Ríos Montt no se presentará al Tribunal y se planteará juzgarlo desde su casa

Desde 2013 se programó la audiencia para el 5 de enero de 2015 a las 8.30 horas. Pero que el tribunal azote el mazo que declare abierto el proceso por genocidio contra 1,771 ixiles es improbable. Hace casi dos años, cuando estaba por iniciar la primera edición del juicio, los abogados del exdictador Efraín Ríos Montt intentaron de todo para evitarlo. El último recurso fue renunciar el día que iniciaba la audiencia, para forzar su retraso. Hoy debería iniciar la segunda edición, pero tienen tres recursos para impedirlo. La nueva jueza ordenó a la PNC que lo fuera a traer a su casa.

defensa forma juicio por genocidio P147 retraso Ríos Montt

Ríos Montt, con auriculares durante la primera edición del juicio por genocidio, en 2013.

Foto: Carlos Sebastián

Primero: Ríos Montt no acudirá al juzgado y sus abogados presentarán una excusa médica. Segundo: pedirán un cambio de jueza por una tesis de 2004. Y tercero: está pendiente que se resuelva (por segunda vez) una petición de amnistía en otra sala del Organismo Judicial.

Esta estrategia de las argucias de forma fue la que permitió a la defensa que la Corte de Constitucionalidad anulara la sentencia condenatoria contra Ríos Montt y ordenara que se repitiera el juicio.

La tesis académica sobre genocidio

Hace once años, cuando estudiaba una maestría en Derecho, la ahora jueza Jeannette Valdés escribió una tesis titulada “Criterios para una mejor aplicación del delito por genocidio”. En ella, analizaba académicamente lo sucedido en la contrainsurgencia entre 1981 y 1983 y consideraba que debía reformarse la legislación para combatir la impunidad.

En un reportaje en Plaza Pública en junio de 2013, la jueza Valdés respondió que se trataba de un documento “totalmente desprovisto de corriente ideológica”, y escrito en un contexto diferente al actual.

Los abogados de Ríos Montt, encabezados de nuevo por Francisco Palomo, recusarán a la jueza. Es decir, solicitarán (primero a ella y después a jueces superiores) que no conozca el juicio por haber emitido una opinión sobre el caso. La parte acusatoria, del Centro de Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh), dijo en 2013, para ese mismo reportaje, que la petición de la defensa de Ríos Montt podía tener razón.

La excusa médica y la posibilidad de un juicio desde la casa de Ríos Montt

El segundo recurso, que representa la razón inmediata para que el juicio no se realice hoy, es una excusa médica presentada el viernes pasado, 2 de enero. Por motivos de salud, Ríos Montt no podrá estar en la audiencia. A través de un certificado médico y exámenes radiológicos, un especialista privado explicó que el general debe guardar reposo por hernias en la espalda.

Francisco Palomo, abogado del ex jefe de Estado, confirmó que su cliente no acudirá a la Torre de Tribunales y planteó su vaticinio-demanda. “Lo que va a pasar es que el Tribunal indiscutiblemente mandará a los médicos del Inacif (Instituto Nacional de Ciencias Forenses) para que vean que nadie está inventando nada”.

El médico que hizo el certificado fue Mario Bolaños, exministro de Salud durante el gobierno del FRG (2000-2003), el partido de Efraín Ríos Montt. A continuación, el certificado médico al que tuvo acceso Nómada.*

CertificadoRM1 CertificadoRM2

De ser aceptada la excusa, el juicio tendrá que ser pospuesto por “unos días” hasta que el procesado se recupere, pedirá Palomo, que dijo desconocer cuanto tiempo se requeriría para que Ríos Montt esté de pie.

Héctor Reyes, abogado de Caldh, y acusador junto al Ministerio Público en el caso, dijo que solicitarán que un médico de su confianza examine al exdictador para tener la certeza de los diagnósticos.

Si se confirma su mal estado médico, buscarán alternativas como que el proceso se realice por videoconferencia desde la casa de Río Montt: “La situaciones (de salud) del general son físicas, según sus exámenes médicos, no emocionales, intelectuales, psicológicas o psiquiátricas que le impidan entender el juicio. Por eso es factible que por otro medio se realice el debate oral y público”.

Palomo cuestionó esa idea, aunque dejó abierta la posibilidad. “Eso sería fuera de lo que dice la ley porque tiene que grabarse y tendría que ser una infraestructura bastante complicada. Pero no creo que sea imposible si el tribunal así lo determinara. Sin embargo, no sería mañana mismo porque hay que habilitar el espacio y en Guatemala eso nunca ha sucedido”.

Una petición de amnistía pendiente

El último recurso de la defensa de Ríos Montt es lograr una amnistía por medio de otro tribunal. Nómada reveló en octubre pasado que los abogados del militar se reunieron con el juez que hizo el borrador del documento que retrasaría el inicio de la segunda edición del juicio por genocidio. Pero este juez no fue reelecto por el Congreso ni había podido convocar a otros dos jueces para conocer este amparo. 61 jueces se negaron. Y a 41 de estos, los diputados no los reeligieron.

En la penúltima semana de diciembre finalmente se conformó una terna de jueces para conocer el tema de la aministía, pero el martes pasado, 30 de diciembre, la defensa de Ríos Montt protestó contra una de las tres juezas y espera que no conozca el caso.

Si el juzgado acepta la protesta, tendría que convocar a un juez entre los suplentes. De momento, el expediente original del caso de genocidio está en la Cámara de Apelaciones de la Corte Suprema de Justicia. El Tribunal de Alto Impacto, presidido por la jueza Valdés, había solicitado el expediente desde el 14 de diciembre del año pasado, pero hasta hoy, todavía no ha sido enviado. La jueza pidió a la Cámara que se lo envíe hoy mismo. Esto impidió que el juicio empezara a las 8.30 de la mañana.*

La estrategia de la defensa de Ríos Montt parece haber exasperado incluso a la defensa del otro acusado, Mauricio Rodríguez Sánchez, director de inteligencia militar durante ese gobierno. Si se suspende de nuevo, sus abogados pedirán que se juzguen por separado.

El juicio que marcó un antes y un después en la justicia

El juicio por genocidio contra Ríos Montt por la contrainsurgencia contra los mayas ixiles en los ochenta fue solicitado desde 1992 en las calles con manifestaciones y desde 1999 en una demanda en tribunales guatemaltecos y españoles. Con la llegada a la jefatura del Ministerio Público de Amílcar Velásquez Zárate y de Claudia Paz y Paz, en 2010, se dio trámite a la demanda y el juicio empezó en marzo de 2013. Se opusieron a este juicio muchos poderosos: el presidente Pérez Molina, los medios más tradicionales por medio de editoriales, los militares, los políticos por medio de puntos resolutivos, intelectuales conservadores y socialdemócratas, y el sector privado organizado.

El tribunal, encabezado por Yasmín Barrios, condenó el 10 de mayo de 2013 a Ríos Montt y absolvió a Rodríguez Sánchez. Los opositores al juicio iniciaron un boicot contra la sentencia y diez días después fue anulada la condena y ordenada su repetición.

Como consecuencia del juicio hubo dos resultados visibles. Los opositores pidieron también la reducción del mandato de Claudia Paz y Paz como fiscal general, que lograron. Y, por primera vez, los guatemaltecos que sí consideran que hubo genocidio superan en porcentaje a quienes lo niegan.

El juicio que estuvo a punto de iniciar

La jueza Valdés no cayó en las tácticas de retraso de la defensa. Rechazó la excusa médica y ordenó a la Policía Nacional Civil ir a traer a Ríos Montt a su casa o le revocaría el beneficio del arresto domiciliario. Entonces, el militar llegó en ambulancia a los tribunales, con una camilla, a la 1 de la tarde. Pero la defensa siguió con otro de sus tres recursos. Pidió a la jueza que se inhibiera de conocer el caso por frases que escribió en su tesis sobre el genocidio. La jueza Valdés rechazó la petición de renuncia a conocer el caso, sus dos colegas del tribunal, Sara Yoc y María Eugenia Castellanos, votaron por su separación del caso. Ahora será una Sala de Apelaciones la que decida si Valdés continúa o si convoca a otro juez.*

Ríos Montt no logró quedarse en su casa esperando la jornada y tuvo que asistir por obligación a los Tribunales, como hace casi dos años. Estuvo a un paso de regresar al banquillo de los acusados, pero logró convencer a dos juezas que su colega no era la idónea para presidir el proceso.

* Estos párrafos fueron agregados en el transcurso del día.

Jody García
/

Periodista. También lectora y pintora. Trabajó dos años en Diario La Hora cubriendo el sistema de justicia. Llegó a Nómada por el futuro. @Jody_Garcia_


Anuncio

Hay Mucho Más

No te perdás las últimas publicaciones de Nómada

¡Gracias por suscribirte!

(Revisá tu correo y confirmá tu suscripción)

A qué hora te gustaría recibirlo:

Te gustaría recibir sobre:

¡Gracias!


Con qué frecuencia te gustaría recibirnos:

¡Gracias!


Anuncio

0

COMENTARIOS

RESPUESTAS

INGRESA UN MENSAJE.

INGRESA TU NOMBRE.

INGRESA TU CORREO ELECTRÓNICO.

INGRESA UN CORREO ELECTRÓNICO VÁLIDO.

*



Notas más leídas




Secciones