Baldizón, el ausente

¿Quién es Manuel Baldizón luego de perder las elecciones y de no cruzar invicto la crisis política? ¿Quién es el hombre detrás de los gritos sobre la tarima, el abrazo a las abuelas enfermas y los momentos religiosos? La cercanía de su equipo se diluyó cuando decidió retirarse, sin decir a dónde, sin dejar a nadie a cargo y sin la certeza de que su partido buscará de nuevo llegar a la presidencia.

#Noleto El auge y la caída de un corrupto Manuel Baldizón n135 P147 Salvador Baldizón

Manuel Baldizón en el mitin de cierre de campaña de Amílcar Rivera, candidato a alcalde de Mixco, celebrado el 1 de septiembre.

Foto: Carlos Sebastián

“Si es que decide regresar, aquí lo vamos a estar esperando nosotros”, dice Salvador Baldizón, diputado y hermano del ex candidato presidencial del partido Libertad Democrática Renovada (Líder). El 6 de septiembre se supone que sería un día de celebración para Manuel Baldizón y su equipo. El político había dicho que a media noche llamaría a sus alcaldes para celebrar que ganaban en primera vuelta o que pasaban a segunda. Pero fue todo lo contrario. Sandra Torres y Jimmy Molares lo dejaron fuera.

Baldizón no llamó a nadie. El 8 de septiembre convocó a una reunión privada a los diputados que se reeligieron y les pidió que se quedaran con él y que no cambiaran de partido político. “Son 50 diputados según el dato que me acaban de pasar, y eso es bueno, ni una bancada tiene 50 diputados. Y ni una bancada tiene un amigo que los quiera y los aprecie como Lider. Y que quede claro, que si en esta no quedamos, en la próxima gano”. Su mensaje salió a la luz pública a través de una filtración.

Luego de eso nadie lo volvió a ver. Se supo que viajó a El Salvador y Nicaragua entre el 8 y el 9 de septiembre, pero se desconoce a qué. Ahora se habla que está en China o en Miami, pero nadie confirma la ubicación. En la Dirección General de Migración no fue posible obtener datos de sus entradas y salidas del país porque, indicaron, se trata de información sensible. Como el político no posee pasaporte oficial, sus datos son privados. El vocero de su partido, Fridel de León no respondió las llamadas a su celular.

Consultados diputados y miembros del partido Líder, todos coinciden en lo mismo: cada quién está viendo “como sale”, y nadie sabe dónde está el político por el que trabajaron cuatro años u ocho años para ganar la presidencia del país.

Inteligente, megalómano, autoritario. Tres adjetivos que definen al candidato presidencial de Libertad Democrática Renovada en palabra de los entrevistados. Después de multiplicar su fortuna desde la comisión de Finanzas en el Congreso, de que se comprobara que otorgó contratos a empresas y oenegés vinculadas a él, y de recorrer Guatemala durante diez años, cómo decían sus spots, Baldizón se sentía listo para ganar las elecciones de 2015.

“Es exigente y quiere que se le cumpla con lo que promete”, cuenta un diputado que habla fuera de grabación para evitar conflictos con el político. “Yo al principio pensé que con una cosa grande que hiciera, quedaría bien con él”, dice y recuerda haber organizado grandes mítines en su distrito. Pero para agradar a Baldizón debía esforzarse más. “No es una cosa la que lo tiene contento. Para ser parte del grupo de diputados bien vistos hay que ser constante”, enfatiza.

En círculos cerrados y en espacios donde se siente en confianza bromea bastante y cuenta chistes, relata el diputado. “Nos llama a ser empresarios. ¿Quién iba a pensar que traer motos chinas y maquinaria iba a funcionar? Y pegó”. Esas dos empresas se llaman Motogo y Emtrac, esta última tiene siete contratos con el Estado por Q9.2 millones, según reporta Guatecompras.

Pero previo a las elecciones no había espacio para bromas. Por el contrario, los candidatos a cargos públicos y los diputados tenían que ser cautelosos con cada paso que dieran frente a la prensa. No podían permitirse algo que debilitara su imagen. “Nos inyectaron el temor de que un error que cometamos va a ser maximizado. Porque la gente y los periodistas no nos quieren”, dijo el diputado unos días antes de las votaciones. “Por eso nos cuidamos mucho. Una entrevista o un foro no nos hará ganar las elecciones, pero sí nos podría hacer perderlas”.

Manuel Baldizón tampoco dormía. Sus allegados cuentan que era común recibir respuesta de correos y mensajes a las tres de la mañana. Y verlo siempre trabajando y coordinando gente.

Las tensiones

Dentro del partido hay una mesa llamada Presidencial. Son ellos quienes toman las decisiones en los momentos de crisis, quienes definen las estrategias para actuar o para no hacerlo y pasar desapercibidos. En el centro de todo está Manuel Baldizón, el hombre de 45 años al que nadie cuestiona.

La rosca de Líder la conforman: Edgar Barquín, Roberto Villate, Salvador Baldizón, Carlos Machado, Carlos Milián, Gidel Sazo y Fridel de León. Como cuadros operativos están Leonel Camey y Delia Back.

La crisis política desatada por un caso de corrupción y las masivas manifestaciones de ciudadanos indignados dañó colateralmente su campaña. El primer golpe duro fue el movimiento en redes sociales de la frase #NoTeToca. Cuando Baldizón inició oficialmente a promocionarse, su eslogan era Te toca Guatemala, te toca.

Allí el partido activó su Plan Red: si había 10 personas manifestando en un mitin, Líder colocaría a 30 a la par, pero en la mayoría de casos hubo disturbios, empujones y golpes. Contrató a artistas, figuras públicas, grupos musicales y equipos de futbol para llegar a los jóvenes de 18 a 24 años y captar el voto en la región metropolitana. Además logró el apoyo de Ángel González, el dueño de los canales nacionales y la Radio Sonora.

El siguiente momento de nerviosismo fue la inminente suspensión del partido por parte del Tribunal Supremo Electoral y la sanción de impedir más pautas publicitarias en los medios, además del temor de que sí se cancelaran las elecciones. Pero más allá del estrés por la situación externa y la coyuntura, dentro del mismo partido político había candidatos que resentían de la falta de presencia de Baldizón. Le reclamaban, en silencio y para sus adentros, “que no diera la cara en momentos difíciles”.

Cuando la campaña rebasó el techo presupuestario, el TSE los sancionó. Eso afectó a los candidatos a alcaldes porque financiando ellos sus propias aspiraciones políticas tuvieron que parar para evitar otra suspensión.

“Lo que ha demostrado es que actúa con miedo y que se cuida por sus intereses y negocios. En esas dos esferas lo refleja bien. Es capaz, inteligente, sabe manejar los recursos económicos, es práctico, pero tiene miedo”. Esto lo dijo un candidato a alcalde molesto porque tuvo que suspender su campaña a veinte días de las elecciones.  Logró su reelección y accedió a hablar sin ser citado para evitar quedar mal ante Baldizón.

Cuando la Corte Suprema de Justicia estaba por conocer el trámite de antejuicio contra Edgar Barquín, su vicepresidenciable, Baldizón llamó a los alcaldes para que reunieran a miles de personas frente al palacio de justicia y la sede de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

“En una reunión nos dijo: uno para todos y todos para uno”, pero no hablaba de unidad, solidaridad, apoyo y compromiso. El mensaje era “si no me ayudan ahora, cuando saquen investigaciones contra ustedes, yo no los voy a ayudar”, dice el mismo candidato que aprovechó la crisis para ganarse la simpatía de Baldizón. Cada vez lo invitaba más a reuniones del partido, dice.

¿Y qué pasaba si se suspendían las elecciones? Nunca se pensó en esa posibilidad. “Queríamos ganar en primera vuelta. No solo por hacer historia, sino porque ya estábamos cansados”, cuenta un diputado.

Inteligente. Hábil. Impulsivo. Durante las entrevistas los adjetivos para Baldizón continúan resonando. Cuando identifica una oportunidad es determinante y no hay quién lo pare. Al principio tenía una estrategia bien pensada. Era ser la oposición del Partido Patriota y empezar a ganarse a los alcaldes, de esa forma definiría la estructura de las bases en los departamentos y municipios. Son los jefes ediles los que han impedido que caiga. Este año, de 338 municipios obtuvieron la alcaldía en 133.

Rafael Espada, ex vicepresidente del gobierno de Álvaro Colom, compartió una tarima con  Baldizón la primera vez que hizo campaña política. Recuerda cómo el político descubrió la clave para llegar a la presidencia: “Vio qué es comprar alcaldes porque ellos son los que le dicen a la gente por quién votar”.

En un mitin realizado en Barberena en el año 2007, Baldizón sacó un papel y dijo: “Aquí están todos los negocios turbios de Otto Pérez Molina”. El general retirado también hacía campaña. La gente lo ovacionó y se sorprendió ante la posible información que revelara corrupción. “Cuando terminó el evento le dije quiero ver”, dice Espada. Pero no tenía nada. El papel estaba en blanco. La historia de los negocios turbios era parte del show, “y eso es lo que la gente quiere”, recuerda que le respondió el joven político. Tiburón que no salpica se convierte en ceviche. “Ese es el refrán de Baldizón”, finaliza Espada.

Baldizón no hace política, sino que compra, repiten también los entrevistados. También es resentido y vengativo. Es iracundo y manda a la congeladora a la gente. La saca de sus grupos. Los bloquea y no les vuelve a contestar. A sus financistas les tenía una condición. Si no cancelaban sus aportes en los primeros cinco días del mes, los eliminaba de un grupo de whatsapp.

Dónde está el error

En medio de una elección de magistrados cuestionada porque Líder y el Partido Patriota se repartieron las Cortes, los diputados de la bancada roja preparaban una consigna para lavarse la cara: El apoyo a la CICIG. Presentarían una iniciativa para pedir que se prolongara el mandato por cinco años más. Líder prometía la CICIG en el Congreso.

Esa postura cambió unos meses después. Les provocó daños que no esperaban. Sí, la CICIG se quedó y desarticuló la estructura de corrupción más grande y poderosa –de las conocidas hasta ahora-. Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti renunciaron y ambos están presos por tres delitos. La Fiscalía los describe como los máximos líderes de la Línea. A la par, el candidato a vicepresidente de Baldizón, Edgar Barquín fue señalado de colaborar con el jefe de una estructura dedicada al lavado de dinero mientras era presidente del Banco de Guatemala. Y siete diputados rojos podrían perder su inmunidad por estar vinculados a casos de corrupción.

Sobre su viaje a Estados Unidos, el pasado 27 de julio, una versión dice que buscaba una reunión con el secretario de la ONU para pedir el despido de Iván Velásquez, el jefe de la CICIG, pero no lo logró. En cambio le dio una entrevista al canal CNN donde se pintaba como una víctima de ataques políticos.

La CICIG, las redes sociales, el TSE, un fraude en las elecciones, la distancia con el sector empresarial, el mismo Manuel Baldizón y su forma de hacer política. Son diversos los factores que podrían explicar los motivos de la derrota en las urnas. Y para meditar sobre eso es que desapareció, según sus allegados.

“Mi hermano es una persona brillante, desde el punto de vista de pensamiento y de dinámica. Me imagino que va tomar un  buen descanso y analizar muchas cosas”, dice su hermano, el diputado Salvador Baldizón.

Los políticos se están replanteando la forma de hacer las cosas, de interpretar los números en las estadísticas, y de conocimiento del mercado en el que se mueven, en eso insisten los entrevistados. “Vamos a analizar punto por punto, para ver qué ha pasado, qué nos llevó a esos resultados siendo nosotros una fuerza tan grande. Pero la verdad, hay más preguntas que respuestas, que solo el tiempo las dará. El partido enfrenta los procesos de transformación nacional”, indica el hermando del ex candidato.

Salvador Baldizón dice que por el financiamiento recibido no se preocupan, pues  no le deben a nadie porque todos los aportes a un partido son y deberían ser dados “de buena fe”.

Otro diputado comenta que después de “lo que pasó” (eso que pasó fue que Líder no logró los votos para participar en la segunda vuelta electoral), cada quién aceptó la derrota a su manera. Cuando grabaron el vídeo con los legisladores electos y se filtró el audio de la reunión donde Baldizón les pedía permanecer unidos, fue la última vez que supieron de su líder.

Ahora no hay alguien que tome las decisiones dentro del partido. El Comité Ejecutivo Nacional está allí, pero su trabajo actual es impulsar su propia agenda en el Congreso, donde algunos diputados que creían estar seguros de ganar, no lograron la reelección. “Es difícil no tener el respaldo de tu líder máximo, por el que trabajaste y por el que hiciste tanto. No esperábamos la llamada de media noche, como él dijo, pero por lo menos que nos dejara la esperanza de que íbamos a seguir luchando y trabajando por el proyecto. Lamentablemente no fue así”, cuenta.

No se sabe si Baldizón está en China, Miami o cualquier otra parte del mundo. Lo certero es que está en un momento de meditación para reflexionar sobre los errores que cometió. Él, el candidato que creyó que nadie le ganaría.

“Para nosotros el momento electoral terminó, se acabó el 6 de septiembre”, concluye Salvador Baldizón.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

8

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    12/10/2015 9:34 PM

    ¡ Todo era más alegre con Baldi !

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Marvin /

    12/10/2015 8:32 PM

    Ese de inteligente no tiene nada. Ese lo que es es un manoso, mafioso y transero.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    italomorales /

    12/10/2015 8:32 PM

    Quise escribir: yo NO describiría a Baldizón.....

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    italomorales /

    12/10/2015 8:30 PM

    Yo describiría a Baldizón inteligente (listo, talvez). Se confunde listo con inteligencia en Guatemala. La inteligencia y la listura no son lo mismo. Pero si estoy de acuerdo con lo de megalómano y autoritario. Los mismos adjetivos que definen a Sandra Torres (a quien yo no llamaría inteligente) pero si lista, megalómana, autoritaria-los dos ambiciosísimos de poder, por lo tanto con un gran complejo de inferioridad(ahora ya no se usa ese término). Una persona inteligente lee, se informa, piensa, analisa, sabe de historia especialmente en el caso de estos fantoches, y lee y lee y lee.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    carrillorodas@icloud.com
    Diego Carrillo /
    12/10/2015 5:13 PM

    ¿ Me parece que ya extrañan a Baldi ?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Anderson Reyes /

    12/10/2015 2:54 PM

    Y todos esos negocios de motos chinas, medios de comunicación, televisión por cable y demás, se iran al carajo dentro de un par de meses!!!!!!!!!!!!!!!!1

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    kurt /

    12/10/2015 1:30 PM

    Decir que "pego" la importacion de motos chinas, realmente no lo creo, sl menos aqui en Peten esas motos son muy pocas, es mas las agencias de la distribuidora se mantienen cerradas.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    alfonso villacorta /

    12/10/2015 11:40 AM

    en esta testaferrocracia no importa que alguien no este, sino los invisibles que andan en las lineas 3, 4, 5, etc.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones