¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Volcán: La prioridad no fue votar, sino acabar con una plaga de cucarachas

La comunidad San Miguel Los Lotes en Escuintla ya no existe. Desapareció el 3 de junio del 2018 con la erupción del Volcán de Fuego. El lugar ahora es una especie de playa de arena y ceniza volcánica debajo de la cual siguen soterrados decenas de cuerpos.

Elecciones Guatemala 2019 Los Lotes Volcán de Fuego

Odelquis Ortíz muestra las picaduras de cucarachas y cómo le dejaron la piel.

FOTOS: XAVI CUJANTRE

• Mirá nuestra transmisión en directo aquí

Los habitantes que sobrevivieron a la tragedia ahora están instalados en pequeños cuartos de madera y lámina llamados Albergues de Transición Unitemporales (ATUS), ubicados en la finca La Industria, en Escuintla.

En el lugar viven alrededor de 180 familias; una de ellas es la de Ana María Guerra, quien perdió su casa con la erupción de volcán. Dijo que no fue a votar porque no se empadronó y porque no tenía dinero para pagar su pasaje. Ana María es parte del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) del lugar y relata que los vecinos de lo que fue San Miguel Los Lotes tienen una preocupación más urgente.

El inicio de la temporada lluviosa en Guatemala provocó el brote de una plaga de cucarachas que se expandió a todos los pequeños albergues. Cuando los vecinos vieron los primeros bichos trataron de matarlos con insecticida, pero no fue suficiente.

 

Pobladores damnificados por la erupción del volcán.

Pobladores damnificados por la erupción del volcán. Foto: Xavi Cujantre

Nelda Mijangos muestra las picaduras de cucarachas. Foto: Xavi Cujantre

Nelda Mijangos muestra las picaduras de cucarachas. Foto: Xavi Cujantre

–Cuando empezó a llover empezó a propagarse la cucaracha; lo peor de todo es que están picando a las personas y hay gente a la que les da alergia. Hemos pedido al Ministerio de Salud y a la municipalidad de Escuintla que venga, pero no hemos tenido respuesta. Es un cucarachero que da hasta pena dormir, cuenta Guerra.

Lo que divide a los albergues temporales familiares es una única pared de tabla. Entre familias se ponen de acuerdo para aplicar insecticida en ambos lados, pero no ha dado resultado. Las rendijas entre las tablas son escondites para los criaderos de las cucarachas, que los atacan más por la noche.

Nelda Janet Mijangos es madre soltera. Con la erupción del Volcán de Fuego perdió su casa y su trabajo, una tienda donde empacaba arreglos florales. Desde la tragedia no ha encontrado trabajo. Sobrevive con lo que gana cuando la llaman para cuidar niños, cocinar o limpiar casas, pero no es un ingreso estable. Para comprar comida vende algunos de los enseres que le han donado, como zapatos o papel higiénico.

 

El tipo de cucarachas que han ocupado las viviendas de los sobrevivientes del volcán. Foto tomada en la casa de Nelda Mijangos. Foto: Xavi Cujantre

El tipo de cucarachas que han ocupado las viviendas de los sobrevivientes del volcán. Foto tomada en la casa de Nelda Mijangos. Foto: Xavi Cujantre

El cuarto donde vive mide 6 metros de ancho y 12 de largo; dentro hay una mesa de plástico, una pequeña mesa de noche y tres camas con pabellones contra mosquitos, los cuales utiliza para evitar que las cucarachas trepen sobre ella y sus hijos cuando duermen.

–Nosotros sacamos todos los días todo y siempre aparecen. No podemos dormir porque como pican. Esto empezó hace tres meses, llevamos tres meses sufriendo y casi no dormimos porque a pesar de que metemos los pabellones debajo del colchón, las cucarachas ven cómo se meten. Y son un montón, porque, aunque las matemos y reventemos un huevo, salen un montón otra vez, dijo mientras movía cajas para enseñar de dónde salían los insectos.

 

Ana María Guerra.

Ana María Guerra. Foto: Xavi Cujantre

Por falta de dinero Nelda Mijangos no fue a votar. Dijo que mínimo tendría que comprar una bolsa de agua para el camino, pero eso era imposible para ella, que tampoco tiene recursos para seguir comprando insecticidas.

–Yo sí quería ir (a votar) pero desgraciadamente no tengo ni un quinto, se lamentó.

 

Odelquis Ortíz sonríe junto a su madre. Es de las más afectadas por las picaduras de cucarachas. Foto: Xavi Cujantre

Odelquis Ortíz sonríe junto a su madre. Es de las más afectadas por las picaduras de cucarachas. Foto: Xavi Cujantre

Odelquis Ortíz tiene tres años. Foto: Xavi Cujantre

Odelquis Ortíz tiene tres años. Foto: Xavi Cujantre

Hasta la fecha la más afectada de la comunidad es una niña de tres años y siete meses llamada Odelquis Ortíz. Su mamá, Magdalena Ortíz, vio cuando la niña dormía y las cucarachas se subieron a su rostro, no alcanzó llegar a tiempo para espantarlas y la picaron. Al día siguiente la pequeña amaneció con el rostro hinchado y erupciones de color rojo. En el Centro de Salud de Escuintla le diagnosticaron un hongo, pero la madre asegura que fueron los insectos.

Magdalena Ortíz tampoco fue a votar, pero al igual que sus vecinas entrevistadas pide que el próximo gobierno continúe con el proyecto que les permita tener una vivienda digna. Y antes, espera que las autoridades lleguen a fumigar y acabar con la plaga de cucarachas.

• Mirá nuestra transmisión en directo aquí

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

3

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Claudia /

    18/06/2019 3:02 PM

    Como llegamos a esta niñita??? Para poder apoyarle de alguna forma

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Jody García /

      19/06/2019 11:47 AM

      Muchas gracias por su interés en ayudarla. Puede escribirme a este correo para ponerla en contacto con su familia. jody@nomada.gt

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

      Gabriela Reemtsma /

      19/06/2019 4:26 AM

      Yo también tengo interés! Es lamentable la condición en la que viven!

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones