¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

El Vice, el diplomático leal (o cabeza de playa de los empresarios) que compite junto a Sandra Torres

Un diplomático de carrera casi intachable aspira a la vicepresidencia con la candidata más cuestionada. Esta es su historia.

Carlos Raúl Morales Elecciones Guatemala 2019 P147 Partido UNE Sandra Torres tigo

Carlos Raúl Morles, vicepresidenciable de la UNE.

Ilustración: Diego Orellana; Fotos: Carlos Sebastián

[¿Aún no recibís La Jugada? Suscribite aquí y recibí en tu correo una explicación de lo más importante del día.]

Cuando Carlos Raúl Morales se sube a una tarima para decir un discurso y pedir el voto de la gente, tiene que presentarse como el segundo a bordo de una tripulación que dirige Sandra Torres, la exprimera dama que gobernó como vicepresidente de Álvaro Colom (2008-2011).

– ¿Quieren que gane la UNE? ¿Quieren que gane Sandra? Estamos a dos semanas de concluir un proceso largo. De caminar Guatemala. De conocer cada necesidad de cada rincón de este país. De tocar puerta a puerta. A dos semanas de haber caminado barrios. De haber caminado mercados. De conversar con la gente…

El tecnócrata hacía su mejor esfuerzo por hablar como candidato. Pero Carlos Raúl Morales, el diplomático de 28 años en el Ministerio de Relaciones Exteriores y canciller de tres presidentes –Otto Pérez Molina, Alejandro Maldonado Aguirre y Jimmy Morales entre 2015 y 2017–, Carlos Raúl Morales es alguien que se desenvuelve mejor en distancias cortas, en conversaciones cara a cara.

– Compañeros, por favor, todos para atrás, al frente solo tiene que ir Carlos Raúl; se trata de darle visibilidad al candidato, que la gente lo vea. Por favor, dejemos este espacio libre.

Quien intentaba organizar a la multitud el 28 de julio vestía de verde y blanco y ondeaba banderas con el logo de la UNE era Gerson Sotomayor, uno de los diputados electos en la primera vuelta electoral. Carlos Raúl Morales se sumó a la multitud que obstaculizaba el paso de peatones en la Sexta Avenida y 17 calle de la zona 1. Horas antes, su compañera de fórmula, Sandra Torres, había estado en Villa Nueva, en medio de una multitud que le pedía fotos y que coreaba su nombre.

En el mundo diplomático guatemalteco, parecen haberse olvidado cualquier crítica a su carrera en la Cancillería. Quizás por el nivel al que descendió la diplomacia nacional con la canciller Sandra Jovel (desde 2017) o porque bien porque en casi tres décadas décadas de trabajo diplomático, adquirió la reputación de ser un tecnócrata sin afinidad política, que se supo adaptar a cuatro presidentes distintos como vicecanciller y canciller, y que se mantuvo en el cargo hasta el 27 de agosto de 2017.

Por eso, a todos sus amigos y allegados les sorprendió verlo tomado de la mano de Sandra Torres el 9 de diciembre de 2018, el día en que fue proclamado candidato vicepresidencial de la UNE. La UNE ya había sido acusada por la CICIG en 2017 de financiamiento electoral ilícito y ya había aprobado junto a la alianza de FCN el Pacto de Corruptos de leyes pro-impunidad. Dos meses después, la misma Sandra Torres sería acusada por la CICIG por una cuenta paralela de Q20 millones de financiamiento electoral.

 

Carlos Raúl Morales y Sandra Torres, tomados de la mano, el día de su proclamación.

Carlos Raúl Morales y Sandra Torres, tomados de la mano, el día de su proclamación.

El diplomático fiel

Este diplomático de carrera resistió que la CICIG y el MP acusaran a su jefe, Otto Pérez Molina, de liderar la estructura de La Línea. Resistió que a su siguiente jefe lo hubieran electo con votos de los diputados de Líder. Resistió a que su siguiente jefe hubiera colocado en la embajada más importante, la de Washington, a Manuel Espina, un bachiller que solo tenía como credencial sus contactos religiosos. La fidelidad hacia sus presidentes y funcionó hasta que Jimmy Morales le exigió mucho más: firmar la declaratoria de non grato contra el jefe de la CICIG, Iván Velásquez. Se negó y cuando iba en un avión rumbo a Tokio fue destituido.

Carlos Raúl Morales ingresó a la Cancillería en 1989, cuando tenía 18 años. Estudió Derecho en la Universidad de San Carlos y llegó al Ministerio de Relaciones Exteriores como segundo secretario de la Subdirección para temasde Naciones Unidas. Los siguientes diez años fue delegado para resolver los conflictos entre Guatemala y Belice, entre otras asignaciones. En el año 2010, en el gobierno de Álvaro Colom fue nombrado viceministro de Política Exterior. Uno de sus méritos fue insitir durante años en llevar adelante la solución para el diferendo con la complicada diplomacia beliceña; finalmente, se logró que se resuelva en La Haya.

Se mantuvo allí hasta que Fernando Carrera dejó el puesto de Canciller para ser embajador de Guatemala ante la Organización de las Naciones Unidas, en 2014. Carrera, consultado para este reportaje, recuerda que fue él quien le dijo al entonces presidente Pérez Molina que si buscaba a un técnico que conociera la Cancillería y no se metiera en problemas, la mejor opción era Carlos Raúl Morales. Asumió en septiembre del 2014.

Sus excolegas ministeriales recuerdan a Carlos Raúl Morales como alguien fiel a las instrucciones del presidente y se expresan de él como un trabajador diligente, eficiente y proactivo, con buenas relaciones diplomáticas con Estados Unidos, México, Belice y Centroamérica, y cercano al entonces embajador estadounidense Todd Robinson.

El 2015, en su primer año como canciller, fue un año paradigmático para Guatemala. En las calles todo era indignación, euforia, protestas, civismo y consignas. En el Gobierno las cosas eran tensión, cálculos, negociaciones, incertidumbre. En el gabinete de Pérez Molina se consideró que la renuncia de la vicepresidenta Roxana Baldetti en mayo calmaría las aguas, pero las manifestaciones aumentaron pidiendo la salida de Otto Pérez.

En el gabinete incluso se planteó que, como una medida para destapar la presión ante la crisis política, todos presentaran sus renuncias y que Pérez Molina aceptara las de sus funcionarios más leales; el primero en irse fue Mauricio López Bonilla, Ministro de Gobernación y estratega de la campaña que los llevó al gobierno.

Y en uno de los momentos clave, a finales de agosto, entre los funcionarios que permanecieron, estaba Carlos Raúl Morales. Sus excompañeros de Gabinete recuerdan que le recomendó al presidente que renunciara para enfrentar a la justicia. Su jefe salió y él se mantuvo.

Carlos Raúl Morales elogia la actitud de Pérez Molina. En una entrevista para este reportaje se refirió así:
– Discutimos, hablamos de qué camino tomar y el presidente mismo dijo: “Miren, yo voy a renunciar. Es importante proteger la figura presidencial”. La verdad es admirable una persona que estando en una crisis tan difícil lo diga. Él prefirió renunciar, proteger la figura presidencial. Es un sentido de institucionalidad muy importante.

–En ese tiempo se dieron varias renuncias de ministros. ¿Por qué se quedó?
– Sí, en algún momento se me pasó por la cabeza. Por supuesto que se me pasó, pero el mismo presidente me dijo: “Mire, Carlos Raúl, usted no renuncie, usted es diplomático de carrera, no renuncie, hágale frente”. Es que aquí viene un tema importante. Es importante mantener la institucionalidad. O sea, en un momento de crisis a muchos se nos pasó por la cabeza, pero al final, si nos vamos, ¿se van a solucionar las cosas? Yo tengo mi conciencia en paz, yo sabía que no había hecho nada malo.

Carlos Raúl Morales se mantuvo en el cargo no sólo después del 2 de septiembre de 2015, sino hasta el 26 de agosto del 2017, cuando Jimmy Morales, su conocido desde la adolescencia y compañero de estudios en el doctorado de la USAC, lo destituyó.

 

Carlos Raúl Morales.

Carlos Raúl Morales.

El punto de quiebre: la CICIG y Tokio

La última reunión de alto nivel entre Jimmy Morales y Carlos Raúl Morales fue el 25 de agosto del 2017, cuando ambos se reunieron en Nueva York con el secretario general de la ONU, Antonio Gutérres, para hacer una presentación de los pros y contras de la CICIG. También estuvieron presentes Jorge Skinner Klee, embajador de Guatemala ante ese organismo, y Andrés Castro, subsecretario privado presidencial y puente con las oficinas de inteligencia.

Jimmy Morales estaba preparando el contraataque contra la CICIG, pues sabía que la Comisión pediría el fin de su inmunidad (y de su mandato) por un caso de financiamiento electoral ilícito. En vez de pedir su remoción en Nueva York, regresó al país y preparó el que creía que iba a ser su estocada final.

Carlos Raúl Morales regresó con el Presidente el sábado 26 y el domingo 27 viajó de nuevo, rumbo a un evento en Tokio. Llegando a ese país recibió una llamada oficial con el aviso de su destitución. Minutos después, su teléfono dejó de funcionar. No asistió al evento y al volver a Guatemala tuvo que reintegrar el costo del avión, hospedaje y alimentación.

Los viceministros de carrera tampoco quisieron firmar el documento de persona non grata y su sustituta fue una funcionaria de segunda línea, Sandra Jovel, quien tenía una venganza pendiente con la CICIG por haberla investigado por una adopción irregular.

De técnico a político

Fuentes cercanas a la UNE y al diplomático aseguran que Carlos Raúl Morales llegó al partido por recomendación directa de Mario López, el billonario dueño de Tigo. El candidato vicepresidencial lo niega y asegura que no hubo ningún intermediario entre ambos, que la conoció en el tiempo en que ella fue Primera dama y que fue ella quien le propuso hacer equipo en esta campaña electoral, en noviembre del 2018.

Al principio se negó, pero se replanteó la posibilidad de aceptar la propuesta.

– Nos pusimos a hablar y porque había varios temas que me preocupaban y uno de ellos es, por supuesto, la transparencia, la honestidad. La verdad es que sí la sentí muy honesta, muy correcta, muy transparente y muy franca en lo que me dijo del tema de la transparencia.

Es difícil entender que un tecnócrata que salió de la Cancillería por respaldar a la CICIG haga equipo con una candidata y un partido señalados de financiamiento electoral ilícito, financiamiento electoral no registrado y asociación ilícita. Una organización política que además se volcó contra la CICIG y la FECI, cuando descubrieron que el partido tenía una cuenta con US$19 millones de financiamiento ilegal para la campaña del 2015. Cheques, audios y archivos dejaron en evidencia al partido y a políticos y empresarios que colaboraron con ellos para reclutar millones en financiamiento de manera ilícita.

Otra fuente cercana a Carlos Raúl Morales insiste en que el factor para convencerlo fueron Mario López y el embajador estadounidense Luis Arreaga; ambos lo niegan.

– Una persona cercana a Carlos Raúl Morales me dijo que había escuchado de la boca de los protagonistas que el convencimiento fue así: Sandra Torres preguntó a Mario López y al embajador que a quién le recomendaban como compañero de fórmula. Ambos le respondieron que Carlos Raúl Morales era una persona idónea. Ella les dijo que no lograba convencerlo; ellos le hablaron y él, al ver que contaba con el aval de sus aliados estadounidenses y su jefe (pues trabajaba como asesor del Grupo Onyx y director de la Fundación Tigo), señaló la fuente aunque en entrevista Moralesniega rotundamente esa versión.

Nómada lo cuestionó.

– Su carrera pública es limpia pero es contradictorio que acompañe a una candidata investigada por la CICIG y el MP, y hay pruebas sólidas de haber cometido delitos.
– Mira, esta investigación se presentó a luz pública después de que nos dieron las credenciales, no antes. Es importante marcar tiempos. Y, de nuevo, nadie es culpable hasta que no haya sido vencido en juicio. Por eso yo digo: Estado de Derecho. Cuando yo acepté la nominación no había ninguna acusación. Se da un día después de que nos dan las credenciales y ya estábamos inscritos, evidentemente. Yo me apego a la legalidad pero si nos transportamos a noviembre, diciembre, enero, que fue cuando yo acepté la nominación, no había ninguna acusación en ese momento, más que rumores (…) Algo que hemos hablado con Sandra es que no va a ser un gobierno de la UNE, va ser un gobierno de muchos sectores.

– Hay una investigación, hay escuchas, hay evidencias. ¿Usted cree en la inocencia de Sandra Torres?
– Estado de derecho, yo no soy juez, no soy fiscal. Yo no voy a caer en ese juego. O sea, le corresponde al juez o al fiscal creer, o no, en su inocencia. Yo no tengo ningún rol, no me están preguntando, yo no tengo la posición legal. El estado de derecho (es que) yo voy a respetar el estado de derecho, lo que el estado de derecho resuelva. Creo que si partimos de ahí vamos a construir el mejor país, pero es el respeto absoluto al estado de derecho. Yo me voy a apegar a lo que las cortes resuelva. Voy a hacer lo que la ley me obliga y no voy a hacer lo que la ley no me obliga. Ese ha sido mi secreto.
Por un lado, el candidato defiende a su compañera, le aplaude su trayectoria y duda que haya cooptado instituciones clave de justicia para beneficiarse, blindarse y allanar su camino en esta contienda electoral. “Es que a mí no me consta, ese es el rumor, lo dicen, lo comentan pero a mi no me consta”, asegura.

Leé: Los 5 personajes clave con los que Sandra Torres cooptó la justicia

Al mismo tiempo, se desvincula totalmente del manejo de las finanzas de la organización política a la que representa. Tampoco garantiza que no existan anomalías en el financiamiento del partido que podría llevarlo a la Vicepresidencia.

– ¿Cuál es su rol dentro del partido? ¿Sabe cómo está funcionando el financiamiento?
– A ver, yo no soy miembro del partido. Yo soy un invitado del partido. Yo no he tenido nada que ver con financiamiento; mi aporte está debidamente registrado y en todo caso quién ha financiado y cómo ha financiado es algo que hay que verlo directamente con la persona que lleva el tema, el responsable, el financiero del partido. Yo siempre he dicho que el derecho penal es personalísimo. Yo no puedo responder por nadie más, yo puedo responder por mí mismo.

También evita acompañarla a mítines y actividades públicas. Mientras ella recorre los municipios y departamentos más alejados del área metropolitana, él aparece en encuentros con menos personas (con más poder) en la Ciudad, un feudo en el que Sandra Torres es terriblemente impopular. Es el rostro amigable, pero desconocido, de la UNE. Así, por ejemplo, es de los invitados a reuniones entre actores políticos a la casa del empresario Dionisio Gutiérrez, un férreo opositor a Sandra Torres.

Los resultados de la encuesta más reciente realizada por la empresa CID Gallup, publicados el 17 de julio, revelaron que el 18.4 % de las personas encuestadas consideran que Sandra Torres “tiene un buen candidato vicepresidencial”. Una apreciación que brinda un primer diagnóstico de la medida en que Carlos Raúl Morales puede sumarle votos a la UNE, en la segunda vuelta.

El tecnócrata confía en que desempeñará un papel activo en el Gobierno, y advierte que su aporte al proyecto político es de carácter intelectual. Sin embargo, quienes conocen a Sandra Torres dudan que le permita involucrarse en las decisiones importantes de Estado. Que le anulará, como anuló al vicepresidente Rafael Espada durante el gobierno de su esposo, Álvaro Colom.

– Ella tiene una frase muy famosa, siempre ha dicho que el vicepresidente es una llanta de repuesto. O sea, que solo sirve cuando no hay presidente, dijo uno de los exfuncionarios del gobierno de la UNE.

 

Carlos Raúl Morales en una caminata en el Paseo de la Sexta.

Carlos Raúl Morales en una caminata en el Paseo de la Sexta.

La relación con Mario López

La supuesta frase famosa de Sandra Torres de equiparación entre un vicepresidenciable y una llanta de repuesto, en todo caso, sería radicalmente incompleta.

En el pasado, Sandra Torres también ha concebido su figura vicepresidencial como una fuente de financiamiento electoral.

En 2011, durante su efímera precampaña electoral, cedió el puesto a uno de sus principales financistas autorevelados, el farmacéutico Gustavo Alejos, quien esta semana se anotó el quinto caso en su contra desde la CICIG y el MP. Tuvo como compañero de fórmula a Roberto Díaz-Durán, por sugerencia de Alejos.

En 2015, desplazado Gustavo Alejos, tuvo como compañero de fórmula, principal financista y recaudador de fondos a Mario Leal, empresario azucarero e inmobiliario. Mario Leal, de hecho, le consiguió no solo fondos legales, sino también administró una cuenta paralela de Q19 millones (US$2.5 millones). Ahora está prófugo en Estados Unidos.

En 2019, desplazado Mario Leal, ha encontrado a Carlos Raúl Morales, un diplomático de carrera que además se convirtió en un trabajador y hombre de confianza del megaempresario Mario López.

– ¿En qué momento empezó su relación con Tigo?
– Mira yo no trabajo para Tigo, ese es un rumor, una leyenda que han inventado. Yo no trabajo para TIGO. Cuando yo salgo de canciller obviamente debo convertirme en un consultor internacional y en diferentes momentos he hecho distintas consultorías (…) He trabajado con unas consultorías para unas empresas que no son de TIGO, no tienen nada que ver con TIGO sino que tienen que ver con un grupo empresarial del cual forma parte el hijo de Mario López.

– El Grupo Onyx.
– No, Onyx es un nombre comercial. No es con Onyx, es con otra pero son consultorías. El año 2011, cuando se acaba el gobierno de Colom en una cumbre iberoamericana en Sudamérica tuve el honor de conocer a don Mario (López), en una reunión. En esa reunión, él quedó impresionado, digo yo. Él me conoció ahí manejando negociaciones. Entonces al final del gobierno de Colom él me ofreció irme a dirigir la Fundación Tigo. En aquel momento el doctor Harold Caballeros me dijo que sería viceministro, que yo no mucho quería, pero me apasionaba lo público entonces yo quedé de viceministro.

Según Carlos Raúl Morales, contarle a varias personas que tuvo un ofrecimiento de trabajo de parte del magnate de las telecomunicaciones fueron el inicio la una “leyenda urbana” que lo vincula con Tigo. De hecho, el anuncio de estas consultorías desde 2018 para empresas de los López coincidieron con la contratación de otro diplomático de peso entre los ‘adversarios’ del megaempresario. Millicom, el socio sueco de Mario López adentro de Tigo, con quienes han tenido disputas históricas, contrató en febrero de 2018 al exembajador estadounidense Stephen McFarland. Poco después, se hizo público que Carlos Raúl Morales asesoraba a los López. Un peso pesado en la diplomacia contra otro peso pesado.

– ¿Hay una amistad (entre usted y Mario López)?
– Mira, yo no sé como llamarlo. Si amistad o cómo; lo conozco, no sé a qué le llaman ustedes amistad. Obviamente mi cuate no es, pero lo conozco, es un caballero, es un señor. Lo conozco.

– ¿Es usted un hombre de confianza para él?
– No, es que un hombre de confianza es cuando tú tienes una relación directa con él, pero no; lo conozco, es una relación afable, buena, pero de eso a que yo vaya a convertirme en el hombre de confianza de él en el gobierno, no. Yo siempre he trabajado para lo público, son 28 años que he trabajado para lo público. Claro, cuando salí de la cancillería tenía que traer alimento para mi casa, tenía que buscar trabajos. Y bendito sea Dios y me persigno, bendito sea Dios, siempre actúo bien. He trabajado en varias consultorías, soy consultor internacional, incluso he prestado consultorías en Ginebra, en Nueva York, pero te digo lo más importante que he desarrollado es la que tengo con el BID.

– Absolutamente no tengo relación con Tigo. Mis consultorías, en todo caso, son con un grupo empresarial en el cual está, por supuesto, el hijo de don Mario, que es el que dirige parte de esos grupos. Él hace mucha labor de filantropía y obviamente lo he ayudado con esos temas pero no es con Tigo. Mira, a ver, aquí hay que tener claridad en algo. Que yo conozca a don Mario, que yo conozca a su hijo, como conozco a Felipe Bosch (la familia con la que los López disputan espacios de poder y de mercado), como conozco a guatemaltecos, obviamente. Que yo conozca a empresarios guatemaltecos, conozco a Jorge Briz, fue mi amigo, fue mi canciller, le tengo aprecio. Es decir, que yo los conozca no significa que sea un instrumento de ellos. Yo, si algo he tenido en mi carrera, lo pueden verificar, es independencia y he actuado siempre apegado a la ley; (…) puedo asegurar que mis acciones van a ser apegadas a la ley, como siempre han sido.

(Tigo es una empresa investigada por supuestamente dar sobornos para que la exvicepresidenta Roxana Baldetti tuviera control sobre el Congreso entre 2012 y 2015. El Ministerio Público y la CICIG les acusan –con base en emails, chats, fotos, testimonios de guardaespaldas, asesores, diputados y compra de vehículos en efectivo– que entre el 2012 y el 2015, Tigo y Baldetti controlaron la bancada del Partido Patriota con la promesa de un sobresueldo bimestral de Q50 mil (US$6,500), casi el doble de sus sueldos como diputados.)

– Don Carlos Raúl, ¿usted de qué vive?
– Soy consultor; es que cuando sos consultor no tienes un horario de trabajo. Yo siempre he trabajado desde casa, mis informes son acá. A mí me dan las tres de la mañana en mi computadora trabajando. De hecho ahora que vinieron, me vieron en mi compu trabajando. Yo soy consultor internacional.

 

Carlos Raúl Morales ha sido el encargado de ponerle rostro a la UNE en el área metropolitana.

Carlos Raúl Morales ha sido el encargado de ponerle rostro a la UNE en el área metropolitana.

¿Cómo piensa el vicepresidenciable?

Parte de la estrategia de la UNE para captar el voto de los sectores ultra conservadores es rechazar no solo el matrimonio igualitario el aborto, incluso apoyando una iniciativa que penaliza las pérdidas naturales, los abortos espontáneos, sino incluso la educación sexual. El 30 de julio, Sandra Torres reiteró que está a favor la iniciativa de ley 5272. Además, en sus actividades públicas la candidata ha recurrido a un discurso homofóbico y se ha referido a las personas no heterosexuales como sujetos “no definidos”, en alusión a una campaña negra que ha creado la UNE en contra de su rival Alejandro Giammattei; en la campaña, ponen en duda su orientación sexual.

Al ser cuestionado, Carlos Raúl Morales esquivó el tema de la siguiente manera:

– Hablemos de los temas en los que están y no están de acuerdo con Sandra Torres. La candidata se ha posicionado abiertamente en contra del matrimonio igualitario y del aborto. ¿Cuál es su postura?
– Yo creo que lo más importante es el respeto a los derechos humanos. Estoy en contra de la violencia contra un ser humano por su condición, por su forma de pensar. Qué pienso en lo particular, es otra cosa, eso es otra cosa pero sí creo que esta polarización no es constructiva. Yo creo en mi legislación, yo respeto mi ley; mi ley claramente establece qué es lo que es y qué es lo que no es, pero sí creo en el respeto a los derechos humanos y debe respetarse la condición de cada persona.

– ¿Usted está a favor de (la continuidad de) Cicig?
– Yo me digo abiertamente a favor de la lucha contra la corrupción. CICIG es un mecanismo, un instrumento. Yo creo que también en el país tenemos que entender eso. Aquí lo importante es luchar contra la corrupción. ¿Cuál es el mecanismo? Bueno, CICIG se va acabar ahora en septiembre. Bueno, se acabó, ya no se puede hacer nada porque este acuerdo solo lo puede renovar el actual presidente, no lo puede renovar ni el presidente electo, ni el Congreso, porque el acuerdo fue redactado de tal manera que solo lo puede renovar el jefe del Ejecutivo, que es el que dirige la política exterior. Aquí lo que tenemos es que seguir luchando contra la corrupción. Yo me declaro a favor de la lucha contra la corrupción. A favor de eso, los mecanismos pueden ir variando. De hecho, ahora Sandra está proponiendo crear un Consejo nacional de lucha contra la corrupción.

(En realidad, si un presidente electo le propone a Naciones Unidas renovar el convenio sobre la CICIG en enero de 2020, hay posibilidades de que Naciones Unidas lo acepte.)

– Usted tiene una relación muy buena con Estados Unidos pero es un país que ha encerrado a niños migrantes. ¿Es algo condenable?
– Lo que ha habido es una mala negociación. Para mí, lo más importante es el respeto a los derechos humanos, para mí lo más importante es la norma. Eso es lo que tenemos que respetar, obviamente si hay un abuso a la ley hay que denunciarlo y para eso está nuestro servicio consular.
Un informe del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. dio a conocer con fotografías y descripciones detalladas las condiciones inhumanas en las que los migrantes guatemaltecos, y de otros países, permanecen en los centros de detención ubicados en Texas. Los niños, sus madres y padres, son detenidos durante largos periodos, hacinados, en espacios insalubres, mal alimentados y encerrados.

– ¿Empujará una denuncia?
– No, yo motivaría el respeto a la ley. Hay que revisar si el actuar está en ley.

– Pero hay una condición más humanitaria.
– No, por supuesto. Yo demandaría buenas condiciones y lo he hecho, como canciller yo encontré 11 consulados y los dejé en 19 y mi meta era llegar a 30. Fortalecí el servicio consular para demandar un mejor trato a los guatemaltecos, lo que pasa es que tenemos que fortalecer el servicio consular, hay que fortalecerlo en el marco de las buenas relaciones, si no hace falta pelear. Si en la cena con el secretario fue una cena amena y planteé mi postura no solo en el tema migratorio sino temas comerciales. Es el tema migratorio el más importante, sí, pero tenemos otros temas, las inversiones por ejemplo. Es parte de una negociación, tú en el marco del respeto y de una buena relación, puedes tener una buena relación.

Después de casi tres décadas de una vida diplomática leal a sus jefes instituiconales y alejada de las controversias, Carlos Raúl Morales podría convertirse en “la llanta de repuesto” de Sandra Torres o en una cabeza de playa de grandes empresarios. Asegura que lo que suceda el próximo 11 de agosto en la segunda vuelta presidencial, será su debut y despedida en la política partidaria.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Kimberly López
/

Periodista guatemalteca en constante formación. Empecé a conocer el periodismo en Plaza Pública y La Hora. Me interesa la política, la fiscalización y contar historias. No sé si seré testigo de un mejor país, pero quiero ayudar a construirlo.


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

4

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Rathor /

    13/08/2019 10:27 AM

    De capaz y profesional no hay duda, pero de lealtad allí si dudo, no vaciló en meterle el cuchillo por la espalda a su jefe...

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Víctor López /

    09/08/2019 7:39 AM

    No ha sido bruto, ha servido bien a sus patrones de turno, y con Sandra será lo mismo fiel a la doña...

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    08/08/2019 11:00 PM

    .
    .
    .
    POR QUÉ NO LE CREO..?

    No se duda de su capacidad, de sus consultorías y de sus amistades...

    Pero la realidad es que TIGO lo financia como uno de sus operadores políticos. A quien tendrá que exigir la devolución de favores estando ya en la vicepresidencia.

    O será ese tipo de filantropía ciega de TIGO que no pide nada a cambio?

    PD: Lástima que un empresario que no pertenece al CACIF (emergente) sea más de lo mismo. Evasor y corrupto, cuyo capital ha sido amasado a base de los favores de gobiernos corruptos; especialmente en el tema de evasión de impuestos.

    Dictadura Oligarca Neocolonial (DON): el axioma nacional.
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Edwin Oparada /

    08/08/2019 9:59 PM

    Me mentaron la madre en un diario borrego. Ustedes, espero, eeespero no sean borregos. Guate no aguanta mas la diatriba. Lo que es, es. No a la M socialización.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones