En cinco puntos, la vergüenza del Cacif (¿y Jimmy?) con la CICIG

Todos sabemos que la lucha contra la impunidad es un buen negocio para Guatemala. Para luchar contra la corrupción, para democratizar la política y liberarla de los poderosos que la compran, para que haya tribunales independientes. Pero sólo decirlo es retórica, dijo el jefe de la CICIG el viernes pasado. Porque estamos lejos de lograrlo y hace falta dinero. Pero hasta allí llega el compromiso de los grandes empresarios del Cacif y del presidente electo Jimmy Morales. Veamos por qué.

Entender la política n246 P147

Jimmy Morales habla frente a Telma Aldana (MP), Iván Velásquez (CICIG), Ranulfo Rojas (CSJ) y Valerie Julliard (ONU).

Foto: Carlos Sebastián

Guatemala avanzó muchísimo entre 2009 y 2014 en la lucha contra la impunidad. Y en el 2015 dio pasos gigantes. Pero estamos lejos de un país con justicia. Entre 2008 y 2013, la impunidad en asesinatos bajó en la Ciudad de Guatemala de 98% a 72%. Es algo, pero apenas un 28% de efectividad en la capital. Pero en el país, en 2011, que fue el mejor año para la justicia (con Claudia Paz al frente del MP), “se llegó apenas al 11% a nivel nacional”, dijo Iván Velásquez, el comisionado.

Por eso la CICIG propone un impuesto para financiar la lucha contra la corrupción y la impunidad, un impuesto específico, que sea pagado por quienes más recursos tienen. Porque lo demás es “retórica”. Y aquí, en el país de la casaca, en el continente de la palabra mágica, somos expertos en retórica.

1. Las grandes empresas agrupadas en el Cacif no quieren pagar más impuestos

El Cacif es la coordinadora de grandes agricultores, comerciantes, industriales y banqueros. Y azucareros y exportadores. Tienen diferencias internas, disputas, pero sólo tienen un acuerdo: evitar que les cobren impuestos. Y lo han logrado. Guatemala es el país del planeta Tierra con menos recaudación como porcentaje de la economía, según el especializado ICEFI. 10% respecto del PIB. Y las economías que crecen mucho tienen entre 18% y 23% de recaudación, según otro estudio citado por el ICEFI. Porque los impuestos sirven para bienes públicos como salud, educación y seguridad social, que convierten a la sociedad en una más productiva.

¿Qué produce que un país no recaude impuestos? Un estado mínimo, sin capacidad de dar servicios públicos gratuitos y de calidad, sin capacidad de contratar al mejor personal de la sociedad, sin capacidad de crear contrapesos para combatir la corrupción, sin capacidad de aportar al desarrollo del país.

Ah, y también produce unos pocos tan millonarios que a algunos les alcanza para comprar a políticos y jueces. Nómada descubrió que, según una consultora de un banco suizo especializado en consumo de hiper-lujo, en Guatemala hay 260 multimillonarios, o 260 corporaciones familiares multimillonarias, que tienen un capital de $30,000 millones. Treinta mil millones, que equivale a más de la mitad del PIB de un año de todo el país.

Lea: El capital de 260 guatemaltecos equivale al 56% del PIB

Sí, para los más millonarios es un buen negocio que haya un Estado sin recursos. Salen más baratos los políticos (ellos financiaron al PP, recuerden) y los jueces (que casi nunca les cobran impuestos).

Lea: Investigación: Los 30 más poderosos del país en 2015

2. Esto no es noticia, colegas periodistas tradicionales

El Cacif empezó a fundarse en 1957. Su objetivo: proteger sus intereses, el status quo, oponerse a cualquier reforma que haga que Guatemala deje de ser una finca, una fábrica de pobres, y se convierta en un país democrático, justo y próspero. (Sí, la desigualdad extrema frena la prosperidad, según el FMI.)

Entonces, si desde 1957 el Cacif se ha opuesto a cualquier reforma y cualquier impuesto que los afecte, no es nuevo si se oponen al impuesto que propone la CICIG.

Desde mi humilde opinión periodística, esto quiere decir que no es noticia. No merece titulares más que para demostrarles lo vergonzoso de su postura. Y es una vergüenza que los medios tradicionales le den titulares y espacio a columnistas radicales de derecha para decir que el pobre de Iván Velásquez ya fue convencido por trasnochados comunistas de hablar de impuestos. Por Dios, pero si es evidente que no alcanza. Y además, el impuesto es para combatir la corrupción y la impunidad para que alcance más.

Qué desesperante un nivel de debate tan bajo. Por eso es que nadie lee columnas de opinión en los medios impresos y tienen que recurrir al dinosaurio de Jorge Palmieri para ver si levantan vuelo.

3. No se pueden trasladar fondos de otros ministerios para el MP y la justicia

Los grandes empresarios, expertos en impuestos y en eludirlos (encontrar resquicios legales para pagar menos), dicen en público que sólo hay que ajustarse el cinturón y reajustar el presupuesto. Como si no supieran que no se puede maniobrar prácticamente nada con el presupuesto nacional.

El 90% del presupuesto no puede trasladarse porque, por ley, sólo puede dedicarse a ciertas cosas. Hay un porcentaje constitucional para el deporte. Otro porcentaje para la USAC. Otro porcentaje del IVA para la paz. Y entonces el margen de maniobra es del 10%. No se puede quitarle fondos al deporte para darlos al MP porque la Constitución lo prohíbe.

Y otro detalle (para que nos avergüence como guatemaltecos), la CICIG funciona con fondos de los países amigos. Desde Estados Unidos hasta los “comunistas” europeos. Ahí sí les dicen bravo los grandes empresarios a los escandinavos que apoyan a la sociedad civil. Y los latinoamericanos ponen a buenos investigadores. La CICIG no le cuesta a Guatemala ni un centavo.

4. Los impuestos no se piden, se argumentan y se aprueban

No entiendo por qué debemos pedir permiso a los grandes empresarios para ponerles impuestos en una democracia. El Congreso debería aprobarlos y toda la sociedad debería poner los ojos en los 5 magistrados de la Corte de Constitucionalidad para evitar que los veten. Así funciona la democracia. Así funciona la República. Quienes más tienen, tienen que pagar más. Y de momento, no es así.

Pagamos igual todos, o más los más pobres, porque pagar el 12% de IVA para alguien que gana Q2,500 es más determinante en su vida (una cena más, un zapato menos) que pagar 12% de IVA para alguien que gana Q100,000. Además, los más pobres dedican todo su dinero a consumo y casi todo ese consumo está sujeto a IVA (como las salchichas Bremen de los shucos), mientras que los que tienen más dinero sólo dedican una parte de sus ingresos a consumir sujeto al IVA y pueden disfrazar sus ganancias para pagar todavía menos impuestos.

Y no es que no tengan derecho a tener salarios altos o utilidades altas. Eso es justo si alguien trabaja mucho y produce mucho. Lo que es increíble es que no quieran pagar más impuestos. Ni siquiera para combatir la corrupción y la impunidad. No hay país en el mundo en el que los más millonarios aporten tan poco a su país.

5. ¿Dónde están los presidentes Alejandro Maldonado y Jimmy Morales?

Aunque usted no lo crea, tenemos presidente de la República. Se llama Alejandro Maldonado y es el octogenario que pide que le pongan la granadera cada vez que entra en silla de ruedas a un acto público. Porque eso es lo que más le importa de su carrera. El ultra-conservador Alejandro Maldonado es el que tiene la responsabilidad de proponer nuevos impuestos. Ah, no, si tiene que resolver el tema del Cambray. Y tuitear con Dios. Y él, desde la Corte de Constitucionalidad era el baluarte para evitar nuevos impuestos. Ah, no, si sólo llegó a calentar la silla. Si toda su vida desde 1954 la ha dedicado a combatir la revolución y cualquier intento de justicia social. Una vergüenza de carrera política de 60 años. La historia lo recordará, como bien dijo en aquel bonito discurso de toma de posesión.

Pero vamos a lo nuevo. ¿De qué sirve que el presidente electo Jimmy Morales le aplauda de pie a la CICIG y al MP en el informe anual de labores? ¿De qué sirve que les diga que tendrán todo su apoyo durante su presidencia? ¿De qué sirve si cuando se le pregunta si apoya la propuesta de la CICIG de un impuesto responde con evasivas y dice que no va a hablar de nuevos impuestos? ¿Cómo los va a apoyar? ¿Con palmadas en la espalda? ¿Colocando en Gobernación y en las oficinas de inteligencia a escorpiones en los zapatos como Alejandro Maldonado? ¿Cómo? El 14 de enero le toca empezar a gobernar. Y con retórica no se combate a la corrupción ni a la impunidad.

Pero bueno, el presidente electo puede argumentar que todavía no es el jefe de Estado y que gobernará desde el 14 de enero. Estaremos a la expectativa.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

46

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Vinicio Santamaría /

    23/11/2015 12:46 PM

    El gran capital siempre ha estado intimamente coludido con la corrupción y la política del mercantilismo, mercancia por mercancía (leyes por dinero) bajo estas circunstancias los monopolios como los del cemento, la cerveza y los oligopolios de las telefonías han obtenido inmensas utilidades a costa de la población altamente consumidora de esos productos a falta de oferta de libre mercado, que tanto se vanaglorian en defender las corporaciones oligarquicas, la lucha es difícil mas aún cuando la clase media se plega mas a los intereses de los de arriba que a las mayorías sin futuro.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    RA /

    21/11/2015 9:37 AM

    Nómada es de lo mejor! Bueno, estamos multiplicando la retórica -como dice Nómada- al discutir las verdades dilucidadas en este artículo. La cuestión es quién(es) y cómo se va a establecer las directrices que generen un cambio realmente significativo en la nación. Y con qué mecanismos se va ejecutar (obligar) sin distinción. Obviamente esta(s) persona(s) pondrá(n) en riesgo su vida o la(s) engatusarán con otras opciones menos escarpadas. Todo un pueblo no idealiza en su sentido común este tema. No es nacionalista y no dispone de las condiciones culturales para exigir o apoyar lo que ignora. Personalmente creo que estamos algo alejados de ese sueño de que el guatemalteco en sus mayorías tenga un espíritu unido por el sentido común, se trata de una desigualdad terrible de formas de pensar y de expectativas. Los medios han sido cruciales para generar movimientos masivos como el de hace meses pero cuales son sus verdaderos motivos. Nómada parece ser totalmente independiente.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Fredy morales /

    21/11/2015 12:04 AM

    Desde el primer dia , Maldonado dijo que todos compromisos adquiridos por el estado los honraria, en otras palabras pagaria todas las sinverguenzadas de perez y adjunta. Muy bien por don Rodrgues.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carlos Perez /

    20/11/2015 9:00 PM

    Decir que los grandes empresarios o grandes empresas son las que pagan más impuestos, es presumir con sombrero ajeno. La mayor parte de los impuestos que pagan esas empresas corresponde al IVA que lo pagó el consumidor final y el empresario solamente lo recauda. Encima hay muchos empresarios que hacen movida y se clavan una buena parte de ese IVA. También hay grandes empresarios honestos que pagan correctamente, pero no son la mayoría.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Luis Azusa /

    20/11/2015 4:16 PM

    Hacen bien en no aprobar mas impuestos, partiendo desde el punto q un extranjero lambe huevos de la ONU venga a querer imponer ideas al sistema de Gobierno y economico de GUATE. Por eso estamos jodidos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Otto Lucero /

    20/11/2015 8:50 AM

    Me parece que esta medida de no aprobar impuestos, como bien lo dice Martín, no es noticia, desde el gobierno de Cerezo se han opuesto a los impuestos, como bien lo reza el concepto, no es voluntario, es algo que se impone y ya!, pero Dios nos libre tocar los intereses de los poderosos que alineados al triángulo norte y a la política de la prosperidad, porque ahí si nos inventan otra primavera chapina, que dicho sea de paso fue un experimento que es exportable a Honduras, no así al Salvador. Pero el tema es concluyente, porque sin mas impuestos no hay beneficios directos, solo pueblos pobres, hambrientos y enfermos. Como duermen estos señores tranquilos, con que moral y conciencia? Ah! si duerme Cash Luna, que despoja a sus seguidores, no dormiran estos dinosaurios que "nos hacen un favor generando empleo"..Guatemala inmutable, reino de la impunidad..

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carlos Saralto /

    19/11/2015 8:19 PM

    Si el Cacif es tan malo y nunca quiere pagar impuestos, quien creen ustedes representan el 80% de los impuestos pagados? Porque el Pareto de los impuestos lo pagan solo 5 a 10 mil NITS cuando somos mas 15 millones de habitantes? es muy bonito escribir como neo socialistas sin en realidad contribuir en nada productivo? Cuantos empleos genera y cuantos impuestos paga nomada versus el mas pequeño miembro de Cacif? Y ojo no soy de Cacif ni me caen bien la mayoria de ellos, pero que generan y pagan impuestos es innegable hasta por ustedes los neo socialistas, por si no saben su definicion, los neo socialistas son los que usan el discurso socialista para ser ellos personalmente capitalistas? O nomada es casa de bendiciencia?

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Roberto Ayala M. /

    19/11/2015 3:47 PM

    Lo que dice Martín hace todo el sentido del mundo. Tiene razón. Pero aquí el factor de cambio (interno) solo puede estar en la clase media. Porque ni CACIF va a querer pagar mas (nunca, ni aunque esto fuera un estado nórdico -siempre habría una excusa-) ni el Gobierno se hace mas transparente y eficiente en el gasto. Entonces la clase media podría ser factor de cambio, pero ni ella ve ahora la necesidad de aumentar impuestos si todos los días lee que el gasto publico es ineficiente y hasta estúpido. Y son los medios mas vinculados a CACIF los que precisamente se encargan de tiempo en tiempo de hacer alharaca respecto de la mala ejecución del gasto. Estamos en un circulo.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Guillermo Maldonado C. /

    19/11/2015 3:18 PM

    Mientras tanto, con gran pompa de la prensa, los empresarios están sacando a manifestar a “sus trabajadores” para que pase la ley de más y mejores privilegios fiscales. Esto es, para generalizar que los “emprendedores productivos” no pagar impuesto –todos transfigurados en maquila—y seguir pagando salarios de hambre.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Carlos /

    19/11/2015 12:37 AM

    No quiero pagar mas impuestos mientras existan empleados públicos recetandose aumentos y bonos a diestra y siniestra. Vean que esta haciendo el sindicato del congrueso donde los conserjes ganan 8,000, los magistrados de la C.C. con el bono navideño, los empleados del Iguat que tienen un aumento del 14% anual y muchos beneficios mas, compras sobrevaloradas por todos lados, alquiler de carros blindados por millones, subsidios millonarios, una municipalidad que maneja sus presupuesto por medio de un fideicomiso que "legalmete" esta clasificado como "secreto de estado" Ni la ley de libre acceso a la información vale en tu muní Ladronazos. No estoy en contra de la prosperidad de mis compatriotas pero no de esa manera. Si el presupuesto ya esta "Legalmente" repartido pues luchemos por modificar la constitución porque esta faltando a su principio básico que es la protección del ciudadano.

    Nos están saqueando el oro, plata, nickel, hierro, jade y a saber que mas. A eso empecemos por subirle los impuestos. Vamos a desanimar la inversión extrajera duran algunos pero para que queremos a ese tipo de saqueadores acá.

    Les aseguro que todos pagamos felices si vemos mejorar así al país.

    Saludos

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones