El juez del establishment llega a Vicepresidente

Oxígeno. Una cara nueva. O una tranquilidad. El presidente Otto Pérez y sus aliados en el Congreso y en el sector privado encontraron a la persona. El que fuera diputado en los 60, ministro de Educación en los 70, candidato dos veces a la presidencia en los 80, canciller en los 90, diputado en los dosmil y juez del máximo tribunal hasta el día de ayer, fue hoy la persona más sonriente del gabinete de Gobierno.

De dónde venimos baldetti cacif crisis política Líder-PP Maldonado n135 P147 vicepresidencia

Maldonado y Pérez Molina se estrechan la mano en mayo de 2015.

Foto: Carlos Sebastián

Si el sistema político de Guatemala de los últimos sesenta años pudiera personificarse en una persona, bien podría ser Alejandro Maldonado Aguirre. Quien visitó por primera vez Casa Presidencial como dirigente juvenil anticomunista a los 18 años en 1954, entró hoy en la sede del gobierno como vicepresidente de Guatemala hasta enero de 2016, con su nuevo pin en la solapa y su imborrable sonrisa en el rostro. Lo hizo tras una alianza entre políticos y empresarios, entre partidos proempresariales y partidos populistas, que lo lanzó al estrellato del binomio presidencial a los 79 años.

A continuación un debate de 1978 entre el conservador Maldonado y el líder socialdemócrata y alcalde Manuel Colom Argueta, asesinado ese año por escuadrones anticomunistas en el inicio del peor período de represión.

Ayer, casi cuatro décadas después de ese debate, Maldonado llegó a la Vicepresidencia. Con un acuerdo que provino de los conservadores. Desde los populistas de Líder de Manuel Baldizón y el PP de Otto Pérez hasta los proempresariales CREO de Roberto González y Todos, de Roberto Alejos. Entre las cuatro bancadas y otros independientes sumaron 115 votos de 158. Sólo se opusieron los progresistas de la UNE de Sandra Torres, Encuentro por Guatemala de Nineth Montenegro y Winaq de Amílcar Pop.

Todo esto en medio de la peor crisis del sistema político y judicial desde 1993 –cuando hubo un golpe de Estado–. Ahora, los ciudadanos están hartos de la corrupción y la impunidad después de que el Ministerio Público y la CICIG hicieran pública la mayor red de defraudación aduanera conocida hasta ahora. Una red enquistada en la SAT (la oficina que cobra los impuestos) y que llegaba no sólo hasta la oficina de la Vicepresidencia, sino que (esta semana se hizo público) también puede llegar hasta la misma Corte Suprema de Justicia o a la Presidencia.

Maldonado Aguirre se ha sabido mover en esas aguas empantanadas de la política guatemalteca durante las últimas seis décadas. Según los conservadores, lo hizo sin ensuciarse.

Si los fallos judiciales fueran un gobierno, el gobierno de Maldonado en la Corte fue uno dirigido a los intereses de los empresarios y los populistas. Varias evidencias lo sustentan. Desde validar las cortes electas con manipulación de PP y Líder, reducir los salarios mínimos, impedir que se cobren impuestos a las telefónicas, la despedida adelantada de la fiscal incómoda para el sistema (Claudia Paz) o la anulación de la sentencia y el juicio por genocidio contra Ríos Montt.

El estabilizador del sistema

El miércoles por la noche, en un programa de debates en la televisión, el agudo analista y político Edgar Gutiérrez le colocaba un calificativo al ahora vicepresidente Maldonado: el estabilizador del sistema. De hecho, la Corte de Constitucionalidad entera funciona como el estabilizador del sistema gracias a magistrados como Maldonado. Es la que frena impuestos, reformas profundas, juicios por genocidio o valida cortes electas con manipulación a jueces.

En el Congreso, el PP y Líder también empezaron a llamarlo el estabilizador.

Maldonado1

Podría también llamarse el restaurador. El nuevo vicepresidente llega para restaurar un lugar en el binomio que el empresariado siempre consideró suyo. Restaura un status quo después de que fuera el Cacif uno de los promotores de la renuncia de Baldetti. Ante los cuestionamientos sobre la independencia del nuevo vicepresidente, el presidente Otto Pérez, con tono enojado, lo protegió: “Él no responde a ningún sector, a ninguna presión, ni a ningún grupo en particular, responde a la población. Habrán decisiones que él ha tomado y esas decisiones están dentro de la ley”.

En el Congreso de hoy, Maldonado restauró la paz perdida desde el sábado pasado, cuando los diputados se quedaron encerrados durante algunas horas; los manifestantes los presionaban para que aceptaran la carta de renuncia de Baldetti, bloquearon las puertas y no los dejaban salir.

En ese mismo edificio legislativo, hoy el día empezó a las 11:15. El ambiente era incierto, el mismo de los últimos dos días en los que los aliados del gobierno no lograban decidirse por uno de los candidatos de las tres ternas propuestas por el presidente Otto Pérez. Pero esta vez no hubo juego previo como el miércoles. Inició la reunión y fueron directos al punto a tratar. El primer candidato en ser sometido a votaciones fue Maldonado Aguirre. 2, 34, 65, 79, 98, 115 votos a favor recibió Maldonado. PP-Líder y sus aliados del Cacif lograron convencer a CREO y a Todos para lograr una votación más legítima para el nuevo vicepresidente.

Se sienten tan cómodos los políticos con Maldonado que en 2011 obtuvo 103 votos para la Corte de Constitucionalidad (propuesto por Otto Pérez y Baldetti) y cuatro años después, con una nueva legislatura, obtuvo 115 votos para ser electo Vicepresidente.

“Hay que encauzar toda la expectativa ciudadana hacia consensos que faciliten una necesaria reforma del Estado. Es muy difícil que el 100% de la población esté a favor de su elección, pero fue elegido por 115 votos”, insistió Pérez Molina en lo que denominó un “auténtico ejercicio democrático”.

Pero Maldonado Aguirre, con su pausadísima forma de hablar, no necesitaba un protector. Con un discurso aún muy jurídico de largas explicaciones, reivindicó su independencia por sí solo.

“No hay cuestión personal, preferencial, ni política ni ideológica, lo que hay en la Corte es una valoración de las normas de la Carta Magna”, dijo el ex juez antes de exhortar a “no menoscabar” la dignidad de los magistrados.

Y es que no está solo. El presidente de la patronal, Jorge Briz, dijo a la agencia de noticias EFE que Maldonado “es un hombre con buena trayectoria. Es una buena persona, honorable, con trayectoria, ha sido una buena elección. Esperamos buenos resultados (…)”.

 

Maldonado4

Más cerca, el ministro de Economía (empresario) y hasta atrás, en la esquina, el de Defensa.

El que en menos de 24 horas pasó de magistrado a vicepresidente de Guatemala no adelantó sus planes de trabajo. No quiso comprometerse sobre nombramientos o cambios en instituciones tan polémicas en el periodo de Roxana Baldetti como la Comisión contra el Contrabando o la de Transparencia.

No publicará a cuánto asciende su patrimonio

De hecho, frente a las promesas de los otros tres candidatos a la vicepresidencia que dijeron estar dispuestos a transparentar su declaración patrimonial, Maldonado dijo que solo dará copia de la declaración al MP y a la Cicig: “No voy a exponer a mi mujer ni a mis hijos para que sean objeto de extorsión y chantaje”.

Habrá que ver cuál es la reacción sobre esta falta de transparencia por parte del sector empresarial (que pidió esto a Baldetti) y por parte de los ciudadanos que manifestarán contra la corrupción y la impunidad en las protestas en nueve ciudades del país para el próximo sábado 16 de mayo, la quinta convocatoria en menos de un mes.

De momento, los diputados de Líder y el PP parecen felices de haber alcanzado otro objetivo en su penúltimo pacto. Los del partido de Baldizón se tomaron una selfie.

Los diputados de Líder viralizaron una foto.

Los diputados de CREO y Todos también se mostraban orgullosos. Sólo Selvin García, de CREO, se desmarcó de responsabilidades al preguntársele sobre la independencia del nuevo vicepresidente: “Es responsabilidad del Presidente a investigar cuando propone a los candidatos”.

Si algo parece dejar claro su primer día de trabajo es que Maldonado no aspira a ser “el vicepresidente de la transparencia”. Su primer decisión fue que no haría públicas cuántas propiedades y cuentas tiene -contrario a lo que la opinión pública pide a los políticos desde que lo ocultaron hace 15 años-. Y su segunda fue nombrar como secretario privado (para sustituir al prófugo Juan Carlos Monzón, de Baldetti) a Fernando Leal Estévez, un hombre de la vieja política guatemalteca también, quien salió del gobierno de Ramiro de León en 1995 acusado de actos de corrupción en Ferrocarriles de Guatemala.*

***

El 3 de septiembre de 2015, Otto Pérez Molina dejó de ser Presidente de la República de Guatemala. Alejandro Maldonado Aguirre, que ha tenido un papel irrelevante como Vicepresidente en estos tres meses, con periodistas que han llegado a preguntarle en vivo en la televisión si tiene Alzháimer, asumirá la jefatura de Estado a tres días de las elecciones generales.

* Este párrafo fue añadido el 15/5/15.

Elsa Cabria
/

En Ciudad de Guatemala nadie lleva chaqueta por si hace frío. Tampoco en Ciudad de México. Pero yo nací en Santander, pequeña capital de provincia en el norte de España. Así que arrastro la manía allá donde me mudo. Tras trabajar en mi país, me fui en 2011 a México por pura curiosidad y me mudé a Guatemala el mes que se fundó Nómada en 2014. Ahora me dedico a proyectos largos de investigación y quiero explorar Centroamérica entre Nómada y El Intercambio.


Ana Carolina Alpírez
/

Nací en una familia numerosa, de ahí mi problema con la propiedad privada. Soy periodista porque esta profesión mantiene viva mi capacidad de asombro y no puedo concebir el mundo de otra manera.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

26

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Cinco regalos del gobierno de Alejandro Maldonado | tengoderechogt /

    15/01/2016 3:01 PM

    […] presidente de transición se ha sabido mover en esas aguas empantanadas de la política guatemalteca durante las últimas seis décadas. Según […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    14/01/2016 8:09 PM

    […] presidente de transición se ha sabido mover en esas aguas empantanadas de la política guatemalteca durante las últimas seis décadas. Según […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    18/09/2015 11:57 PM

    […] Lea: El perfil del anticomunista Maldonado […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    17/09/2015 7:30 AM

    […] Lea: El juez del establishment llega a Vice (y luego a Presidente) […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Francisco Jose RosalesRueda /

    03/09/2015 11:04 AM

    "ANTICOMUNISTA: EXTREMA DERECHA" esto ya no aplica hoy pero veremos su "TRANSPARENCIA" juzgará retrospectivo? Incluirá al mentiroso de Julio Ligorria, ministros y vice ministros, etc de esta nefasta administración e incluirá la traición a la patria? O hará excepciones?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    28/08/2015 1:42 AM

    […] Lea: El juez del establishment llega a Vicepresidente […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    21/08/2015 7:23 PM

    […] 11. El juez del establishment, nuevo Vice y posible futuro Presi […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Chapines Unidos por Guate » Récord de Baldizón: 14.5 mentiras en 7.23 minutos en CNN /

    29/07/2015 9:48 AM

    […] El juez del establishment (electo por PP y Líder) […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    28/07/2015 11:37 PM

    […] El juez del establishment (electo por PP y Líder) […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    LA NOTA CHAPINA: Baldizón es el puto amo del sistema guatemalteco (y aquí hay 7 razones para sostenerlo) | Pedrovision Noticias /

    06/07/2015 8:10 AM

    […] elegir al sustituto de Alejandro Maldonado en la CC, por los nueve meses que le quedan a esta corte.Maldonado, recordemos, es el juez de la CC al que Pérez Molina y Baldizón (junto a sus aliados del sector privado organizado) escogieron […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones