante el juez Miguel Ángel Gálvez ese tiempo de angustias y horrores. Sus declaraciones fueron el inicio de la investigación del Ministerio Público. En junio de 2014 fueron capturados el teniente coronel Esteelmer Francisco Reyes Girón y el comisionado militar Heriberto Valdéz Asij. Treinta y tres agostos después, las violaciones sexuales de Sepur Zarco empezarán a ser juzgadas en un tribunal de Mayor Riesgo en Ciudad de Guatemala.

Pero la Asociación de Veteranos Militares (Avemilgua) tiene una estrategia.

La Avemilgua nació un año antes de la firma de la paz que pondría fin a la guerra civil guatemalteca, en 1995. Fue fundada porque sabrían que necesitarían protección legal y solidaridad entre militares. Y un año antes de que empezaran juicios por sus crímenes durante la guerra, fundaron en 2008 un partido político para incidir en el Congreso, el Frente de Convergencia Nacional (FCN). Lograron llevar en 2015 a sus primeros diputados de la mano de su candidato, el actual presidente Jimmy Morales.

Nómada conversó con el general José Luis Quilo Ayuso, presidente de Avemilgua. Aseguró que no conoce en persona a Jimmy Morales y que no está interesado en política, pero que sí quiere aprovechar que su partido está en el poder para hacer crecer su asociación e incidir en los casos derivados del conflicto armado interno.

Una forma para lograrlo es afiliar a militares retirados, civiles y víctimas en regiones como la de Sepur Zarco, ‘para conocer al enemigo’.

Actualmente tiene 42 mil afiliados. Llegaron a ser 82 mil cuando el ex presidente Alfonso Portillo prometió a los expatrulleros de autodefensa civil Q5 mil cada uno como pago por sus servicios (y masacres) durante la guerra. Con los años, bajó el número de miembros activos. La coyuntura política, con los casos por justicia transicional, los tiene inquietos. Para eso están reclutando ex militares en regiones como Sepur Zarco y el área ixil, en Quiché.

La estrategia de Avemilgua

El 16 de enero de 2016, hace dos semanas, el Ministerio Público supo de la afiliación de un testigo del caso Sepur Zarco a Avemilgua. Al ahondar en la información, se conoció que los veteranos militares se habían acercado a la comunidad para reclutar militares retirados, a expatrulleros civiles, a civiles y a víctimas. Un testigo aceptó afiliarse. Las organizaciones civiles aseguran que fue a cambio de dinero. Ante eso, la Fiscalía de Derechos Humanos del MP levantó un acta para dejar constancia del hecho e investigar y verificar la finalidad de las afiliaciones de Avemilgua.

– Sí, hace poco estuvimos en Cobán, respondió tranquilo en su despacho José Luis Quilo Ayuso, uno de los militares con reputación de ser de los más severos durante la guerra, cuyo capítulo más intenso fue entre 1978 y 1985.

Para la fiscal Hilda Pineda, a cargo del caso, esta práctica para registrar a las víctimas puede ser una obstrucción a la averiguación de la verdad si el testigo afiliado cambia su versión de los hechos. Esto porque el testigo ya había declarado de manera anticipada en el año 2012. Los testigos y las víctimas de 1982, mujeres y hombres, son de edad avanzada.

Estas declaraciones anticipadas en 2012 fueron cubiertas por el medio Plaza Pública: “Sepur Zarco fue donde poco más de 20 mujeres q’eqchíes, solas, con sus esposos desaparecidos desde el 25 de agosto de ese año, irían a padecer abusos sexuales por los soldados durante seis meses. Seis meses como esclavas sexuales. Seis meses con turnos cada tres días. Medio año en el que cocinarían, lavarían los uniformes militares, tendrían hemorragias, abortos, y serían inyectadas y obligadas a tomar medicamentos para evitar embarazos de la tropa. Una de ellas, hoy anciana, de la comunidad de Pom Baac, triste, en idioma q’eqchi’ suspira: ‘Fue allí, en ese lugar, donde los soldados rompieron mi matrimonio’”.

La respuesta de Avemilgua es que están afiliando gente ante la demanda de vecinos de Sepur Zarco.

– La gente nos llama, nos pidió que los organizáramos. Llegamos y llevamos nuestras máquinas para carnetizar. Cobramos Q20 por carnet, y allí está la gente, feliz, organizada. La comunidad siempre estuvo con nosotros, de nuestro lado, dice Quilo Ayuso.

Se le pregunta por las denuncias y responde que todo es un negocio. Se voltea de su escritorio, abre una de sus gavetas y saca una hoja blanca. De un lado están los nombres de todas las víctimas que declararon dentro del caso Sepur Zarco. Al lado de cada uno de ellos hay una cifra. Quilo Ayuso dice que es el monto que las afectadas solicitaron de resarcimiento.

Para los militares retirados, las demandas por un campamento de violaciones sexuales durante la guerra se reducen a una extorsión.

Las tres organizaciones de mujeres agrupadas en Alianza Rompiendo el Silencio, que han acompañado a las mujeres de Sepur Zarco, han procurado mantener el anonimato de las víctimas por seguridad. Avemilgua asegura que los tiene.

La Alianza Rompiendo el Silencio vigila de cerca de Avemilgua. Registró en acta la visita de los militares retirados a las comunidades. Una vez empezado el juicio, les preocupan más movilizaciones en la región de El Estor.

Nebaj, Cobán, Sepur Zarco

Ésta no es la primera vez que la asociación de militares retirados hace ‘trabajo de campo’ en regiones en las que se acusa a militares en tribunales. Quilo Ayuso recuerda que estuvieron afiliando en el área ixil durante el juicio por genocidio contra Ríos Montt. O que recientemente estuvo en Cobán para visitar a familiares de los militares presos por crímenes de lesa humanidad cometidos incluso dentro del destacamento militar.

Vea: Comprender el juicio a los militares en 1:50 minutos

– Ahorita la gente está preocupada. Me llaman preguntando qué pasó con el general (Manuel) Callejas y Callejas (señalado por el MP de ordenar la desaparición del niño Marco Antonio Molina Thiessen) y el general Lucas. Lo único que ofrecemos es apoyo y solidaridad, porque no tenemos dinero para pagarle un abogado”.

En el año 2008 hasta 2014 recibieron fondos estatales gracias a Manuel Baldizón (Líder), la UNE y el Partido Patriota. Q5 millones por año.

Los vínculos con FCN

Avemilgua quería incidir en política. Por eso fundó en 2008 el partido FCN. El subsecretario general es el diputado Edgar Justino Ovalle. El MP le acusó el 6 de enero de 2016 de ser responsable de las masacres de Cobán, pero la Corte Suprema de Justicia se negó a quitarle la inmunidad.

– A nosotros nos han despreciado los políticos. Dicen que le hablo a Jimmy al oído. Ni lo conozco, con eso le digo todo. Una vez vino un emisario de Jimmy a decir: No, por favor, no le vayan a dar color a mi candidato. ¿Por qué? Porque dice la Embajada de Estados Unidos y los del Cacif que si se metía con Avemilgua lo iban a molestar. ¿A cuenta de qué? Nosotros íbamos a votar por él y no teníamos por qué pedirle permiso.

El entonces candidato Jimmy Morales por momentos defendía y por momentos negaba su relación con Avemilgua. Durante la misma entrevista.

Lea: Entrevista a Jimmy Morales, el discurso vacío, la salvación

Este lunes 1 de febrero de 2016, frente a los jueces Yassmín Barrios, Patricia Bustamante y Gerbi Sical, en el primer día del juicio por las violaciones contra quince mujeres de Sepur Zarco, se sabrá si la estrategia de Avemilgua puede tener éxito.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Pedro Marroquín /

    05/02/2016 10:14 AM

    Poco a poco irán cayendo los responsables de las atrocidades cometidas durante el conflicto armado interno. Mi enhorabuena a Nómada por ser de los pocos medios que le están dando cobertura a estos casos. Ahora bien, como no todo es perfecto, me desagrada mucho (bueno al final solo soy un lector más y creo que esto no es del interés de este medio) que varios periodistas tengan la tendencia de hacer generalizaciones sumamente aventuradas. Para muestra un botón y cito textualmente: "Actualmente tiene 42 mil afiliados. Llegaron a ser 82 mil cuando el ex presidente Alfonso Portillo prometió a los expatrulleros de autodefensa civil Q5 mil cada uno como pago por sus servicios (y masacres) durante la guerra".

    Que el pago a los expac es una aberración, totalmente de acuerdo. Que Alfonso Portillo hizo eso con fines electoreros, no hay ninguna duda. Que algunos ex-pac en áreas bien definidas cometieron masacres, es totalmente cierto. PERO que el "espíritu" de esa compensación monetaria haya sido por los servicios prestados y por cometer masacres, es totalmente FALSO y ese tipo de historias-falaces-novelescas le hace daño a un medio que anda con la bandera de la "neutralidad" (yo sigo creyendo que Nomada como institución es "neutral", pero creo que con el fin de ser "diferentes" algunos de sus periodistas les entra las ganas de escribir narraciones romatizadas que tienden a generalizar aspectos y caer en argumentos falaces)

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Molina /

    02/02/2016 6:40 PM

    Señor Ruiz, disculpe pero estoy seguro que usted no pensaría lo mismo si hubiera sido un familiar suyo al que le hubiera pasado esto. Muchos militares (no todos) fueron matones de oficio. No estamos sumidos en el odio, queremos justicia.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Marlon Suarez /

      04/02/2016 1:22 PM

      Sr. Molina: Este comentario va para los que han escrito anteriormente, no solo para usted. El Sr. Ruiz tiene razón, ya lo comente en la otra nota Cinco Testigos de Zepur Zarco hablaron con Nómada, 35 ó 40 años después de esa guerra interna, no genocidio, aún hay gente empecinada en seguir sembrando el odio y rencor dentro de los mismos guatemaltecos por intereses monetarios, llevando agua a su molino a costa de polarizar más al país. Milagro esta gente no ha inventado que el ejercito propicio el terremoto del 4 de febrero del 76 para matar a tanta gente. No hombre, no hay derecho de seguir viviendo del pasado, por eso no podemos construir nuestro presente y nunca lograremos proyectar nuestro futuro. Es necesario con dolor y con determinación dar la vuelta a la hoja y eso sí, evitar que ese pasado no se vuelva repetir. Lamentablemente en toda guerra hay bajas, excesos, muertes inocentes, pero... la guerra es así.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Javier Ruiz /

    01/02/2016 8:41 AM

    Jóvenes de Nomada.... Creo que en verdad no entienden o no tienen la menor idea acerca de lo que escriben y el mayor problema es la forma en que lo escriben, en verdad no saben lo que es estar en un conflicto armado y mucho menos cuando es entre hermanos.... es terrible y en Guatemala estamos a un paso de volver a enfrentarnos. Esto esta mal y se los digo sin ánimos de ofenderles, ustedes son muy listos preparados academicamente y en realidad me cuesta creer como pueden poner en riesgo a una nación que tiene problemas en el presente y un futuro no muy prometedor y seguir enfrascando nos en un pasado que no tiene solución ................ LOS GUATEMALTECOS TENEMOS QUE ENTENDER QUE EN EL PASADO NOS MATAMOS ENTRE GUATEMALTECOS...... NO CAMINEMOS A UN FUTURO EN EL QUE TERMINEMOS HACIENDO LO MISMO, POR QUE SI SEGUIMOS EN ESTAS POSICIONES DE VICTIMAS Y VICTIMARIOS SOLO NOS LLEVARA A QUE TODOS SEAMOS VICTIMAS DE NOSOTROS MISMOS. Y lo que estamos logrando con esta situación actual de buscar culpables y culpables......es mantener a un pueblo sumido en el odio.

    ¡Ay no!

    5

    ¡Nítido!

      MILI TARADOS /

      06/02/2016 1:25 PM

      Nadie está matando a nadie; se les juzga y se les da pena de carcel si se prueba.
      Los crímenes no pueden quedar impunes.
      Si el ejército no cometió genocidio, que diga quien lo hizo porque SI HUBO GENOCIDIO.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Marlon Suarez /

      04/02/2016 2:03 PM

      Dorian, quiere decir que hasta que no mires muerto, hundido o encarcelado a tu enemigo no vas a estar contento? Pues te comento que con esa mentalidad tan pobre, lo único que estas haciendo es acrecentar tu odio y rencor, estoy seguro que tu enemigo va a estar muerto y vos lo seguirás odiando, porque lo único que hiciste fue sembrar odio y eso vas a cosechar. Si perdonaras sería libre de esos sentimientos y podrías vivir en paz.

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

      Jessica Galindo /

      03/02/2016 5:29 AM

      Habla por vos, manito. Las víctimas merecen justicia y los victimarios merecen ser juzgados y condenados por los tribunales, si son encontrados culpables. No sé vos, pero yo no soy hermana de ningún asesino, violador o ladrón, así que la próxima vez escribí en nombre propio y no en nombre de "los guatemaltecos"

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Federico Reyes /

      02/02/2016 7:54 PM

      Estimado Javier, ¿por qué puede ser que lo que usted llama "nación" este siendo amenazada por la verdad? Nunca una "nación" - v.gr. Alemania, Japón, Israel o Corea- estuvo en riesgo de "terminar haciendo lo mismo" por conocer la verdad. Yugoslavia, Rwanda y Sudáfrica son testimonio del poder sanador de la verdad. Precisamente, porque los conflictos entre humanos son siempre de hermanos, sin importar razas ni color de piel, es por lo que es imprescindible cimentar sobre los valores de la justicia todo orden social. Y sí - clamorosamente sí - el pasado sí tiene solución histórica - lo que no tiene es remedio ni forma de cambiarlo-. Es por ello que al ser "victimas de nosotros mismos" debemos de distinguir de entre nosotros a aquellos que fueron quienes, con dinero y poder, se beneficiaron de nuestra condición de victimas. Porque ello es seguro Javier: hay quienes preservan su poder y riquezas con el sufrimiento y martirio de muchos, hay quienes se hacen poderosos y ricos con el dolor y la pobreza de los más... y hay a quienes eso no les importa.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      dorian /

      02/02/2016 5:26 AM

      mantener al pueblo sumido en el odio ??? no, a eso se le llama memoria historica ....y no puede haber perdon sin justicia

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Romeo Bravo /

    01/02/2016 6:33 AM

    Los Resarcimientos son un negocio tan lucrativo que tiene alborotados a un montón de vividores; lo peor es que este pisto saldrá de nuestros vacíos bolsillos; y que una buena parte va a las cuentas de ong's y organizaciones extorsionistas

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones