¡Hola!

Necesitás saber que...

Queremos ofrecerte una mejor experiencia de navegación, por eso utilizamos cookies y otros datos para analítica. Conocé aquí nuestra política de privacidad.

Sí, entiendo y acepto

El PP perdió a su principal financista y parece haberse vengado

Durante los últimos quince años, todos los partidos que llegan al poder colocan a uno de sus principales financistas como Secretario Privado o Secretario de Asuntos Específicos del Presidente. A tres meses de las elecciones, el Partido Patriota acaba de perder al suyo. Mario Leal Castillo, de una de las principales familias azucareras, recolector de fondos de varias campañas electorales y dirigente del partido, renunció hace un mes y está en pláticas con la UNE, principal competencia del PP para llegar a la segunda vuelta. Y la respuesta del gobierno ha sido bloquear el megaproyecto que encabeza: el multimillonario oleoducto que conectaría el Atlántico con el Pacífico.

campaña electoral gobierno n135 oleoducto P147 política guatemalteca PP segunda vuelta UNE

Mario Leal Castillo, hasta hace unos días, parte central del gobierno y el partido del PP.

Foto: elperiodico.com.gt

Juan José Luarca, gerente de operaciones del Oleoducto Interoceánico, se negaba a creer lo que le respondieron en dos reuniones. El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales resolvió el 30 de enero de este año que su Estudio Ambiental Inicial (EAI) no había sido aprobado. No lo creía porque asegura que la empresa que impulsa el proyecto, Vía Energética, decidió desestimar su primer EAI para presentar una versión mejorada y con algunos cambios en el trazo de la ruta. Entonces eso era imposible.

Fue hasta que recibió la resolución que finalmente lo creyó. Preocupado, dijo que tenían que revisar bien qué había pasado. Parecía extraño. El Ministerio de Ambiente es un ministerio en el que durante este gobierno se implementaron las autorizaciones exprés, en 24 horas, para estudios de impacto ambiental. Esta es la segunda negativa a un proyecto que hasta hace muy poco tenía el fomento del gobierno del PP. Algo muy raro en la administración de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, agilizadora de los trámites de proyectos hidroeléctricos, de minería, de transmisión y distribución de energía eléctrica. ¿Por qué cambió la actitud con un proyecto mucho más grande y con más réditos para el Estado?

El nuevo viceministro de Ambiente, Carlos Monterroso, no quiso responder la razón del rechazo. Y el anterior, Vinicio Montero, despedido en diciembre pasado, dijo no saber detalles sobre el proyecto.

Luarca asegura que cumplieron al pie de la letra todos los requerimientos, y buscaron evitar potenciales problemas de otro tipo. Hicieron lo posible por no tocar áreas protegidas, no pasar bajo el Río Dulce, usar las carreteras nacionales como guía para la excavación subterránea, ni por tocar los manglares del Pacífico. Al final lograron la ruta ideal. Pero ni así ha pasado el filtro.

Varios hechos parecen indicar que el problema no es técnico, sino político. Y que la decadencia del actual gobierno (quizás del proyecto del Partido Patriota) está oficialmente en marcha.

El distanciamiento entre empresarios y militares

El Partido Patriota se construyó como una alianza entre militares y empresarios conservadores. Juntos han llevado a cabo varios proyectos estratégicos y la cúspide iba a ser un canal seco interoceánico. Pero entonces empezó una división y una competencia entre ambos. El Canal Seco Interoceánico versus El Oleducto Interoceánico. Exmilitares versus empresarios.

El proyecto estrella en infraestructura del gobierno de Pérez Molina era el Corredor Interoceánico (un canal seco que incluía oleoducto, gasoducto, carreteras y líneas ferroviarias). Fue declarado de interés nacional en julio de 2013 y se anunció internacionalmente como el futuro competidor del canal de Panamá y del posible canal de Nicaragua, financiado con capital chino. Guatemala entraría a competir en las grandes ligas.

The Economist escribió varios artículos y el periodista económico de referencia para los empresarios latinoamericanos, Andrés Oppenheimer, indagó sobre el proyecto, pero concluyó que no era serio y que no tenía respaldo. Tenía razón en lo primero. El Corredor Interoceánico cayó meses después en desgracia por el fraude de los supuestos inversionistas.

Mientras este proyecto se iba en picada, una versión más reducida, encabezada por el Secretario de Asuntos Específicos de la Presidencia, comenzaba a ganar poco a poco fuerza: un oleoducto que cumpliera el mismo objetivo, pero enfocado en el transporte de hidrocarburos hacia Asia. Parecía estar en marcha en diciembre pasado, como publicó Nómada. Pero había un problema. El Corredor era impulsado por un grupo de militares retirados que guarda una relación estrecha con Pérez Molina.

El hombre del Presidente

La relación del presidente con su financista de confianza ha sido un indicador en los últimos quince años. Julio Girón, financista y amigo de Alfonso Portillo (2000-2003), sigue siendo tan cercano que organizará su regreso al país la semana entrante; Alfredo Villa era tan cercano a Óscar Berger (2004-2007) que fue el candidato vicepresidencial de la Gran Alianza Nacional en 2007; y Gustavo Alejos lo fue tanto de Álvaro Colom (2008-2011) que después de pasar juntos el caso Rosenberg y financiar también al Partido Patriota en 2011, regresó a apoyar a la UNE en 2015.

Entre Pérez Molina y Mario Leal Castillo parece haber sido distinto. Pérez Molina creó la Secretaría de Asuntos Específicos de la Presidencia en junio de 2012, y desde un inicio estuvo llena de expectativas. Estaría encargada de llevar adelante proyectos estratégicos para el Ejecutivo y sus principales socios. El gobierno del Partido Patriota colocó en ese lugar a Leal Castillo, financista y recolector de aportes en la campaña del 2011. Era un puesto de mucha confianza a alguien que les había dado todo el apoyo, político y financiero, para gobernar.

Leal Castillo, además, representaba un puente con uno de los sectores más poderosos del país: la industria azucarera. Su familia es la dueña del ingenio Madgalena (así como del centro comercial Cayalá).

El divorcio (casi) civilizado

En la semana en la que los funcionarios debían renunciar si querían participar en las elecciones de 2015 salieron viceministros, ministros y secretarios. Pero uno sólo tiene tanto peso en la competencia electoral.

Al preguntarle a Leal Castillo sobre su salida, dice tranquilo que fue bien recibida por el presidente y no hubo ninguna fricción, ni quedó algún problema. Prefiere hablar, entusiasmado, sobre el proyecto del Oleoducto Interoceánico.

Cuenta que desde la Secretaría de Asuntos Específicos apoyó de diferentes maneras para que el Oleoducto tuviera mejores posibilidades de ser aceptado por la población local y, en la misma importancia, para la confianza que los inversionistas necesitan. Acepta que tiene intereses en el proyecto, minoritarios. Busca que se pueda crear una fundación que pueda darle una cara más social. Según el plan, la fundación trabajaría con el 5% de la facturación que genere el Oleoducto anualmente. De fricciones con el gobierno actual, nada.

Pero dentro del PP hay otra versión. Un diputado y dirigente del Partido Patriota que prefirió hablar anónimamente dijo que “su salida fue muy ruinosa. El principal proyecto, -el Corredor Interoceánico-, no salió adelante y el que sí salió es el que ellos estaban abanderando (el Oleoducto)”.

Leal es claro en este punto: desde que el Corredor Interoceánico cayó en desgracia buscaron distanciarse a como diera lugar de él, “para no dar una mala impresión frente a los potenciales inversionistas extranjeros”, completó. El Oleoducto comenzó a tener entonces más prioridad.

La salida de Leal Castillo no fue bien recibida por Pérez Molina y la aceptación de su renuncia se tardó los suficientes días para llegar un día después del plazo dado por el Tribunal Supremo Electoral para los funcionarios. Fue sin intencionalidad, un traspapeleo, dijo Jorge Ortega, vocero presidencial. Habrá que esperar si el TSE considera como válida la fecha de la presentación de la renuncia o de la aceptación de ésta.

Leal Castillo lo confirmó: ha estado en pláticas con Sandra Torres. Y se distanció del PP y lo que llamó “el cuchubal que hicieron, en el que no tuve nada que ver”.

El divorcio para trabajar por el Oleoducto y (tal vez) junto a Santra Torres no podía mantener la relación cordial con el oficialismo.

La primera factura parece estar en las negativas al Oleoducto en el Ministerio de Ambiente, dirigido por Michelle Martínez, una de las secretarias generales del Partido Patriota.

* Con información de Luis Solano.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ANONIMO /

    26/04/2015 10:14 PM

    […] entonces, lo que parecía una tendencia que iba a materializarse en el año, se resumió en una semana. Ya casi nadie en el país quiere […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    ANONIMO /

    12/04/2015 8:29 PM

    […] de armonía entre estado y mercado”. No habría cuestionamientos si no hubiera sido porque durante ocho años fue el principal financista y recaudador de financiamiento del PP, de orígenes en la extrema derecha. Y hasta hace dos meses […]

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    julio morales /

    22/03/2015 8:21 PM

    Son simples suposiciones las que se leen en esta columna, es indudable que actualmente los politicos que se mencionan en las encuestas, han llegado a esos puestos por pura publicidad millonaria que han realizado con dinero sucio, queremos personas que no comprometan al pais, contratando financistas de campana electoral y cobrando al llegar al poder, el 100% de lo invertido. Yo considero que hay que darle otra oprtunidad a Portillo, es el unico politico y estadista, que con la experiencia adquirida, le dara rumbo al panorama actual.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Gustavo Hernandez /

    19/02/2015 1:07 PM

    Creo que las sociedades o países fueron subdesarrollada y pasaron a ser desarrolladas pasando por ser en vías de desarrollo, pero fueron las familias mas acaudaladas o poderosas económicamente de una sociedad las que salieron del sub desarrollo pasaron a ser en vías de desarrollo a desarrolladas viendo finalmente países desarrollados como EEUU, Canada, Finlandia etc etc. pero en nuestro país vamos a ver a las familias adineradas o poderosamente fuertes siempre como familias subdesarrolladas porque crecen solamente ellas y no a un país como tal, veamoslo así señores , un país crese y se desarrolla si hay gente que luche por esos valores principios de conciencia humana y si los poderosos están dispuestos a ver que su país se desarrolle y no solo elllos como familias.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones