Los sótanos que nos ayuda a descubrir Baldetti

La exvicepresidente y reclusa Roxana Baldetti no sólo nos ayudó a conocer el nivel de bajeza y cinismo al que puede caer la política. También, con su procesamiento judicial, su encarcelamiento y sus reclamos de achaques de salud, nos está ayudando a conocer de otros sótanos: la justicia, las cárceles, los hospitales. ¿Qué debería provocar esto entre nosotros, los ciudadanos, que aspiramos a un país distinto.

n135 Opinión P369
Esta es una opinión

A continuación, tres sótanos y cuatro ideas de reformas: política, judicial, fiscal y de servicio civil.

Martín Rodríguez Pellecer
/

Es el director y CEO de Nómada. Es guatemalteco, perseverante y alegre. Empezó en el periodismo en 2001 en cartas de lectores. En 2011 fundó Plaza Pública para la URL, y en 2014, Nómada. Estudió una licenciatura en la UFM y una maestría en Estudios Latinoamericanos en la UAM. Fue finalista del premio FNPI en 2013 y 2017. Ganó el premio nacional de periodismo en 2004 y 2017. Es políglota y feminista. @Revolufashion


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

1

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*

    ana virginia lópez /

    22/10/2015 10:27 PM

    Leí en días recientes un comentario en fb de alguien que dice que Guatemala es un país de zombies y yo creo que tiene mucha razón, porque no creo que haya sido necesario que Roxana Baldetti liderara un arrastre de medios de comunicación en toda su dramática y patética caída del poder hacia el vacío de la miseria que una cárcel o un hospital público le puede deparar para un ciudadano cualquiera. Los guatemaltecos comunes y corrientes conocen esa realidad pero como no somos Roxana Baldetti nuestras historias pasan desapercibidas por los patéticos medios de comunicación que se valen de la corrupción para poder ganar plata vendiendo precisamente la historia. Los que pagamos un seguro de gastos médicos preferimos hacerlo a saber que debemos depender de un servicio médico deficiente e infrahumano. Lo cierto es que las fuerzas del Estado, del Estado de Guatemala, se unen para que se den las condiciones para que empresas como las aseguradoras, las empresas de telefonía, los centros educativos privados y todas aquellas empresas privadas que suplen los servicios básicos que todo ser humano debe suplir para poder llevar una vida digna, puedan operar abusando de los consumidores o usuarios. Las aseguradoras a pesar que tienen una Superintendencia de Bancos supervisándolas, no existe una sola normativa que regule el término de la preexistencia; las empresas de telecomunicaciones obligan a usuarios a esclavizarse con contratos de 18 y hasta 24 meses haga o no uso del servicio, pueda o no seguir pagando por el servicio, el contrato debe ser honrado por el consumidor pero la telefonía comete toda clase de abusos contra los derechos de los consumidores y los contratos de adhesión que toda empresa que presta servicios en MASA y que deberían estar autorizados y aprobados por DIACO, no lo están simplemente porque precisamente las instancias llamadas a proteger los derechos del consumidor y usuario se desliga de la responsabilidad de defensa de los derechos porque deben propiciar las condiciones para que estas empresas operen corrompiendo el sistema y abusando de las personas que por no hacer uso de los servicios públicos, se ven obligados a contratar servicios privados con empresas abusivas que violentan derechos con el aval del Estado. Por eso es que Roxana Baldetti sabe que es mejor hacerse la enferma y usar todos sus recursos para irse a un hospital privado que a uno público. Los que con esfuerzo usamos los servicios de colegios privados, es porque sabemos que la educación pública definitivamente no será la mejor opción para dejarles a los hijos las mejores herramientas para enfrentar la vida. Es repugnante la situación que las personas necesitadas deben atravesar en hospitales, cárceles y escuelas públicas, pero creo que el destino a veces es irónico y evidentemente el que escupe al cielo, le cae en la cara y ese es el caso de OPM y RB.

    ¡Ay no!

    ¡Nítido!



Notas más leídas




Secciones