El fin justifica los medios, ¿pero cuál era el fin del PP?

Estas son las últimas tres realidades del gobierno de Otto Pérez y Roxana Baldetti: 1) el Estado está quebrado porque en tres años han sido un fracaso en cobrar impuestos, 2) uno de sus abogados de confianza se ha dedicado a enriquecerse e intervenir en las decisiones de jueces, y 3) desde su primer año le entregaron el control de las cárceles al más oscuro de los presos.

análisis baldetti crisis fin fracaso medios objetivos P258 Pérez Molina política Recomendados

foto por: Carlos Sebastian

Tenían tantas ganas de llegar al gobierno Pérez Molina y Baldetti que hicieron un partido político junto a Alejandro Sinibaldi, Gudy Rivera, Anabella de León y Mauricio López Bonilla, y recaudaron y gastaron al menos Q400 millones en campañas electorales. ¿Pero para qué quería esta nueva alianza de militares, políticos y empresarios llegar al poder? Seamos generosos y decidamos creerles lo que nos dijeron hace tres años cuando ganaron la segunda vuelta, por estas fechas en 2011. Habían llegado al Gobierno para mejorar la seguridad, combatir la corrupción, institucionalizar los programas sociales y acabar con el hambre. Ah, y para hacer que el Estado recuperara la batuta como autoridad en el país. Seamos generosos y digamos que su intención genuina fue llegar a los fines, a costa de cualquier medio, pero que se enfocaron tanto en los medios que olvidaron los fines. Veamos cada una de las tres crisis y quiénes son los responsables.

1. El Estado está quebrado y no hay para pagar salarios.

Responsables: Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti. Guatemala es el país que menos recauda impuestos en América y que lo hace más injustamente. El 70 por ciento de los ingresos son por el consumo (IVA) por lo que no hay redistribución y los más ricos pagan proporcionalmente menos. Aprobaron una reforma fiscal decente para aumentar la recaudación del impuesto a los ingresos de cada uno (ISR) para que paguen más los que ganan más. ¡Y de hecho, lograron subir los ingresos por ISR! Pero desincentivaron la presentación de planillas del IVA y le entregaron las aduanas a personas de confianza de la vicepresidente Baldetti y a los militares. Y el resultado es que, como en tiempos de los militares (1954-1984), son unos corruptos y no cobran impuestos. Bienvenidos contrabando y defraudación. Y si una ministra de Finanzas técnica, María Castro, se los hacía ver, despedida. Renovaron las frecuencias telefónicas, eléctricas, televisivas y radiales sin cobrar un centavo en impuestos y nunca intentaron mejorar la reforma al ISR para que no siguieran botándole artículos con inconstitucionalidades. Y esta falta de fondos no es teórica; ya murieron 8 pacientes por falta de medicamentos en el hospital público más grande del país. Esto no es sólo porque el Congreso no aprueba más deuda para financiar al Estado; es por 35 meses de negligencia de Pérez Molina y Baldetti.

2. Uno de sus abogados de confianza se enriquece y manipula jueces

Responsables: Roxana Baldetti y Otto Pérez Molina Veamos la cadena. Baldetti decide hacer un acto para proclamar como candidato anticipado a Alejandro Sinibaldi. El TSE suspende (por segunda vez) al PP y cancela a Baldetti como secretaria general. El PP protesta legalmente y el caso llega a una sala de apelaciones en el Organismo Judicial. Los fundadores del PP, el diputado Gudy Rivera y la registradora de la Propiedad, Anabella de León, le dicen a un abogado de confianza y asesor de la Vicepresidencia y del Registro, Vernon González, que arregle una reunión con una de las juezas que tiene el caso y que él conoce de antes. La jueza, Claudia Escobar, acepta reunirse con su conocido, pero al llegar se da cuenta que está también Gudy. Gudy y Vernon le piden dar la razón al PP a cambio de reelegirla como jueza por cinco años. Ella graba el intento de soborno y lo denuncia al Ministerio Público (MP) y a la CICIG. Capturan a Vernon y Gudy se salva de que lo investiguen porque la mayoría de la Corte Suprema de Justicia (afín al PP), vota que se mantenga su derecho a antejuicio. Vernon seguía órdenes, desde arriba, tan arriba que una investigación independiente debería decir si desde los mismos Pérez Molina y Baldetti. Que recibía órdenes lo demuestra una grabación telefónica mientras hablaba con Anabella de León. Pero Vernon no sólo era mandadero. También usaba su puesto de asesor en el Registro de la Propiedad para enriquecerse a él y a su exesposa, también trabajadora en el Registro y administradora de pagos por Q22 millones, como reveló Soy502. Detengámonos un segundo. ¿Cuál era el fin en este caso? Salvar al PP y a Baldetti de la suspensión del TSE. ¿El medio? Sobornar jueces con su reelección. ¿Y el segundo fin, del enriquecimiento desde el Registro de la Propiedad por una fundadora del partido y un abogado de la Vicepresidencia? Ése era el fin y el medio: enriquecerse por medio de la corrupción.

y 3. Desde su primer año le entregaron el control de las cárceles al más oscuro de los presos.

Responsables: Mauricio López Bonilla y Otto Pérez Molina. Su estribillo de campaña (que costó Q400 millones y la escuchamos muchas veces) y el estribillo de los nostálgicos de los militares era que encararían con mano dura a los delincuentes. Pero si los delincuentes son amigos, entonces eso no cuenta. Otra investigación judicial, que no tiene qué ver con las investigaciones de manipulación de jueces o las de corrupción, ni tampoco con la crisis que causa pacientes muertos por el desabastecimiento financiero del Estado, otra investigación del MP la CICIG, revelada por ContraPoder, muestra que son cómplices de grupos paralelos. El ministro de Gobernación, el militar Mauricio López Bonilla, cedió el control de las cárceles al preso Byron Lima, el militar sentenciado por el crimen de monseñor Gerardi, además de abusador de reos y asesino confeso de pandilleros detenidos. La relación empezó desde antes. López Bonilla y Lima fueron amigos en el ejército. López Bonilla fue jefe de la campaña del PP que compró playeras a la cooperativa de Lima en la cárcel. Y ya en el gobierno, López Bonilla aceptó las sugerencias de Lima para directores del Sistema Penitenciario, para emplear a la pareja y al suegro de Lima, para decidir la jefa de la oficina de redención de penas o para decidir a 36 personas encargadas de los centros penitenciarios del país. El fin era “acabar con las extorsiones desde las cárceles”. El medio era entregárselas a un criminal condenado. Si el presidente Pérez Molina dice que dedica la mitad de su tiempo al tema de la seguridad, es imposible que el ministro haya hecho esto sin su aprobación.

***

Si un gobierno no puede mantener el funcionamiento del Estado, los fundadores del partido tienen como fin el enriquecimiento propio y le entregan el control de la cárcel a los presos, es uno en el que los medios son el fin. Entonces nos deben una explicación a los ciudadanos y a los tribunales. Les queda 423 días en el poder. Ojalá que se dediquen a administrar la crisis y no tengan más iniciativas. * Gracias a dos lectores, corregimos una cantidad. Son tres las realidades del Gobierno descritas en esta nota.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Estuardo /

    17/11/2014 3:01 PM

    Falta una realidad.. allí mencionan 4. Pienso que la 4ta. podría ser la elección de los votantes; se tiene "trabajando" a las personas que se eligieron en su momento y es nuestra responsabilidad. Lamentablemente acá estamos como dijo Vargas Llosa eligiendo entre el sida o el cáncer...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones