19 MIN. DE LECTURA

Compartí
Actualidad Entender la política La corrupción no es normal Somos todas Identidades Guatemala urbana Guatemala rural De dónde venimos Blogs Ideas y soluciones
Impunileaks
11 Pasos
Compartí
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Seguinos

¡Hola!

Necesitás saber que...

Al continuar leyendo, aceptás nuestra política de privacidad, que podés ver aquí.

Directoras del Parque de la Industria refutan haber negado atención a médico fallecido y hablan después de 4 meses en silencio.

En cuatro meses es la primera vez que las autoridades del hospital temporal Parque de la Industria abren su portón a la prensa. La calma que rodea las galeras no refleja la situación de presión y crisis humana que ocurre adentro. Por una parte generada por la pandemia, por otra parte por la tensión entre personas del equipo médico y la dirección del hospital.

Entender la política COVID19 entrevista P147 Parque de la Industria

Dania Hernández y Jessika Orozco, directora y subdirectora del hospital del Parque de la Industria.

La directora del hospital, Dania Hernández, y la subdirectora, Jessika Orozco, decidieron hablar para desmentir lo que califican como “chismes, rumores y noticias falsas” y dar su versión sobre la atención brindada al Dr. Oscar Hernández Alonzo, quien había trabajado en el hospital y falleció el pasado sábado 11 de julio.

Puedes leer: “Acaba de fallecer uno de los nuestros”. El luto y frustración de los médicos del Parque de la Industria”

En una entrevista catártica de más de tres horas, las doctoras Hernández y Orozco, acompañadas por el gerente general y financiero del Ministerio de Salud, Ronaldo Estrada, también compartieron las frustraciones y obstáculos de navegar la burocracia del Estado guatemaltecos en tiempos de emergencia.

Primera Parte: “No somos asesinas”

Luego del fallecimiento del Dr. Oscar Hernández Alonzo el pasado 11 de julio, varias personas del equipo médico del hospital compartieron a Nómada su percepción de que las doctoras Hernández y Orozco, no brindaron la misma atención y apoyo al equipo médico como en otros casos. Las personas sospecharon que tenía que ver con una mala relación entre las autoridades y el médico fallecido. Dania Hernández, la directora, comenta:

“Nos desanimamos demasiado cuando leímos los testimonios. Y nos entristece que hayan publicado nuestros nombres de esta manera. Si no le hemos negado la atención a ningún paciente que viene de otro hospital a buscar ayuda, menos lo vamos a negar a un colega. Pero la atención está en manos de los colegas que atienden en los servicio. Nosotros somos gestores. Somos los que buscamos la solución al abastecimiento, al pago, a la búsqueda de los recursos”.

Acto seguido Hernández muestra un mensaje en un grupo de Whatsapp, del que forma parte con otros directores de hospitales públicos. Allí solicitó los medicamentos Bemiparina y Dexametasona el mismo día que el dr. Oscar Hernández fue ingresado al hospital. Nunca recibió respuesta a la solicitud. La directora explica que desde días antes el hospital se había quedado sin estos medicamentos, y sinl Tocilizumab, que se les acabó desde el 2 de julio. Indica que a nivel nacional el medicamento está agotado, pero que los compañeros de Oscar Hernández sí lograron comprarle.

Los colegas del médico fallecido criticaron la decisión de las autoridades de no autorizar el traslado del dr. Hernández al hospital de Villa Nueva, donde le habían conseguido un espacio con la esperanza de que tendría acceso a los medicamentos que necesitaba, sin embargo la subdirectora Orozco explica que el 7 de julio se comunicó con el hospital y le confirmaron que no contaban con el equipo necesario:

“Fue en el afán de sus colegas de darle lo mejor, sin saber realmente las condiciones que estaban allá. Allá al llegar él tenía que tener el mismo ventilador para poder continuar con la terapéutica. Ellos nos indicaron que no había. Se lo comuniqué al compañero que estaba a cargo de él. Yo tampoco puedo poner en riesgo la vida del paciente. Él acá tenía lo necesario y enviarlo a un lugar donde no lo tendría, eso sí hubiese sido una negligencia”.

La directora añade: “Cuando a nosotros nos notificaron que querían trasladar al doctor al hospital de Villa Nueva y corroboramos el espacio pero que no había ventilador, se lo comunican también a él mismo. Él mismo decide quedarse aquí. Ese mismo día se le consiguió un espacio en cuidados intensivos. Y si hubiésemos tenido el medicamento obvio se le da como a todos los pacientes”.

Las directoras aseguran que reconocen el esfuerzo de sus colegas que laboran con las y los pacientes, como también los sacrificios que implica trabajar en un hospital COVID-19, y luego recalcan que también enfrentan los mismos retos:

Dra. Hernández: "Nosotros aquí tal vez no entramos a las áreas a exponernos al COVID, porque nuestra función es sostener este barco, dirigirlo. En cuatro meses hemos descansado dos domingos. Hemos venido de lunes a domingo, de 7 hasta 11 o 12 de la noche. Esto lo hago más por cariño, por vocación, y por eso nos consterna mucho lo que está sucediendo, perder a un colega o un amigo en esta lucha que estamos viviendo. Todos estamos sacrificando familia, casa, y nuestras metas personales quedaron paradas para tomar el reto de implementar este hospital”.

Existe una brecha entre las autoridades del hospital y el equipo de salud que trabaja directamente con los pacientes. Durante 4 meses han habido varios pronunciamientos sobre las condiciones laborales, no solo de las y los médicos, sino también del personal de enfermería y de mantenimiento. En ninguno los pronunciamientos participaron las doctoras Hernández y Orozco al lado de sus equipos. Luego de la primera denuncia de las y los médicos el 12 de mayo, que era específicamente por la falta de equipo de protección personal, la directora Hernández salió en un video del ministerio de Salud, junto a dos viceministros anteriores y contradijo los pronunciamientos del personal

“Mi forma no es esa. Exponerme, exponer a mi familia”, explica Hernández que ha recibido mensajes de odio en sus redes sociales. “Mi forma es gestionar a través de las vías y rutas correctas. Si para ellos la ruta correcta es esa, están en la libertad de hacerlo. Yo espero que cuando todo esto termine yo puedo regresar mi vida normal, a la nueva normalidad. Nosotras no somos asesinas”, concluye para tomar una pausa.

 

Dania Hernández, directora del hospital temporal.

Segunda parte: El hospital de emergencia que no puede comprar a tiempo

La directora Hernández y la subdirectora Orozco se presentaron a trabajar en el Parque de la Industria el 23 de marzo, con la misión de convertirlo en hospital en 7 días y así poder recibir a los primeros 17 pacientes de COVID-19. Una de las primeras diligencias fue la contratación masiva de personal.

Dra. Hernández: "Ha tocado implementar todo sobre la marcha. El hospital inicialmente estaba destinado a tener 320 camas. Se redujo un poquito porque teníamos que dejar un área para los médicos que no estaba contemplada e implementar farmacias satélites dentro de los servicios”.

La directora reconoce que existe un problema de abastecimiento en el hospital y Ronaldo Estrada, gerente general del ministerio, explican que uno de los desafíos más grandes del hospital es el proceso de compras debido a que por la urgencia, el hospital temporal del Parque de la Industria no se formó como una unidad ejecutora del Ministerio de Salud, sino como un centro de costo. “No existimos como unidad compradora, porque legalmente es un proceso extremadamente largo, que no lleva meses sino años”, señala Estrada.

En los cuatro meses de la pandemia, la dra. Dania Hernández ha elaborado más de 1500 solicitudes de pedidos de insumos. Trámites que, por los cambios internos en el ministerio, se tuvieron que repetir tres veces, y solo el 15% ha resultado en ingresos reales a las bodegas del hospital.

A pesar que las dos doctoras y el gerente aseguran que recibían apoyo de la cúpula anterior del ministerio de Salud, indican que la inacción de parte de la ex viceministra Elizabeth Quiroa los atrasó más:
“En la gestión de la última viceministra se dejaron de firmar casi 130 órdenes de pago. Ella estuvo casi 50 días en el puesto y no firmó nada. Eso ya consta en actas administrativas en el ministerio. Ni idea por qué nunca se firmaron”, dice el gerente Estrada.

La doctora Hernández añade que en un momento Quiroa pidió justificaciones de los puestos de todo el personal del hospital. Elaboraron las casi 500 justificaciones y tampoco se firmaron.

"En menos de tres meses tuvimos 3 gerentes, y 3 viceministros. Eso nos causó mucho retraso. Porque hubo procesos que avanzaban y luego se quedaban pendientes de firmas. Entonces había que volver a empezar de cero. Incluso para el ministro anterior fue una cosa frustrante porque él no podía firmar cosas que corresponden al viceministro administrativo”, dice la doctora. Atrás de su silla está uno de ocho cartapacios llenos de solicitudes de pedidos.

 

El problema de las compras afecta especialmente el abastecimiento de medicamentos que, según la directora, se complica aún más porque hay escasez a nivel global. Por eso algunos de los proveedores que trabajan en contrato abierto con el ministerio de Salud, se quedaron sin el producto negociado.

"Nuestro nivel de abastecimiento es bajo, 35-40%, es un dato que va cambiando todos los días. Hay que entender lo difícil que es abastecernos cuando no somos una unidad ejecutora, y no podemos comprar, ni manejar presupuesto. La burocracia obviamente se hizo para evitar la corrupción, pero no está diseñada para las pandemias”, lamenta la directora.

Por su parte, la subdirectora Jessika Orozco, asegura que la declaración del Estado de Calamidad no agiliza los trámites de compras para los hospitales. Aparte de gestionar solicitudes de compras, han tenido que gestionar solicitudes a donantes.

"Lo que hace es acortar tiempos, pero no requisitos. Se tienen que juntar los mismos requisitos, las mismas firmas, solo que ahora es más corto el tiempo para completar las ofertas. El proveedor ahora debe de cumplir con los mismos requisitos pero en 5 días", dice Orozco.

Por ser una enfermedad nueva, los protocolos del tratamiento del COVID-19 cambian con frecuencia. Hernández asegura por cada cambio donde se incluyen nuevos medicamentos en los protocolos, la gente comienza a acaparar. Actualmente los medicamentos que no solo son difíciles de conseguir sino cuyo precio aumentó, son Tocilizumab, Herapina de bajo peso molecular (un anticoagulante) y Dexametazona (un esteroide).

Para resolver la falta de medicamentos la directora Hernández acudió a pedir medicamentos prestados de otros hospitales. Orozco asegura que han viajado a diferentes departamentos como Quiché, Jutiapa y Chimaltenango a traer medicamentos. Los préstamos han sido tantos, dice Hernández, que no sabe cómo los va a reponer.

“Es una batalla en todo sentido. A eso de buscar los medicamentos, sumale el bochinche allí afuera, más el bochinche aquí adentro, más la gente muriéndose, más tener que andar prestando medicinas a los hospitales”, dice Estrada.

 

Médicos y médicas se pronuncian afuera del Parque de la Industria.

Tercera parte: Los “bochinches” y el “auto-saboteo”: la tensión entre autoridades y equipo médico

Desde mediados de mayo las y los médicos del Parque de la Industria han denunciado públicamente las carencias del hospital y ello ha provocado tensión entre ellos, que viven el día a día con los pacientes, y las autoridades encargadas de gestionar los insumos y sus contratos. Las autoridades si bien reconocen las necesidades aseguran que falta comprensión:

Dra. Hernández: “Como médico tratante yo quiero que las cosas fluyan rápido. Pero muchos de los colegas no han trabajado en entidades públicas. Hemos tratado de explicar pero convencer en 4 meses al personal sobre el proceso administrativo burocrático, casi es imposible. La gente que no ha tenido cargos de funcionarios públicos creo que desconocen estos procesos y procedimientos y todo lo que uno tiene que hacer para lograr objetivos como la contratación de personal, el pago, o la compra de insumos. Esto nos tiene mucho tiempo ocupadas como para preocuparnos de defendernos de lo que realmente no hay pruebas. Los diputados que han venido salen con otra perspectiva del hospital”.

Aunque la doctora que dirige el hospital enfatiza que el personal es libre de expresarse como desea, señala que los pronunciamientos son contraproducentes para resolver los problemas del hospital y que algunas denuncias son falsas:.

"Las convocatorias para recurso humana han sido difíciles y hay que aceptar que nos hemos autosaboteado cuando salen todos a decir cosas que a veces no son reales, y que nadie investiga. Queremos que vengan a trabajar, que vengan a apoyarnos, pero se dice algo totalmente contrario. Entonces no hay manera de que seamos congruentes".

¿Puede darme un ejemplo de lo que consideras autosaboteo?

Dra. Hernández: "Dicen que no hay equipo de protección para el personal. Es algo que resuena y resuena. Sí, no hemos logrado comprar equipo porque compra que hacemos, compra que se cae. Entonces de verdad ha sido una bendición las donaciones que hemos recibido, porque nos han mantenido. Hemos tenido días críticos al principio. Sin embargo el equipo ya no ha sido una queja tan constante porque realmente hemos logrado abastecernos”.

Además indica que tienen en bodega 6 mil batas descartables, 15 mil overoles, 6 mil mascarillas N95, 16 mil mascarillas KN95 y 800 lentes de seguridad reutilizables.
Aunque la norma en los hospitales nacionales es dar tres N95 por mes debido a por la escasez, según la subdirectora Orozco, en el Parque de la Industria les dan una diaria además de 5 cambios de equipo por día a todo el personal.

Respecto a que 16 trabajadores del hospital han sido infectados, la directora Hernández asegura que ninguno de ellos son médicos y que el 80% se infectaron en sus casas:

"Nosotros tenemos una broma de que nos da más miedo salir que estar acá adentro porque aquí todo el mundo maneja medidas de seguridad, limpieza y, alcohol en gel”.

Si bien se han dado avances los médicos no han dejado de denunciar las condiciones de trabajo y de exigir más y mejores insumos, algo que sigue haciendo crecer la distancia entre la dirección y el personal de salud. Según algunas denuncias las autoridades amenazaron a los médicos con represalias por participar en los pronunciamientos.

Dra. Hernández: “Nos han exigido a nosotros, 'Danos una solución, usted como directora del hospital, a la cantidad de pacientes que estamos atendiendo'. Primero, yo no soy responsable de la cantidad de contagios. Segundo, nuestra responsabilidad es atender y darle lo que podemos darle al paciente”.

Califican como 'bochinche' o autosaboteo las manifestaciones de los médicos, pero también es primera vez que tenemos oportunidad de escuchar lo que hay detrás del trabajo de ustedes. Ya han pasado 4 meses así. ¿Es válido decir que la relación entre la dirección y el equipo médico está desgastada?

Dra. Hernández: “Nosotras hemos estado abiertas al diálogo. Siempre. Nunca se les ha vetado el derecho - sí, la primera vez que declararon les dijimos, 'no hay necesidad, intentémoslo de otra manera, déjenos hacer la gestión como corresponde'. Hasta nos han traído abogados aquí. ¿Abogados para qué? Nosotros nunca estamos a la defensiva. Yo creo que lo que ha desgastado la relación es que no han visto que nosotros nos unamos a las declaraciones públicas. Pero hemos visto que eso no soluciona absolutamente nada”

¿Y al menos como un acto de respaldo al equipo en sus demandas para el Ministerio?

Dra. Hernández: “Lo hacemos. Tenemos una cantidad de argumentos y de pruebas.”.

Edna De Leon, comunicadora social del hospital: “¿Te refieres a que tal vez ellos quisieran que las doctoras salieran allá afuera y dijeran que 'estamos con ustedes'? De hecho, yo he sido partícipe de las reuniones de ellas con los médicos. Por supuesto que apoyamos pero salir a gritar tampoco es la solución, porque al final hay un sistema que conocemos. Lamentablemente eso es lo que deberían estar haciendo los diputados, cambiar los procesos de compras”.

¿Entonces los pronunciamientos de los médicos no son válidos? ¿Deberían darse por vencidos?

Dra. Hernández: “Usted cree que yo gano algo lloriqueando por todos lados o yendo a la prensa. Si yo sé cómo funcionan las cosas. Ellos pueden pronunciarse las veces que desean hacerlo. Nuestra forma de manejar la situación y las soluciones, no es esa. No quiero protagonismo, no estoy aquí por nada político, estoy haciendo esto con por mucho amor a mi país y a mi prójimo. Queríamos mantener un perfil bajo y hacer lo que nos corresponde hacer. Estamos aquí sin descanso y no tengo que salir a gritar. Lo hago porque es mi trabajo, es la responsabilidad que asumí y la estoy cumpliendo. No he incumplido con ninguna responsabilidad hasta ahora, he hecho incluso más allá de mis funciones.

Dra. Orozco: “No tengo nada de qué avergonzarme, porque todo lo hemos hecho de buena voluntad. Gestionando de la forma que la hemos hecho, es nuestra labor. No solo los médicos están cansados, es un todo el gran equipo detrás de eso. Esto va para largo, entonces si estamos de enemigos esto no marcha bien”.

El próximo 23 de julio vencen los primeros contratos del personal en el Parque de la Industria porque el Ministerio de Salud no esperaba que en julio Guatemala aún estaría en pandemia, y en el peor momento. Personas del equipo médico ha denunciado a Nómada que a pesar de la escasez de personal, no han sido convocadas a renovar su contrato. Indican que quienes no han sido convocados coinciden con las personas que más se han pronunciado sobre los problemas en el hospital.

La subdirectora Jessika Orozco lo niega y asegura que han llamado a todo el personal para renovar, pero que algunos simplemente no han respondido sus teléfonos.

Los nuevos contratos corren hasta diciembre y ya se enviaron 30 expedientes para renovación Faltan aún 12, indica Orozco. Entre el equipo actual de 51 médicos, 8 han renunciado por diferentes razones.

Por la necesidad urgente de más personal médico, se aprobó en el Congreso la posibilidad de contratar estudiantes de medicina con pensum cerrado. En el Parque de la Industria ya hay 28 estudiantes en proceso de capacitación que pronto podrá apoyar al equipo médico. La meta es llegar a por lo menos 40, explica Hernández. Dice que necesitan internistas, pero que muchos no quieren trabajar con el Estado.

 

Hernández conversa en las afueras del área administrativa del hospital.

Cuarta parte: Seguir recibiendo pacientes en un hospital colapsado

Al principio de la pandemia, la mayoría de las y los pacientes eran leves y asintomáticos que no necesitaban de atención médica en un hospital. Ahora la situación es al revés. Cada paciente leve es referido a un hotel donde pasa su cuarentena, pero el aumento de personas diagnosticadas ha llenado el hospital con pacientes moderados y críticos que necesitan oxígeno y requieren mayor atención del personal que sigue siendo escaso.

Para atender al promedio de 300 pacientes, hay 12 médicos mas 3 internistas por turno. El personal de enfermería cuenta con 245 personas distribuidas también en 4 turnos de 24 horas. Los pacientes consumen un promedio de 20 cilindros de oxígenos por hora, por lo que se ha tenido que pedir apoyo de parte del personal de mantenimiento y de bodega para cambiar los cilindros cada 4 a 6 horas.

Hernández explica con alivio que acaban de terminar la instalación de tubería en otras áreas del hospital. Así podrán disminuir el uso de cilindros de oxígeno en los pacientes, lo cual disminuye un poco la carga de trabajo del equipo médico. Ahora lo que está en proceso es la compra de flujómetros para poder distribuir el oxígeno.

La directora y la subdirectora indican que por la carga laboral y falta de insumos, algunas personas del equipo médico les han pedido que ya no acepten más pacientes:

“A veces por frustración nos dicen "cierren las puertas del hospital porque nos faltan cosas", pero nuestra postura siempre ha sido nunca negar la atención, aunque sabemos que tenemos escasez. ¿Cómo no los vamos a atender? ¿Los vamos dejar morir en la calle? Si usted se va al Roosevelt o al San Juan, están igual o peor. Esto ha sido un poco el tema de conflicto, que a pesar de que tenemos pocos insumos nuestra posición como dirección es no dejar de atender a la población. Preferimos dar lo poco que tenemos dentro del hospital y no que la gente se muera fuera sin atención”, recalca Hernández.

“Ellos me han dicho en repetidas ocasiones, 'ya no recibamos pacientes doctora, ya no tenemos dónde ponerlos'. Yo les digo que si yo viniera con mi mamá, no quisiera que se me muriera en el carro. Yo quiero tener en mi mente que logré llegar a un hospital aunque tal vez el médico ya no tenía ni siquiera qué ofrecerme. Pero yo tengo la solvencia, como hija, de que llevé a mi mamá a algún lugar, aunque sea a morir dignamente. Eso obviamente frustra a un médico pero estamos para hacer bien con los recursos que tenemos”, añade Orozco.

El 90% de los pacientes que el hospital recibe ahora es ambulatorio, dice la directora. Ya no son pacientes referidos o trasladados sino pacientes que llegan de sus casas en carro, en moto, en pickup, o incluso a pie. Y llegan en estado grave.

“Nos toca recibir a todos los pacientes que están dando vueltas en las ambulancias, que ya fueron al Roosevelt, ya fueron al San Juan, y de último vienen aquí. Nos toca atender casi que la muerte del paciente porque vienen en un estado bastante crítico. Estamos tan cansadas de que el Roosevelt diga que somos un hotel. Aquí el que viene leve de una vez se va al hotel a pasar su cuarentena”, dice Hernández.

Hernández continúa: “Sabemos que no es lo óptimo pero ¿dónde estarían los 1780 pacientes que hemos atendido si ya están rebalsados los hospitales nacionales de la red?
Nosotros ya no queremos proyectar una imagen de que aquí no hay nada para atender al paciente, que aquí se viene a morir. Eso no es cierto. Si no, no tendríamos la cantidad de recuperados que tenemos. Hemos atendido a casi 1800 pacientes y tenemos 965 recuperados."

Cabe aclarar que en el mismo período el área COVID del Hospital San Juan de Dios atendió a 3,487 pacientes.

Durante muchos años las y los médicos han recordado la necesidad de construir más hospitales, por el colapso crónico del San Juan de Dios y el Roosevelt, sin embargo Dania Hernández asegura que construir de nuevo no hubiera sido una mejor opción:

"Se hubiera tardado por lo menos tres meses en construir una infraestructura correcta. ¿Y qué hacíamos tres meses con los pacientes? Los hospitales nacionales no se hubieran dado abasto", afirma.

Sin embargo de cuatro meses de pandemia, el gobierno se tardó dos en habilitar el área de intensivos del Parque de la Industria y dos en contratar hoteles para albergar pacientes leves y asintomáticos. En este tiempo los pacientes graves igual fueron atendidos en los hospitales nacionales.

Hasta el 15 de julio solamente se ha ejecutado 13.03% del presupuesto asignado al hospital temporal de Q144,996,652.00. Y todas las mejoras realizadas para atender a los pacientes no serán de beneficio para la población cuando termine la pandemia.

La convivencia entre personal de dirección y el equipo médico es escasa y ello, reconoce la dra Hernández, puede ser una de las causas de las tensiones:

“La premura con la que se ha tenido que trabajar, y que todo ha sido tan cambiante en estos últimos 4 meses, no permitió un acercamiento como ellos quisieran. Desde atender leves, a atender retornados, a sonar timbres porque se armaron bochinches allá, siento que han sido como 2 años de trabajo. Nosotros estamos aquí sin descanso. Pero ellos vienen cada 4 días. Vienen y se van. No les da tiempo de descargar, salen de sus turnos y se van y no quieren saber nada. Vienen y se topan nuevamente con algo. Se han cansado”.

Para aliviar esa brecha, la directora Hernández quiere implementar un jefe de servicio en cada área, quien tendrá un rol de enlace entre los servicios médicos y la parte administrativa del hospital. Los jefes de servicio tendrán un horario diferente a sus colegas para poder llegar a diario y darle seguimiento a las necesidades y el funcionamiento de cada área.

Además quiere implementar clínicas de fisioterapia y de psicología para atender a todo el personal de salud, y un call center para brindar atención a familiares de las y los pacientes.

Pia Flores
/

Buscadora de las historias invisibles y experiencias con sentido. Antropóloga irreverente y amante de la diversidad, la noche, las auroras coloridas y los cuentos que tardan.


Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

Uníte a nuestro grupo de WhatsApp

¡Gracias!


15

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Silverio Cardenas /

    25/07/2020 9:37 PM

    Pues deja mucho que desear las interpretaciones o soluciones que ofrecen estas dos señoras, por lo que se ve son personas sin experiencia, no se porque razón el sr. Gianmateii designa a dos personas carentes de mucho conocimiento y mucha experiencia, casi se ven con sus jefes, no son líderezas si no mas bien capataces igualito que sus jefes, les falta empatía, don de liderazgo, no se les ve ni un ápice de gerente/administrativas de las buenas o mejores, pero no tiene la culpa el perro del huesito que le den sino de su amo quien le tira el peor hueso, caso contrario de Guatemala, Costa Rica, con su primer nivel de atención, con medicos del primer orden experimentados, buenos lideres en salud han logrado, prevenir y contener muchas muertes y como siempre ser lideres en la region, casi en todos los ordenes de la vida.-

    ¡Ay no!

    3

    ¡Nítido!

      Dorian Rodríguez /

      30/07/2020 7:53 AM

      Es el estado amigo, puede ser que ellas sí tengan experiencia, sin embargo así funciona el Estado, los mediocres en altos puestos y los capaces y con experiencia están fuera o a veces en cargos bajos

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Elizabeth Echeverria /

    20/07/2020 7:23 PM

    Tengo quebdecir que estoy sumamente agradecida xon Dios y con el hospital con los doctores y las enfermeras y demas personal ya que mi hermana llego muy grave al hospital la doctora que le recibió llegó hasta el carro a revisarla al darse cuenta de su estado inmediatamente trajeron una silla de ruedas porque wlla no podia caminar le pusieron oxigeno y la atendieron como sw debe como si hubiese sido un hospital privado , con comida y gracias a Dios sus medicinas que necesitaba estubo 10 dias con oxigeno y al estar bien la dieron de alta . VENCIÓ AL COVID 19 gracias a Dios y a la atención que le brindaron en el hospital es mentira que no atiendan a los enfermos al menos a mi hermana y a las personas que estuvieron con ella y lo que ella se pudo dar cuenta todos fueron atendidos debidamente. DIOS LOS BENDIGA MEDICOS Y ENFERMEROS Y TODO EL PERSONAL DEL PARQUE DE LA INDUSTRIA MUCHAS GRACIAS.

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

      Abel Ortíz /

      21/07/2020 8:16 AM

      NET CENTER detectado...

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Elver Guddo /

    20/07/2020 11:24 AM

    Señores(as); lamento tener que decirlo pero sus esperanzas estan mal fundadas si creen que los Medicos "curan". Dejem explicarle, un medico no es mas que un interprete. Hace una suma de sintomas, si es necesario(casi por lo general) requiere examenes de laboratorio Biologico y to do esto suma e interpreta en un diagnostico(enfermedad); de alli de a cuerdo a lo que la Farmaceutica tenga en el mercado y este promocionando fuertemente(o pagando comisiones por uso) le receta un medicamendo. Y le dice "tomese o inyectese esto y (si no se muere) venga dentro de dos semanas. Si funciona, "que buen Doctor!" y si no "El medicamento no es tan bueno, probemos este otro". Ya con esta idea en mente, Imagine que el COVID19 asi como todos los Viruses "NO TIENE CURA", al igual que la gripe o hasta el Ebola deben correr su curso por el cuerpo y lo unico que se puede hacer es ofrecer asistencia para monitoreo de situaciones que se desarrollen en paralelo, es decir en el caso del covid19 tener al paciente desde hidratado y alimentado hasta proveerle un respirador si se queda corto de respiro. En conclusion, examenes de laboratorio, medicamentos, camas, respiradores e Insumos hace falta mas que Medicos. Pesonal de enfermeria es esencial para cuidado de los encamados. Una vez se confirma el Covid19 se sabe que el paciente puede degenerar a aneurisma, pulmon covid, o infarto. Usted no necesita de medicos para el resto; enfermeras(os) pueden hacerse cargo. Cuantas enfermeras se han muerto? quien habla por ellas(os)?

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      ROMUALDO CARRILLAS /

      20/07/2020 12:56 PM

      ¡Caramba! el Doctor de Doctores se ha tomado la molestia de venir a "iluminar" a la ciudadanía, ya debería estar en el Parque de la Industria recetando mejor que cualquier galeno.

      A usted le deberían de dar le botín de oro Adidas, piensa con las patas!!!

      ¡Ay no!

      1

      ¡Nítido!

    Olga Villalta /

    19/07/2020 4:00 PM

    En periodismo tenemos que buscar las diversas fuentes y me alegra que les den espacio a que den su versión las directoras del hospital. Todos criticamos y nos duelen las muertes, pero como pueblo hemos dejado que los diferentes gobiernos hagan lo que quieran (piñata enrriqueciéndose) y no hemos peleado por mejorar el sistema de salud pública.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Mayra Jiménez /

    19/07/2020 2:20 PM

    ( Dra. Hernández) “...A veces por frustración nos dicen "cierren las puertas del hospital porque nos faltan cosas", pero nuestra postura siempre ha sido nunca negar la atención, aunque sabemos que tenemos escasez. ¿Cómo no los vamos a atender? ¿Los vamos dejar morir en la calle? ..."
    Esto es una mentira de la Dra. Hernández, he sabido de casos que no aceptan a los pacientes, incluso algunos que llegan bastante mal, pero lo confirmé cuando una familia completa de 7 miembros, que pertenecen a Familias Nos Duelen 56, llegó a pedir asistencia médica al Hospital Roosvelth les dijeron que no los podían atender porque no tenían ni pruebas, debajo de la lluvia se fueron al Hospital General y fue lo mismo, entonces pensaron que en el Parque de la industria correrían mejor riesgo, aunque era el que les generaba más temor, pero de igual manera NO LOS ATENDIERON, en uno de estos hospitales les dieron solamente una receta con Acetaminofén.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    frank lopez hurtarte /

    19/07/2020 1:32 PM

    .
    .
    .
    .
    ¿ Y ÉSTAS SON LAS DIRECTORAS ?
    .
    Basta con verles la pinta a estas mujeres para inferir su falta talante, profesionalismo y ética profesional
    .
    Su inoperancia, falta de visión e incapacidad —y especialmente su falta de empatía— queda en evidencia al desatender el pago puntual del personal médico y enfermería que trabaja en la línea de fuego para tratar esta emergencia.
    .
    No necesitamos excusas de estas fulanas, queremos acciones concretas porque para eso le pagamos con nuestros impuestos. Ténganlo bien clarito, ustedes son empleadas públicas, y deben comportarse como tal.
    .
    Si se sienten incapaces renuncien ya...
    .
    .
    .
    .

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Ana /

    19/07/2020 11:55 AM

    Que buena entrevista, las doctoras están siendo muy honestas, es admirable el trabajo que están haciendo. Lástima que salieron tan tarde a dar explicaciones ya qué hay mucha desinformación de ese hospital y la verdad es que quien nunca ha trabajado con el Estado jamás comprenderá el nivel de burocracias qué hay. En vez de criticarlas hay que apoyarlas. Guatemala es un país donde se críticas más y se ayuda menos y nunca estamos conforme con nada.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

      iMorales /

      19/07/2020 4:08 PM

      .............NO es que no estemos conformes de hecho somos complices tambien...y es que siempre pasa lo mismo y nosotros siempre decimos ___ acaban de llegar, démosle el "beneficio de la duda"...... vea cuantos gobiernos INEPTOS y LADRONES adornan nuestra INSÍPIDA democracias (democracia le dicen muchos al ladronismo campante)

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

    Gustavo lapola /

    19/07/2020 11:11 AM

    Ya que murió quieren justificar su inoperancia, son asesinas de un colega... Otro hubieran sido de mover cielo y tierra lo hubieran logrado... Hoy que se atragantens sus palavras

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    iMorales /

    19/07/2020 10:45 AM

    ..........claro que son CÓMPLICES... eso lo sabría un niño de 7 años... venir a decir que que no han tenido nada que ver con estas mediocridades después de 4 meses..solo demuestra que están cómodas con lo que allí pasa !!

    ¡Ay no!

    1

    ¡Nítido!

    Alejandro /

    19/07/2020 10:26 AM

    Estás mujeres están para tapar la carencias de la administración de Giamattei, son serviles y mentirosas. Todo en esta vida se pagará.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!







Notas más leídas




Secciones