¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El capital de 260 guatemaltecos equivale al 56% del PIB

Guatemala y Centroamérica siempre puntean entre las sociedades más desiguales del mundo. Pero los datos que se tienen en las estadísticas oficiales están todavía muy lejos de medir el tamaño de la desigualdad: los multimillonarios, por distintas razones, nunca revelan al Estado cuánto poseen realmente. Una consultora de consumo de (ultra) lujo, con sede en Singapur, de la mano de un banco suizo, le han puesto el cascabel al gato: 260 guatemaltecos acumulan US$30 mil millones, que equivale al 56 por ciento de la economía anual del país. Y 1,075 centroamericanos hacen lo propio con el 72 por ciento.

Entender la política concentración desigualdad guatemala multimillonarios n135 P147 ultra-riqueza

El capital acumulado de 260 guatemaltecos, según Wealth-X.

Esto se traduce así: 0.001 por ciento de los 15 millones de guatemaltecos tienen más capital que el resto de la sociedad. Y sucede casi lo mismo en el resto de los seis países centroamericanos, en donde el 0.002 por ciento tiene mucho más que el resto de 45 millones del Istmo. Esto en una región en la que 60 por ciento sobrevive en la pobreza; una pobreza que hace que 7 millones (de hombres, mujeres y niños) hayan cruzado México (con sus secuestros, masacres y violaciones) para trabajar en Estados Unidos.

Pero eso es una parte del péndulo. De regreso en la parte superior de la sociedad y la cantidad de su riqueza, la medición de esta consultora puede ser la más precisa.

Hay otras. Uno de los medidores más usados para medir la desigualdad es el índice de Gini. Se trata de un cálculo de los ingresos del quintil más alto de la sociedad (20%) en comparación con los ingresos del quintil más bajo de la sociedad (20%). En un rango donde 0 es equidad total y 100 es inequidad total, Guatemala tiene 57 y está en el top ten del ranking mundial de países más desiguales y el número uno en la región. Estos datos se basan en la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi), a la que el 0.001 por ciento con más ingresos no le cuentan sus ingresos acumulados.

Hay otro dato de instituciones públicas globales. Un informe de la Universidad de la Plata en Argentina, en asociación con el Banco Mundial, cifró que el 1% de la población guatemalteca acumula el 40% de la riqueza del país, que corresponde aproximadamente a US$21 mil millones, que equivale al 37% de la producción económica anual del país, el Producto Interno Bruto (PIB).

Pero para calcular la (ultra) riqueza y la desigualdad parece ser más preciso el mercado.

Imagen: Lucía Menéndez / Nómada

Una consultora privada internacional, con sede en Singapur, que hace dinero de realizar estudios de mercado para las marcas más exclusivas del mundo, es una muestra de esto. Y son marcas exclusivas como un reloj Breitling, disponible en el país por US$6,000 (Q48,000), o como Hermes, que tiene bolsas que cuestan US$18,000 (casi Q150,000) o un carro Maserati, que tiene una tienda en Guatemala, por US$125,000 (Q1 millón).

Esta consultora, Wealth-X, asociada al banco suizo UBS (Union Bank of Switzerland), publicó en su informe de 2014 -al que Nómada tuvo acceso- que hay 260 ultra-ricos guatemaltecos que poseen un capital de US$30 mil millones, lo que representa el 56% del PIB. Y, a nivel centroamericano, son 1,075 los ultra-ricos que acumulan US$142 mil millones. Dos tercios del tamaño de la economía de la región en manos del 0.002% de la población.

Los $30 mil millones son Q231 mil millones. Esto equivale a lo que el Estado de Guatemala recauda cada cuatro años.

¿Por qué este dato es el más significativo de los medidores de riqueza y desigualdad?

La empresa Wealth-X respondió a Nómada que realiza este informe “con datos de fuentes abiertas y su propio modelo de valoración de propiedad que rastrea las fortunas privadas”. Esto incluye los perfiles financieros de los ultra ricos, sus socios, los miembros de su círculo familiar, biografías. Es decir, todo lo que se le escapa a los datos oficiales. El objetivo de esta consultora es encontrar potenciales clientes para empresas de bienes de lujo. ¿Y qué les dice a sus clientes? Que en Guatemala y Centroamérica tienen mercado.

Un detalle importante es que este capital de $30,000 millones no se produjo en un año, sino es la acumulación de siglos (desde el café o los bancos) y desde décadas (desde la telefonía). Y el tamaño de este capital es más que la mitad de la economía anual del país.

¿Quiénes son esos multimillonarios?

Forbes-Centroamérica calculó las fortunas de doce de los centroamericanos más ricos, aunque se le escaparon algunos detalles. Cuatro guatemaltecos aparecen en el grupo.

El más ultra-rico (o billonario) de Guatemala es Mario López Estrada, presidente de Tigo Guatemala, de grupo Onyx y ex ministro de Comunicaciones en el gobierno de Vinicio Cerezo (1986-1991). Durante sus años en el gobierno se privatizó la telefonía móvil y él se convirtió en accionista de Comcel-Tigo; ahora es el mayoritario.

En otro caso de éxito empresarial asociado con la telefonía, Carlos Slim adquirió Telmex, que es propietaria de Claro; hoy es el segundo hombre más millonario del mundo.

En 2015, Forbes-Internacional incluyó a Mario López en el ranking de los multimillonarios del mundo, es decir, aquellos individuos que tienen un capital mínimo de US$1 mil millones. Sus inversiones no sólo abarcan la telefonía; también está presente en infraestructura y en energía renovable. En Centroamérica y en Suramérica.

Otro mencionado por Forbes-Centroamérica es Dionisio Gutiérrez, de 56 años y hasta hace poco uno de los co-presidentesde la Corporación Multi Inversiones (CMI), un holding multinacional que agrupa negocios en los sectores agroindustriales, de comida rápida, financieros, energéticos e inmobiliarios. Dentro de sus múltiples empresas están Pollo Rey, Pollo Campero, Molinos Modernos, Telefónica-Centroamérica, Banco Reformador, la inmobiliaria Multiproyectos y las hidroeléctricas del proyecto Renace, ubicadas en Alta Verapaz.

Gutiérrez, y esto no dice Forbes-Centroamérica, ya no es co-presidente de CMI, sino que ahora se dedica a su fundación, que promueve iniciativas como la Escuela de Gobierno. Los co-presidentes de la corporación son Juan Luis Bosch y Juan José Gutiérrez.

Los otros dos guatemaltecos en la lista regional son Carlos Enrique Mata Castillo y José Miguel Torrebiarte Novella. El primero, presidente de Central American Bottling Corporation (Cabcorp), empresa que fabrica bebidas y alimentos como socia de Pepsico, Ambev y Livsmart, y cuyas marcas emblema son Pepsi y Brahva.

El segundo, presidente de Grupo Progreso, compañía que no sólo domina el mercado cementero en Guatemala sino también tiene negocios en la industria inmobiliaria y la banca. Es vicepresidente de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), presidente del Encuentro Nacional de Empresarios (ENADE), presidente del Consejo Privado de la Competitividad y cofundador de la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya.

Los súper ricos guatemaltecos también han logrado acumular su propia dosis de poder político. El denominado G8, de las ocho familias más poderosas del país, es el que manda en la economía y la política nacional, según el testimonio del exministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes Knight. Cuando los presidentes de la República quieren hacer alguna reforma profunda, por ejemplo de impuestos, tienden a sentarse a negociar con el G-8 y no con el CACIF, según Fuentes Knight. Los Gutiérrez-Bosch, los Castillo y los Novella son algunas de las familias del G-8. Mario López no está incluido, pero entre la élite guatemalteca se le considera ya como el más millonario del país.

¿Por qué la desigualdad extrema es negativa?

La desigualdad frena el crecimiento y el desarrollo. Y no lo dice alguna máxima marxista, sino un informe de diciembre de 2014 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE, de los países industrializados). En un artículo en inglés en The Guardian, el secretario de la OCDE, Ángel Gurría, dijo que “hay información suficiente que demuestra que encarar el tema de la creciente desigualdad es crítico para promover un crecimiento robusto y sostenible. Necesita estar en el centro del debate público. Los países que promueven la igualdad de oportunidades desde una edad temprana (de sus ciudadanos) son los que crecerán y prosperarán”.

¿Por qué un crecimiento desigual no sirve para la sociedad? “El crecimiento no es generalizado y no permea en la población porque la desigualdad se erige como ese gran muro que impide que la riqueza y las oportunidades lleguen a todos”, responde Vivian Guzmán, economista especializada en desigualdad, que ha trabajado en instituciones públicas, multilaterales y centros de investigación.

Para el historiador Edelberto Torres-Rivas, quien ha investigado la desigualdad desde hace décadas desde Flacso y organismos de Naciones Unidas, respondió que la cifra “es una barbaridad. Es una muestra que el capitalismo sigue concentrándose y esto impide el desarrollo”. Enfatizó que esta desigualdad necesita medidas de redistribución.

Gustavo Porras, presidente del Consejo Económico Social, afirma que la desigualdad “genera más conflictos que la pobreza porque es una injusticia”. Añade que la única forma de redistribuir la riqueza en un mundo dominado por el mercado es por medio de impuestos. “La hiper acumulación de riqueza por los más ricos tiene su base en las rebajas fiscales que se han acordado para ellos, versus el incremento (de impuestos) para la clase media y los sectores populares. El pretexto es que de esa manera los ricos van a invertir, pero no lo hacen».

La discusión tiene un capítulo reciente en la academia centroamericana. En el libro «El gobierno de las élites globales. Cómo se organiza el consentimiento. La experiencia del Triángulo Norte», el politólogo Fernando Valdés cita un artículo de Estrategia y Negocios sobre este dato de desigualdad.*

Preocupación empresarial

La alta desigualdad no preocupa sólo a economistas, sociólogos e historiadores. La revista empresarial de referencia en Centroamérica, Estrategia y Negocios, citó el dato de Wealth-X de 2013 en un editorial. Norma Lezcano, editora, escribió que aun cuando esta riqueza acumulada haya sido creada lícitamente, si no contribuye a generar una situación social más equilibrada, y a largo plazo se convierte en fuente de polarización y conflicto.

Centroamérica, dicho sea de paso, es la región más violenta del planeta Tierra.

La solución pasa por decisiones políticas. Pero una reestructuración del régimen tributario que aumente los impuestos al capital y un control efectivo contra la evasión fiscal son medidas boicoteadas por los ultra-millonarios.

 

* Nota del editor: Por un error se colocó un cero de más en el cálculo sobre el porcentaje de la población que representan 260 guatemaltecos. Se eliminó la explicación errónea sobre el Gini. Y se agregó un párrafo citando el libro sobre las élites y el consentimiento.

Rosario Rodas
/

Guatemalteca, internacionalista, politóloga e inconforme. Se pasa la vida aprendiendo. Llegó a Nómada porque el periodismo es una aventura que no se quería perder. Está convencida de que el caos es creativo y el conflicto un requisito para el cambio.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


Anuncio

17

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Carlos /

    13/08/2017 9:07 AM

    Está artículo es irresponsable!! Porque comparan peras con manzanas, es decir capital contra ingresos. Lo correcto debiese ser comparar ingresos contra ingresos. Seguro siempre habría desigualdad pero no en tal alto porcentaje. Además aún países desarrollados poseen esa desigual.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Eris López /

    24/05/2017 4:22 PM

    Un muy exelente artículo. Vemos pues la acumulación de las riquezas es cada vez peor. Y es por tanto mientras esa personas poderosas tengan el poder del país, seguiremos igual siendo una económia al servicio de menos del 1% de la población, solo falta salir a la esquina del edificio para darnos cuenta. Y como dice el economista francés "Hay soluciones a la vista: crear un IMPUESTO GLOBAL AL CAPITAL; limitar los dineros que llegan a las campañas políticas; crear nuevas instituciones supranacionales con capacidad de controlar los capitales globalizados; mejorar los datos oficiales sobre la riqueza, etc." Donde hasta se podría llegar a un concenso entre la izquierda y la derecha para una mejor democracia reduciendo tal desigualdad que destruye el país.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Francisco /

    24/05/2017 12:45 PM

    muy buen articulo, breve y preciso. Nos da informacion muy importante. En cuanto a la desigualdad economica, eso es un problema serio que nadie quiere resolver, por el mismo bloqueo que los super ricos han impuesto por tanto tiempo. Una distribucion de la riqueza mas horizontal e inversiones reales en la economia local arreglarian muchisimos problemas que enfrenta el "guatemalteco comun". Obviamente una re estructuracion en el gobierno y la forma de recaudacion de impuestos son piezas claves para avanzar en este tema. Los super ricos deberian de invertir en el pais, pues ya han acumulado demasiada riqueza a costillas del pueblo. En cuanto a que Centro America es una de las regiones mas violentas del mundo, creo que hace falta informacion mas amplia, ciertamente hay muchos salvajes en esta region, pero no son los mas violentos del mundo.......

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Tamara /

    18/05/2016 8:58 AM

    ¡Uf, pelado! Qué difícil digerir esto...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    260人のスーパーリッチと300万人のスーパープアー | Guatebuenaな日々 – recapitulado /

    17/12/2015 11:51 PM

    […] 今日のエントリーは今年4月のNómadaの記事、El capital de 260 guatemaltecos equivale al 56% del PIBを元にしています。 […]

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Karla López /

    17/12/2015 2:59 PM

    Me gustó mucho el artículo, lo único que me gustaría preguntar es en qué datos se basaron para asegurar que Centroamérica es la región más violenta del planeta, ya que tengo duda al respecto... Saludos!!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    17/12/2015 10:29 AM

    […] Lea: 260 guatemaltecos tienen un capital que equivale al 56% del PIB […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    r/S /

    20/11/2015 11:10 AM

    después de décadas de continuos gobiernos pro empresariales de centro derecha a derecha, no mas han logrado que la pobreza y la desigualdad social aumente. La clase media de Guatemala en el año 2000 que era en porcentaje el 15% de la población total del país y no paiz ( como escribe nuestro flamante nuevo presidente), se redujo en el 2013 al 7.5%. La prosperidad de un país esta dado por el crecimiento sostenido de la clase media. Es urgente fortalecer al enclenque estado guatemalteco, para que les cobre impuestos a los ultra ricos. Con un aparato de justicia fuerte, el dinero de los tributos, si se va a invertir en donde se necesite (salud, educación y seguridad) para que cada día mas guatemaltecos tengan la oportunidad de salir de la pobreza. NO HAY OTRO CAMINO PARA EL DESARROLLO.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Economista /

    19/11/2015 9:51 PM

    Estás a verga comparando una medida de stock (el capital de esas personas) con una medida de flujo (el PIB). El PIB mide el ingreso nacional EN UN AÑO. Deberías medirlo contra LOS INGRESOS de esas mismas personas y así verías que la proporción es mucho menor.

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    17/11/2015 8:45 AM

    […] Lea: El capital de 260 guatemaltecos equivale al 56% del PIB […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones