Caso Pisa: van 54 personas infectadas y 5 fallecidas; pacientes piden fin de contrato

Dos meses han transcurrido desde que Droguerías Pisa de Guatemala, S.A. inició a prestar el servicio para pacientes renales a 530 personas del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS). En ese tiempo 54 personas han sido hospitalizadas por peritonitis y cinco han fallecido. Los cuestionamientos sobre el contrato por Q116 millones llegaron al Congreso; la Procuraduría de Derechos Humanos afirmó que la empresa no cumplía con los protocolos de higiene; la Contraloría ofreció investigar las anomalías en la decisión para favorecer a Pisa, S.A.; los enfermos pidieron la cancelación del servicio, y el jefe de nefrología del IGSS confirmó que las infecciones están aumentado.

corrupción IGSS n135 P258 pacientes renales pisa

El primer paciente con el que habló Nómada ya está infectado e internado.

Foto: Carlos Sebastián

Josué Leonel Lima fue el primer paciente renal entrevistado por Nómada. Frente a las instalaciones de emergencia del IGSS dijo que en los 22 años que su riñón no ha funcionado bien, la diálisis peritoneal le ha permitido vivir con salud.

El día de la entrevista tenía miedo. Miedo de llegar a Pisa y que le cambiaran el sistema para administrarle el suero y drenar sus órganos. Para esa fecha casi una decena de sus compañeros estaban hospitalizados por infecciones que aparentemente iniciaron cuando el IGSS cambió a su proveedor.

Ayer jueves 26 de marzo, Josué estaba hospitalizado. El 13 de marzo de 2015, Pisa lo transformó (le cambió el tubo por medio del cual se administran los medicamentos) y una semana después le empezó a doler el estómago. Esa molestia le recordó a sus compañeros. Ya eran 50 los infectados y todos los casos empezaron de forma similar. Dolores abdominales, náuseas, vómito y diarrea.

Su hermana, Carmen Lima, habló frente a los gerentes del IGSS, la Procuraduría de Derechos Humanos, la Contraloría General de Cuentas, Baxter (empresa que perdió el contrato), Acción Ciudadana y el diputado Orlando Blanco. La bancada Unidad Nacional por la Esperanza (UNE) citó a las partes para hablar del caso y solo Pisa se ausentó.

Contó que Josué Lima fue diagnosticado con peritonitis infecciosa y que era el paciente número 52. Para ayer ya eran 54 los enfermos y 5 las personas fallecidas. Aunque hasta la fecha no hay un informe médico que demuestre si existe una relación directa entre las complicaciones en la salud de los pacientes y el cambio de proveedor en el IGSS, los casos aumentaron desde que Pisa inició la prestación del servicio.

Médico del IGSS confirma más casos de infección

Eso lo confirmó el doctor Vicente Sánchez, jefe de nefrología del Seguro Social. La nefrología es la rama médica que trata todo lo relacionado con los pacientes renales. Al finalizar la citación se le abordó para conocer una razón médica que explique el surgimiento de los 54 casos.

– Yo soy el jefe de la Unidad de Nefrología y no tengo nada que ver con la relación administrativa. Todo es como médico. Se están dando los tratamientos y efectivamente han estado llegando pacientes con algún grado de infección y donde no se puede establecer al cien por ciento una relación directa con el cambio de línea. Son muchos pacientes, a todos se les ha dado tratamiento y antibiótico. Se está atendiendo e ingresando y se están haciendo los estudios necesarios para establecer la relación entre el cambio de línea y la infección.

– El IGSS dijo que el año pasado, con la empresa Baxter, hubo 141 infectados. ¿Se está aumentado el número de pacientes?, se le preguntó.

– En relación al año pasado sí hay más pacientes infectados. Ya al día de hoy uno puede concluir que sí efectivamente hay más pacientes infectados. Repito, no se sabe si es directamente la causa el cambio de sistema, pero es lo único que ha sucedido. Porque de allí el paciente sigue recibiendo medicamento, dieta y atención. Lo que ha cambio es el sistema (la línea). De allí hay que investigar.

Se le preguntó si con esta situación se ponía en riesgo la salud del resto de pacientes que no han sido transformados o que están sintiendo dolor cuando se administran el suero de Pisa.

– Por supuesto, hay mucho temor. La empresa prestadora del servicio está haciendo los ajustes necesarios. Cambiaron de instalaciones, contratar a más personal. El objetivo es tratar de minimizar la situación, pero efectivamente ha habido más complicaciones que el año pasado. Nunca habíamos tenido una situación igual, en el sentido de que tuviéramos que cambiar a más de 500 pacientes para una empresa nueva. La incidencia de peritonitis actual es más alta.

Álvaro Dubón, subgerente general del IGSS, y a Byron Arana, subgerente de prestaciones, y el doctor Sánchez, citaron a una conferencia de prensa el 17 de marzo. La conferencia fue convocada porque el IGSS cree que los medios exageraron el caso, y que con la anterior empresa, Baxter, en un año murieron hubo 141 infecciones y 14 pacientes fallecidos. Baxter no quiso hablar sobre el tema. Si los datos fueran ciertos y la tendencia con Pisa se mantiene, el año terminará con 300 infectados y 30 fallecidos.

Pisa no contaba con instalaciones propias

El IGSS insiste en que Prisa está capacitada para el tratamiento. Aunque al momento participar para ganarse el contrato, Pisa no tenía un centro de diálisis ni especialistas para atender a los pacientes, el IGSS validó el acuerdo entre la empresa y Medax para que los servicios de diálisis peritoneal se prestaran en dos habitaciones del Hospital Las Américas. Así, con la subcontratación, para el IGSS Pisa cumplía con los requisitos y le dio 93.3 puntos.

Ese hospital cambió de dueño a inicios de año y el 17 de marzo Pisa y Medax salieron del Hospital Las Américas para instalarse en la 7 avenida 11-15 de la zona 9. Ramiro Lorenzana, vocero de Pisa, dijo que en el lugar funciona un centro especializado para pacientes renales, con un piso completo para diálisis peritoneal y un segundo para hemodiálisis: “En ese local estamos muchísimo más cerca, tanto del IGSS de emergencias de la zona 9, como de la consulta externa. Al paciente le queda muchísimo más cerca y en frente hay una parada del transmetro”.

Lo que Lorenzana presentó como un beneficio para los pacientes en términos de cercanía y accesibilidad, para Acción Ciudadana significó una prueba de que Pisa nunca cumplió con los requisitos a cabalidad, pues no tenía instalaciones propias para atender a los pacientes renales. El IGSS lo sabía y lo consintió.

“No se explica cómo en una licitación administrativa el IGSS validó un contrato privado. El cambio de instalaciones es la prueba de que no cumplieron con los requisitos y es el motivo para que se cancele el contrato”, dijo David Gaitán, de Acción Ciudadana.

Sorayda de Macz, en representación de los 54 enfermos renales infectados también pidió que se cancelara la relación de Q116 millones. “Es un atentado contra nuestras vidas”, denunció.

PDH, Contraloría y oposición intervienen

La Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) realizó tres monitoreos y concluyó que cuando la empresa empezó la prestación de servicios no cumplía con los protocolos de limpieza e higiene, ni con los lineamientos internacionales para la atención de pacientes renales crónicos. Aunque en la tercera visita la atención a los beneficiarios mejoró, la entidad remitió al Ministerio Público la denuncia de 14 personas. La Fiscalía de Delitos contra la Vida fue la designada para investigar.

La Contraloría General de Cuentas realizará una auditoría al proceso de licitación del que Pisa salió favorecida, con especial atención en la subcontratación de Medax. En la próxima citación de la bancada UNE, la PDH deberá decir claramente si Pisa viola el derecho de salud de las 530 personas atendidas con diálisis peritoneal.

El diputado Orlando Blanco dijo que el caso no se trata de un pleito entre empresas y que “hay un juego de intereses en el otorgamiento del contrato a Pisa”. Minutos después, Blanco dijo que pedirán que el contrato se declare lesivo por afectar los intereses del Estado.

Mientras las autoridades del IGSS mantienen la defensa del contrato con Pisa, 525 pacientes continúan en riesgo.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    06/07/2015 1:02 PM

    […] Caso Pisa: van 54 personas infectadas y 5 fallecidas; pacientes piden fin de contrato […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    09/06/2015 2:18 PM

    […] Rota la relación entre Pisa y Medax, desde marzo se trasladaron a sus propias instalaciones en la zona 9, pero la situación de los pacientes no cambió. Empeoró. En dos meses, 54 personas habían sido hospitalizadas por peritonitis y dos personas más habían fallecido. Los cuestionamientos sobre el contrato por Q116 millones –dirigido para que sólo Pisa pudiera ganar– llegaron al Congreso. La Procuraduría de Derechos Humanos afirmó que la empresa no cumplía con los protocolos de higiene. La Contraloría ofreció investigar las anomalías en la decisión para favorecer a Pisa. Los enfermos pidieron la cancelación del servicio, y el jefe de nefrología del IGSS confirmó que las infecciones estaban aumentado. […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    21/05/2015 10:50 AM

    […] Caso Pisa: van 54 personas infectadas y 5 fallecidas. Pacientes piden fin del contrato […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    María Gónzalez /

    06/04/2015 6:36 PM

    Soy estudiante de medicina y quisiera aportar un par de datos: el 100% de los pacientes renales crónicos se infecta en algún momento (peritonitis) eso no es nada nuevo, para eso existen antibióticos. Otro tema, lamentable pero cierto: el 100% de estos mueren en algún momento porque su enfermedad no tienen cura, su única solución sería recibir un riñon de algún donante, y en Guate no hay una legislación moderna que facilite las donaciones. ¡Aló, señor Blanco!

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones