En resumen: ¿Qué pasó en Vista Hermosa, anexo Hogar Seguro?

Sólo el diálogo evitó que volviera a repetirse la tragedia del 7 de marzo de 2017, donde 41 niñas murieron quemadas. Eso sí, los problemas de fondo siguen siendo los mismos. Varios menores tuvieron que fugarse de un Hogar Seguro para denunciar ante la opinión pública los maltratos físicos que sufren, así como el hacinamiento, las malas condiciones de sus dormitorios y la pésima comida que les ofrecen.

Actualidad Entender la política P369

Foto: Asier Vera

Esta vez fue en el Anexo al Hogar Seguro, ubicado en la zona 15 de Ciudad de Guatemala, de donde huyeron por unas horas 14 de los 23 adolescentes varones, de entre 13 y 18 años que por orden judicial residen en este lugar. Muchos usaron su camiseta para taparse el rostro para luego hacer destrozos en el interior del centro con bates de béisbol y raquetas de tenis como respuesta a los maltratos físicos a los que, según ellos, son sometidos por un educador al que llaman Aníbal.

Las protestas de estos adolescentes ponen de manifiesto que el Gobierno de Guatemala no ha hecho nada por mejorar las condiciones de los menores en protección. Prueba de ello es que uno de los adolescentes, de 13 años, que salió por unas horas del Anexo al Hogar Seguro, presentaba varios moretones en la cara frutos de golpes: —Me pegaron dos monitores. Solo me ponían a recoger basura y ya me cansé, así que me golpearon—, denunció.

Estas manifestaciones no distan absolutamente nada de las declaraciones que hicieron varias de las 15 niñas sobrevivientes del incendio del Hogar Seguro en anticipo de prueba, quienes han constatado que sufrían todo tipo de maltratos y vejaciones en este centro destinado a menores en situación de vulnerabilidad.

Pese a sufrir esta situación, el adolescente aclaró en medio de la calle que su intención no era escapar, sino —comprar un par de cigarritos y nos vamos para la casa a que nos traten mal, pero no podemos hacer otra cosa—. No obstante, pidió a los educadores del Anexo al Hogar Seguro que —nos traten mejor, porque si se pusieron a hacer ese trabajo es porque ellos tienen que ser calmados y no nos tienen que pegar. Además, que nos manden buena comida, porque la que nos dan es muy mala e incluso se la tiran a uno en la mesa—.

Otro de los adolescentes que había huido del centro, tiene 16 años y lleva en el Hogar 7 meses tras haberse fugado de su casa. —Todo el tiempo estamos bajo llave. Tenemos miedo a que los monitores algún día vayan a agarrar un rencor y nos puedan matar—, comentó e incluso llegó a pedir que el presidente Jimmy Morales —venga a visitarnos para que se dé cuenta de las condiciones en las que estamos, ya que dormimos en literas con colchonetas de poco grosor y se sienten los hierros de las literas—.

Era notoria la frustración con la que los jóvenes comentaban sus necesidades y es que, según varios de ellos, ha llegado jueces, trabajadores de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), de la Secretaría de Bienestar Social (SBS) sin que su situación cambie. Por eso esperaban que su manifestación fuera conocida —a nivel nacional para que se den cuenta las autoridades de que uno también sufre adentro, ya que ellos no han pasado todo esto que sufrimos nosotros—.

Un cambio en el guión

Los reclamos de los adolescentes: maltratos, hacinamiento y mala comida no distaban mucho de la situación que vivían las niñas que murieron en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. Esta vez, sólo el diálogo evitó una tragedia.

En esta ocasión las autoridades trataron de evitar que el conflicto fuese a más e intentaron negociar con los menores, a pesar de que poco después de la fuga acudieron una veintena de antidisturbios de la Comisaría 13 de la PNC, que en ningún momento intervinieron.

Uno de los primeros en llegar a las inmediaciones del Hogar, pasadas las 10 de la noche, fue el Procurador de la PDH, Jordán Rodas, dado que, según aseveró, no se puede ser indiferente ante los jóvenes que están —bastante molestos y decepcionados con el estado de abandono en el que los tienen—. Hubo daños materiales pero eso sí, ninguna persona resultó herida.

Jordán Rodas, consideró que “no aprendemos la lección de lo que pasó en el Hogar Seguro el 8 de marzo”. El procurador hizo estas declaraciones antes de ponerse a escuchar bajo una intensa lluvia a un grupo de jóvenes que se acercó donde él estaba para plantearle sus reivindicaciones, ante la presencia del subsecretario de Protección y Acogimiento a la Niñez y Adolescencia de la SBS, José Ariel Polanco, que fue el primer funcionario en llegar al Hogar y el último en abandonarlo.

—¿Qué es lo que más les molesta a ustedes? —, les preguntó Jordán Rodas, a lo que tres adolescentes respondieron al unísono: —que nos peguen—. Asimismo, uno de ellos agregó que también les molesta que les den la comida fría, que todos están hacinados y que el único baño no sirve. En el hogar, habilitado para 12 adolescentes, actualmente hay 23.

Por su parte, Polanco se dirigió a los jóvenes para recordarles que tras la protesta que también hicieron el sábado de Semana Santa —se les trajo ropa, se les mejoró la comida y salimos a jugar. Yo les dije que era un proceso de largo plazo y que todo no se podía hacer de un día para otro—.  Los jóvenes también explicaron que la comida era mala, que “las tortillas vienen todas tiesas” y que en ocasiones sólo se las avientan para que coman.

En medio de la mediación, los jóvenes dieron un plan de dos semanas para ver la voluntad de las autoridades, cuestión que fue aceptada por la SBS. Sólo un punto más pidieron agregar los jóvenes a su demanda. Estos adolescentes contaba que “el encierro también lo arruina a uno”. Dado que no son privados de libertad y que el hogar no es una correccional, lo que esperaban es que por lo menos los puedan llevar a actividades recreativas dos veces por semana.

En ese instante, Rodas preguntó a los jóvenes, que se cubrían de la lluvia con bolsas de basura si podían hacer el favor de reagruparse y entrar, a lo que el adolescente que ejercía de portavoz dijo que sí pero advirtió de que no quieren más “engaños”.

A diferencia de lo que sucedió el 7 de marzo, las patrullas policiales pasaron al lado de los 14 menores que habían abandonado el programa de acogimiento y, sin embargo, no trataron de capturarlos, sino que fueron ellos mismos los que se fueron acercando al Hogar hasta introducirse voluntariamente, salvo uno de ellos que huyó caminando hasta Cayalá.

Pese a que se dio la orden de activar la Alerta Alba-Keneth para localizarlo, una patrulla de la PNC lo encontró antes de que entrara en vigor, por lo que finalmente se desactivó evitando así que este miércoles tuviera que ser puesto a disposición de un juez de niñez y adolescencia que decidiera qué hacer con él.

LA PGN, la última en llegar

La secretaria de Bienestar Social, Ana Patricia Contreras, comentó que han intentado responder a las denuncias de los adolescentes. —En lo que va de periodo, se han trasladado unas 5 o 6 denuncias, la mayoría de este centro, y se ha despedido a ese número de gente—, reveló. Preguntada sobre si Jimmy Morales se ha enterado de la situación que se vivía en el Hogar, la secretaria ha manifestado que sí y que él “ha dado la instrucción de que se tomen las medidas necesarias, que se continúe conforme a los protocolos y que se dé todo el apoyo”.

Los adolescentes sí lograron su objetivo: la Secretaría de Bienestar Social ya lo apartó temporalmente y en un plazo de 24 horas está obligada, por orden de la Jueza de Paz de Faltas de Turno, Victoria García, a presentar un informe ante un Juzgado de Primera Instancia sobre cuál es la situación de este monitor y qué acciones se van a llevar a cabo en su contra.

No solo han conseguido esto con su protesta, que se prolongó durante seis horas de la noche. Regresaron voluntariamente al Hogar no sin antes conseguir que la misma jueza, que acudió a realizar una exhibición personal a favor de los menores, también le fijara a la Secretaria un plazo de 24 horas para que informe al Juzgado sobre qué empresa está suministrando la comida y en qué condiciones.

Quién poco hizo fue la Procuraduría General de la Nación, el equipo liderado por Marwin Bautista fue el último en llegar cuando ya la PDH y la SBS habían controlado la situación.

Cuando todas las autoridades fueron abandonando paulatinamente el Hogar, a partir de las 02.00 horas, en el interior permaneció toda la noche un equipo de contención de 9 funcionarios de la SBS, entre psicólogos, trabajadores sociales y educadores que se quedaron cuidando a los 23 adolescentes que tras cenar y dialogar con las autoridades, se fueron a dormir a su cuarto con la esperanza de que esta vez sí las instituciones no les dejen de lado y cumplan sus exigencias.

Asier Vera
/

(1980) Periodista desde 2001. Ha sido corresponsal de Europa Press, El Mundo y Gara. Ha publicado en El País, Público, El Diario y Nómada. Amante de las músicas del mundo y de viajar. @asiervera


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

7

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    Andrea K. /

    12/04/2018 10:18 AM

    Gracias Asier por escribir esto. Gracias.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

    Diego Ramirez /

    12/04/2018 8:20 AM

    Dónde están los padres de los menores?, … a pero si hay una tragedia, los padres son los primeros en aparecer pidiendo deducción de responsabilidades civiles y penales….. Cuando son ellos a quienes debiera deducírseles responsabilidades.
    El estado no debe y puede ser paternalista.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!

      Ana López /

      13/04/2018 9:36 AM

      El Estado debe, según la Constitución:
      Artículo 51.- Protección a menores y ancianos. El Estado protegerá la salud física, mental
      y moral de los menores de edad y de los ancianos. Les garantizará su derecho a la
      alimentación, salud, educación y seguridad y previsión social.

      ¡Ay no!

      ¡Nítido!

        Diego Ramirez /

        13/04/2018 11:36 AM

        No me refiero a que el estado no tenga responsabilidad de velar por ellos, sin embargo aclaro entonces mi comentario, estoy consciente que el Estado tiene una obligación constitucional, sin embargo si los menores tienen padres de familia deben ser sancionados por abandonar a los menores, obvió no todos los casos son iguales (algunos por abono, otros por violencia, otros delincuencia, etc), a pero se jactan de que envían a los padres de familia a las denominadas “ESCUELA PARA PADRES” que los Jueces de Primera Instancia de la Niñez y la Adolescencia y Adolescentes en Conflicto con la Ley penal les encanta enviar a los padres, la cual no sirve de nada…. En vez de los jueces tener pantalones y certificar lo conducente a un Juzgado Penal en contra de los padres cuando no quieran hacerse responsables.

        “Artículo 154 del Código Penal que textualmente establece “Abandono de niños y de personas desvalidas. Quien abandonare a un niño menor de diez años o a una persona incapaz de valerse por sí misma, que estuviere bajo su cuidado o custodia, será sancionado con prisión de seis meses a tres años. Si a consecuencia del abandono ocurriere la muerte del abandonado, la sanción será de tres a diez años de prisión. Si sólo se hubiere puesto en peligro la vida del mismo o le hayan producido lesiones, la sanción será de tres meses a cinco años de prisión”.

        ¡Ay no!

        ¡Nítido!

    Dory Lucas Alecio /

    12/04/2018 7:35 AM

    Impresionante como la 'pink left' intenta volver héroes o seres poéticos lo que a claras luces es delincuencia. ¿Dónde están los padres que debieran ser responsables de estos 'menores'? ¿Dónde quedan los derechos humanos de los vecinos (en su mayoría personas de edad avanzada) que están muy asustados por estos vándalos?
    ¿En serio creen que salir con bates y arrojar piedras a vehículos en movimiento es una 'protesta'?
    Realmente están ustedes equivocados y su sesgo es de ciegos.

    ¡Ay no!

    2

    ¡Nítido!

    Cesar A. /

    12/04/2018 7:35 AM

    Impresionante como la 'pink left' intenta volver héroes o seres poéticos lo que a claras luces es delincuencia. ¿Dónde están los padres que debieran ser responsables de estos 'menores'? ¿Dónde quedan los derechos humanos de los vecinos (en su mayoría personas de edad avanzada) que están muy asustados por estos vándalos?
    ¿En serio creen que salir con bates y arrojar piedras a vehículos en movimiento es una 'protesta'?
    Realmente están ustedes equivocados y su sesgo es de ciegos.

    ¡Ay no!

    4

    ¡Nítido!

    jULIA eSQUIVEL /

    11/04/2018 5:32 PM

    Un país que no estima ni valora, ni toma en cuenta la vida de la niñez.....no tiene futuro. A este gobierno lo único que le interesa es estropear todo esfuerzo por terminar con la impunidad y por eso están demostrando que personas honradas, capaces y responsables son descalificadas para poder instalar a los que prometen colaborar con ellos , es decir con el Pacto de Corruptos porque quieren escapar de la a justicia. El miedo los induce a las trampas, manipulación evaluaciones mal intencionadas. Su cinismo surge del miedo a la Justicia Verdadera

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones